El centro cultural Flagey de Bruselas acoge a partir del miércoles 2 de junio una nueva edición del festival “Son del Sur”, con la participación de tres destacadas figuras del cante, el toque y el baile: , y Javier Barón.

La cita coincide con la presentación de la candidatura del arte flamenco para formar parte de la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, en un acto convocado en la sede bruselense del (3 de junio, 11.00h), entidad organizadora del certamen “Son del Sur”.

La cantaora onubense Rocío Márquez (Huelva, 1985) será la encargada de inaugurar el encuentro este miércoles. La joven intérprete está considerada actualmente como una de las grandes voces femeninas del flamenco actual, una vez que en 2008 consiguiera la cotizada “lámpara Minera” que concede el Festival Flamencos de Las Minas de la Unión (Murcia), el galardón más importante con que cuenta el género.

El siguiente artista en agitar el duende y la emoción es el guitarrista Miguel Ángel Cortés (Granada, 1972), una de las referencias fundamentales de las seis cuerdas, invitado al Flagey el 4 de junio.

Habitual escolta de las principales voces flamencas, desde hace unos años desarrolla su propia carrera como solista, aunque su último disco, “Bordón de trapo”, incluya colaboraciones de gargantas privilegiadas como las de , o Arcángel.

La clausura del festival (19 de junio) correrá a cargo de una de las mayores autoridades artísticas del baile flamenco, Javier Barón (Alcalá de Guadaira, Sevilla 1963). Premio Nacional de Danza en 2008 -galardón concedido por el Ministerio español de Cultura-, el bailaor sevillano comparece en Bruselas junto a su compañía para presentar las esencias de su espectáculo “Dos voces para un baile”.

Bruselas también tiene duende.