Bajo el hastag #ahorapensionesdignas la sede socialista de la capital albaceteña acogía esta tarde del primero de marzo una en la que la vicesecretaria general del partido, , tenía el objetivo de traer también hasta aquí el mensaje que, en materia de pensiones, el PSOE desea transmitir a todo el mundo de la mano de propuestas y medidas concretas, pero también del análisis de la situación que nos llevado a la realidad presente que está haciendo salir a la calle a miles de pensionistas en toda España.

Precisamente arrancamos esta entrevista aludiendo a esas concentraciones que se vivían en muchas ciudades pocas horas antes de estar manteniendo esta conversación. También en Albacete al filo de las 11:00h. de la mañana, unas doscientas de personas (mayoritariamente jubiladas) se reunían a las puertas de la Tesorería General de la Seguridad Social mostrando su disgusto con una situación que, no obstante, viene de tiempo atrás.

Y es precisamente eso lo primero que planteamos a Lastra: Si ya hace mucho (hablamos de años) que, sobre todo desde los sindicatos (aunque también desde otros colectivos y partidos políticos, como el propio PSOE) se había venido advirtiendo de esta problemática que, partiendo de la reforma del sistema de pensiones, acabaría ocasionando una clara pérdida de poder adquisitivo de nuestros y nuestras pensionistas… ¿Qué cree la vicesecretaria general del PSOE que ha sucedido para que, ahora sí, este asunto haya calado lo suficiente en la conciencia social de la gente provocando que se esté echando a la calle?

“Esto empieza en 2013 cuando el hace su reforma del sistema público de pensiones, rompe el Pacto de (porque lo hace al margen de la Comisión del Pacto de Toledo y del acuerdo con los sindicatos y con las fuerzas políticas) y establece dos medidas: la primera, el ‘índice de revalorización’ que hacía que, a partir de ese momento, las pensiones de este país sólo crecían al año un 0’25% (los famosos euro y medio o dos euros que han enviado de subida a los pensionistas); la segunda, el ‘factor de sostenibilidad’, que significa que cuanto mayor seas peor va a ser tu vida porque vas a cobrar menos de pensión” contextualiza Lastra, que incide especialmente en que en los últimos años tanto desde los sindicatos como desde el Partido Socialista han venido denunciando esto en numerosas ocasiones.

“En los últimos años hemos llevado al proposiciones de ley, no de ley, mociones… hemos sido el único grupo político que ha estado durante años llevando al Congreso estas reivindicaciones y participando en concentraciones; pero ahora, cuando además, se anuncia que España está saliendo de la crisis económica, que en el 2017 ha crecido al 3% y el Gobierno estima que este año España va a crecer al 3’1%… pues los pensionistas se han dado cuenta de que el Gobierno les está tomando el pelo, porque ellos llevan años siendo solidarios” señala, asegurando que los y las pensionistas están viendo que lo único que está haciendo el Gobierno ahora es “que las rentas más altas tengan más dinero y los pobres sean más pobres (y, en este caso, los pensionistas)”.

Añade Lastra que se les está castigando “hasta dos y tres veces” y lo explica afirmando que “no solamente es que no se les suba la pensión (o que suba la miseria de un euro) sino que, además, ha implantado otra serie de medidas que afectan a la calidad de vida de nuestros mayores y a su poder adquisitivo como, por ejemplo, el copago farmacéutico: desde que el PP implanta el copago farmacéutico, se estima que han recaudado unos 5.000 millones de euros; es decir, nuestros mayores y nuestros pensionistas (los que más necesitan de la ayuda del Estado del Bienestar y del Estado), lo que están viendo es un Partido Popular o una derecha que lo que está haciendo es lo contrario: darles la espalda y, mientras España crece, empobrecerles aún más”.

La vicesecretaria general del PSOE considera que, en el mes de enero, fue para esas personas “un revulsivo” que el líder nacional de los socialistas, , anunciara que el PSOE tiene una serie de medidas “para lograr la sostenibilidad del sistema de pensiones y para que creciera la pensión de nuestros mayores, al menos, lo mismo que el IPC (que es lo normal lo que pasa en todos los países de nuestros entorno)”, apunta.

Se refiere, por ejemplo, a la propuesta de crear, al igual que funciona ya en otros Estados de Europa, “un impuesto a las transacciones financieras y un impuesto a la banca”, pero también a “la subida de salarios para que, así, suban las cotizaciones”. Medidas que, explica, “generaron muchas críticas al Partido Socialista, diciéndonos que si éramos unos populistas y unos demagogos… pero nada más lejos de la realidad: son medidas que ya se aplican en Francia, en Reino Unido, en otros países de y que, por tanto, son viables y factibles”.

Lastra considera que “todo esto generó que también otras fuerzas políticas empezaran a hablar de pensiones” y que, en conjunto, todo esto ha propiciado que “afortunadamente, nuestros mayores dan un paso al frente, y se movilizan para decirle al Gobierno que ya está bien y que no van a consentir más tomaduras de pelo”.

“El Gobierno es un Gobierno de derechas que hace políticas para los más pudientes de este país; para rescatar las autopistas que rodean sí hay dinero, pero no lo hay para las pensiones de nuestros mayores”

Pocas horas antes de mantener esta conversación con la vicesecretaria general del PSOE, el presidente del Gobierno () afirmaba en una entrevista en televisión que subir las pensiones no era una cuestión de ‘querer’ (porque él también quería subirlas), sino de ‘poder’ hacerlo, señalando que España no puede gastar lo que no tiene. Y estas palabras nos llevan a hacernos una primera pregunta clara: si no se ‘puede’, es que la recuperación económica de la que se nos habla (también y fundamentalmente desde el propio Gobierno) no es tal?

“El Gobierno es un Gobierno de derechas que hace políticas para los más pudientes de este país” expone, poniendo como ejemplo el ‘rescate’ que hace unas semanas el Gobierno anunciaba sobre las autopistas que rodean Madrid: “Para eso sí hay dinero, pero no lo hay para las pensiones de nuestros mayores”, añade.

Adriana Lastra explica que “se estima que el que las pensiones suban (como proponemos desde el PSOE), al menos, un 1’6% (que es lo que se prevé que será el IPC) costará entre 1.600 y 1.800 millones de euros” cantidad que, asegura, es la misma que se podría conseguir con esos dos impuestos (a las transacciones financieras y a la banca) que propone el Partido Socialista.

La número dos de los socialistas españoles afirma que “nuestro sistema público de pensiones no tiene un problema de gasto, sino de ingresos” y lo argumenta explicando que “mientras en el resto de países de nuestro entorno se destina a las pensiones un 15% del PIB, en España no llegamos al 11%”. Problema, por tanto, de ingresos entre cuyos principales responsables señala “la reforma laboral que hizo el Partido Popular y que ha provocado que bajaran los salarios y las cotizaciones” así como el hecho de que “de la propia Seguridad Social (que es de donde salen las pensiones de nuestros mayores) se detrajeran recursos para hacer bonificaciones y exenciones a las empresas”.

Por eso insta a poner encima de la mesa “cómo resolver ese problema de ingresos”; algo que, reitera, es lo que está haciendo el PSOE mientras que “el Partido Popular tiene otras prioridades; es un tema de voluntad política; nosotros creemos que es una prioridad resolver el problema de los pensionistas (que son el sostén de muchas familias en este país y que lo han sido durante la crisis), y es hora de que España (que, según dice el Gobierno, está saliendo supuestamente de la crisis económica) les devuelva ese nivel adquisitivo que perdieron en estos últimos años”.

“Esta proposición de ley que nosotros hemos presentado para que suban las pensiones el 1’6% (como el IPC) ya la presentamos hace dos años, y el Partido Popular y Ciudadanos la vetaron en el Congreso de los Diputados y no pudimos ni debatirla”

La mayoría de los que componen el Pacto de Toledo han decidido este mismo 1 de marzo buscar un acuerdo la próxima semana para que la revalorización de las pensiones se ligue al IPC (y el propio Mariano Rajoy ha anunciado un debate en el Congreso para hablar únicamente de pensiones)… ¿Con qué perspectivas mira el PSOE a ambas citas (teniendo en cuenta los argumentos o medidas que está dejando caer el Ejecutivo sobre esta cuestión…)?

“Yo lo que espero es que, entre todos, podamos doblarle el brazo al y a Ciudadanos –explica-, porque esta proposición de ley que nosotros hemos presentado para que suban las pensiones el 1’6% (como el IPC) ya la presentamos hace dos años, y el Partido Popular y Ciudadanos la vetaron en el Congreso de los Diputados y no pudimos ni debatirla (no es que votaran en contra de la ley, es que ni siquiera nos permitieron tramitarla o debatirla”.

Lastra considera que este miércoles la reunión de la Comisión del Pacto de Toledo ha sido “un éxito de (nuestra portavoz en esa Comisión) porque consiguió al final que la presidenta de la Comisión () se dignara a convocarla nuevamente para el día 7 para hablar de esa recomendación que hemos puesto encima de la mesa para subir, al menos, el IPC”.

De la comparecencia de Rajoy en el Congreso de los Diputados para hablar exclusivamente de pensiones (y después de lo que el presidente manifestaba durante la mañana), asegura que espera “muy poco”; “espero más del resto de Grupos Parlamentarios del Congreso y, en especial, del socialista: espero que seamos capaces de convencer en este caso al resto de fuerzas de la Cámara para que apoyen nuestra ley”, añade.

“Nuestros mayores, cuando salen a la calle, no solamente están reivindicando la revalorización de las pensiones acorde al IPC, sino también un futuro para nosotros y para nuestras generaciones; lo primero que hay que hacer es derogar la reforma laboral”

Hilando más detenidamente con la realidad de nuestro mercado laboral y hablando de las pensiones más ‘a futuro’, preguntamos a Adriana Lastra por el panorama que tenemos esa otra gran parte de la población que aún no somos pensionistas pero que vamos dejando de ser jóvenes pero a los que, si nos parece casi una ilusión poder emanciparnos y emprender (con unas mínimas garantías) una vida en solitario, mucho más nos lo parece disponer de un plan privado de pensiones o tan siquiera de ahorrar ¿Qué cree el PSOE que hay que hacer con el presente mercado laboral (y con sus condiciones) para asegurar ese ‘futuro’ que hoy muchos (no sólo los ya pensionistas) vemos más que incierto…)?

“A mí lo que más me descorazona en las Asambleas Abiertas que estamos celebrando desde el PSOE por toda España es escuchar a gente de mi generación decir que están convencidos de que no vamos a llegar a cobrar una pensión y de que va a desaparecer el sistema público de pensiones de nuestro país, y yo siempre les respondo que no es verdad”, explica.

Lastra reitera: “Vamos a cobrar una pensión, lo único que hace falta es doblarle el brazo al Gobierno o cambiar de Gobierno; el sistema público de pensiones no tiene un problema estructural porque estuviera mal planteado, sino porque la derecha ha dado todos los pasos necesarios para, precisamente, quebrar ese sistema público de pensiones”.

La vicesecretaria general del PSOE indica que “tiene que haber un pacto generacional” e incide en que “nuestros mayores, cuando salen a la calle, no solamente están reivindicando esa revalorización de las pensiones acorde al IPC, sino que están reivindicando también un futuro para nosotros y para nuestras generaciones porque, al final, el patrimonio de los que no tenemos nada es el Estado del Bienestar, y una pata fundamental de ese Estado del Bienestar es el sistema público de pensiones”.

Por eso afirma, sin vacilar, que “lo primero que hay que hacer es derogar la reforma laboral que ha permitido que una persona mayor que antes tenía un trabajo estable con un buen sueldo pueda, de repente, ser despedida de manera libre y casi sin pagarle indemnización y que, de ese puesto de trabajo, aparezcan cuatro (contratos parciales, precarios, para jóvenes que no pueden independizarse)… al final esa es la realidad que ha conseguido este Gobierno del Partido Popular: que seamos el país de Europa que más contratos temporales está firmando y que incluso la Unión Europea haya advertido a España de que nuestro mercado laboral no puede seguir así”.

Habla, con especial atención, del problema que en este sentido viven las mujeres: “Tres de cada cuatro contratos temporales que se firman son para mujeres; se nos está expulsando del mercado laboral a pasos agigantados (estamos en datos casi de principios de los años ’80); algo que, por cierto, también tiene implicaciones a la hora de cobrar una pensión: las mujeres cobran, de media, pensiones un 37% menores que las que cobran los hombres”, subraya.

“Lo primero que hay que hacer es derogar esa reforma laboral; propiciar que haya mejores trabajos, mejores salarios; que así haya también mejores cotizaciones para que crezca nuestro Fondo de Reserva (que, por cierto, cuando dejó el Gobierno, estaba en más de 67.000 millones de euros mientras que, ahora, el Gobierno tiene que pedir préstamos para pagar las pensiones);todo está interconectado: el mercado laboral, el sistema de pensiones y, por supuesto, la vida digna que todos aspiramos a tener”, resume.

“Mientras el 52% de la población esté siendo discriminada, este país va a tener un problema de dignidad”

En pocos días tenemos otra gran cita de, sobre todo, reivindicación conmemorando el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Jornada marcada por la huelga (total o parcial) que se ha planteado y que ha sido amparada oficialmente. Los datos nos hablan de una brecha salarial de género estimada en un 23%, de empleo más precario y de mayores tasas de paro para las mujeres pero, sobre todo esto, también el presidente del Gobierno ha afirmado que ‘la discriminación salarial por género a igual trabajo está prohibida’, entonces, ¿dónde se está dando el problema? ¿Qué habría que hacer para atajar estos (y otros) datos, que son los que son…?

“Eso sucede porque la Inspección de Trabajo no hace su trabajo tan bien como debería y porque algo que también el PP hizo con su reforma laboral fue casi acabar con la negociación colectiva”; de ahí que Lastra inste a “revisar todos esos convenios que se firman porque tienen que ponerse encima de la mesa dentro de las empresas los planes de igualdad porque evitarían cuestiones como éste (y hay muchísimas empresas en este país que no los tienen)” y subraya especialmente sobre las palabras del presidente del Gobierno que “el hecho de que algo esté prohibido no significa que no suceda: también está prohibido el maltrato y el acoso, y sucede… es una realidad”.

La vicesecretaria general del PSOE insiste en que la huelga y las manifestaciones previstas para el día 8 “son por muchas cosas pero, básicamente, por la brecha salarial, por la desigualdad laboral (también por las dificultades que tienen las mujeres a la hora de encontrar un trabajo), por el acoso sexual al que se ven sometidas las mujeres (un millón y medio de mujeres en este país reconoce haber sufrido acoso sexual), por la violencia machista… es decir, es por una cultura patriarcal que somete a mujeres y también a hombres y, eso, una sociedad digna tiene que rebelarse; lo que no puede ser es que el presidente del Gobierno diga ‘no nos metamos en eso’…”.

También Adriana Lastra critica que “no puede ser que se ponga encima de la mesa un Pacto de Estado contra la Violencia de Género que, entre otras medidas, señale dos millones de euros para luchar contra la violencia de género, y que lo que haga el Gobierno sea incumplir ese compromiso de los 200 millones de euros para luchar contra la violencia de género; lo que está pasando en este país, por desgracia, no es nada nuevo pero es algo contra lo que nos tenemos que rebelar, y al fin toda la sociedad es consciente de que el 52% de la población (porque somos el 52% de la población) estamos sometidas, y lo que esperamos es que hombres y mujeres el día 8 secunden la huelga y salgan también a las manifestaciones”.

Asegura que es, sobre todo, “por dignidad de país, porque mientras el 52% de la población esté siendo discriminada, este país va a tener un problema de dignidad”.

“Si Rajoy no saca los presupuestos adelante, tiene que convocar elecciones para que al fin en este país haya un Gobierno con pulso político, con capacidad para sacar las políticas necesaria adelante y, sobre todo, con apoyos parlamentarios”

Aludimos también a otra cuestión de plena actualidad: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afirmaba este miércoles que si el Gobierno no logra sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para este 2018, el presidente debe convocar elecciones… ¿Sería viable una legislatura en la que no se logre ir sacando adelante algo tan fundamental para todo lo demás como los presupuestos?

“El Gobierno ya nació herido porque lo hizo sin apenas apoyos parlamentarios (sí con Ciudadanos y con el PNV en algunas cuestiones), pero es un Gobierno que está bloqueado, incapacitado para llegar a acuerdos, paralizado (no sé si por la cuestión catalana o simplemente porque Mariano Rajoy siempre está en huelga porque, trabajar, trabaja poco…); ésa es la evidencia y lo que vemos todos en este país”, introduce.

Adriana Lastra tiene claro que “constitucionalmente, el Gobierno tiene la obligación de presentar los Presupuestos Generales del Estado en la Cámara, que tiene que hacerlo ya, y que si no es capaz de sacarlos adelante, lo que no puede hacer es seguir con unos presupuestos prorrogados y, por ejemplo, mientras dice que España crece al 3%, ser incapaz de poner encima de la mesa recursos precisamente para favorecer a aquellos que más lo necesitan”.

Recuerda que en noviembre el Gobierno mandaba a su previsión presupuestaria para 2018 y ahí “veíamos que caen todos los recursos en Educación, Sanidad, Servicios Sociales… es decir, en lo que es el Estado del Bienestar” algo que, a su juicio, “deja muy a las claras lo que son las prioridades de Mariano Rajoy y del resto del Gobierno (en este caso, de la derecha)”.

E insiste: “Tiene que presentar los presupuestos; tiene que sacarlos adelante y, si no los saca adelante, tiene que convocar elecciones para que al fin en este país haya un Gobierno con pulso político, con capacidad para sacar las políticas necesaria adelante y, sobre todo, con apoyos parlamentarios”.

“No nos podemos permitir que la derecha siga gobernando e inoculando este miedo y este ‘veneno’ que hace que la gente, por ejemplo, tema no cobrar una pensión, que tema tener que pagar la educación pasado mañana… Esto no puede seguir sucediendo, y por eso nosotros siempre estamos dispuestos a enfrentarnos a unas elecciones”

Ante ese escenario, ¿está el país preparado para un posible adelanto electoral de las Generales? Y, tras un dilatado periodo de intensas renovaciones ‘de dentro a fuera”, ¿está ya el PSOE preparado para afrontar, de manera reconocible y clara, ese futuro que espera?

“Este país estuvo cuarenta años sin elecciones… siempre estamos preparados para unas elecciones (precisamente por ese tiempo en que no las tuvimos); las elecciones son un ejercicio democrático y, en este país (como en el resto de países de la Unión Europea) hay elecciones o cada cuatro años o cuando un Gobierno es incapaz de sacar políticas adelante (con es el caso del Gobierno del Partido Popular); desde luego lo que no se puede permitir el país es otro año, año y medio o dos años de inacción y de parálisis como los que llevamos con Mariano Rajoy”, responde a la primera cuestión.

Sobre el Partido Socialista, Lastra es también rotunda: “Nosotros siempre estamos preparados para enfrentarnos a unas elecciones, las que sean: el año que viene hay municipales, autonómicas, europeas… las generales todavía no sabemos cuándo van a ser, pero quizá no lleguemos a 2020 (como parece anunciar Mariano Rajoy), y nosotros siempre estamos preparados porque tenemos un líder recién elegido por las bases de nuestro partido (respetado y, además, con una victoria incontestable), porque tenemos un proyecto político solvente y de futuro, porque tenemos equipos detrás del líder con expertos en todas las materias… es decir, tenemos el partido, el proyecto y, sobre todo, las ganas y la ilusión de trabajar por un futuro de esperanza”.

Dicho lo cual, concluye: “Lo que no podemos permitir es que la derecha siga gobernando e inoculando este miedo y este ‘veneno’ que hace que la gente, por ejemplo, tema no cobrar una pensión, que tema tener que pagar la educación pasado mañana…Esto no puede seguir sucediendo, por eso nosotros siempre estamos dispuestos a enfrentarnos a unas elecciones y, sobre todo, con un proyecto político solvente detrás”.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, mediante el vídeo que acompaña a esta versión por escrito de la misma.