A pesar de los tiempos complicados que corren para, entre otras cosas, LA POLÍTICA en mayúsculas, el socialista Antonio Quero asegura tener las ganas, ilusiones y fuerzas que hacen falta para “rescatarla”. “Cuando tenemos la vocación de la política y de lo público, aunque la situación actual sea trágica para muchas familias en muchos aspectos y mucha gente no vea esperanzas ni salidas, para los que queremos cambiar las cosas es un momento fascinante porque se ha demostrado que, el sistema económico, no se sostiene y que hace falta uno nuevo; que, el sistema político y la Democracia representativa, están agotados y hace falta reformarlos… con lo cual, hay tanto que rescatar, que la época es fascinante en ese sentido. Ahora bien, hay que asumir esa responsabilidad con mucho esfuerzo y mucho trabajo”, asegura Quero.

El Partido Socialista acaba de cumplir 134 años y debe tener, junto con la izquierda europea, la capacidad de encontrar soluciones, según Antonio Quero. Para ello, asegura que se ha de lograr un sistema de partido más abierto, y elaborar propuestas que sean valoradas por los colectivos sociales y la ciudadanía en general para mandarle el mensaje de que sí puede haber una luz al final del túnel y, “a la vez que se rescata la política, se rescataría el ánimo de la gente”, concluye.

España a ojos de Europa

“Europa no está ayudando. Incluso lo está poniendo más difícil de lo que ya es”, así de tajante se muestra Quero sobre el papel de la Unión en todo lo relativo a la situación de nuestro país. “Una de nuestras rebeliones es no resignarnos a la idea ya instalada de que, nosotros por sí solos, no podremos salir de esta crisis. Es verdad que si Europa ayudara, sería más fácil pero, aunque ahora mismo no ayude, tenemos que encontrar soluciones posibles desde España, porque eso es algo creíble”.

Y es que Antonio Quero asegura que, si medimos la riqueza española en 2013, ésta es ligeramente inferior a la que teníamos en 2007: “España es una economía lo suficientemente avanzada, y no se ha hundido como lo ha podido hacer la de otros países”. Pone el ejemplo de Letonia, primer país rescatado: “su . cayó un 20%. Esto no ha pasado en España. Y el endeudamiento de las familias y de las empresas tampoco es mayor que el de 2007 (incluso es algo menor)”. Esto quiere decir, según Quero que, lo que está fallando, es cómo y dónde está circulando esta riqueza: “hay dinero, hay liquidez, el problema es dónde está y por qué no se pone en movimiento para ayudar a nuestra economía”.

Principales propuestas reformistas

Una de las principales ideas de Factoría Democrática pasa por la reforma del sistema financiero y bancario “para que, la liquidez, circule en el interés general y pueda reencender el motor de la economía”, afirma Antonio Quero. “El sistema financiero es lo que ha originado la crisis, y sería absolutamente insensato salir de esta crisis y dejarlo como está (que es lo que está sucediendo)”. Quero explica que sería preciso lograr que, los beneficios que generen los depósitos bancarios de los clientes, se puedan usar socialmente y sirvan de ingresos para la colectividad y, por ejemplo, a corto plazo, se puedan dedicar a un plan de empleo que, asegura, generaría 3 millones de puestos de trabajo en los próximos años, y organizarían 2’5 millones de formaciones remuneradas para los jóvenes.

“Los datos demuestran que se puede, porque hay dinero y porque, aunque parezca paradójico, hay empleo”, afirma Quero, “bastaría con que hubiera demanda para que se incrementasen las plantillas de los negocios que ya existen”. La idea ”Rooseveltiana” pasa porque, para ayudar a los negocios a arrancar esas contrataciones, se paguen temporalmente por el Estado hasta que, tras unos meses, haya demanda, y lo asuman las propias empresas: “el dinero para arrancar ese motor lo sacaría el Estado precisamente de la reforma bancaria que proponemos, en la que los beneficios de los depósitos ciudadanos se invertirían en la sociedad”, explica Quero.

Otra propuesta pasa por una rebaja de las hipotecas al 20% de los ingresos de cada hogar durante dos años “para que cada familia pueda tener un alivio financiero de 100, 200, 300 euros… que van a ir al consumo y, por ende, al incremento de la demanda de los negocios. Esto, además de técnicamente posible, sería justo. La propuesta pasa, además, porque “la Banca (cuyo balance hemos limpiado todos a escote) ceda una pequeña parte de su crédito sano (que le supone ingresos garantizados durante 15 ó 20 años) a las familias. Es de justicia que, ya que la sociedad ha ayudado a la Banca, ésta ayude a la sociedad y se maten dos pájaros de un tiro: estimular la demanda y no tener problemas de desahucios”.

Quero cree en una serie de factores que, unidos, pueden funcionar si se suman todas las fuerzas del país “y un partido como el PSOE tendría que estar en primera línea de este cometido porque sabemos que, el , ya nos ha dicho que se ha sentado a esperar”. Además, asegura poner el énfasis en la prisa comprensible de la gente por salir de la crisis pero advierte: “cuidado con salir de la crisis y olvidarnos de lo que hemos dejado por el camino: poder adquisitivo, derechos sociales, servicios públicos y derechos laborales. No nos pueden proponer al salir que tardemos otros 15 o 20 años en recuperarlos, por eso nuestro segundo documento de debate es cómo reparar rápidamente los efectos de la crisis”. Quero alega, además, que “las reformas más duras se deben hacer en tiempos de bonanza; lo que ocurre es que, en tiempos de bonanza, los políticos se duermen”.

Medidas drásticas frente a la corrupción política

La idea de “Rescatar la Política” que bautiza la iniciativa de la Factoría Democrática que promueve Antonio Quero pasa también por rescatarla “del fango de la corrupción”, asegura, “primero por ética, pero también porque, estos planes de salida de la crisis, requieren de una movilización ciudadana inmensa a todos los niveles y, para conducirla, un Gobierno o un partido político, tiene que tener una legitimidad y debe inspirar una confianza que, ahora mismo, está por los suelos”.

Se parte de la idea de que, la corrupción no está generalizada pero Quero acepta que “la sociedad tiende a igualarlo todo, por eso hay que actuar con mucha más contundencia. Estamos estudiando una medida desproporcionada que separaría completamente a los partidos del manejo del dinero con una transparencia total y un control absoluto por parte de un organismo ajeno. No se debe dejar a los partidos gestionar ni un solo euro. Es desproporcionado, porque no todos los políticos lo hacen mal pero, como la ciudadanía no confía, es necesario una señal tan fuerte como esa para empezar a recuperar la credibilidad”.

Orígenes de las propuestas de cambio

Un primer documento que sentaba las bases de este tipo de medidas se publicaba, en el grupo de trabajo de Quero, en marzo de 2011, “cuando todavía gobernaba Zapatero, antes de las elecciones autonómicas, y ya era una política económica diferente de la que estaba haciendo el Gobierno socialista”. Quero afirma que “una de las cosas que nos ha rebelado y que nos empuja a movilizarnos e intentar cambiar el sistema es que, lo que no puede ser es que, los partidos (no sólo el PSOE) sean maquinarias de poder o de mantenimiento de poder. Nosotros entonces preparamos esas medidas porque sabíamos que no podíamos concurrir a esas próximas elecciones con un programa de trámite pero, en marzo de 2011, Zapatero deshojaba la margarita decidiendo si se volvía a presentar o no y, los posibles candidatos tras él, acechaban para ver cómo colocarse, y la gente percibió que no se escuchaban sus problemas”.

Crisis de la Democracia Representativa

Para Quero, varias circunstancias demuestran que, la Democracia Representativa debe eliminar sus errores. Pone el ejemplo del movimiento social que, en nuestro país, comenzó a pedir la reforma de la Ley Hipotecaria: “hace unos meses, en el PP se negaban en rotundo a estudiarla, pero todos sabemos que, si se hubiesen preguntado a los diez u once millones de personas que les votaron si estarían de acuerdo con esa reforma, habrían dicho que sí. Lo que sucede es que, el sistema está hecho de tal manera que, los ciudadanos votamos cada cuatro años y, entre elección y elección, nos confiscan el poder y podemos gastar una energía enorme en reunir un millón y medio de firmas y que no nos hagan caso”. Antonio Quero afirma que es necesario cambiar estas realidades, y que hay que hacerlo a través de una renovación similar en el seno de los propios partidos.

En este sentido, esa crisis de la Democracia Representativa de unos ciudadanos que no parecen lograr que sus necesidades se reflejen en actuaciones de sus Gobiernos deriva, según Quero en que se den realidades como la sentencia del sobre los desahucios en España que “no nos deja en muy buen lugar como país”, asegura. “Eso quiere decir que tenemos una legislación que, a veces, es incluso anterior a Franco y que, como no se ha abierto el juego democrático, no se ha cambiado en su momento”.

Reacción ciudadana ejemplar

“La reacción que ha habido de los ciudadanos en las calles ha sido, en cierta medida, la que ha salvado la dignidad de la sociedad española: ante la que está cayendo, los ciudadanos no se han quedado de brazos cruzados”. Antonio Quero admira la postura que, en muchos temas, ha adoptado la opinión pública en nuestro país, si bien advierte dificultades: “el ciudadano de a pie puede expresar una indignación y pedir los cambios que ve necesarios, pero tenemos que ser los políticos quienes busquemos las soluciones a los problemas que nos platean”.

Quero asegura también que, “la deliberación precisa asimismo de unas reglas para que, toda la gente, tenga el mismo acceso a la información y la misma oportunidad de expresar su opinión”. Analiza lo ocurrido en la calle en nuestro país y explica que, el movimiento de la gente en España, se ha creado de manera espontánea, “y a veces han dado con la llave, y otras veces no han podido, ahí es donde tenemos que abrir nosotros el poder”.

Primarias para elegir al Secretario General

Antonio Quero admite haber recibido la noticia del próximo cambio de estatutos en el PSOE para elegir al Secretario General a través de Primarias “con satisfacción y, sobre todo, con una inyección de mayor ilusión y esperanza, porque hemos demostrado que sí se puede cambiar el sistema porque en teoría, al final, en Democracia, ha de mandar el pueblo y, en un partido político, debería mandar la base. Llevamos ya un tiempo en el que, la ciudadanía y las bases de los partidos, están reclamando que esa teoría se aplique”.

Factoría Democrática va un paso más allá y estudia cómo instaurar cauces de participación para que, preguntarle a los ciudadanos qué piensan sobre un tema, “no sea un regalo que nos hagan los políticos, sino un derecho que podamos ejercer (y que luego se tenga que tener en cuenta lo que salga de esa consulta ciudadana)”, asevera Quero.

Se puede cambiar

El PSOE tiene en el horizonte una importante Conferencia Política, pero “también tiene políticamente el compromiso de organizar unas Primarias abiertas donde, cualquier ciudadano, pueda elegir a quien crea que es el mejor candidato. Eso abre mucho más el juego que los mil delegados del pasado y, ahí, es donde ganan las ideas y no los aparatos ni los juegos de poder”. Primero Factoría Democrática sondeará si sus propuestas encuentran un eco favorable entre los candidatos pero, “si la dirección del PSOE no les diese la importancia que se le está reclamando desde la base, iremos nosotros a defenderlas en esas Primarias, porque ya decidirá el conjunto de los ciudadanos progresistas”, asegura Quero.

Sobre si es el momento o no de abrir este debate en el PSOE, Quero analiza que “el Gobierno de Rajoy ya ha dicho que frente a más de 6.200.000 parados… paciencia. La gente cuando escucha eso pregunta al otro gran partido y, el PSOE, ¿qué dice? ¿da alguna esperanza más? Al PSOE le toca poder ofrecer un plan de empleo creíble pero, para que sea creíble, hay que tener credibilidad y, para eso, hay que renovar los equipos. Toca hacer política, proponer ideas y elegir a las personas para realizarlas”.

Éste es sólo el resumen de una amplia entrevista en exclusiva que, el socialista Antonio Quero, ha ofrecido al Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca dentro de nuestros “Encuentros Digitales”. Si quieren profundizar en estas propuestas (o conocer otras relacionadas, por ejemplo, con la Reforma Laboral, los cambios en la Administración o los pasos a dar en materia de Leyes Electorales), no duden en visionar el programa completo, a través del vídeo enlazado a este texto.