Explica Garre, de inicio, que “la OCU es muy exigente a la hora de pronunciarse en las calidades de los productos, también en el agua; desde hace cuatro años nos sitúan entre las tres mejores aguas del país (con los mismos puntos todas ellas)… y nos sentimos muy contentos y queremos que el consumidor sea consciente de la importancia que tiene la calidad del agua”.

Recuerda el director comercial de Aquadeus que “ningún agua es igual a otra” entre las aproximadamente cien marcas que se comercializan en todo el país. Resalta como una de las misiones de su empresa la de transmitir a los consumidores de Castilla-La Mancha que “aquí tienen un agua de extraordinaria calidad”. Explica que “es un producto natural 100%, sin ningún tipo de alteración ni tratamiento; nace en Fuente Arquillo, en la Sierra de Alcaraz de Albacete, se va filtrando a lo largo de los años y al filtrarse por el sistema rocoso de esa zona, va captando esos minerales que luego nos aporta al organismo; es de una calidad extraordinaria”.

Por normativa, el agua ha de llevar sus propiedades indicadas en la etiqueta; en el caso de la marca Aquadeus, Garre pone en valor “que es un agua muy equilibrada, muy baja en sodio con 3’15 (cuanto menor sea la proporción de sodio, de mayor calidad será el agua), es alta en bicarbonato (por lo que ayuda mucho en la digestión), es rica en calcio y magnesio, y resulta ideal para la preparación de alimentos infantiles y también para los deportistas (porque la aportación minerales que hace al consumirse tras el ejercicio físico es muy beneficiosa)”.

“Considero que la inmensa mayoría de los consumidores no son conocedores de las diferencias que hay entre unas aguas y otras”

Por norma general, Julián Garre percibe cierta desinformación en el consumidor a la hora de comprar una determinada marca a la hora de saber interpretar esas informaciones que aparecen en el etiquetado: “Básicamente, el consumidor creo que se deja llevar por el conocimiento de la marca (por lo que a veces eso les lleva a comprar directamente marcas que son muy conocidas), y otros consumidores van buscando principalmente precio y un ahorro económico; considero que la inmensa mayoría de los consumidores no son conocedores de las diferencias que hay entre unas aguas y otras”, explica.

También en cuanto a las distintas composiciones, Garre señala que “un agua de mineralización muy débil es aquélla que tiene un residuo seco por debajo de 50 mg/l; las aguas de mineralización muy débil están ‘de moda’ pero realmente no están haciendo una aportación de minerales que el cuerpo necesita… son aguas, por decirlo de alguna manera, ‘muy jóvenes’, que están prácticamente recién caídas de la lluvia”.

En el caso del ‘ciclo del agua’ que se sigue en Aquadeus, el director comercial de la marca asegura que cuentan con aproximaciones que señalan que el agua que ‘hoy’ contienen las botellas que podemos comprar pudo haber caído de la lluvia (o en forma de nieve) “hace, como mínimo, cincuenta años”; al filtrarse por la montaña a los acuíferos, adquiere todos los minerales que la componen; después, “el agua se extrae a 80 o 90 metros de profundidad a una temperatura constante de 12º todo el año”; desde ahí y mediante una tubería de acero se lleva a unos 8 kilómetros hasta la planta embotelladora de Aquadeus tiene su planta embotelladora donde, sin ningún tipo de tratamiento, es directamente embotellada.

Garre subraya que “se analizan diariamente todos los lotes” en el laboratorio propio que tiene la marca (aunque los datos también se contrastan con laboratorios externos) y, hasta que los resultados no se conocen, esos lotes permanecen ‘en cuarentena’ para, una vez conocidos, distribuirse al mercado.

Aquadeus está disponible en toda España y, desde hace un par de años, también se exporta con éxito a terceros países “como China, , , Kuwait” y en pocos días se comercializará también en Marruecos, zonas que, sobre todo (y tal y como explica Julián) en las que “sobre todo, a la hora de comprar, priman la calidad del producto; ellos se aseguran muy mucho (a través de análisis y comparaciones) de que están comprando una de las mejores aguas de Europa”.

La contribución social, laboral y medioambiental de Aquadeus con la zona que alberga su planta

El director comercial de Aquadeus considera que la presencia de la planta está siendo “muy positiva” para la zona en la que se ubica. Directamente, se emplea a un mínimo de 50 personas (cifra que crece mucho en ‘temporada alta’ con la proximidad del verano) y prácticamente todo el personal es del entorno; indirectamente, también Aquadeus supone mucho en la dinamización de la zona.

Hace muy poco tiempo, por ejemplo, ha culminado la ampliación de la planta en la parte del almacén para dar capacidad a unos 4.500 palés más y, tal y como explica Garre, “la obra la ha hecho una empresa de Albacete”; de la misma forma, recuerda que cada día son unos 40 o 50 los camiones que cargan en Aquadeus y que, en una u otra medida, paran en el entorno (El Robledo, El Ballestero…) a comer y a comprar, etc.

Además, existe un acuerdo con la Consejería de por el que, por ejemplo, recientemente, Aquadeus ha llevado a cabo una reforestación en la zona donde está el manantial y tienen previsto seguir reforestando con chopos (árboles autóctonos de esa área) continuando así con “un compromiso medioambiental importante”.

Comprometidos con el deporte y con la Feria de Albacete por toda España

En otro tipo de compromiso con su tierra, también Aquadeus desde hace cuatro años viene llevando consigo, en épocas determinadas, la imagen de la Feria de Albacete (de Interés Turístico Internacional) por toda España. “Se creó un ‘packaging’ especial en un determinado formato que incluía el cartel sobre la Feria y, además, en botellas pequeñas también se ilustraba con el cartel y la imagen de la Patrona de Albacete… esas botellas las comercializamos y, en el día de la cabalgata (y otros destacados de la Feria) se reparten entre los ciudadanos”, resalta.

Como también la marca está presente en citas deportivas como la medio maratón, y el patrocinio del en Silla de Ruedas AMIAB y de otros clubes en varios tipos de deporte base.

Aquadeus donará a la investigación de las enfermedades raras 15 céntimos por cada pack que venda hasta el 31 de agosto dentro de la campaña ‘La investigación es nuestra esperanza’

En la última de las campañas puesta en marcha recientemente (y que estará vigente hasta el próximo 31 de agosto) Aquadeus da un importantísimo paso en su compromiso social: donará 15 céntimos a la Federación de Asociaciones de Enfermedades Raras (Feder) por cada pack de botellas que ha preparado dentro de esta campaña bajo el lema ‘La investigación es nuestra esperanza’.

Estas botellas se podrán comprar en supermercados y puntos de venta habituales de la marca, que espera recaudar un mínimo de 30.000 euros que se destinarán para proyectos de investigación.

Con esta iniciativa, Garre explica que “además de hacer una aportación a Feder, nosotros queríamos involucrar y sensibilizar a los consumidores de la situación que sufren esos cerca de 3 millones de afectados que en nuestro país padecen alguna de las (aproximadamente) 3.000 enfermedades raras que se conocen (y a cuya investigación apenas se destina nada); estamos muy contentos con la respuesta que estamos teniendo con esta campaña”.

De modo que ya no hay excusa posible para no consumir este agua porque, además de tratarse (tal y como señala la OCU) de una de las mejores aguas del país (y con una relación calidad/precio ciertamente muy competitiva), comprándola estamos ayudando directamente a una causa tan noble como esta que nos recuerda que la investigación es la esperanza para esos más de tres millones de personas en España.

Si lo desean, les invitamos a visionar al completo esta entrevista con el director comercial de Aquadeus, Julián Garre, a través del vídeo que acompaña a esta versión escrita de la misma.