La celebración del 8 de marzo, “Día Internacional de las Mujeres”, tiene como principal banda sonora el flamenco, gracias a una velada protagonizada por las cantaoras , y Esperanza Fernández en el Teatro de la Zarzuela (20.00h). El recital marca el ecuador del festival Ellas Crean.

La mujer siempre ha liderado el arte flamenco, a pesar de que en épocas pasadas estuviera relegada a un segundo e injusto plano. La llegada de la democracia a la sociedad española situó a las artistas flamencas en la cimera del género, siendo también un magnífico espejo donde se refleja la evolución de las mujeres españolas.

Esperanza Fernández (Sevilla, 1966) es una cantaora de amplio registro, con un excepcional sentido del compás y muy profunda cuando su voz se anima por “seguiriyas” o “soleás”. Además, se ha convertido en una de las intérpretes más identificadas con “El Amor Brujo”, obra que ha llegado a grabar con tres orquestas diferentes. Nacida en el popular barrio sevillano de Triana, la trayectoria profesional de Esperanza Fernández incluye colaboraciones con creadores de la talla de Yehudi Menuhin.

Por su parte, Marina Heredia (Granada, 1980) pertenece a esa nueva generación que vuelve a mirarse en el espejo de los cantaores antiguos, aunque con las miradas y emociones de hoy. Su voz ha sonado en los festivales y bienales de flamenco más importantes, así como en los homenajes que se realizaron a (“Buscando a Lorca”) y Camarón de la Isla (“El flamenco es universal”).

La tercera artista convocada en el Teatro de la Zarzuela es Rocío Márquez (Huelva, 1985), una de las últimas sensaciones del flamenco. La jovencísima cantaora se hizo un merecido y privilegiado hueco en la escena flamenca al ganar la prestigiosa “Lámpara Minera” del Festival Internacional del Cante de las Minas, el premio más importante del género.