Las 107 personas que se encuentran a bordo del Open Arms representan, según Braulio Carlés, al gran número de emigrantes que diariamente dejan su país en busca de una vida más digna, huyendo del hambre y la guerra, y jugándose la vida, para ello, en el Mediterráneo.

“Sentimos vergüenza de este drama, que hoy se encarna en este barco, pero que representa otras muchas situaciones”, ha destacado durante la entrevista.

Según el coordinador regional de Accem en Castilla-La Mancha, el conflicto que se está dando entre España e Italia “está despistando el centro del problema que son esas personas que se encuentran a bordo del Open Arms”.

Carlés: “Estamos viendo cómo se tiran al mar, nos están diciendo que la situación es insostenible pero nadie mueve un pelo frente a este drama vergonzoso para Europa y para la humanidad”

“La respuesta es urgente: tenemos que hacer Pactos de Estado en la UE y acuerdos entre los países miembros desde unas políticas solidarias, abiertas y generosas, sabiendo que ni podemos poner puertas al campo, sabiendo que no tenemos capacidad para que vengan todos, pero sí de ser mucho más solidarios y acogedores”, propone Braulio Carlés, quien afirma que el problema no sólo incumbe a España e Italia, sino que lo es de .

“Estamos viendo cómo se tiran al mar, nos están diciendo que la situación es insostenible pero nadie mueve un pelo frente a este drama vergonzoso para Europa y para la humanidad entera porque permitir que la gente se pueda morir en el barco y no hagamos nada, a mí me hace sentir vergüenza de la humanidad”, señala el coordinador regional de Accem en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés.

Braulio Carlés: “En un mundo globalizado como en el que estamos, no podemos mirar hacia otro sitio ante el drama humano”

Además lamenta la fuerza que las “políticas extremistas” están alcanzando, que según Carlés, “llevan al rechazo y lo único que buscan es el voto, sin importar las personas”.

“Se está dando una sensación mayor hacia el rechazo, hacia la frontera, con un montón de estereotipos que son falsos. Tenemos la capacidad de acoger a más gente de una forma ordenada, equilibrada, se puede acoger solidariamente, ser generosos y disponer políticas de trabajo en países de origen. Si tomamos estas dos posturas desde la UE y los países miembros, daremos una respuesta mucho más adecuada”, señala Braulio Carlés, quien apuesta también por ampliar las vías legales y seguras: “hay mucha gente que está muriendo en ese intento de buscar una vida mejor, hay que impulsar desde la UE el rescate de personas y sensibilizar al ciudadano. En un mundo globalizado como en el que estamos, no podemos mirar hacia otro sitio ante el drama humano”, ha destacado durante la entrevista.

Ante los estereotipos que a día de hoy existen alrededor de las personas inmigrantes, Braulio Carlés señala que “son gente bien preparada y no podemos generar un ambiente tóxico, de rechazo, de masificación. Ante casos de inmigrantes que no logren insertarse en la sociedad en nuestro país, tenemos medidas, pero hablamos de un porcentaje mínimo porque la mayoría vienen para integrarse, para ser unos ciudadanos de bien. Además vienen con una mochila en la espalda muy gorda y en ese tránsito les ha generado ciertos desequilibrios, hay que ayudarles a normalizar esa situación”.

Ante esto, el coordinador regional de Accem en Castilla-La Mancha ha pedido a los Gobiernos “que pongan de nuevo a la persona en el centro, que se dejen de sus disputas absurdas, que empiecen a dialogar a un nivel europeo en primer lugar”.

70 millones de personas huyen de la guerra y la persecución en todo el mundo

Se estima que más de 70 millones de personas huyen de la guerra y la persecución en todo el mundo. El problema, además, se está desarrollando en un mundo globalizado: “No puede ser que no nos importe lo que le pase a otras personas en cualquier otro lugar del mundo”, ha destacado el coordinador regional de Accem en Castilla-La Mancha, quien considera que los diferentes gobiernos españoles “han sido acogedores, pero siempre se puede hacer más y mejor, y sobre todo cuando hay tanta necesidad en el mundo”.

“En este momento hay que trabajar en dos direcciones: buscar vías seguras y legales para que la gente no pase estas situaciones, buscar cómo trabajar en el país de origen y desde ahí seguir un trabajo de coordinación con las diferentes administraciones y con los actores, a nivel europeo, estatal, autonómico, provincial y local”, ha reiterado.

Según ha detallado el coordinador regional de Accem en Castilla-La Mancha, Braulio Carlés, la asociación cuenta en la actualidad con capacidad para seguir acogiendo a más personas que necesiten de la ayuda de la entidad, y ha instado tanto a los Gobiernos como a los ciudadanos a “no mirar para otro lado y ayudar a estas personas”.

Si lo desean, pueden profundizar la información reproduciendo el vídeo que acompaña a este texto