Comienza contándonos que “toda sociedad debe considerar siempre a sus futuras generaciones prestando especial atención al ámbito educativo y, por supuesto, al ámbito universitario (que es donde se desarrolla el aprendizaje de unos Grados que forman a nuestros futuros profesionales); creo que la sociedad debe mirar siempre atentamente a esas generaciones por lo que luego éstas le devolverán”.

Conversamos con , decano de la Facultad de Derecho del Campus de Albacete de la . Nos cuenta que a pesar de la juventud de la UCLM (comparada con otras Universidades) “es indudable al cambio que supuso su creación para la sociedad; la Universidad se está consolidando y el reconocimiento a nivel nacional está ahí”.

El decano de la Facultad de Derecho que en su día fue alumno de la primera promoción

Precisamente en Albacete la UCLM nació en 1985 con la Facultad de Derecho de la que nuestro invitado es ahora decano y, entonces, alumno de la primera promoción. Asegura que para él es “un orgullo” representar a sus compañeros de la Universidad que, en su día, le pidieron que diese el paso de optar a ser decano (cargo en el que vive ahora ‘el ecuador’ de su segundo mandato, de cuatro años).

Se formó en Derecho en Albacete, se doctoró, pudo completar la formación en el extranjero y regresar “con toda esa experiencia” para asumir ese reto “con muchísima ilusión, por los mismos profesores, por los propios estudiantes y sus representantes (y la buena sintonía que hay con ellos), por el equipo magnífico que me rodea y sin el cual sería imposible trabajar, así como por el Personal de Administración y Servicios”.

“Cuando yo estudiaba, el protagonista era el profesor; ahora, lo es el estudiante”

La evolución en estos años la califica como “profunda”; explica que el ‘Plan Bolonia’ supuso “una adaptación importante del profesorado en el aprendizaje de nuevas metodologías” y señala que “poco o nada tiene que ver” la forma en la que en aquellos años a él le enseñaban sus profesores con respecto a la metodología que se lleva a cabo en clase hoy día.

“Cuando yo estudiaba, el protagonista era el profesor; ahora, lo es el estudiante”, afirma; “el profesor está ahí para ‘guiar’ al estudiante, para indicarle el camino, para formarle lo mejor posible, pero todo depende en gran medida del alumno (el propio ritmo de la clase); y al propio estudiante esta forma de trabajar cuando llega a la Universidad ‘le choca’, se tiene que adaptar”.

“Un buen jurista es aquel que siempre está pendiente de lo que está sucediendo a su alrededor”

Diego Gómez nos cuenta que “el perfil de un egresado, una vez que ha finalizado sus estudios de Grado, es muy interesante porque adquiere competencias generales y específicas; la realidad muestra ejemplos que superan la ficción para que puedan ser analizados, y un buen jurista es aquel que siempre está pendiente de lo que está sucediendo a su alrededor; cualquier cambio económico o político también conllevará seguramente modificaciones en el ámbito jurídico, el Derecho está en todas partes, y ese estudiante está preparado para analizar siempre desde un punto de vista crítico (más allá del análisis ‘superficial’ del problema)”.

Asegura que le es muy interesante conversar y trabajar con los alumnos porque expresan todo aquello que les preocupa (fundamentalmente, su inserción laboral); “el estudiante está muy atento a lo que pasa, hay gente que piensa que la juventud ahora no está preocupada por lo que ocurre, pero ésa no es mi experiencia en las aulas”.

Afirma, por ejemplo, que existe ‘miedo’ entre esos chicos y chicas a la hora de pensar en un (en la mayoría de los casos) incierto futuro laboral: “Sí, les preocupa… les preocupan las oportunidades que pueden tener, dudan mucho que su futuro esté en esta ciudad (incluso en este país); pueden ver como una salida dedicarse a la abogacía, o presentarse a Oposiciones (pero también la oferta de Empleo Público no ha crecido… y ellos lo ven)”.

Explica que “ahora mismo, la salida natural es la abogacía: cuando acaban, buena parte de los alumnos realizan el Máster de la Abogacía -necesario para que puedan ejercer- para luego realizar una prueba que los habilita para colegiarse; algunos de ellos, lo que hacen al mismo tiempo que estudian las materias propias de ese Máster es prepararse una Oposición (Judicatura, Notaría, Registro de la Propiedad, etc.)”.

El decano de la Facultad de Derecho en el Campus de Albacete de la UCLM afirma que “la formación de un jurista nunca termina (ya sea en la Universidad, fuera de ella o de manera autónoma)”; apunta, por ejemplo, que “la Universidad siempre está ahí y, entre otras cosas, organiza continuamente Másteres Universitarios, Títulos Propios (donde el perfil del alumnado es, fundamentalmente, el de personas de mediana edad que están trabajando y que regresan a las aulas porque les interesa un determinado tema o porque desean especializarse en alguna cuestión)”; una experiencia que también para el profesorado afirma que resulta “muy enriquecedora”.

Números similares en cuanto a matriculaciones

Actualmente, en la Facultad de Derecho se están impartiendo el Grado en Derecho, el Grado en Gestión y y el doble Grado de Derecho y Economía (además de Másteres como el de Abogacía, Criminología y Fiscalidad Internacional, y de Títulos Propios).

Las plazas ofertadas en el Grado de Derecho son 140 (a diferencia de lo que ocurría años atrás en los que, como apunta Gómez, “no había límite de plazas ofertadas”), debido a la propia necesidad de trabajar más eficazmente con grupos ‘pequeños’ que trajo la adaptación a ‘Bolonia’. El decano explica que actualmente hay “630 matriculados en total (unos 150 por curso)”.

En cuanto al Grado de Administración y Gestión Pública, concreta que “también se va manteniendo un número constante, ahora mismo hay 110 matriculados”, así como “unos 50” en el doble Grado de Derecho y Economía.

Doble Grado Derecho-Economía: grandes expectativas

Nos detenemos de manera especial a comentar este doble Grado que acabamos de citar. “Hace algo más de tres años, el equipo rectoral (de la mano de Miguel Ángel Collado) se propuso que la Universidad incrementara su oferta formativa a través de las dobles Titulaciones; ese testigo lo recogió la Facultad de Derecho y la de Económicas de Albacete, y trabajando ambos equipos de la mano, empezamos a plantearnos la posibilidad de plantearnos un doble Grado en Derecho y Economía; desde el principio, (decano de la ) como yo (y los respectivos equipos) teníamos claro que podía ser muy atractivo ofrecer esa doble Titulación; nos planteamos Derecho-Administración de Empresas, pero rápidamente cambiamos de idea y nos decantamos por Derecho-Economía”.

Y es que, tal y como nos explica, “esa doble Titulación apenas se oferta: sólo está en la Universidad de , en la , en la Católica de (y ahora la UCLM en el Campus de Albacete)”. Asegura que con mucha ilusión se comenzó a elaborar su itinerario formativo para cualquier alumno pudiera iniciar esa formación desde su ingreso en la Universidad realizando los dos Grados simultáneamente desde el principio.

Ese doble Grado empezó a funcionar hace tres años, y tiene una duración de cinco años y medio; por tanto, Gómez señala el plazo de dos años y medio para que podamos ver graduarse a la primera promoción: “Yo tengo muchas ganas de ver a esos estudiantes ya en el acto de graduación y estoy convencido de que será una promoción que tendrá un gran futuro profesional”.

El esfuerzo que requiere a los estudiantes es considerable porque, en definitiva, están estudiando dos Grados de manera simultánea. Gómez comenta, para que nos hagamos una idea de dicho ‘sacrificio’ que “un curso completo son 60 créditos ECTS y se calcula que un estudiante medio tiene que dedicar 8 horas de trabajo al día si quiere superar un curso de 60 ECTS; pero en el doble Grado son 72 ECTS: son muchos más créditos y, por tanto, muchas más horas de dedicación; se pide al estudiante mucha voluntad y mucho esfuerzo desde el primer momento, y ellos son conscientes; tiene de positivo que es un grupo pequeño con el que es más fácil trabajar en el aula y la interacción es mayor”.

Apoyo a la ‘Asociación Española de Gestores para la Administración Pública’ en defensa de los titulados en GAP

Terminamos conversando acerca de una cita que la propia Facultad de Derecho ha albergado durante la misma mañana de este 19 de abril en que hemos compartido esta entrevista: ha presentado a la ‘Asociación Española de Gestores para la Administración Pública’ (AEGAP) y, de ello, Diego Gómez nos ofrece más detalles.

“El Grado de Gestión y Administración Pública -GAP- es un Grado muy desconocido, prácticamente ‘invisible’, pero no por ello ha sido descuidado por parte de este equipo; se imparte en y en Albacete y esta mañana se ha presentado esta Asociación que ha nacido, precisamente, para hacer visible (a través de los propios estudiantes y egresados) ese Grado”, explica.

Diego Gómez señala que esta Titulación se oferta en el Campus albaceteño desde los años ’90 (entonces como Diplomatura -de tres años- que, tras ‘Bolonia’, pasó a ser Grado -de cuatro-); ha mantenido su nivel de demanda entre el alumnado (como se apuntaba antes, hoy por hoy existen 110 matriculados), y esta Asociación se está esforzando por hacer visible a estos profesionales “sobre todo, ante la Administración Pública”.

Y es que Diego Gómez ahonda en que “no es posible que un Grado en el que el alumno está aprendiendo no sólo temas jurídicos, sino económicos, políticos, sociológicos, estadísticos, contables, etc. no tengan cabida en muchas de las plazas de nivel medio que se ofertan en la Administración Pública y en las que, por competencias, encajarían perfectamente, ¿por qué se les excluye y no se les toma en consideración? Y, en la promoción interna, ¿por qué no se considera un mérito tener el Grado en GAP?”.

Como respuesta a estos interrogantes, Gómez señala que “esta Asociación (AEGAP) ha comenzado a interponer recursos ante la justicia precisamente para impugnar aquella Oferta de Empleo Público en la que se excluye a estos titulados que están perfectamente formados para ejercer esas funciones”, una petición que el decano de la Facultad de Derecho del Campus de Albacete de la UCLM confía tenga una respuesta positiva a la hora de que esta Asociación haga ver a la Administración (y también a la empresa) aquello que (afirma él mismo entonando el ‘mea culpa’ en nombre de la Universidad) quizá desde el ámbito universitario no se haya sido capaz de mostrar hasta ahora.

Les invitamos a visionar al completo la entrevista concedida por Diego Gómez, decano de la Facultad de Derecho del Campus de Albacete de la Universidad de Castilla-la Mancha. Pueden hacerlo, si lo desean, a través del vídeo que acompaña a este texto.