Unanimidad en el Pacto por Castilla-La Mancha

El pasado 4 de agosto de 2009, el Gobierno de Castilla-La Mancha, las cinco diputaciones provinciales, la Federación de Municipios y Provincias, la Confederación de Empresarios y los sindicatos UGT y CCOO rubicaban el Pacto por Castilla-La Mancha con un doble objetivo: generar oportunidades para todos los trabajadores de la región que queden en situación de desempleo y reactivar la actividad económica de Castilla-La Mancha.

Un pacto firmado por unanimidad por parte de todos los agentes sociales de la región al considerar que “hay que unir voluntades y priorizar lo importante en tiempos de crisis”, según apuntaba el consejero de Presidencia, José Valverde.

En este sentido cabe recordar que la firma de este Pacto está motivada por las dificultades que ha ocasionado en la economía de Castilla-La Mancha la actual crisis, siendo el descenso en la actividad del sector de la construcción y en el industrial lo más preocupante.

Circunstancias que han derivado en un importante crecimiento en la tasa de desempleo de la región, fiel reflejo de las dificultades que atraviesa el mercado laboral castellano-manchego.

Minimizar los efectos de la crisis económica en Castilla-La Mancha es sin duda el gran reto de este Pacto, adoptando medidas encaminadas a generar oportunidades para los trabajadores que dejen de percibir prestaciones por desempleo.

Un Pacto que contempla además la puesta en marcha de medidas de carácter coyuntural para reducir el impacto de la crisis en la actividad económica regional, así como iniciativas estructurales encaminadas a fortalecer la economía y sentar las bases de un nuevo modelo productivo.

El consejero de Presidencia lamentaba que el Partido Popular de la región se haya quedado al margen del Pacto por Castilla-La Mancha dejando la “silla vacía” en la negociación.

“Con IU no se llegó a un acuerdo pero por lo menos intentamos acercar posiciones, sin embargo el PP ha rechazado la posibilidad de mantener un contacto y esto es difícil de entender”, añadía Valverde.

Según explicaba “se trata de construir el presente y el futuro de la región en un momento complicado”. Para ello, se negociará con todos los firmantes del Pacto para incluir en los Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha del próximo año todas las medidas económicas acordadas por consenso.

Un compromiso que se materializó en la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto por Castilla-La Mancha celebrada el pasado 2 de septiembre.

Entre los asuntos tratados destaca la inversión en obra pública e infraestructuras, los convenios en obras hidráulicas, el apoyo a los colectivos con dificultades o la optimización del gasto público.

Los Presupuestos más participativos de la historia de C-LM

En relación a los Presupuestos Generales del Gobierno de Castilla-La Mancha para el próximo año 2010, José Valverde hacía referencia al Anteproyecto de Ley de dichos presupuestos señalando que “serán más austeros que en ejercicios anteriores porque hay menos ingresos”.

Teniendo en cuenta que los acuerdos adoptados por los firmantes del Pacto por Castilla-La Mancha se incorporarán a los Presupuestos del próximo año, no es de extrañar que el consejero de Presidencia señale que “serán los presupuestos más participativos de toda la historia de la región”.

Unos presupuestos en los que, según apuntaba José Valverde, “no se van a tocar ninguno de los Servicios Sociales esenciales como son la Educación, la Salud, la atención a mayores o personas con discapacidad, porque son las garantías más importantes que hay que mantener en momentos difíciles”.

En su opinión, la clave está en seguir ofreciendo en los momentos difíciles el mismo nivel de Servicios Sociales para diferenciarnos del resto de las Comunidades Autónomas, sobre todo en tiempos de crisis, “garantizando que los que menos tienen, sigan disfrutando en Castilla-La Mancha de unos servicios de calidad sin que esto suponga un gravamen para sus economías”.

De este modo, en los Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2010 se realizará una apuesta decidida por el empleo, la sanidad, la educación, las infraestructuras y los servicios sociales, con el fin de dinamizar la economía castellano-manchega a través de un nuevo modelo productivo, más sostenible, ambiental y social.

Por tanto la meta del Gobierno regional será paliar los efectos de la crisis en Castilla-La Mancha, reforzando la cohesión social para seguir avanzando en competitividad.

La reforma del Estatuto de C-LM, en punto muerto por las diferencias políticas en materia de agua

En relación a la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, José Valverde considera que los diferentes puntos de vista que existen sobre el trasvase Tajo-Segura son los que están motivando el parón en esta reforma, consensuada en principio por unanimidad.

El consejero de Presidencia recordaba que el PSOE planteó desde el Gobierno regional enmiendas solicitando la caducidad del trasvase Tajo-Segura en 2015, así como una reserva de 600 hectómetros cúbicos de agua no trasvasable para poder generar una lámina de agua en la cabecera y mantener el caudal ecológico del Tajo.

“El PP ha solicitado que desaparezca la caducidad del trasvase e incluso habla de una reserva de 600 hectómetros cúbicos para Castilla-La Mancha cuando en realidad se están usando en estos momentos entre 3.000 y 3.500 hectómetros cúbicos de agua al año en la región”, añadía Valverde.

En su opinión, el Partido Popular defiende mensajes diferentes según el territorio geográfico en el que se encuentra en materia de agua por las presiones que ejercen sus compañeros de Murcia y Valencia. “En Castilla-La Mancha, Cospedal prefiere ejercer de Secretaria general del Partido Popular, antes que de Presidenta regional de los populares cuando hay que hablar de agua”, añadía José Valverde.

Desde el Gobierno regional sostienen que la líder del PP de Castilla-La Mancha debería dejar a un lado las presiones que pudiera estar recibiendo y aceptar la invitación realizada por el presidente regional, José María Barreda, para que se pueda celebrar una reunión específica con el fin de desbloquear el Estatuto y que este texto pueda ver la luz lo antes posible por el bien de todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha.

Gran Pacto Social por la Educación en C-LM

Recientemente, el jefe del Ejecutivo regional, José María Barreda, anunciaba la puesta en marcha de una nueva Ley de Educación, que en estos momentos se encuentra en fase de borrador pendiente del dictamen del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha.

Una Ley que verá la luz en el presente curso, precedida por un gran Pacto social por la Educación en la región.

En este sentido, José Valverde señalaba que “la actuación partidaria es importante en política, pero para determinados temas debemos dejarla a un lado y compartir con el resto un proyecto que va más allá de los propios partidos porque afecta al núcleo de la Comunidad Autónoma”.

En el caso de la Educación, “todos tenemos que ponernos de acuerdo”, añadía.

El consejero de Presidencia lamentaba que “en C-LM se ha decretado una oposición que está desenfocada, una oposición del no a todo que intenta destruir y no construir, que no hace propuestas y que cada vez que se le tiende la mano, poco menos que la muerde, y los ciudadanos se están percatando de ello”.

El futuro de Caja Castilla-La Mancha

El futuro de Caja Castilla-La Mancha sigue siendo un enigma sin resolver para gran parte de la sociedad castellano-manchega. El Consejero de Presidencia, José Valverde, no entiende cómo se habla de la despolitización y profesionalización de las Cajas y luego todo el mundo le pregunta a los políticos por su futuro.

En su opinión, el hecho de que el Banco de España esté al frente de la es una garantía de tranquilidad y seguridad, sobre todo en un momento en el que existe un proceso abierto de reformulación del sistema de ahorro de las Cajas, a nivel nacional.

“La Caja Castilla-La Mancha, intervenida por su falta de liquidez, está recuperando su solvencia y en estos momentos está demostrando que tiene futuro”, añadía.

Valverde sostiene que “no hay que confundir la viabilidad y el futuro de la CCM y el hecho de que sea una entidad solvente, con que finalmente tenga que tomar medidas para garantizar una presencia importante en el mundo del ahorro en el que se están produciendo cambios”.

El consejero de Presidencia desconoce si finalmente se llevará a cabo una fusión con la CCM, sin embargo sostiene que sería una solución normal que podría darse en cualquier otra entidad. En su opinión, “lo verdaderamente importante es que Caja Castilla-La Mancha sigue siendo una entidad de referencia para las empresas y ahorradores de la región, que sigue manteniendo su sede y la actividad de la Obra Social, así como el empleo de sus 3.000 trabajadores”. En definitiva, Valverde considera que sigue siendo un instrumento útil para el desa-rrollo y progreso de C-LM.

En relación al “acoso y derribo” que el Partido Popular está llevando a cabo contra el Gobierno regional por el asunto de Caja Castilla-La Mancha, el consejero de Presidencia sostiene que “el PP prefiere una región que no funcione para poder culpar al Gobierno”.

Valverde criticaba que el PP está llevando a cabo en la región una oposición “dura y mentirosa y nada constructiva”, creando un clima “crispado” en CLM.

El desempleo, prioridad para el Gobierno regional

Según apuntaba el consejero de Presidencia, el desempleo se ha convertido en “la primera preocupación y ocupación del Gobierno de Castilla-La Mancha”. Por este motivo, se han contemplado diferentes medidas para apoyar al empresariado de la región con el fin de fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo.

Según Valverde, la investigación garantizará nuevas oportunidades tras este parón provocado por la crisis, convirtiéndose además la inversión en formación en una pieza clave para salir reforzados.

En este sentido, el consejero de Presidencia hacía referencia al Plan de Choque del Gobierno de José María Barreda señalando que “el 30% del horario laboral se está dedicando a la formación de los trabajadores para mejorar su competitividad en el mercado laboral”.

El objetivo es establecer medidas para paliar los efectos ocasionados por el agotamiento de las prestaciones o subsidios de las personas desempleadas, ofreciéndoles un contrato de trabajo de 6 meses, y un salario de 624 euros al mes, así como orientación laboral y formación adecuada a sus necesidades.

El Plan de Choque por el Empleo cuenta con una inversión de 50 millones de euros y será cofinanciado por el Gobierno de Castilla-La Mancha y las cinco Diputaciones provinciales, que aportarán 2,5 millones de euros del total, poniendo además a disposición de los trabajadores asesoramiento administrativo.

Un Plan que podría ver prorrogados sus plazos si así lo determinaran los firmantes del Pacto por C-LM.

Las TIC marcarán la salida de la crisis en C-LM

El consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha, José Valverde, destacaba la necesidad de desarrollar y potenciar las Tecnologías de la Información y la Comunicación, las denominadas TIC, en momentos de crisis.

En este sentido, en una entrevista concedida a La Cerca Televisión, Valverde ponía en valor el esfuerzo realizado por este Grupo Multimedia de Comunicación al apostar por una iniciativa pionera en la región, como es la televisión por Internet, en momentos difíciles.

El consejero de Presidencia señalaba que “estamos muy por delante del resto de las Comunidades Autónomas en el ámbito educativo y sanitario gracias al desarrollo de la Sociedad de la Información”.

A este respecto, destacaba la informatización de las aulas y del profesorado, dentro del ámbito educativo, así como los avances realizados en Sanidad de la mano de las Nuevas Tecnologías, permitiendo, por ejemplo, hacer diagnósticos en base a las pruebas que se han realizado a muchos kilómetros de distancia.

Según explicaba Valverde, la Universidad regional, al ser multicampus, fue pionera en la generación de una dinámica de inversión en Tecnologías de la Comunicación para poder unificar criterios y mejorar el trabajo entre los diferentes campus.

“Inversión en Tecnología y un desarrollo importante de la misma para evitar los problemas generados por la distancia”, añadía.

El consejero de Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José Valverde, destacaba la importante inversión aprobada en el último Consejo de Gobierno para que la banda ancha llegue a todos los núcleos de la región antes de 2011 y conluir así el denominado programa “Nerpio”.

C-LM es la segunda Comunidad Autónoma donde más ha crecido el número de usuarios de Internet

Uno de los grandes objetivos del Gobierno regional es proporcionar a todos los castellano-manchegos la oportunidad de acceder a las nuevas redes de telecomunicaciones en igualdad de oportunidades, independientemente de su lugar de origen o residencia.

Con esta filosofía se han puesto en marcha diferentes programas entre los que se encuentra “Nerpio”, nacido en el año 2002 como uno de los grandes impulsores en el desarrollo de la red regional de banda ancha.

En este sentido cabe destacar que en la actualidad C-LM es la segunda Comunidad Autónoma de España que más ha incrementado el número de usuarios de Internet entre los años 2006 y 2008, según los últimos datos del Estudio General de Medios. En concreto, el número de internautas en la región ha crecido un 6,2 por ciento frente a un 3,6 nacional, es decir, hemos crecido 2,6 puntos por encima de la media nacional. En esta línea destaca el protocolo firmado entre el Gobierno de C-LM y Telefónica, el pasado mes de abril, para mejorar la tecnología de acceso a Internet por línea ADSL en 98 núcleos de población, así como la cobertura de telefonía móvil a otras 78 poblaciones, beneficiando a más de 56.400 castellano-manchegos. El objetivo final es llevar la banda ancha a toda la región antes de 2011. Un reto alcanzable teniendo en cuenta que en la actualidad, más del 96 por ciento de la población de Castilla-La Mancha tiene acceso a Internet por ADSL y más del 99 por ciento cuenta con una óptima cobertura de telefonía móvil.