Nos visita por primera vez personalmente. Restan aún siete meses para la cita con las urnas a nivel autonómico y municipal pero, a pesar de no estarlo todavía, bien parece que llevamos ya tiempo viviendo en campaña electoral. Le preguntamos a nuestra invitada, Celia Cámara, coordinadora de UPyD en Castilla-la Mancha, si también ella tiene esa sensación…”Yo creo que la situación de este país ahora mismo –asegura- y la aparición de distintas formaciones políticas sí están creando ese ambiente; el hastío, el cansancio de la gente ante la situación social, económica, política… hacen que se dé esa sensación de a ver si llegamos y hay un cambio”, explica.

Considera que esa proliferación de nuevos Partidos a la que se refería “responde al hartazgo de la gente hacia el bipartidismo: está cansada de ver lo mismo pero, si lo mismo funcionara bien, quizá no se hubiera producido esta eclosión de distintas formaciones políticas…”. Recuerda que “la más joven de esas formaciones, ‘Podemos’, es la materialización del movimiento ciudadano 15M que se comenzó a ver en 2011 saliendo a las calles e intentando evidenciar lo que otros Partidos políticos llevábamos denunciando mucho tiempo, pero desde otra perspectiva más ciudadana”.

“Ahora surge una formación que, por ejemplo, dice que no vamos a abonar la deuda pública (uno de los puntos del programa de ‘Podemos’) y eso es algo polémico, irrealizable y absurdo”

(Desde el minuto 3’30’’)

Celia Cámara afirma creer que “esa indignación de los ciudadanos no tiene por qué pasar por una formación política determinada que lo que les está diciendo es vosotros queréis esto, esto es lo que os vamos a dar; cuando la desesperación, la indignación, el cabreo, la pobreza… se unen, forman una amalgama muy complicada y, la formación política que yo represento, lo que traslada es un programa político sólido y serio a más largo plazo; pero ahora surge otra que, por ejemplo, les dice que no vamos a abonar la deuda pública (uno de los puntos del programa de ‘Podemos’) y eso es algo polémico, irrealizable y absurdo”.

Prosigue razonando que “si llegas a gobernar no vas a poder decir ahora no pago la deuda pública, porque cambia el pero no el Estado (que tiene que hacer frente a unos compromisos)… de modo que ya ni siquiera es una utopía, sino una falsedad que se traslada a los ciudadanos que, por otra parte, pensarán bien, pues vale, si no la pagamos tendremos más dinero… Vamos a tener más cabeza y no vamos a trasladar a la gente cosas que sabes perfectamente que te van a dar votos pero que no vas a poder llevar a la práctica”, critica aludiendo abiertamente a la propuesta de ‘Podemos’.

Por el contrario, asegura que “los mensajes que lanzamos desde UPyD son realistas (aunque puede que sean, para nosotros, más difíciles de trasladar a los ciudadanos”. Recuerda que “hace siete años, nosotros empezamos a hablar de regeneración democrática en nuestro país en el ámbito social (ya no político) porque la sociedad no podía aguantar unos niveles de corrupción que, hace siete años, no eran los que son ahora (y, por lo tanto, trasladarle eso a la gente no llegaba…); trasladamos una serie de propuestas que se basan en modelos alternativos” y que, por ejemplo, pasan por una reforma de la Constitución “porque, transcurridos 35 años, aquello que no es un libro sagrado porque es una norma de convivencia de los ciudadanos, hay que adaptarlo a la situación social”.

Corrupción: “Si lo que pretende hacer junto al es un pacto para tapar vergüenzas, me parece mal”

(Desde el minuto 7’20’’)

Hablamos de corrupción, una de las grandes lacras del presente de nuestro país (y entre las principales preocupaciones de los españoles, tal y como reflejan las encuestas). Se habla de un posible acercamiento de posturas entre Partido Popular y Partido Socialista para intentar establecer un pacto contra la corrupción… Celia Cámara opina sobre todo esto que “es vergonzoso, inadmisible, inaceptable un nivel de corrupción de estas características y, si lo que pretende hacer Partido Popular junto al Partido Socialista es un pacto para tapar vergüenzas, me parece mal”.

La coordinadora de UPyD en Castilla-la Mancha continúa explicando, no obstante, que “si es un pacto de regeneración concreto, creíble y aplicando una transparencia que no han aplicado hasta ahora (unas normas lógicas de convivencia política y social), eso sí es admisible y creíble… aunque yo me muestro completamente escéptica porque, por ejemplo, está el caso del PP con : han tardado un tiempo determinado en adoptar una decisión, miran para otro lado y ha tenido que ser el propio aludido el que dé el paso de decir de momento, pido la suspensión temporal de militancia en mi Partido… eso te demuestra las pocas posibilidades reales de llegar a un pacto para erradicar la corrupción que hay por parte de los grandes Partidos”.

Añade que “cuando la situación es tan grave que los ciudadanos la perciben preguntándose y mañana con qué nos desayunaremos, la gente llega a tal grado de saturación que ve todo esto como más asustada ante lo que ocurrirá mañana en este sentido, pero no debe acostumbrarse a esto: el espíritu crítico y la denuncia de todas estas situaciones tienen que estar presentes en la sociedad (que no puede asumir vivir así); todo eso sí se traduce en decepción, en desidia… pero nunca resignación, por eso otras formaciones políticas tenemos que ser capaces de trasladarles una alternativa real”.

Explica que “en las instituciones en las que nosotros estamos (fundamentalmente en el Ayuntamiento de y la Comunidad de Madrid, que es donde tenemos nuestro mayor granero de votos y de afiliados). se está viendo cuál es nuestra trayectoria: la de un Partido honesto y coherente con las propuestas que hace y lo que dice, y eso es lo que queremos trasladar a la ciudadanía”.

Frente a la corrupción, asegura que “debemos establecer normas, leyes… pero leyes que se cumplan porque, si estas leyes no se llevan a la práctica, no tenemos medios, nos quedamos sin armas para perseguir la corrupción: tiene que haber un gran pacto de Estado con todas las formaciones políticas contra este problema y desecharlo totalmente, pero hay que combatirlo en muchos frentes”.

Se refiere, por ejemplo, a “la lucha contra el fraude fiscal: haciendo una potente, aumentando sus recursos humanos y económicos, incrementando el número de inspectores de Hacienda (pero que no se dediquen a la política), consiguiendo una absoluta coordinación de las distintas Agencias Tributarias, un control exhaustivo de la patrimonialidad, que se armonicen las rentas del capital y las del trabajo (que, en este país, no son así ahora mismo), que tribute más el que más tiene (que es el que menos paga), eliminar las leyes que son favorables para llevar a cabo fraude fiscal (como esa amnistía fiscal que es una vergüenza y un escándalo)… todas esas medidas limitarían mucho la corrupción y, por supuesto, una lucha férrea de todas las formaciones para que, en el momento en el que se dé un caso con un juicio abierto, esas personas no sólo queden fuera de la política, sino que respondan patrimonial y judicialmente”, explica.

C-LM: “¿Cómo puede decir que son ‘los presupuestos de la recuperación’ cuando tienes una deuda pública desbocada?”

(Desde el minuto 12’05’’)

En lo relativo a la presente legislatura en Castilla-la Mancha, la coordinadora regional de UPyD afirma que “en primer lugar, ya pasó el tiempo aquel de la herencia que se sigue sacando a colación, ya pasó el tiempo de que había facturas no pagadas…pero, comenzando por lo bueno, me parece bien la medida que se tomó para abonar a los proveedores de la Administración todas las deudas que ésta tenía con ellos (que suponía estrangular económicamente a esas empresas que, a su vez, cerraban con gran número de despidos y aumentaban enormemente el paro en Castilla-la Mancha)… ése es, quizá, uno de los escasos puntos favorables en el haber del Gobierno regional (no es por ser pesimista ni alarmista, como me dice algún miembro del Gobierno en alguna ocasión…)”.

Afirma que se debe ser crítico “porque nos presentan unos presupuestos que son irreales, unos presupuestos para el año 2015 en los que vemos una deuda pública desbocada: vamos a dedicar aproximadamente el 20% de los presupuestos que tiene Castilla-la Mancha a pagar esa deuda pública; el año que viene tenemos que hacer frente, si mal no recuerdo, a un pago de 1.247 millones de euros (más sus correspondientes intereses que suponen unos 427 millones de euros más)… esos dos capítulos, por ejemplo, suponen más que la partida presupuestaria destinada a Educación; ¿por qué ha subido tanto la deuda? Eso es lo que nos tiene que explicar el Gobierno regional, que nunca lo explica… En el año 2011, cuando llega, la deuda pública está en el 18% del Producto Interior Bruto; al año siguiente, ha subido 10 puntos (no se lo explica nadie) y se pone en el 28%, pero es que a fecha del segundo trimestre de 2014, estábamos en el 33’5% del PIB… ¿cómo puede decir Dolores Cospedal que son ’los presupuestos de la recuperación porque los inversores creen en ella’ cuando tienes una deuda pública desbocada de estas características?, eso no se lo cree nadie”.

Con respecto al paro, considera que “es un paro escandaloso de cerca del 28% cuando, hace tres años, lo cogió en el 24%; si nos vamos a la gente joven de menos de 25 años, se dispara al 61’8%, son cifras tan alarmantes…”, lamenta. Añade que “está destruida la atención a la dependencia: a muchos dependientes se les ha rebajado su calificación como grandes dependientes y miles de ellos están a la espera del abono de sus asignaciones; la Sanidad… si la presidenta se vanagloria de que no se ha cerrado ningún y de que estamos abriendo quirófanos sin personal… en Castilla-la Mancha del orden de 4.000 trabajadores sanitarios (más o menos, porque cifras reales no nos facilitan) han ido a la calle; pero es que más de 5.300 docentes también han perdido su trabajo en el ámbito educativo… ¿cómo se puede decir esa frase tan manida y tan absurda de cuanto menos, más? Eso es lo que le gusta al consejero de Sanidad, Echániz pero, si tienes menos recursos económicos y humanos, no haces mejor gestión”, critica.

Asegura que “con todo esto, configuramos una situación en la que, cuando termine la legislatura, Castilla-la Mancha va a quedar en malas condiciones, en muy malas condiciones para el Gobierno que deseamos de todo corazón que no sea el del Partido Popular porque, entonces, la poquita Sanidad, Educación, Servicios Sociales, Agricultura (que ha aumentado muy levemente en su capítulo presupuestario), la nula inversión en I+D+i… va a dejar en un estado muy complicado la región”.

EPA: “No hay trabajo, la gente se va y, por lo tanto, deja de figurar en las listas del desempleo, es así de sencillo”

(Desde el minuto 17’05’’)

Ante las malas cifras que acaba de esbozar en materia de paro, le planteamos lo satisfechos que, estos últimos días, se han mostrado los integrantes del PP autonómico (y, por ende, del Gobierno regional), en torno a las cifras de la última Encuesta de Población Activa que hemos conocido. Celia Cámara asegura que “el paro baja no sólo porque la gente encuentra trabajo, sino porque la gente se va de la lista: la gente se marcha porque no encuentra trabajo, porque está hastiada y, la Población Activa, está disminuyendo alarmantemente; en Castilla-la Mancha, desde 2010, éste de 2014 ha sido el año de mayor emigración por motivos laborales (y está a la cabeza nuestra región, seguida de ); no hay trabajo, la gente se va y, por lo tanto, deja de figurar en las listas del desempleo, es así de sencillo; entonces, que se vaya la gente, y decir que baja el paro en 2.800 personas en toda Castilla-la Mancha…”, señala.

La coordinadora autonómica de UPyD se refiere también, en este punto, “al ‘conejo de la chistera’ que, como todos los años, Cospedal tiene en cada Debate del Estado de la Región: la rebaja de un punto (del 12% al 11%) del primer tramo del IRPF que han visto como estupendo… pero ese estupendo supone a los ciudadanos, en un año, entre 30 y 50 euros: si eso va a estimular el consumo público… el ciudadano que tenga 30 o 50 euros más al año muy poco dispendio va a poder hacer; además, ha aumentado el 5% en deducción en descendientes: esos dos capítulos suponen, en las arcas, 50 millones de euros, ¿con esa deuda pública tan alarmante que tenemos, 50 millones de euros significan algo? Es como la picadura de un mosquito en un elefante, no sirve para nada, sólo para disminuir los ya maltrechos ingresos (porque el IVA no ha dado el resultado que esperaban porque, al subirlo tanto, aumenta la economía sumergida)”, suma en la que califica de “gravísima situación creada”.

“Hay que cambiar el modelo productivo”

(Desde el minuto 19’25’’)

Concretando en el ámbito del desempleo, Celia Cámara es tajante al afirmar que “a nosotros los parches no nos gustan, las políticas y propuestas que hacemos son más a medio y largo plazo pero, por ejemplo, desde la Transición hasta hace tres años, en Castilla-la Mancha ha habido un Gobierno del mismo signo y no ha sido capaz (en una crítica que hacemos, creo que constructiva, que se puede y se debe enmendar) de cambiar el modelo productivo en nuestra región, y debería haberse hecho”.

Añade que “en UPyD abogamos por un pacto de progreso entre todas las fuerzas políticas (no sólo las presentes en el Parlamento autonómico) incluyendo también a sindicatos, empresas, Universidad, Formación Profesional… de manera que todo el esfuerzo económico que se hace en formación para nuestros jóvenes repercuta y revierta luego en empleo para ese colectivo (que, como decía, tiene un 61% de paro); mientras no hagamos eso…”, apunta.

No se olvida tampoco “del sector vitivinícola, que es fundamental para Castilla-la Mancha: quizá está tirando de la economía la exportación y, debemos tener mucho cuidado con la exportación de vinos de baja calidad porque eso sí que nos va a empobrecer (estamos empezando a hacer todo ya un poco a granel, todo el mundo quiere exportar pero, claro, si la calidad disminuye… va a ser muy difícil que ese sector siga tirando) aunque, insisto, no es único (ni debe ser el único), hay que cambiar el modelo productivo”.

Asegura que “si los ciudadanos nos diesen su confianza en mayo del año que viene, nuestro trabajo en materia de Empleo iría en ese sentido (teniendo como eje, repito porque es fundamental, el control del fraude fiscal estableciendo una Policía Fiscal)”.

En cuanto al otro lado de la balanza, el del control de los gastos, Celia Cámara plantea que “llega un momento en el que las propuestas tienen que ser, en este sentido, si no agresivas sí valientes”; lo explica afirmando que “nos hemos sentado a trabajar (no sólo en la teoría, sino en la práctica) en torno a la fusión de Ayuntamientos: se ha hecho en muchos países de (, , Reino Unido…) y no ha pasado nada; tendríamos que hacerlo, España no es un país que necesite 8.134 municipios (más o menos, si no han aumentado alguno más), no hacen falta, lo que pasa es que cuando nosotros lo hemos propuesto (y lo hemos propuesto bien), los medios de comunicación no han sido proclives a que lo podamos trasladar a los ciudadanos sincera y pedagógicamente; sin embargo, los Partidos políticos lo que buscan ahí es su reducto de poder a través de sus múltiples concejales (a costa del gasto económico que supone a los ciudadanos)”.

Profundiza en esta iniciativa explicando que “la fusión de Ayuntamientos no supone nada más que mejorar los gastos y rentabilizar los servicios porque, esos ciudadanos de aldeas o de municipios de 100-200 habitantes, sus patronos, sus términos municipales… no se van a ver afectados para nada, lo que vamos a hacer es una reagrupación (lo mismo que sucede con comarcas o mancomunidades) que sirve para que los ciudadanos que pagan esos impuestos (y a los que no llegan a dar los servicios que necesitan y a los que tienen derecho), puedan recibir todas las prestaciones, es una especie de solidaridad entre municipios”.

Otra medida enfocada en esa dirección a la que se refiere es “la desaparición de las Diputaciones, que son entes decimonónicos y, en su mayoría, completamente deficitarias… suponen a las arcas públicas del Estado 6.000 millones de euros al año y, en el siglo XXI, no hacen ninguna falta”. La tercera vía en este sentido es “la eliminación de organismos, entes autónomos, fundaciones… duplicados y redundantes en la Administración (que lo que son es un reducto de clientelismo en los Partidos que estén gobernando en ese momento)… En todo eso está el control del gasto”, resume.

“Dedicarse en la recta final de la legislatura a inaugurar quirófanos sin dotación (como en las épocas pasadas de triste recuerdo, cuando se inauguraban pantanos), no tiene ningún sentido”

(Desde el minuto 24’55’’)

En materia sanitaria aboga “por una buena planificación de los recursos, por el análisis y una buena gestión; cuando se dice que la gestión privada es mucho mejor que la pública yo estoy en completo desacuerdo porque, si los gestores son políticos, eso va al fracaso (porque tienen que atender la voz de su amo y lo que buscan son los votos), pero cuando el gestor público es un profesional, es un técnico, la cosa cambia”.

“Lo que tenemos que hacer en primer lugar –prosigue la coordinadora de UPyD en C-LM- es recordar que, cuando el Gobierno regional de Dolores Cospedal empezó a intentar amagar con cerrar urgencias nocturnas en varios municipios, no fue el propio Gobierno el que recapacitó y dijo me estoy equivocando, simplemente es que era una falacia lo que estaba diciendo (cuando estamos en unos municipios muy alejados de un centro hospitalario de referencia… no se puede hacer política desde una capital de provincia, y la Educación y la Sanidad son derechos fundamentales de los ciudadanos, a los que tenemos que facilitarles el acceso); no se podían cerrar aquellas urgencias desde las tres de la tarde en aras de que las carreteras que hay en ciertas zonas no son autovías… que no se le olvide a la gente que fueron los propios ciudadanos (con el apoyo de algunas formaciones políticas) los que conseguimos que aquella barbaridad no se llevara a la práctica”, subraya.

Celia Cámara continúa considerando que “si la rentabilidad que encuentra el Gobierno regional es echar a la calle y despedir a interinos y funcionarios y con menos, más, no es cierto, porque quedan las estructuras, quedan los servicios, pero quedan sin dotación… un personal reducido no puede atender a las demandas de las listas de espera; por todo eso, creo que la gestión sanitaria en general ha sido mala porque no se ha contado con los propios profesionales, y hay que empezar por ahí”.

“Dedicarse ahora –sigue Celia-, cuando estamos afrontando la recta final de la legislatura, a empezar a inaugurar quirófanos sin dotación ninguna (como en las épocas pasadas de triste recuerdo, cuando se inauguraban pantanos), no tiene ningún sentido; si se inaugura unas pocas dependencias de un Centro de Salud que lleva funcionando muchos años, no se puede decir que se inaugura el Centro de Salud, porque es engañar a los ciudadanos… la mentira tiene un recorrido muy corto, y lo que hay que hacer es una gestión llevada a cabo por profesionales, y eso es lo que no está haciendo en estos tres años y medio el Gobierno regional”, zanja.

“El Parlamento que ha dejado la señora Cospedal es para tenerlo controlado, para quitar la representatividad a los ciudadanos y privarles de otras opciones políticas y para perpetuar el bipartidismo”

(Desde el minuto 27’45’’)

Conversamos ahora a las variaciones que, en estos algo más de tres años, se han vivido en el seno del Parlamento autonómico en lo que al número de diputados regionales se refiere (primero, con un incremento y, posteriormente, también a propuesta del PP, con una reducción prácticamente a la mitad previa reforma del Estatuto Autonómico). La coordinadora regional de Unión, Progreso y Democracia asegura que “ha sido muy difícil entenderlo porque, en mayo de 2012 (creo recordar) se pone en contacto con nosotros el portavoz del Partido Popular en las Cortes, , y salta a los medios la primera propuesta como algo maravilloso que nos iba a afectar y nos iba a venir muy bien a Izquierda Unida y a UPyD para poder entrar en el Parlamento; la medida consistía en aumentar el número de diputados en cuatro (de 49 a 53); entonces el responsable de Acción Política y yo misma nos reunimos con el portavoz del PP en las Cortes y le trasladamos que, a pesar de que nos podía beneficiar como formación política, estábamos en desacuerdo porque no eran momentos (aunque no estaba la crisis tan instalada como ahora, era ya grave pero no tanto); entendíamos que ese gasto (mayor o menor) no era recomendable”, explica.

Prosigue relatando que “posteriormente, tres meses después (creo que fue en septiembre), se inicia con todo tipo de alboroto la reforma del Estatuto que consistía en reducir a más de la mitad los diputados porque, los mismos protagonistas de la vez anterior (el ), entienden que hay muchos… yo no lo encuentro explicación”, asegura. Celia Cámara cree que “lo que ha buscado la presidenta Cospedal es subir el rango, el porcentaje del corte que permite que otras formaciones políticas entren: si ahora está en el 3%, evidentemente, cuantos menos diputados existan en ese cómputo (que es una fórmula matemática), más sube ese margen de modo que a nosotros, de un 3%, nos puede pasar a un 20%, 25%… que es algo muy difícil porque quiere decir que, de cada 100 ciudadanos que vayan a votar, 25 tendrían que hacerlo a Unión, Progreso y Democracia; se da, además, la paradoja de que serían unas Cortes tan exiguas, que habría Ayuntamientos de ciudades de tamaño medio que tendrían más concejales… y cómo dicen que se va a ahorrar si ya esos diputados no cobran”, matiza.

Sobre esto último, manifiesta estar de acuerdo con su portavoz nacional en cuanto a que “la política tiene que ser profesional en el sentido de que llegue a ella la gente más preparada porque se lo haya trabajado, y que sea temporal; pero no personas que no tienen otro modo de vida y se agarran a la política desde bien jóvenes (que ejemplos tenemos varios en el bipartidismo) y a los que no hay forma de desbancarlos de la silla; nosotros proponemos una remuneración adecuada a eso, no privilegios, privilegios absolutamente ninguno, sino un sueldo acorde con la dedicación y la responsabilidad que tiene (que no es ni más ni menos que garantizar los servicios públicos de los ciudadanos, por lo tanto, esos diputados tienen mucho trabajo); yo siempre he dicho que la función crea el órgano: si no necesitáramos dos riñones, el cuerpo humano no tendría dos riñones, puedes vivir con uno, pero vives menos…”, señala.

Al hilo de esto, añade que lo que habría que tener son “menos asesores (porque el capítulo de asesores, alta dirección y libre designación desde que llegó la presidenta Cospedal a hoy, ha aumentado una barbaridad, más del 80%, es el capítulo que, junto a la deuda pública, ha aumentado sistemáticamente mientras que, el resto, han disminuido a lo largo de estos tres años)”, asegura, “por lo tanto, yo creo que el Parlamento que ha dejado la señora Cospedal es para tenerlo controlado, para quitar la representatividad a los ciudadanos y privarles de otras opciones políticas y para perpetuar el bipartidismo”.

“Vamos a quitar las connotaciones peyorativas que hoy rodean a la política y hacer ver a la gente que es su día a día”

(Desde el minuto 32’15’’)

No obstante, Celia Cámara afirma creer que, pese a esa situación, “sí es el momento en el que los ciudadanos tienen que tener un referente (y considero que nuestro Partido lo es) de honestidad, de regeneración democrática y de poner en el punto de mira preferente a las personas: el ciudadano tiene que coger las riendas y entender que la política no es algo abstracto que le es ajeno, que la política va a ser su día a día, lo que les va a garantizar el bienestar en todos sus derechos… con eso es con lo que tienen que relacionar la política (y no con los políticos corruptos, que es la sensación que se está dando ahora mismo en el ciudadano); vamos a quitar las connotaciones peyorativas que hoy rodean a la política y hacer ver a la gente que es su día a día: la sociedad necesita de la política (porque son sus derechos, sus deberes y sus servicios públicos)”.

Añade, sobre esto, que “por eso nosotros somos partidarios (ya más a nivel nacional) de que las competencias de Educación y Sanidad (aparte de otras muchas, pero estas dos fundamentalmente), reviertan otra vez al Estado porque así evitaremos este agravio comparativo entre Comunidades Autónomas (sobre todo el materia de Sanidad, no puede ser que tengamos una cartera de servicios diferente en , el País Vasco, la Comunidad de Madrid, Castilla-la Mancha… y son diferentes), o por qué la renta de inserción mínima tiene que ser superior con unas Comunidades Autónomas respecto de otras… ¿no somos todos los ciudadanos iguales según la Constitución?”, pregunta, “tenemos que tener derecho a vivienda, Educación, Sanidad, etc. y la Justicia ha de ser igual para todos pero, ¿qué vemos en nuestro día a día? Que la Justicia no es igual para todos; tenemos que cumplir la Constitución, si tenemos una norma estupenda y maravillosa que garantiza los derechos fundamentales, lo único que hay que hacer es adecuarla al siglo XXI, y para eso hace falta cambios profundos”, señala.

UPyD: primarias municipales y autonómicas en C-LM el 15 de noviembre

(Desde el minuto 35’35’’)

Sobre el proceso de primarias en Unión, Progreso y Democracia, Celia Cámara nos adelanta (según le acababan de confirmar poco tiempo antes de que se realizase esta entrevista) que “vamos a tener las elecciones primarias autonómicas y las municipales de capitales de provincia el día 15 de noviembre; ahí, todos los afiliados de Castilla-la Mancha votarán al cabeza de lista que se presentará a la presidencia de la Junta y, luego, los afiliados de cada Agrupación Local votarán al cabeza de lista de las municipales y al cabeza de lista a las Cortes regionales por esa provincia”; apunta, además, que ya están trabajando en el programa en electoral: “Hemos empezado (en Albacete y creo que también se ha comenzado en Ciudad Real) a elaborar, con las sugerencias de los afiliados y los ciudadanos, nuestro programa marco adaptado a las Comunidades Autónomas (y también luego a los municipios) porque queremos que los ciudadanos, con sus voces, nos digan (si llegamos a gobernar) qué es lo que quieren que hagamos para garantizarles esos servicios públicos y la gobernabilidad para ellos”, concluye.

Hasta aquí la versión escrita de la entrevista concedida por Celia Cámara en el espacio de “Encuentros Digitales” del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca. Les invitamos a conocer mejor las propuestas y el análisis que ofrece la coordinadora de Unión, Progreso y Democracia en Castilla-la Mancha visualizando, si lo desean, el vídeo que acompaña a este texto.