Comenzamos con una alusión directa a la actualidad de este miércoles, 29 de noviembre, en la ciudad de Albacete donde, esta mañana se ha producido la entrega al Ejército de nuestro país por parte de Helicopters de cinco nuevos helicópteros, acto durante el cual el presidente de la compañía, , ha avanzado que “la planta de Albacete se especializará y será responsable de la integración de los fuselajes posteriores de todos los helicópteros de destinados a todo el mercado global” y también ha asegurado que se estudia “la posibilidad de crear un Industrial para alimentar todo el sistema industrial de en Europa, que permitiría optimizar la capacidad de evolución y que, a su vez, fomentaría el empleo directo y participaría en el desarrollo del Polígono Aeronáutico y Logístico de Albacete, un nuevo modelo industrial que comprometerá en la misma medida a la industria y a las instituciones públicas”.

Pedrosa advierte del “timo del tocomocho” que Airbus Helicopters puede hacer a Albacete

Sobre ello, Carlos Pedrosa apunta, deseando equivocarse, que lo que se ha anunciado para Albacete esta mañana es “el timo del tocomocho”. Lo argumenta valorando que “eso que ha anunciado el responsable de la empresa con palabras tan complejas se llama fabricar los puros de cola de los helicópteros; lo que ha dicho el responsable de la empresa con la ministra de Defensa (albaceteña) es que la fabricación integral de los helicópteros que se venía haciendo en Albacete ya no se va a hacer en Albacete y que lo único que se va a hacer (probablemente con mayor carga de trabajo) es la fabricación de los puros de cola, es decir: taladros y remaches, y luego el mantenimiento nos lo venden como algo nuevo pero no es cierto porque ya se está haciendo”.

Añade que “lo más grave es que no se ha asegurado taxativamente que el Centro Logístico del grupo Airbus Helicopters se vaya a hacer en Albacete, sino que se está estudiando que esté aquí; es decir, que incluso en caso de hacerse eso (que es una posibilidad) lo que se va a hacer en Albacete es cerrar el ciclo de fabricación integral de helicópteros y montar una empresa de logística que seguramente (y, repito, espero estar equivocado) serán subcontratas o empresas multiservicios que transformarán los actuales puestos de trabajo (estables y bien remunerados) por trabajo precario, aunque haya más empleos… un auténtico ‘timo del tocomocho’ es lo que se ha anunciado esta mañana a bombo y platillo con palabras rimbombantes por el responsable de la empresa y por ministra de Defensa”.

“Ya no va a haber más helicópteros ‘made in Albacete’: ahora vamos a tener puros de cola y aquí lo se va a hacer es taladrar y remachar”

Sobre la decisión de que finalmente Albacete acoja ese Centro Logístico, Pedrosa imagina “que dependerá de las presiones internas que reciba la empresa de los distintos países que tienen intereses en el grupo europeo Airbus”.

Al preguntarle si le consta que hay preocupación en los trabajadores en torno a esta situación, Pedrosa nos comenta que de tener el móvil a mano durante la entrevista nos mostraría “los mensajes que algunos de los 200 afiliados de la UGT trabajadores de Airbus Helicopters me han mandado… el cabreo es indescriptible porque ellos llevan ya dos años anunciando que iba a pasar esto y nadie los ha creído (incluidos algunos medios de comunicación de C-LM y de Albacete)”.

De llegar a ocurrir eso que él avanza, afirma que para impedirlo se hubiera podido “cumplir los compromisos de encargo del y del al Grupo industrial y que esos helicópteros se fabricaran en Albacete, porque si pasa lo que ha dicho ese señor esta mañana, el dinero de los españoles se va a emplear para pagar unos helicópteros fabricados en Francia y cuya fabricación estaba comprometida para Albacete porque ya no va a haber más helicópteros ‘made in Albacete’: ahora vamos a tener puros de cola y aquí lo se va a hacer es taladrar y remachar”.

“Hoy en día los ciudadanos podemos elegir a qué problema o a qué drama nos apuntamos”

Sobre las sensaciones con las que la UGT cierra este 2017, su secretario general regional de Castilla-La Mancha apunta que “hoy en día los ciudadanos podemos elegir a qué problema o a qué drama nos apuntamos: el excéntrico presidente de los EE.UU., el loco de Corea, la tragedia humanitaria de África o los muertos en el Mediterráneo, la tragedia diaria del terrorismo machista en este país, los dramas familiares que nos regala día a día el mercado de trabajo y la reforma laboral del PP, la situación de las pensiones, la parálisis institucional del país en estos momentos, el problema territorial y su epicentro en Cataluña… tenemos donde elegir drama, estamos encantados…”, ironiza.

Critica que nos hayamos centrado a destiempo en el tema de Cataluña y que “el problema no se ha atajado por quien tenía que atajarse en su momento, cuando tenía solución… no hacerlo entonces ha dado lugar al drama que tenemos hoy, que es grave, y la sociedad en su conjunto debemos estar preocupados”.

Carlos Pedrosa no duda al asegurar que “España tiene un problema territorial que no está solo centrado en Cataluña, porque si hablamos de problema territorial tenemos que hablar de las desigualdades que hay entre territorios (y, por tanto, entre ciudadanos), tenemos que hablar de las desigualdades que generan las inversiones de las Administraciones entre las distintas Comunidades Autónomas, tenemos que hablar de la financiación autonómica y de tantas y tantas cuestiones fundamentales como, por ejemplo, que en la agenda de los partidos políticos en no estén las preocupaciones de los ciudadanos”.

La financiación autonómica: un problema “complejo” que no se termina de abordar porque está plagado de “intereses”

Pedrosa profundiza en que al hablar de financiación autonómica estamos hablando de cuestiones esenciales como la Sanidad, la Educación, la Dependencia… “por lo tanto, si no tiran ‘pa’lante’ con la financiación autonómica, no les preocupan estos problemas”, añade.

Afirma que no se termina de abordar ese problema de la financiación autonómica porque es “complejo” en el que, por un lado, existen “intereses de partido, intereses del Gobierno de España (y, por extensión, del ) en seguir manteniendo un sistema de control del déficit para cumplir con los parámetros que nos ha marcado que está machacando las cuentas de los Ayuntamientos y de las Comunidades Autónomas por distintas vías y, por lo tanto, no tienen interés porque quieren sacar nota en el control del déficit”.

Pone un ejemplo con la reivindicación histórica que Albacete viene haciendo de la A-32 (un proyecto en diferentes fases tras veinte años y, todavía, sin verse realizado), reivindicación que se ha aguzado en el presente y que están liderando en nuestro territorio precisamente los sindicatos UGT y CC.OO: “Lleva décadas pendiente esa infraestructura que articula una zona del país que en los últimos 80 años ha perdido población y ha hecho sacrificios enormes trabajando en otras Comunidades Autónomas o levantando la ciudad de Albacete, y se merece una vía que permita mantener esa España rural, intermedia entre el levante y el centro peninsular, y que es la gran olvidada: ésa es la realidad y se puede aplicar al tema del agua, al tema de las infraestructuras, al tema de la financiación autonómica…”.

“Se ha criminalizado la política, y eso beneficia a los que quieren excluir a los ciudadanos de la política; y la política es demasiado importante para dejarla en manos de los políticos”

Frente a esos intereses partidistas de los respectivos partidos políticos de turno, el secretario general de la UGT en nuestra región señala que es necesaria “la participación masiva de los ciudadanos en los partidos políticos en los que crean que deben estar según sus ideologías, y la participación masiva de los ciudadanos en los procesos democráticos en este país; en España hemos pasado muchos años (especialmente los últimos) en los que se ha criminalizado la política, y eso beneficia a los que quieren excluir a los ciudadanos de la política, y la política es demasiado importante para dejarla en manos de los políticos”.

Señalando el ejemplo del agua, apunta cómo en sí es problema que moviliza a miles de personas en manifestaciones a pesar de que en ellas “se defienda lo indefendible, como es el Trasvase Tajo-Segura” y cómo aquí no logramos movilizarnos masivamente, “quizá porque no hay permeabilidad social, porque no se explican los temas suficientemente…”.

Confía en que “ahora hay una generación de gente de entre veinte y treinta años que puede cambiar esta realidad porque son muy activamente, opinan, están muy preparados (profesional y académicamente) y pueden cambiar esta situación, pero yo tengo ganas de que esa ‘España intermedia’ como Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura… levante la voz”.

“No nos damos cuenta de que en España llevamos unas 45 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas… y es un asunto grave que no admite paliativos”

Es muy probable que hubiera sido deseable que también hubiera acudido más gente de la que lo hizo a la manifestación que este pasado domingo, 26 de noviembre, Albacete acogió Contra las Violencias Machistas (convocadas por numerosos colectivos, como los propios sindicatos).

“Apatía, miedo…” son algunas de las razones que Pedrosa alude como motivos a esa falta de la gran afluencia que debería haber sido frente a una lacra social así. “No nos damos cuenta de que en España llevamos unas 45 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas… y es un asunto grave que no admite paliativos” dice, señalando que la UGT ha pedido “que se revisen las penas para estos delitos porque esta situación es intolerable; evidentemente, se toman medidas legislativas que hay que dotar de forma suficiente (cosa que no está haciendo el Gobierno de España en este momento) pero, tal y como recientemente pedía el presidente del , hay que dotarnos de Juzgados específicos en materia de violencia de género porque no dan abasto (y porque requieren unos conocimientos muy concretos)… son cosas que hay que empezar a hacer porque tenían que estar hechas”.

Lamenta que, sin que pasase nada, desapareciera de las escuelas de nuestro país la (entonces) polémica asignatura ‘Educación para la ciudadanía’ y asegura que “necesitamos esa asignatura para que los chicos aprendan que revisarle el móvil a la amiga no se puede hacer, que por ahí no vamos…, es básico”.

“Según el último estudio hecho por UGT, las mujeres en este país llevan trabajando gratis ya un par de semanas y eso se va a alargar hasta Año Nuevo”

Siguiendo en el ámbito de la igualdad, ya centrados en lo laboral, desde los sindicatos abogan por trabajar duro durante el próximo 2018 por atajar (por ejemplo, incluyendo cláusulas en los convenios colectivos) el problema de la brecha salarial que existe en nuestro país (cifrada en torno al 20%).

“Según el último estudio hecho por UGT, las mujeres en este país llevan trabajando gratis ya un par de semanas y eso se va a alargar hasta Año Nuevo; se debe a muchas razones, como la poca presencia femenina en algunos sectores productivos, la marginación en los ascensos profesionales de las mujeres… son necesarias medidas de discriminación positiva hacia las mujeres pero es que cuando hablamos de esto, saltan todas las alarmas en muchos ámbitos sociales y políticos de este país”, explica.

Apunta que en nuestro país, en el tema de mujer “tenemos un problema hasta de vocabulario” que nos impide ver la dimensión del conflicto, que es “enorme”. Y asegura que se alegrará mucho si, de proponer cláusulas de discriminación positiva hacia las mujeres incorporando cláusulas que favorezcan la promoción de las mujeres a cargos directivos de las empresas, la Patronal le dice que sí.

“Desde la UGT vamos a reivindicar que tanto el salario mínimo de convenio como el salario mínimo interprofesional (que está muy generalizado, también en Albacete, y está fuera de los convenios) tenga un mínimo de 1.000 euros”

Recientemente, los agentes sociales de la provincia (patronal y sindicatos UGY y CC.OO.) hacían balance de la negociación colectiva en el territorio albaceteño durante 2017, coincidiendo entonces todos los intervinientes en resaltarla como muy satisfactoria (de hecho, se han firmado el 95% de los convenios).

En ese escenario, el presidente de la afirmó que ‘la provincia de Albacete es, con mucha diferencia, la mejor de la región en negociación colectiva y no nos ha afectado en ella la reforma laboral (que primaba el convenio de empresas sobre el sectorial): las empresas que han acudido a convenios de empresa por encima de los sectoriales no han llegado ni al 10%’, cuestión sobre la que preguntamos a Pedrosa.

“La reforma laboral es algo más que la prevalencia del convenio de empresa sobre el del sector; es verdad que la provincia de Albacete está por delante de otras en cuanto a los convenios firmados y que eso aquí funciona mejor, reconocido; pero el hecho de que sólo haya un 10% de empresas que han optado por el convenio de empresa por encima del de sector refleja no sólo lo que, hábilmente, dice Artemio, sino también que el tamaño de las empresas de Albacete es muy pequeñito y que no son empresas que se lían a negociar un convenio propio… de modo que vamos a quedarnos en mitad y mitad, Artemio…”, explica.

Dicho esto, asegura que Albacete no es la mejor provincia en cuanto a subida salarial (mejor, por ejemplo, en Guadalajara). La pretensión de los dos sindicatos de clase es que una de sus grandes luchas de cara al próximo año sea, precisamente, que haya subidas salariales que permitan que los trabajadores tengan al fin mayor poder adquisitivo y, por tanto, más dinero que gastar contribuyendo a mover la rueda de la economía. Sobre si será fácil el ‘sí’ de la Patronal y de las empresas a tal pretensión, Pedrosa señala que las perspectivas de la negociación colectiva a nivel nacional son negativas, como queda demostrando con un ‘tenso’ “clima de entendimiento” con la Patronal.

A partir de ahí, UGT ha fijado una clara reivindicación en materia salarial: “Que tanto el salario mínimo de convenio como el salario mínimo interprofesional (que está muy generalizado, también en Albacete, y está fuera de los convenios) tenga un mínimo de 1.000 euros; en este país hace unos años era una miseria ser mileurista y hoy suspiramos por serlo”, afirma.

“Vamos a estar al lado del Gobierno para pedir una mejor financiación autonómica para Castilla-La Mancha”

Por último, como valoración al contenido del Proyecto de Presupuestos regionales para 2018 que se ha presentado en Castilla-La Mancha, el secretario general regional de la Unión General de Trabajadores explica que desde el sindicato han trasladado al Gobierno que “la prioridad de los presupuestos de 2018 debe ser (por este orden) Empleo, Sanidad, Educación y Dependencia”. Pone de relieve el “importante” nivel de gasto social que hay en Castilla-La Mancha en relación a otras Comunidades Autónomas sobre el montante total del proyecto de presupuestos, y espera que esto haga posible también “satisfacer los compromisos cerrados (y alguno pendiente todavía) con los empleados públicos de la Junta de Comunidades”.

Afirma que “no vamos a llegar hasta donde queremos llegar” si no volvemos al tema con el tema con el que hemos casi iniciado esta entrevista: la financiación autonómica, y señala como necesaria también una subida de impuestos (no a las clases medias) porque “en España tenemos una presión fiscal menor que en otros países de Europa, lo que deriva en menos recursos para financiar los servicios”.

Aplaude que el Gobierno apueste, también de cara a 2018, por el Plan de Empleo y adelanta que “vamos a estar al lado del Gobierno para pedir una mejor financiación autonómica para Castilla-La Mancha y, a partir de ahí, seguimos creyendo que en este país hace falta una reforma fiscal que mejore la progresividad y que haga que el que tiene pague más de lo que está pagando (porque en España no se hace eso)”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo la entrevista a Carlos Pedrosa, secretario general de la UGT en C-LM, mediante el vídeo que acompaña a esta versión por escrito de la misma.