Homogeneidad de los estudios en la UE

La Universidad se encuentra actualmente inmersa en un proceso de reestructuración del sistema educativo que será implantado en un plazo de dos años. El objetivo es crear un Nuevo Espacio Europeo de Educación Superior donde haya una total homogeneidad en los estudios que se realicen en cada uno de los países miembros de la Unión Europea (UE), es decir, que los créditos tengan el mismo valor y la estructura de las titulaciones sea igual.

Para ello será necesario cambiar la estructura actual (licenciatura y diplomatura, ingeniería superior e ingeniería técnica) de las titulaciones que se dividirán en enseñanzas de grado y enseñanzas de postgrado.

Las enseñanzas de grado durarán tres cursos académicos, con los que se obtendrá un título de la Universidad, pero la titulación oficial de grado sólo se podrá conseguir si se realiza un año más con un practicum o un proyecto fin de carrera. Las enseñanzas de grado serán muy generales, permitiendo una formación básica que permita al titulado, haciendo luego un postgrado, especializarse. De esta manera, a lo largo de su vida profesional puede, si lo estima oportuno, cursar algún postgrado más que le permita otra especialización. “Esto proporciona una gran flexibilidad para la formación del currículo y facilita también la formación permanente”, manifiesta Antonio Roncero, vicerrector del Campus de Albacete y Proyectos Emprendedores.

Todo esto conllevará a un cambio en el método docente, implantando el que se utiliza ahora en la Facultad de Medicina con las singularidades propias de cada carrera. El Vicerrector opina que es un reto muy importante para la Universidad española, “porque al final los titulados que salen de la Universidad son los profesionales de mañana y, por tanto, es muy importante qué tipo de profesionales estamos poniendo en el mercado y en la sociedad española”, reflexiona Antonio Roncero.

La Universidad fomenta la mentalidad empresarial

Uno de los indicativos del nivel de desarrollo de una sociedad y de su grado de evolución económica es su número de empresas; tanto en nuestra Región como en España hay un número pequeño.

Para difundir una mentalidad emprendedora entre el alumnado y fomentar la creación de empresas, la Universidad ha planificado Cursos de Motivación Emprendedora, Seminarios de Idea de Negocio y Cursos de Empresa en toda la Región.

Este conjunto de actividades no está pensado para el estudiante del último curso o para el alumno licenciado sino para todos ellos, particularmente los de motivación que se imparten desde primero. “Lo ideal sería que se hiciese también en Bachillerato e incluso desde pequeñitos; evidentemente no le vamos a decir a un alumno de primaria que cree una empresa pero sí que juegue a imaginar y a inventar nuevas cosas donde no las hay, porque ese niño cuando acabe sus estudios universitarios será un buen empresario con total seguridad”, sostiene Roncero.

Los alumnos tienen tendencia a realizar los Cursos de Creación de Empresas, que demandan una dedicación mayor que la que exige una jornada de motivación empresarial, cuando ya están finalizando sus estudios. Actualmente, se están impartiendo dos cursos, uno en Albacete y otro en Ciudad Real, y está previsto el inicio de otros dos en Toledo y en Ciudad Real.

Por otra parte, en algunas carreras, en particular en Económicas y Empresariales, hay asignaturas de creación de empresas, “por lo que en estos alumnos, son en los que menos nos focalizamos y nos centramos en los demás, sobre todo en los que están muy preordenados a la oposición y a una salida laboral única como pueden ser los estudiantes de Humanidades que a lo mejor pensamos que sólo pueden hacer oposiciones de instituto”, señala Antonio Roncero, para continuar afirmando, en este sentido que, “hay unas posibilidades en el sector de las Humanidades espectaculares, particularmente respecto a las nuevas tecnologías, generación de contenidos para páginas web, etc.”, matiza.

La Universidad y la investigación

La Universidad, además de formar a los jóvenes, es un centro muy importante de investigación. El principal reto que tiene no es solamente avanzar en la investigación sino además ser capaz después de transferir los resultados que se obtienen para resolver los problemas de la sociedad. Antonio Roncero asegura que este es un esfuerzo que se está haciendo en la Universidad de Castilla-La Mancha de una forma muy seria.

“Hay que tener en cuenta que la Universidad de Castilla-La Mancha tiene sólo 20 años y realmente el salto en resultados de investigación se ha experimentado en los últimos seis”, explica el vicerrector del Campus de Albacete.

De hecho, en cinco años se ha pasado de captar dos millones de euros de recursos ajenos para realizar proyectos de investigación a captar quince millones, es decir, “hemos multiplicado por siete los recursos que se obtienen”, precisa el Vicerrector, asegurando a continuación que se empiezan a tener resultados en investigación muy sobresalientes; “ahora el reto está en que podamos investigar pensando en resolver problemas del entorno y no en una investigación en abstracto”, subraya. Todo esto, continúa Antonio Roncero, se hace a través de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), “a través de contactos con muchísimas empresas, con las acciones empresariales y a través de la participación de la Universidad en iniciativas como el Parque Científico y Tecnológico”, explica.

Existen líneas de investigación agronómicas –azafrán, vino, queso-; líneas de investigación en informática –realidad virtual, control de sistemas eléctricos-; en la carretera de Las Peñas, unos grupos de investigación en recursos cinegéticos trabajan en la mejora genética del ciervo y de algunos otros animales. “En Derecho, en Económicas, en Humanidades…, por donde nos movemos nos encontramos líneas de investigación”, ejemplifica Antonio Roncero.

El Parque Científico y Tecnológico, un proyecto de futuro

El Parque Científico y Tecnológico de Albacete es una plataforma en la que la Universidad se une con la empresa para poner centros de investigación al servicio de ésta. Actualmente existe el Instituto de Investigación en Informática, centro de investigación ligado al Parque, aunque es de la Universidad de Castilla-La Mancha, que tiene una fuerte capacidad de atracción de recursos y de empresas. Además, están en construcción dos nuevos centros: uno para la investigación en energías renovables o alternativas y otro en automática y robótica.

Por otra parte, el Centro de Emprendedores alberga empresas, no sólo de nueva creación, sino también empresas consolidadas que querían instalarse en él. Pero a medio plazo “será un centro que se destinará exclusivamente a ser un vivero de empresas de base tecnológica, es decir, de nueva creación”, aclara el Vicerrector, quien anuncia la urbanización de los siguientes 80.000 metros cuadrados para la instalación de empresas ya consolidadas.

Para Antonio Roncero, el Parque Científico y Tecnológico es un proyecto que “ahora no es muy luminoso, sin embargo, lo que sea en el futuro depende de lo que hagamos ahora porque está empezando a ser una realidad a la que todavía le falta mucho para que veamos hasta dónde puede llegar”, anuncia.

El afán de conocimiento no tiene límite de edad

La Universidad de Mayores José Saramago se implantó de forma definitiva en la UCLM durante el curso académico 2001-2002 para promover la educación y la cultura entre las personas mayores. Esta iniciativa, que se instituyó en 2005 en Albacete, está ya presente en todos los Campus de la Universidad. Antonio Roncero califica la incipiente vivencia como “una experiencia enormemente gratificante que ya se había implantado en otros Campus de la Universidad Castilla-La Mancha. Por tanto, ya teníamos experiencia en otros lugares y habíamos percibido estas vibraciones positivas que salen de este proyecto: su implantación en Albacete nos ha venido a confirmar estas sensaciones”, corrobora el Vicerrector.

Tanto los alumnos que asisten a los cursos, como los profesores que están implicados, así como todo el equipo de dirección de la Universidad, señala Antonio Roncero, “estamos enormemente satisfechos de esta experiencia que permite a las personas mayores de 50 años acudir a la Universidad para obtener una formación sin la ansiedad de conseguir una titulación y sin la necesidad de tener una habilitación para poder acceder a un puesto en el mercado de trabajo”. El Vicerrector adjetiva a estos alumnos como hipermotivados, por lo que para los profesores “es un placer encontrarse un foro de esas características”, afirma.

La Universidad y el desarrollo de Albacete

El Vicerrector evalúa tan positivamente la repercusión de la creación del Campus para el desarrollo económico, social y financiero de Albacete que afirma estar seguro de que “esta Ciudad no sería lo que es hoy, ni Castilla-La Mancha tampoco, sin Universidad. Su presencia ha contribuido de forma decisiva a la extraordinaria transformación que se ha experimentado en los últimos años”, teoriza Antonio Roncero para hacer especial hincapié en que “el motor principal del cambio fue la Autonomía política y administrativa pero, a partir de ahí, una contribución muy importante la ha tenido la Universidad y la sociedad en su conjunto, que es quien la creó, quien la ha apoyado, quien la ayudado, quien la estimula y quien, en definitiva, se ha de beneficiar de los resultados que se obtengan”, asevera.

La Facultad de Medicina, referente nacional

Los estudios impartidos en la Facultad de Medicina de Albacete, que se puso en marcha en el curso 1998-1999, responden a un nuevo modelo académico orientado a la labor activa del alumno en el aprendizaje. “Es el método docente que vamos a aplicar al final en todas las titulaciones y en todas las universidades”, anticipa Antonio Roncero, para asegurar que “la Facultad de Medicina ha sido una de las pioneras en su implantación”.

En consecuencia, continúa el Vicerrector, los exámenes que se hacen a los alumnos de los cursos superiores de Medicina no son exámenes memorísticos, “son exámenes con pacientes simulados, es decir, ellos se enfrentan a una situación imaginada de una enfermedad y tienen que tratar de diagnosticar dando solución al problema que plantea el paciente”, explica Antonio Roncero, quien asegura que en Albacete se están formando mejores médicos que en otras Facultades de Medicina.

Este programa de pacientes simulados, que es la base del examen final que se hace a los alumnos en cursos superiores, es un sistema que se quiere implantar en el resto de las facultades de España, por lo que, según manifiesta Roncero, “la Facultad de Medicina de Albacete se ha convertido en el espejo donde otras quieren verse reflejadas”.

El Vicerrector reconoce que para llevar a cabo todo este proyecto con éxito ha sido fundamental la complicidad entre la Facultad, el Hospital y la consejería de Sanidad “porque asumimos que esta era una tarea que no podíamos hacer los unos sin los otros y, en la medida que hemos sido conscientes de la importancia que tenía la colaboración mutua, hemos ido superando los obstáculos que obviamente nos hemos ido encontrando a lo largo del camino”, subraya Roncero.

Pensar, añade el Vicerrector, que la Facultad de Medicina, “dada la difusión que ha tenido el éxito de su método docente, es una facultad consagrada a la docencia sería inexacto”. De hecho, augura Roncero, “el ritmo de investigación de la Facultad de Medicina y del conjunto de investigadores que trabajan en la misma y en el Centro Regional de Investigaciones Biomédicas está dando, y va a dar, resultados que en el plano de la investigación son todavía más llamativos que los que estamos viendo con las pruebas MIR”.

El vicerrector del Campus de Albacete anuncia la inauguración en breve del edificio para el Centro Regional de Investigaciones Biomédicas y vaticina resultados dentro de la investigación que “tendrán gran calado nacional e internacional”.

La Facultad de Medicina se unirá con el Hospital

La obra de la pasarela, que permitirá la comunicación de la Facultad de Medicina con el Hospital General Universitario de Albacete, está ya finalizada, con la salvedad de la instalación de un ascensor panorámico procedente de Italia. Para la conclusión total de las obras, ha sido necesaria la construcción de un nuevo acceso al Hospital desde el bulevar de la Circunvalación, ya que el actual habrá que cerrarlo. Cuando el Hospital autorice la clausura de la entrada antigua, se procederá a la instalación del ascensor panorámico, lo que permitirá, concluye Antonio Roncero, “un pleno uso de esta pasarela, en un plazo de tres meses desde que el Hospital anuncie dicha autorización”.

La UCLM supera en las pruebas MIR al resto de las universidades españolas

Los magníficos resultados, de los licenciados en Medicina por la Facultad de Albacete, en las últimas pruebas MIR son una muestra clara de la eficacia del método docente aplicado. De casi 6.000 aspirantes, tres alumnos de la Facultad de Medicina de Albacete han conseguido situarse entre los 20 primeros, el primero de ellos es el número 13, y hay cuatro entre los 100 primeros. Antonio Roncero atribuye este éxito a todos los implicados en el sistema, resaltando el esfuerzo realizado por los alumnos: “En primer lugar, es un éxito de los alumnos que son los que han cursado los estudios, los que se han preparado las pruebas MIR y a los que pertenece ese resultado. Conseguir que alumnos de Albacete se hayan formado como médicos en nuestra tierra y que además hayan podido obtener esos resultados en el MIR, sí que es un éxito colectivo”, manifiesta con orgullo el vicerrector del Campus de Albacete.

No obstante, en la pruebas MIR actuales, señala resignado Antonio Roncero, prima excesivamente la memoria respecto a otras habilidades “porque se corresponden con el método tradicional de enseñanza”, explica. Desde el Ministerio hay un proyecto de reforma de las pruebas MIR, que ya lleva tiempo debatiéndose, justamente para adaptarlo a las nuevas metodologías docentes “porque no tiene sentido que se siga realizando un examen de acceso a la especialidad basado en métodos que ya no se aplican o están en retroceso en la enseñanza de la medicina”, argumenta el Vicerrector.