“Gª-Page ha configurado un muy responsable, a la vez técnico y político pero, ante todo, muy conocedor de los problemas de la gente”

(Desde el minuto 1’23’’)

Le pedimos que nos haga una primera valoración del recién nombrado Equipo de , de las personas que García-Page ha elegido para estar al frente de cada una de las áreas de gestión como consejeros. Cabañero asegura, sobre esta cuestión, que le parece una elección “muy acertada y muy meditada (como no podía ser de otra manera) por parte del ya presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha; creo que ha hecho un Gobierno muy responsable, a la vez técnico y político pero, ante todo, muy conocedor de los problemas de la gente y que se puede poner a trabajar desde hoy mismo para darles solución”.

Con lo que respecta a Albacete sobre ese Gobierno, añade que “estamos contentísimos de que la Consejería de Bienestar Social (que es una de las que más funciones va a tener en este periodo porque, probablemente, es donde más problemas haya que resolver) vaya a tener una albaceteña al frente” dice, refiriéndose a ; resalta, además, el hecho de que “el portavoz, ‘la imagen’ del Gobierno regional, sea otro albaceteño, un chico joven (Nacho Hernando), un hombre maravillosos y una gran persona y gran político… creo que para los albaceteños es un orgullo”.

Sobre el desdoblamiento de las Consejerías de Sanidad y Bienestar Social, explica que “muchas veces, cuando uno agrupa, parece que una es (como decíamos en el ‘cole’) ‘María’ de la otra… y ambas son lo suficientemente importantes como para que tengan que estar separadas; Emiliano García-Page ha dicho (lo hemos dicho todos los socialistas pero, especialmente, él) en toda la campaña electoral que había que recuperar la Educación, la Sanidad y el Bienestar de la gente, de modo que centrar esas tres Consejerías como tres Consejerías importantísimas dentro del Gobierno regional es un primer gesto de por dónde quiere ir el nuevo Gobierno y cuáles van a ser sus prioridades: recuperar el Estado del Bienestar para la ciudadanía y, evidentemente, esos tres pilares son básicos: la Sanidad (que se ha visto ‘maltratada’ durante estos cuatro años), la Educación y el Bienestar de la gente”.

“Quiero que sean cuatro años de Gobierno ‘de mano tendida’, en los que lo raro no sea que nos podamos poner de acuerdo, sino que sea lo habitual”

(Desde el minuto 4’10’’)

Con respecto a lo que ha venido siendo la tónica habitual tras otras citas electorales previas a las del pasado 24 de mayo, los días posteriores a esta última convocatoria con las urnas han resultado a todas luces algo ‘atípicas’: pocos (muy pocos) fueron los lugares (ya sea en lo local, lo provincial o lo regional) en los que todo quedó resulto la misma noche electoral; en la mayoría de los ámbitos han sido necesarias jornadas posteriores con el diálogo, la contraposición de ideas y la búsqueda de acuerdos y puntos en común como puntos esenciales para poder obtener apoyos que, para empezar, permitiesen las diferentes investiduras.

Ha sido el caso que se ha vivido en la Diputación Provincial de Albacete donde Santiago Cabañero ha podido tomar posesión como presidente garantizando la alternancia de Gobierno al frente de la máxima institución provincial gracias al acuerdo de investidura al que el PSOE llegó con la coalición Izquierda Unida-Ganemos Albacete para que los diputados de ésta última votasen en favor de Cabañero como presidente; además, tanto PSOE como PP habían logrado once diputados en las Elecciones y Ciudadanos lograba entrar también (de manera histórica, como en el caso de IU-Ganemos) en la Diputación, con un diputado en este caso. Sobre qué experiencias ha sacado (en lo personal y en lo profesional) de estos días de encuentros y búsqueda de apoyos e ideas conjuntas, nos habla el nuevo presidente.

“Parece raro que lo que debería de ser lo lógico es lo que resulta atípico -sonríe-, que hemos estado negociando, hemos estado dialogando, hemos estado hablando… ésa debería ser la principal responsabilidad de todos los representantes políticos…”. Dicho esto, que es muy cierto, añade haberse sentido “muy cómodo durante estos quince o veinte días en los que se ha estado negociando la composición de la Diputación, el ‘pacto de investidura’, y quiero agradecer la actitud con la que el Grupo Izquierda Unida-Ganemos Albacete se ha sentado a negociar”.

No en vano, Cabañero señala que “teníamos muchas coincidencias programáticas; estábamos de acuerdo en el diagnóstico de qué es lo que estaba ocurriendo en nuestra provincia, de cuáles son las necesidades principales… y también ha sido fácil coincidir en cuáles tienen que ser las soluciones y me he sentido muy cómodo”, reitera.

El nuevo presidente de la Diputación Provincial de Albacete explica querer “que estos cuatro años sean así, sean cuatro años de Gobierno de mano tendida, en los que lo raro no sea que nos podamos poner de acuerdo, sino que sea lo habitual, y no sólo el PSOE e IU-Ganemos (que somos las Fuerzas que representamos el ámbito de la izquierda): yo quiero que también Ciudadanos y el sean cómplices de las grandes decisiones que se tomen en esta provincia porque eso redundará en el beneficio de los ciudadanos; evidentemente, allá donde no sea fácil llegar a acuerdos, la responsabilidad de Gobierno la tiene el y tendrá que tomar sus decisiones (pero, ya le digo, siempre con la mano tendida y siempre buscando el acuerdo con la mayoría)”.

“Mi principal deseo sería que nos podamos poner de acuerdo en buscar soluciones, ése sería el principal deseo, pero la responsabilidad de Gobierno la tiene el PSOE”

(Desde el minuto 6’40’’)

En principio, desde IU-Ganemos Albacete dejaban claro (en una rueda de prensa durante la jornada previa al acto de constitución de la nueva Corporación de la Diputación) que el acuerdo al que han llegado con el PSOE era sólo de cara a la investidura permitiendo, así, la alternancia de Gobierno al frente de la máxima institución provincial (que, en la anterior legislatura, estuvo gestionada por el Partido Popular). No obstante, avanzaba que una de las disposiciones de dicho acuerdo establece la posibilidad de estudiar en próximos meses poder entrar a formar parte del Gobierno… ¿confía Cabañero en que esta posibilidad acabe sucediendo?¿Facilitaría, de base, cuestiones importantes (como, a priori, pueden ser fundamentalmente los presupuestos) o esas ‘coincidencias programáticas’ a las que antes aludía serían suficientes por sí misma para ir sacando adelante el día a día de la gestión de Diputación (sin acuerdo de gobernabilidad)?

“Mi principal deseo sería que nos podamos poner de acuerdo en buscar soluciones, ése sería el principal deseo -afirma-; soy consciente de que la responsabilidad de Gobierno la tiene el Partido Socialista y, en este caso, la coalición Izquierda Unida-Ganemos lo que ha hecho es decir que da su apoyo para que el presidente sea del Partido Socialista, facilitar la investidura; a partir de ahí, de ellos dependerá entrar en el Gobierno en un futuro o no”.

Es contundente al reiterar que “nosotros vamos a gobernar en solitario como Partido Socialista, es la responsabilidad que nos dieron el viernes y ya digo que, en la toma de decisiones que tengamos cuando nos sentemos a negociar presupuestos, pues intentaremos que sean unos presupuestos lo suficientemente sociales y solidarios como para que no puedan sentirse incómodos (ni ellos ni, probablemente Ciudadanos); yo sé que va a ser mucho más difícil coincidir (por cuestiones ideológicas, por supuesto) con el Partido Popular, pero bueno, en aquellas otras cuestiones que vayan en pro del beneficio de los pueblos de la provincia, me gustaría que tengan la generosidad de si en algo están de acuerdo, poderlo apoyar; pero, repito: soy consciente de que la responsabilidad de Gobierno la tiene el Partido Socialista, de que hemos concurrido a las Elecciones con un programa y con unas prioridades, y ésas son las que vamos a sacar adelante (en ese camino, buscaremos los ‘socios’ que sean necesarios para que salgan adelante pero sin renunciar nunca a lo que han sido nuestros compromisos programáticos y lo que consideramos que es lo mejor para la provincia de Albacete)”.

“En esta primera fase, lo que quiero ser es muy prudente y muy correcto con quien ha estado gobernando y yo, hasta que no vea las cuentas, no quiero decir si la situación es buena o mala: no lo sé”

(Desde el minuto 8’20’’)

Le preguntamos si conocen, en profundidad y al detalle, la situación (a nivel económico) de la Diputación de Albacete o si es algo cuyo análisis y estudio toca acometer en estos primeros días de trabajo.

Santiago Cabañero explica que “cuando hablamos de los compromisos, van más encaminados al momento a partir del que nosotros podamos hacer el presupuesto, evidentemente; yo, en esta primera fase, lo que quiero ser es muy prudente y muy correcto con quien ha estado gobernando y yo, hasta que no vea las cuentas, no quiero decir si la situación es buena o mala: no lo sé; quisiera pensar que sea buena (igual que se la encontró el Partido Popular) pero, como no lo sé, ni quiero ofender a nadie ni quiero hacer demagogia; creo que desde las instituciones hay que ser muy serios y quiero encabezar esa seriedad; por tanto, no sé la situación ahora mismo, lo que sí adelanto ya es que, en el momento en el que la conozcamos, se la vamos a contar a la gente”.

Prosigue concretando que “les vamos a decir a los ciudadanos cuál es la fotografía actual de la situación económica de la Diputación Provincial de Albacete y, a partir de ese momento, con lo que haya, trabajaremos; no nos vamos a quejar de ‘herencia’, le explicaremos la situación a la gente pero con lo que haya tenemos que trabajar, ése es el mandato que la ciudadanía da a los representantes políticos, nos eligen para buscar soluciones y no para quejarnos: ‘llorado se viene de casa’, eso sí, hay que contarle a la gente lo que está ocurriendo; y, a partir de ahí, al día siguiente con lo que haya, priorizar: eso tiene que ser la política (entiendo yo): priorizar con lo que hay, y con lo que haya ahora mismo económicamente, intentaremos hacer aquellos proyectos sociales que hemos estado anunciando y, evidentemente, a partir del presupuesto de 2016 es cuando ya estaremos en disposición de dar cumplimiento a todos nuestros compromisos”, subraya.

“Nuestra prioridad será solucionar los problemas de la gente: unas veces serán competencia nuestra, otras no, pero allá donde no lo sea habrá que buscar alternativas”

(Desde el minuto 10’49’’)

Establecía dos ejes, fundamentales, de la que será su acción de Gobierno estos años: la puesta en marcha de una serie de actuaciones ‘de choque’ que den respuesta a situaciones de emergencia social (incluyendo un importante esfuerzo en materia de empleo y un primer paso destacado en torno al problema de los desahucios) y un ejercicio especial de transparencia y buen Gobierno en la forma de hacer… ¿cómo tiene más o menos estructurada en su cabeza el presidente de la Diputación el modo de acometer estos retos, ayudado en quién y a través de qué medidas?¿Tiene claros cuáles serán los primeros pasos?

“Sí, tenemos muy claros los objetivos y tenemos nuestras ideas de cómo tiene que ser el camino, pero también hemos dicho algo muy importante: que el camino lo queremos andar con la ciudadanía, no lo queremos andar solos -introduce-; yo decía que tenemos que poner dinero para hacer un ‘plan de choque’ contra la pobreza, contra la exclusión social pero también dije que para esto crearemos una ‘Mesa Social’ con el fin de ver cómo es más rentable y entramos mejor en la solución del problema y, para eso, tenemos que ir acompañados (tienen que estar los agentes sociales, por supuesto; aquéllas Asociaciones que mejor conocen el problema porque llevan mucho tiempo trabajando en él; tienen que estar los Servicios Sociales de la Junta de Comunidades, los Ayuntamientos…), el cómo vamos a llegar a todo eso es lo que está por definir (aunque tenemos nuestras propias ideas) pero el objetivo lo tenemos claro”.

Concreta en el ámbito del Empleo y explica que “lo que no podemos en las instituciones es creer que nuestros problemas son distintos a los de la ciudadanía porque, probablemente, ahí viene el segundo conflicto (el de la desconfianza, el de la falta de transparencia); yo creo que no nos podemos escudar en si ‘esto’ es competencia o no es competencia, y tenemos que hacer que las competencias vayan encaminadas a solucionar los problemas de la gente”; pone un ejemplo señalando que “si hay un problema de empleo pues, sin incurrir en ninguna incompatibilidad, lo que tenemos que hacer es desde las competencias de Diputación, intentar buscar la fórmula para poner soluciones al problema del paro, ¿cómo lo haremos? pues destinaremos un dinero, pero habrá que hablar con los sindicatos y con los empresarios para ver cómo va a ser más eficaz (económica y socialmente) ese dinero”.

Al hilo de esto, apunta que “uno de los errores que más he criticado durante estos cuatro años al PP es que cuando peor estaba el desempleo en esta región y en esta provincia, no haya liderado la concertación social; si yo mañana dijese que hay 3’5 millones de euros para combatir el desempleo en la provincia pero no me sentase con los principales actores a ver cómo tenemos que desarrollar ese plan, probablemente estaría incurriendo en una irresponsabilidad; por eso, repito, sabemos cuál es el objetivo, tenemos que diseñas la fórmula de cómo va a ser más rentable (y en eso es en lo que vamos a trabajar); nuestra prioridad será solucionar los problemas de la gente: unas veces serán competencia nuestra, otras no, pero allá donde no lo sea habrá que buscar alternativas”.

Pone, en este sentido, una nueva muestra en el tema de los desahucios: “Evidentemente, la Diputación no puede hacer un ‘parque de viviendas’, ¿dónde lo hace?, probablemente no podríamos llegar aunque tengamos la voluntad pero, ¿Por qué no puede poner dentro del a Municipios un personal especializado en estos temas que ayude a los Ayuntamientos a resolver los problemas que tienen para evitar los desahucios?, ¿por qué Diputación no puede priorizar sus relaciones con aquellas entidades bancarias que sean más sensibles a evitar los desahucios?, eso entra dentro de las competencias de Diputación: aunque la política de vivienda no sea de Diputación sí que tenemos herramientas desde Diputación para ponerlas al servicio de la solución de los problemas, y ahí es donde queremos centrarnos”, explica.

“La política es el gobernar el hoy”

(Desde el minuto 14’50’’)

Me dirijo especialmente al Santiago Cabañero militante del PSOE en este caso. Le planteo si el escenario en el que ha llegado esta última cita con las urnas ha sido una buena ‘excusa’ (entre comillas) para que el PSOE, de algún modo, se haya reencontrado con políticas eminentemente socialistas que, no se sabe si el tiempo o las circunstancias, les habían llevado a ‘dejar de lado’ en algunos casos (provocando posiblemente, cierto alejamiento de una parte de sus ‘votantes históricos’ que pudieron acabar atribuyéndole políticas más propias al PP en ciertos momentos)?

“Yo vengo, especialmente, del ámbito de la política local, vivo en un pequeño municipio, y le aseguro que el Partido Socialista no ha perdido su esencia en el mundo que yo conozco”, explica; “no digo que en alguna institución, en algún momento, no es que se haya perdido la orientación socialista pero sí que eran otras circunstancias en las que parecía que el camino era otro”.

Dicho esto señala, sin rodeos, que “la política es el gobernar el hoy; ahora es muy fácil decir por ejemplo ‘hay que evitar los desahucios’, claro, porque ahora se está desahuciando a la gente, pero hace diez años la gente no hablaba de desahucios, no nos engañemos… por tanto, no eran la prioridad de los políticos; ¿se cometieron errores? sí, claro que se cometieron errores; ¿el Partido Socialista ha cometido errores en el pasado? sí; ¿que seguramente se ha fallado en explicarlos? sí, pero yo no hago como el presidente Rajoy y digo que sólo nos hemos equivocado en no saber explicar, sino también en la toma de decisiones (porque ha habido algunas que, probablemente, no se deberían haber tomado); pero, ya le digo, yo no considero que el PSOE se haya alejado de esos principios socialistas (no su base, por supuesto; no la inmensa mayoría de sus dirigentes políticos) aunque sí que es cierto que algunas decisiones más ‘de Estado’ la ciudadanía haya podido no entenderlas… pero, como comentaba, esto no es que vaya a suponer una vuelta a los orígenes (que le aseguro que nunca hemos perdido) pero sí que es cierto que habrá que adecuarse a los nuevos tiempos: no se puede hacer la política en el año 2015 como en el año ’82, igual que en el ’82 no se podía hacer como en el ’50; evidentemente, los tiempos van evolucionando, las necesidades de la gente son distintas y los Partidos (como instrumentos al servicio de la ciudadanía) nos tendremos que ir amoldando a los tiempos”, considera.

Competencias de trabajo ya decididas

(Desde el minuto 16’40’’)

Sondeamos si Santiago Cabañero tiene ya definida la distribución de competencias que hará entre los diferentes miembros de quienes le acompañan en el Gobierno provincial para establecer quién se encargará de cada una de las áreas que establezca: “La tengo -afirma, rápidamente y sonriendo-, pero permítanme que, por respeto a la institución y al Pleno de mañana (en estos momentos está la Junta de Portavoces reunida) no adelante mucho más”.

Reitera que la tiene, pues, y nos asegura que no le ha costado mucho definirla “porque los objetivos los teníamos claros, pero le puedo adelantar que va a ser muy importante el área social: va a haber varias vicepresidencias y nos vamos a volcar mucho en lo social, ése va a ser uno de los pilares importantes de la nueva corporación”, avanza.

Sobre esos diputados y diputadas socialistas que forman parte de esta andadura al frente de la Diputación de Albacete Cabañero afirma estar “contentísimo”; explica que “hay una mezcla de experiencia (que creo que es muy necesaria en todos los ámbitos de la vida, porque a mí no me gusta entrar en los sitios ’como elefante en cacharrería’, sino que me gusta escuchar mucho y después tomar decisiones) y también hay una parte de ‘juventud’, de novedad, de ganas de traer nuevas formas de hacer cosas y nuevas ideas…; creo que es un Equipo que creo que va a conjuntarse muy bien y en el que se va a combinar la experiencia y la juventud y creo que va a ser un muy buen Equipo de Gobierno”.

Sobre su cometido personal, explica que “la representación institucional de la Diputación es muy grande, por lo que a veces te tienes que dedicar más a eso que a la gestión directa, pero sí que es cierto que voy a estar muy muy muy pendiente del día a día de la institución, se lo aseguro y, sobre todo, en aquellas áreas que considero importantísimas (como el área social)”.

“Yo quiero tener mucha presencia en los municipios, quiero que sea una presidencia itinerante”

(Desde el minuto 19’33’’)

Prometió una presidencia de Diputación ‘con las puertas abiertas a los vecinos de todos y cada uno de los municipios de la provincia. ¿Se han vivido situaciones concretas de lo contrario en el último periodo?, le instamos.

“Me gusta ser muy correcto y muy respetuoso con la institución y, por tanto, no me van a escuchar a mí muchas críticas de gestiones anteriores (más allá de las que, evidentemente, el cargo obliga), pero a mí sí que me ha llamado mucha gente y me ha dicho ‘a ver si me puedes recibir porque hace no sé cuánto tiempo que no me han querido recibir’, y creo que eso es… un representante político que no escuche a la ciudadanía me parece que no está haciendo lo debido; yo cuando hablaba de ‘puertas abiertas’ lo decía en el doble sentido: de que la gente pueda venir a Diputación como lo que es (su casa) y que también el presidente de la Diputación y el Equipo de Gobierno vaya a los municipios; yo quiero tener mucha presencia en los municipios, quiero que sea una ‘presidencia itinerante’, quiero escucharle a la gente directamente cuáles son sus problemas, quiero pisar mucho la calle porque es la mejor manera de conocer la situación de la gente; y sí que es cierto que a veces nos han llegado quejas en ese sentido de que en bastante tiempo no han ido o no se les ha recibido… eso es lo que no quiero que ocurra: quiero poder recibir a la gente y que la gente pueda venir a la que considero que es su casa para que pueda decir lo que considere oportuno (y, al mismo tiempo, ir yo también a visitar a la gente)”.

Sin embargo, en esas palabras en su investidura, añadía un matiz cuando hablaba de esto y añadía la frese ‘más allá de las siglas’: ¿ha habido problemas en este sentido por cuestión de colores políticos?: “Ha habido trato discriminatorio -afirma-, igual que con la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha, claro que sí y, además, con datos; ha habido Ayuntamientos que se han visto muy maltratados simplemente por el color de su Gobierno (como si en esos municipios no vivieran ciudadanos de todos los colores políticos), creyendo que se castigaba al alcalde se ha estado castigando al municipio (sólo hay que ver los prepartos que en muchas ocasiones se han hecho)”.

Asegura que él comprometió algo más “decía que habrá pluralidad y publicidad en todas las decisiones; quiero que haya pluralidad, quiero que estén representados todos los Grupos políticos en la toma de decisiones, claro que sí, porque la sociedad es plural y nos han dado un mandato para que, entre todos, decidamos: hagámoslo, sin discriminar a nadie porque, repito, cuando intentas discriminar a un alcalde lo que estás discriminando es a un municipio y, los municipios, ni son del PSOE ni del PP ni de ningún color (de hecho, incluso algunas veces cambian durante la legislatura)”, sonríe, “por tanto, me parece un error de bulto, y probablemente por eso nos hemos encontrado con Gobiernos que en sólo cuatro años han dilapidado la gran confianza que la ciudadanía les dio, y es porque han gobernado probablemente desde la soberbia y el rencor; yo en política siempre digo que lo importante no es quien te votó ayer, sino quien te tiene que votar mañana: por tanto hay que gobernar para la mayoría y con las puertas abiertas a todos porque representamos a todos los ciudadanos”.

“Yo, a partir de ahora, soy el presidente de la Diputación Provincial de Albacete; además, socialista, evidentemente (eso lo lleva uno en el corazón además de en el carnet) pero mi mandato es el de gobernar para todos, y eso es lo que quiero hacer desde el primer día, y quien venga a la Diputación no va a tener que venir con ningún carnet en la boca, se lo aseguro, van a ser todos igual de bien recibidos (luego priorizaremos y, evidentemente, haremos un Gobierno social, muy por lo público, dentro de lo que nosotros consideramos que tiene que ser nuestra línea de Gobierno, pero tara todos)”, recalca.

“Las instituciones, para que sean respetadas, lo que tienen que ser es útiles; la Diputación, también”

(Desde el minuto 23’40’’)

Después de que, desde algunos sectores, se venga señalando (más o menos directamente, según el caso) el carácter innecesario de ciertas instituciones (como las Diputaciones Provinciales), ¿qué impronta quiere influir para cambiar esos pensamientos, en quienes aún los puedan tener?

“Las instituciones, para que sean respetadas, lo que tienen que ser es útiles y, la Diputación, también”, afirma sin más vuelta de hoja. “En un momento en el que estamos diciendo que los recursos son limitados y que hay que optimizarlos (incluso así lo dice la nueva Ley de la ), no podemos decir al mismo tiempo que aquellas instituciones que están destinadas a optimizar los recursos (porque, de otra manera, habría recursos y servicios que no llegarían a los pequeños municipios), son inútiles; evidentemente, si las Diputaciones las vemos como algo obsoleto, como algo que instauró ‘la Pepa’ la Constitución de 1812 para promover y promocionar las provincias y nos quedamos en eso… pues probablemente no seremos útiles; si nos dedicamos a poner en marcha algunas decisiones (como han hecho anteriores Gobiernos) que creo que no han sido muy útiles para la ciudadanía, pues probablemente la ciudadanía no se sienta identificada con esta institución pero si somos capaces de, desde la institución provincial, darle solución a los problemas de la gente, la gente la verá útil”, afirma.

Añade que “la Administración Local creo que es la más importante, es la más cercana, es el principal recurso al que los ciudadanos tienen acceso, es la que más fiscalizan los ciudadanos; un vecino de cualquier municipio sale a la puerta de su casa y ve al alcalde, y le hace un ‘escrache’ cada vez que lo ve en el bar y se le sienta al lado y le dice ‘oye me tienes que arreglar este problema’ -sonríe-; por tanto, ésas instituciones cercanas que somos la Administración Local creo que tenemos que ser las más útiles de todas (y de ellos dependerá nuestro éxito)”, concluye.

Hasta aquí la versión escrita de la primera entrevista que Santiago Cabañero concede al Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca como nuevo presidente de la Diputación Provincial de Albacete. Pueden ver al completo este capítulo de nuestros “Encuentros Digitales” visionando al completo, si lo desean, el vídeo que acompaña a este texto.