Estancia de tres días en la capital de España

En su visita a España, Su Alteza Real Imperial el Príncipe Heredero de Japón ha permanecido tres días en Madrid.

A su llegada a la ciudad, el 16 de julio, fue recibido en el aeropuerto de Barajas por Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y al día siguiente, después de contemplar la colección de bonsais del Real Jardín Botánico de Madrid, visitó junto a don Felipe el Museo del Prado.

Al mediodía, almorzó en el Palacio de La Moncloa, invitado por el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y por la noche asistió a una cena en el Palacio de la Zarzuela, ofrecida por Sus Majestades los Reyes, acompañados por Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias.

En su tercer día de visita en la capital de España, el Príncipe Heredero de Japón, acompañado de los Príncipes de Asturias, visitó, en el Museo Thyssen-Bornemisza, la exposición, abierta hasta el 14 de septiembre, ‘Miró: Tierra’, un recorrido por la trayectoria creativa de Joan Miró, desde 1918, fecha de su primera exposición individual, hasta sus últimas obras.

A su llegada al Museo, fueron recibidos por el ministro de Cultura, César Antonio Molina; el embajador de España en Japón, Miguel Ángel Carriedo; el conservador jefe del Museo Thyssen-Bornemisza, Guillermo Solana; el consejero delegado de Succesió Miró y nieto del artista, Joan Punyet; y el comisario de la muestra, Tomás Llorens.

El mandatario nipón también visitó el viernes, junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús.

Por la noche, Sus Altezas los Príncipes de Asturias le ofrecieron en su residencia una cena privada.

Recepción oficial en la Presidencia de la JCCM

Después de haber conocido diversos lugares de España en sus cuatro anteriores visitas a nuestro país, el Príncipe Naruhito hizo llegar al presidente de Castilla-La Mancha, mediante el embajador de Japón en España, Motohide Yoshikawa, su deseo de visitar nuestra Comunidad Autónoma.

Así, tras su estancia en Madrid, el príncipe Naruhito se dirigió el 19 de julio a Toledo, donde fue recibido en la sede de la Presidencia regional, en el antiguo Colegio de Doncellas, por el presidente autonómico, José María Barreda, y su esposa, Clementina Díez de Baldeón, acompañados por otras autoridades locales y autonómicas, como el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz Cano; el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page; el consejero de Industria y Sociedad de la Información, José Manuel Díaz-Salazar; la consejera de Cultura, Soledad Herrero; el director del Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha (IPEX), Javier Vega; y el director general de Turismo, Rafael Cabanillas, entre otros.

El Príncipe Heredero de Japón, en sus primeras palabras durante el brindis que tuvo lugar momentos antes del almuerzo que le ofreció el presidente Barreda, manifestó su percepción de una España contemporánea que está logrando un desarrollo admirable, conviviendo con su rica tradición.

El Presidente autonómico intercambió impresiones con el mandatario japonés sobre cuestiones hídricas y vinateras. José María Barreda explicó al Príncipe, muy concienciado con el uso del agua, que en esta tierra no hay mucha agua, de hecho los molinos de viento se introdujeron para moler el grano en época de sequía, pero “nosotros aquí hacemos un uso racional de un recurso que cada vez es más escaso”, le indicó, añadiendo que a nuestra escasez de agua le acompaña “un verdadero mar de viñas de 600.000 hectáreas, por eso para nosotros la viña y el vino tienen gran importancia social, económica y cultural”, aseveró el presidente Barreda, al mismo tiempo que garantizó la calidad de los caldos castellano-manchegos.

Recorrido por Toledo y su provincia

En la capital toledana, el príncipe Naruhito visitó el Centro de Operaciones de Energías Renovables de Iberdrola (CORE), desde el que Iberdrola gestiona y controla sus parques eólicos en el mundo.

Antes de marcharse de la ciudad, pasó por las cercanías del Puente de Alcántara para contemplar el mirador de la Ronda de Juanelo, donde dice la historia que se ubicó el artificio de Juanelo Turriano, en cuyo funcionamiento había mostrado gran interés el Príncipe.

En este lugar, Naruhito recibió por parte del miembro de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Julio Porres, la explicación detallada del funcionamiento del artificio, una máquina hidráulica que basaba su uso en la propia energía hidráulica del río Tajo. Mediante la labor de varios brazos de madera, este artilugio impulsaba 13.000 litros del líquido del propio río de manera que pudiera ser utilizado por los más de 70.000 habitantes que poblaban, en el año 1956, el Casco Histórico de Toledo.

Seguidamente, el Príncipe Heredero de Japón se desplazó, junto a las autoridades autonómicas, hasta la localidad toledana de Consuegra, donde conoció el Cerro Calderico, los once molinos de viento de la localidad y su castillo.

Naruhito mostró gran interés tanto por los antiguos como por los “nuevos molinos” instalados en CLM

El Príncipe Heredero de Japón, Naruhito, pudo comprobar durante su visita a Castilla-La Mancha que nuestra Región es líder en producción de energía limpia, ya que en estos momentos es la primera Comunidad de España en potencia instalada de energía eólica y fotovoltaica, con 3.199 y 320 megawatios respectivamente, según datos de la Dirección General de Industria y Energía.

En Toledo tuvo la ocasión de visitar el Centro de Operaciones de Energías Renovables de Iberdrola (CORE), una instalación desde la cual la empresa controla en tiempo real sus parques eólicos y centrales minihidráulicas en todo el mundo. La ubicación de este centro en Toledo se enmarca en el compromiso de Iberdrola Renovables con el desarrollo de las energías limpias en Castilla-La Mancha.

Durante su periplo por tierras castellano-manchegas, Naruhito ha podido conocer de cerca el símbolo más emblemático de Castilla-La Mancha, los molinos de viento, mostrándose especialmente interesado por su sistema de funcionamiento.

En la localidad toledana de Consuegra, visitó los once molinos de viento de la localidad y pudo disfrutar de la dimensión del molino Rucio desde su interior. También pudo ver en funcionamiento, en la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana, los molinos Infanto, Burleta y Sardinero, que han sido restaurados en su versión primitiva.

A Naruhito le resultó especialmente curioso el método de aviso para los encargados del molino a la hora de recibir visitas, ya que, debido al ruido de las aspas, no escuchan si alguien llama a la puerta de entrada, por lo que los visitantes lanzan piedras a una de las palas del molino, avisando así de su llegada.

Visita por tierras ciudadrealeñas

Desde las tierras toledanas de Consuegra, Naruhito se trasladó a Alcázar de San Juan, en la provincia de Ciudad Real, donde degustó productos típicamente castellano-manchegos en Bodegas Viñasoro, para emprender viaje a continuación hacia Campo de Criptana.

La comida, cortesía del presidente de Castilla-La Mancha al Príncipe Heredero, consistió en una degustación de quesos de la tierra, acompañados por una selección de ricos platos fríos formados por asadillo manchego, ensalada de perdiz, gachas de matanza, migas de pastor y duelos y quebrantos. Los postres consistían en sorbete de vino cencibel y flores manchegas. Todo ello acompañado con vinos de Castilla-La Mancha.

En el brindis, Naruhito agradeció la hospitalidad de los castellano-manchegos, cuya Comunidad ya visitó en 1985, y subrayó la alegría que le causaba volver a la tierra natal de Don Quijote, “la tierra del sueño para muchos japoneses”, señaló.

Su estancia en Castilla-La Mancha concluyó en Campo de Criptana, donde pudo ver en funcionamiento varios molinos y las cuevas de Las Musas.

Durante toda la jornada, el Presidente regional y el Príncipe Naruhito estuvieron acompañados por los alcaldes de Toledo, Emiliano García-Page; Consuegra, Benigno Casas; Alcázar de San Juan, José Fernando Sánchez-Bódalo, y Campo de Criptana, Santiago Lucas-Torres.

Durante su estancia en Castilla-La Mancha, Naruhito ha sido agasajado con diversos presentes, entre ellos, una edición numerada en inglés y español del libro anónimo ‘Los veintiún libros de los ingenios y máquinas de Juanelo Turriano’, una colección de siete tomos, dos en inglés y cinco tomos en español, y un DVD elaborado por medios gráficos de Castilla-La Mancha sobre el artificio de Juanelo, editado en inglés.

Junto a este documento, recibió una edición especial de El Quijote elaborado, con motivo del IV Centenario de la primera parte de esta obra universal, por Francisco Rico, uno de los mejores conocedores de El Quijote.

Por último, el presidente Barreda le entregó una muestra de los mejores vinos de la Región, en un estuche de seis botellas, y una caja con marionetas para su hija, la princesa Aiko.

Además el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, le hizo entrega de dos libros de la Ciudad Imperial, ‘Los Privilegios de Toledo’ y ‘Postales de Toledo’ de Luis Alba.

El Príncipe Naruhito, en Expo Zaragoza

El príncipe Naruhito realizó el 20 de julio su primera visita al recinto de la Exposición Internacional que se está celebrando en Zaragoza a la espera de la conmemoración del Día Nacional de su país que tendría lugar al día siguiente.

El Príncipe Heredero de Japón recorrió los pabellones de Japón, Francia, China, Castilla-La Mancha y, en último lugar, Aragón.

En el Pabellón de China, asistió a la proyección de un vídeo en el que los organizadores del recinto chino muestran cuáles son las actuaciones previstas durante la celebración de la Expo de Shanghai que tendrá lugar en 2010.

El 21 de julio, el príncipe Naruhito presidió el Día Nacional de su país. El ministro de Economía y vicepresidente segundo del Gobierno de España, Pedro Solbes, asistió también a este acto institucional, celebrado en el Palacio de Congresos de la Muestra, y fue el encargado, junto al consejero aragonés de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, y el presidente de Expo, Roque Gistau, entre otras autoridades, de dar la bienvenida al mandatario nipón.

Sobre la Muestra Internacional, el príncipe Naruhito señaló el acierto de esta Exposición, que “intenta transmitir la importancia del agua, ya que la vida de todos los seres vivos se sustenta en ella, y establecer una nueva relación entre los seres humanos y su sociedad de manera sostenible”, manifestó, para añadir que comparte el objetivo de esta Muestra, al mismo tiempo que recordó que Japón es una isla situada en el extremo este de Asia, con un clima húmedo y templado por la influencia monzónica, lo que le ha obligado a desarrollar “una cultura propia, basada, desde antaño, en un profundo respeto hacia el agua”, subrayó.

Asimismo, explicó que su país participa en la Expo de Zaragoza asimilando los planteamientos de la que acogió Aichi en 2005, con el pabellón ‘Armonía con el agua. Sabiduría y técnica’, que espera que sirva a quienes lo visiten para percibir los sentimientos de los japoneses sobre el agua y ofrezca una oportunidad para considerar cómo afrontar el desafío del agua para un desa-rrollo sostenible.

Por su parte, el ministro Solbes alabó el pabellón diseñado por Japón, que es uno de los más visitados de la Muestra, dado que “manifiesta el desarrollo experimentado por Japón, en perfecta armonía con el agua, ya que es un país conocido por el respeto y admiración que su cultura milenaria ha prestado al agua, además de por la innovación tecnológica que ha puesto al servicio del tratamiento y gestión del agua, hasta el punto de convertirse en un país de vanguardia”, observó Solbes.

El comisario de la Muestra, Emilio Fernández Castaño, presente en el acto institucional, remarcó sobre todo “el compromiso de Japón con el desarrollo sostenible, asumiendo el protagonismo de acontecimientos importantes como el Protocolo de Kyoto, el Foro del Agua que tuvo lugar también en Kyoto en 2006, y la Exposición de Aichi 2005, bajo el lema ‘Sabiduría de la Naturaleza”.

El príncipe Naruhito, como presidente de Honor de la Junta Consultiva sobre usos de agua y saneamiento de la Organización de Naciones Unidas, participó también ese mismo día por la tarde en el simposio ‘Cambio climático y recursos sostenibles del agua’, organizado por la Tribuna del Agua de la Expo.

En su último día de visita, el 22 de julio, el príncipe Naruhito recibió las llaves de la ciudad de Zaragoza de manos de su alcalde, Juan Alberto Belloch.

El Príncipe Heredero Naruhito visitó el pabellón de Castilla-La Mancha en la Expo Zaragoza 2008

En la primera de las tres jornadas de la visita del príncipe Naruhito a la Exposición Universal, éste recorrió el stand de Castilla-La Mancha, completando así los actos que lo han acercado a nuestra Comunidad Autónoma.

Mostrando su interés en conocer los recursos naturales y la utilización que del agua se hace en Castilla-La Mancha, siguió con atención un vídeo en tres dimensiones donde pudo conocer la realidad de la Región, así como todas sus áreas geográficas.

En este vídeo, denominado ‘Entornos naturales protegidos’, se hace un seguimiento al recorrido que el agua, a través de ríos, lagunas y humedales, hace por el territorio de la Comunidad Autónoma, lo que permite adentrarse y conocer los numerosos espacios naturales con los que cuenta Castilla-La Mancha.

También mostró especial interés en admirar la maqueta expuesta en la llamada “Plaza del Ingenio” que recrea el artificio de Juanelo Turriano y, asesorado por el experto toledano Julio Porres, realizó numerosas preguntas técnicas sobre la maquinaria.

Al término de la visita, en la que estuvieron presentes el vicepresidente primero del Gobierno regional, Fernando Lamata, el director general de Turismo, Rafael Cabanillas, y el director adjunto del pabellón regional, Fernando Ruiz, Naruhito firmó el Libro de Honor del expositor castellano-manchego.