Existe una gran diversidad de productos de indiscutible calidad. Un nutrido grupo de alimentos de esta tierra cuyo prestigio se extiende tanto a nivel nacional como internacional.

Los fogones de nuestra región ofrecen unos platos de calidad, que incorporan productos con denominación de origen, como el Cordero Manchego, el Arroz de Calasparra, el Queso Manchego, el Aceite de oliva, el Ajo Morado de las Pedroñeras, las Berenjenas de Almagro, el Melón de La Mancha o el Jamón Serrano, con otros productos específicos de cada zona, como la Caza (perdiz, conejo, venado) y una gran selección de Vinos, para satisfacer los paladares más exigentes. Y todo ello sin olvidarnos del Azafrán de La Mancha, la Miel de la Alcarria y dulces como el Mazapán de Toledo o el Pan de Cruz, entre otros muchos alimentos de calidad reconocida internacionalmente.

Estos productos presentan un elevado valor añadido a nivel, no sólo económico, sino también social, porque son producciones que están vinculadas a una zona geográfica determinada o que se realizan siguiendo un método tradicional.

En un mercado globalizado una de las principales armas que podemos utilizar es la calidad diferenciada de nuestras producciones. Los consumidores demandan, cada vez más, una mayor información y especificidad de los productos que consumen, una mayor autenticidad y tradición. Aspectos que están garantizados en esta región.

La Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tiene como uno de sus objetivos básicos el fomento y la garantía de la calidad de los productos agroalimentarios, potenciando la creación de figuras de la calidad como las Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas, Especialidades Tradicionales Garantizadas, marcas colectivas y agricultura ecológica.

En Castilla-La Mancha contamos ya con un elevado número de productos amparados por una figura de calidad, en concreto 43, abarcando una gran variedad que es el reflejo de la riqueza gastronómica que tiene esta región.

Esta ‘Calidad Diferenciada’ es la que queremos transmitir a los consumidores, para que sepan elegir y decidan comprar un producto de Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha ofrece una variada oferta de recetas en restaurantes que puedes elegir por lugar, categoría y Q de calidad. La región nos presenta, cada año, a través de la celebración de los Premios Gran Selección, una sinfonía de olores, sabores y colores nacidos del buen hacer de agricultores, ganaderos, viticultores, bodegas y cooperativas agrarias. Así rendimos homenaje a Alimentos de Castilla-La Mancha, que son una de nuestras señas de identidad.

Comprar, regalar y consumir productos alimentarios de Castilla-La Mancha es un signo de buen gusto que lo agradecerá nuestro paladar y nuestro estómago, y todo ello sin olvidar la satisfacción de a quién se lo regalemos o de nuestra satisfacción personal en el caso de uso propio.