, la Eurocámara y la presidencia española de turno cerraron este lunes un acuerdo en Madrid sobre la organización y el funcionamiento del (SEAE).

El pacto se logró después de una reunión de más de tres horas celebrada entre los distintos actores involucrados en el futuro servicio diplomático europeo en el Palacio de Viana de Madrid.

En la reunión, participaron la jefa de la diplomacia europea, ; el ministro de Asuntos Exteriores, , en nombre de la presidencia de turno; el comisario europeo de Administración y Asuntos Institucionales, Maros Sefcovic, y tres miembros del .

“Estamos muy satisfechos con este acuerdo, que deja allanado el camino”, dijo al término de la reunión el secretario de Estado español para la UE, López Garrido.

Los participantes se comprometieron a procurar el apoyo de sus respectivas instituciones con el fin de adoptar formalmente cuanto antes la decisión del consejo que establecerá la organización y el funcionamiento del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Además, los participantes acordaron que ahora deberán trabajar de manera constructiva para solucionar las cuestiones que quedan pendientes y en particular, el Reglamento Financiero y el Reglamento de personal y de otros agentes al servicio de las instituciones de la UE.

El acuerdo sellado este lunes será analizado por separado en los próximos días por cada una de las partes, con el fin de que el Consejo apruebe lo antes posible la decisión formal de poner en marcha el servicio, que se prevé que sea durante este otoño.

El SEAE fue aprobado por los Veintisiete a finales de abril, pero aún falta el visto bueno de la Eurocámara, que quiere tener más peso en la estructura del que será el futuro servicio diplomático de la UE, una de las principales novedades del Tratado de Lisboa.

La futura representación diplomática de la UE, que liderará Ashton, tendrá una plantilla de varios miles de personas procedentes a partes iguales de la Comisión Europea, el y de los Veintisiete países comunitarios.