La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ya habla de esta cuestión como “el mayor éxodo de personas jamás registrado”, y apunta que son los países más empobrecidos los que (paradójicamente) atienden a un mayor número de personas refugiadas. Es el caso de Turquía que acoge a más personas necesitadas de protección internacional que los 28 países de la UE.

Cifras que tienen nombre y apellido de mujeres, hombres y niños que huyen de la guerra, los conflictos y la persecución desprotegidos y en condiciones que presentan grandes riesgos para sus vidas.

¿Quiénes son los refugiados?

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUR) hace una diferencia entre las distintas condiciones que pueden presentar las personas refugiadas.

Así, señala que los refugiados son las personas que cruzan las fronteras de su país para refugiarse en otro de acogida, huyendo de una situación que les hace tener por su vida, como puede ser el caso de una guerra. La misma organización diferencia a los refugiados de las personas desplazadas, aquellas que han tenido que abandonar sus casas por causas similares a los refugiados, pero que se asientan en zonas más seguras dentro de su propio país. Por otro lado, los solicitantes de asilo, son las personas refugiadas que han pedido en otro país el reconocimiento de refugiado pero que aún no tienen respuesta. A través de esta solicitud, pueden recibir el permiso necesario para quedarse en el país de acogida.

Venezuela, principal país de procedencia de solicitantes de protección internacional en España

ACNUR advierte de que las cifras de personas que se han visto en la obligación de huir de sus países “no paran de crecer”. Desde el año 2015, según establece el informe elaborado por la entidad ‘Las personas refugiadas en España y Europa’ referente a 2018, más de 65 millones de personas han tenido que huir de sus casas, “el peor dato de refugiados desde la segunda ”.

Actualmente, según detallan desde El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), existen nueve emergencias humanitarias, siendo Siria el país de procedencia del mayor número de personas refugiadas. La guerra, que dura ya más de 6 años, ha dado pie a que casi 5 millones de personas se hayan visto en la obligación de salir de las fronteras del país.

Entre otros países con mayor número de personas refugiadas, destacan Sudán del Sur, la República Centroafricana, Nigeria, Burundi, la República Democrática del Congo y Mali y además, existen millones de personas en otras partes del mundo que se han visto perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opiniones políticas…

Concretamente en España en los últimos años, según determina ACCEM, han aumentado las solicitudes de protección internacional a consecuencia de los solicitantes procedentes de países de América Latina que prefieren España para buscar protección.

Venezuela es el principal país, con un total de 19.290 ciudadanos que buscaron refugio en España. Le sigue Colombia con 8.636, Honduras, El y Nicaragua, un dato que refleja la situación de conflicto que actualmente se vive en los países de Centroamérica.

Durante el año 2018, según arroja la memoria anual de 2018 publicada por ACCEM, se registraron en España 54.050 solicitudes de protección internacional, una cifra muy superior a la del año 2017.

España ocupó el quinto lugar de la UE con mayor número de peticiones de asilo, de las que se resolvieron finalmente un total de 11.875, frente a las 13.345 de 2017. De ellas, 2.895 se resolvieron con un dictamen positivo, una cifra lejana a las 4.670 personas a las que se reconoció el derecho a protección en 2017 y 8.980 resoluciones fueron denegadas.

El , cifra en casi 47.000 personas las que han solicitado protección internacional en España en los primeros cinco meses de 2019

ACEEM ha publicado un avance del año 2019 en el que anuncia que durante los cinco primeros meses del año, 46.596 personas han solicitado protección internacional en España, según el . Según estas cifras, se prevé que 2019 volverá a ser un año en el que se batan los récords de solicitudes presentadas (54.050 en 2018).

La situación de inestabilidad, crisis política y económica hace que, una vez más, sea Venezuela, Colombia, Nicaragua, Honduras y El Salvador, los países de procedencia de la mayor parte de solicitantes de protección internacional en España. Concretamente, hasta la fecha, 16.846 venezolanos han solicitado refugio en nuestro país.

Mediante el programa de ‘Acogida e Integración a Personas Solicitantes y beneficiarias de Protección Internacional’, Cruz Roja Española en Albacete atendió en 2018 a 79 personas refugiadas

Son muchas las organizaciones, asociaciones y entidades que luchan en pro de los derechos de las personas refugiadas. Entre ellas se encuentra Cruz Roja Española que cuenta con el programa de ‘Acogida e Integración a Personas Solicitantes y Beneficiarias de Protección Internacional’.

Mediante este programa, Cruz Roja Española en Albacete ha atendido a 79 personas durante el ejercicio 2018, según recoge la memoria de la entidad.

Cruz Roja desarrolla dicho programa mediante una metodología basada en la planificación de itinerarios por fases, en función del grado de autonomía que va adquiriendo la persona. En estas fases se desarrollan actividades encaminadas a conseguir la integración y autonomía de las personas que llegan a España y solicitan la condición de refugiado, ofreciéndoles, entre otros, servicios de vivienda, apoyo jurídico, psicológico, traducción e interpretación, aprendizaje del idioma, ayudas económicas, formación, orientación e intermediación laboral.

Las organizaciones de apoyo a las personas refugiadas llaman a la “responsabilidad de todos los actores sociales para no apartar la mirada y poner fin a esta situación “

Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas, ACCEM ha lanzado un documento de reivindicaciones en el que hace un llamamiento a que los actores sociales no aparten la mirada y se ponga fin a esta situación.

ACCEM ha mostrado su “extrema preocupación” ante el rumbo impuesto en la UE de “dar por finalizada la mayor crisis humanitaria vivida en lo que llevamos de siglo” y lamenta que haya “bloqueado la llegada de personas refugiadas e inmigrantes”, consiguiendo con los acuerdos alcanzados con Turquía, Libia o Marruecos “que sea más difícil para los refugiados llegar a Europa”.

La asociación advierte sobre el “discurso de odio” que “se ha extendido por todo el continente y también en España, que se arma de mentiras, prejuicios y estereotipos, pero que desgraciadamente va calando en una parte de la población”, y que provoca una “deshumanización de las víctimas y nos hace indiferentes ante la tragedia de miles de personas que sólo buscan un lugar seguro donde poner a salvo su vida”.

ACCEM ha lamentado en dicho comunicado las más de “2.200 personas muertas o desaparecidas en el último año en aguas del Mediterráneo” a consecuencia de “dificultar hasta el extremo las labores de salvamento marítimo” y señalan que pese a que la situación mundial hace que el número de personas que buscan refugio continúe aumentando, en España sólo 1 de cada 4 personas consigue protección internacional, consecuencia de que “las vías legales y seguras no se habilitan y se dificultan cada día más”.

“Ante esta situación, desde Accem hacemos un llamamiento a la responsabilidad de todos los actores sociales y a la propia ciudadanía para que no apartemos la mirada y no contribuyamos a la difusión de desinformación que deshumaniza generando indiferencia cuando no odio. Es urgente poner fin a esta crisis y esta situación”, concluye el comunicado.

En la misma línea se manifiesta la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) que refleja, en su informe anual La situación de las personas refugiadas en España y Europa, “los preocupantes desajustes del sistema nacional de asilo y las dificultades de acceso al mismo”. CEAR reclama una respuesta “eficaz y urgente al incremento de solicitudes” ya que “en algunas provincias, el periodo de espera para formalizar el trámite de asilo se prolonga durante más de un año”.