Después de un pequeño plazo de tiempo de reflexión, tras la densa y a la vez enriquecedora Convención Nacional del “España En Libertad”, celebrada el pasado fin de semana en , no cabe duda que se ha demostrado que el PP sigue siendo el gran Partido de España.

Para todos los que formamos esta gran familia del Partido Popular, los días 18, 19 y 20 de enero, son días que quedarán en el recuerdo como una puesta en escena de cohesión y concordia, mostrando músculo lleno de ilusión por trabajar por lo que la inmensa mayoría de españoles nos reclaman.

De esta convención sale una familia Popular unida y férrea con un fortalecido presidente, , como líder indiscutible.

Teniendo claro que un partido político no es un objetivo en sí mismo, sino que se trata de un instrumento al servicio de las personas para mejorar su vida.

Por tanto, como dicen, “reinventarse o morir”, siendo conscientes que nos queda un arduo camino por recorrer y manteniendo dos palabras en mente que son España y libertad.

Hemos estrenado imagen corporativa e himno, recuperando nuestro corazón ideológico y con una renovación activa y latente sabemos que debemos reaccionar anticipándonos a lo que va a venir, siendo buenos gestores, como es el Partido Popular, ya que lo ha demostrado cuando ha gobernado a lo largo de estos últimos 30 años desde que refundara el partido, aglutinando todo lo que quedaba a la derecha del partido socialista. Como dijo en su intervención nuestro Secretario General, : “Nuestras siglas no están hechas de palabras, están hechas de trabajo. Es el partido de la libertad, el progreso y la unidad”.

Los líderes tienen que ser conscientes de donde están y hacia dónde van, vaticinando hacia donde se dirige el futuro y si hay un líder que lo tiene más que claro ese es Pablo Casado, “Sin tutelas ni tú tías” con un claro rearme ideológico y manteniendo nuestros principios más esenciales.

Un impecable presidente puso la guinda a una convención de altos vuelos, con un discurso de clausura del que todo el mundo habla.

Resaltó lo que van a ser las líneas a seguir en cuanto pise Moncloa, que será más pronto que tarde. Muy resumidamente y con la premisa de menos impuestos y más empleo, aplicará el artículo 155 de manera indefinida; velará por una educación sin adoctrinamiento; priorizará en defensa de la vida y la familia; una justicia imparcial; apostará por una administración eficiente y más transparente; plena atención a los desafíos de la revolución tecnológica 4.0 mirando al futuro; una política exterior donde se defiendan nuestros propios intereses…

De esta manera, de la convención salió un Partido Popular ganador, como concluyó el presidente Pablo Casado: “Vamos a ganar, para recuperar el futuro de una España en Libertad”.

Artículo de opinión de Antonio Martínez Iniesta, miembro