El desempleo: la peor consecuencia de la crisis

Según el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España alcanzará en diciembre de 2010 una tasa de paro del 19,8%.

Según apuntaba la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Luisa Araújo, “España tiene el enorme desafío de mejorar su competitividad, ya que es el principal problema con el que se encuentra y el motivo por el que la crisis nos está castigando de una manera más acusada y dolorosa que a otros países en materia de empleo”.

En su opinión, la crisis se está dejando notar en nuestro país con más fuerza que en el resto de la Unión Europea porque la economía española “ha puesto todos los huevos en la misma cesta”, apostando por un único sector como es el de la construcción, donde gran parte de los recursos humanos que han econtrado empleo no tienen unos niveles de formación y cualificación adecuados.

“Tenemos un problema y el desafío es cambiar nuestro modelo productivo, y en Castilla-La Mancha estamos decididos a recorrer este camino”, añadía María Luisa Araújo.

El desempleo se ha convertido por tanto en el primer problema que deben resolver los gobiernos. Ante esta situación, el Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha presentado el Plan de Choque por el Empleo como alternativa.

Consensuado con sindicatos y empresarios, el Plan está dirigido a todos los desempleados que hayan dejado de percibir la prestación económica o subsidio por desempleo en la región, con el objetivo de ofrecerles un contrato de trabajo y un salario, así como orientación laboral y formación adecuada a sus necesidades.

En esta misma línea, el Gobierno central también ha lanzado propuestas para garantizar la subsistencia de los parados, compatibles con el Plan de Choque de C-LM.

Entre ellas destaca la ayuda de 420 euros concedida a los parados que hayan agotado su prestación por desempleo.

“El informe de la OCDE define el panorama de los próximos años, pero el futuro de C-LM dependerá de nosotros y no de un informe, gracias a las medidas que adoptemos y las iniciativas que presenten los empresarios y sindicatos”, añadía la titular de Economía y Hacienda.

Economías alternativas en tiempos de crisis

El Gobierno regional está apostando por economías alternativas al sector de la construcción para incentivar el empleo en C-LM.

Las , el Turismo y las Tecnologías de la Información y la Comunicación, las denominadas TIC, se han convertido en los principales pilares de la economía regional en tiempos de crisis, frente a la “economía del ladrillo”.

En este sentido, María Luisa Araújo destacaba las medidas recogidas en el Pacto por Castilla-La Mancha destinadas a potenciar sectores estratégicos como el Turismo, relacionado íntimamente con la conservación del Medio Ambiente y convertido en la actualidad en una de las mayores fuentes de ingresos de la región.

Las Energías Renovables cobran un especial protagonismo en C-LM, ya que somos el principal productor de energía eólica y fotovoltaica. Además, Araújo recordaba que, en el horizonte de 2012, toda la energía que consumamos en la región procederá de energías limpias.

El desarrollo y fomento de las Nuevas Tecnologías será clave en la salida de la crisis.

En este sentido, la consejera de Economía y Hacienda destacaba los avances alcanzados dentro del sector aeronaútico en Castilla-La Mancha. “Somos la cuarta comunidad autónoma más importante del sector aeronáutico español, un sector fundamental para la economía de la región”, añadía María Luisa Araújo.

Las factorías de Albacete (Eucopter), Illescas (Toledo) y Ciudad Real suponen los tres vértices de este triángulo, al que se suman un conjunto de empresas relacionadas con este sector, ubicadas en Castilla-La Mancha.

Ante esta situación, el Gobierno regional va a crear un cluster aeronáutico para que todas estas empresas puedan emprender acciones agrupadas bajo su tutela creando empleo con un alto grado de cualificación.

Según apuntaba la consejera de Economía y Hacienda de Castilla-La Mancha, María Luisa Araújo, el objetivo del Gobierno regional será por tanto trabajar en una doble dirección para salir reforzados de la crisis. Por un lado, se generarán oportunidades de empleo en todo el territorio apostando por el desa-rrollo rural y, por otro, se potenciarán los sectores que generan un alto valor añadido en materia de empleo, como es el caso del sector aeronáutico.

Aprobado el Anteproyecto de Ley de Presupuestos de la Junta para 2010 con 9.600 millones de euros

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado el Anteproyecto de Ley de los Presupuestos de la Junta para 2010.

Un texto que será remitido a las Cortes regionales para su trámite parlamentario y en el que se contempla un crecimiento global del 2,3% y un total de 9.600 millones de euros.

Durante la reunión, se ha aprobado además un Decreto de ayudas a las empresas de Economía Social y Cooperativas en el que se establecen 15 líneas específicas de ayuda con una dotación presupuestaria de 12 millones de euros anuales.

Además, se ha tomado en consideración el Anteproyecto de Ley del Comercio Minorista de C-LM. En dicho presupuesto, las partidas destinadas a educación, sanidad y bienestar social crecen por encima de la media con el objetivo de impulsar las enseñanzas secundarias, la formación profesional, la atención a las personas con discapacidad, así como los programas sociales básicos.

El Consejo de Gobierno ha autorizado también un gasto superior a los 11 millones de euros para el calendario vacunal de 2010 para garantizar las dosis a la población infantil, adultos, grupos de riesgo y población inmigrante.

Con el objetivo de impulsar nuevas infraestructuras sanitarias, se ha dado luz verde a un convenio de colaboración entre el Servicio de Salud de C-LM y la empresa pública de Gestión de Infraestructuras de la región, GICAMAN, quien además contará con 20,7 millones de euros para ejecutar proyectos enmarcados dentro del Plan regional de equipamientos de salud y bienestar social. De este modo, se construirán 37 nuevos centros de salud y 3 consultorios locales en distintos puntos de Castilla-La Mancha, beneficiándose un total de 278.000 ciudadanos.

“Los impuestos en C-LM no subirán en 2010”

En relación a la subida de impuestos anunciada por el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, la consejera de Economía y Hacienda considera que “los impuestos constituyen un derecho y un deber para los ciudadanos, regulados en el artículo 31 de la Constitución Española, para contribuir al sostenimiento del gasto público con un sistema impositivo equitativo y progresivo en el que las personas que tienen mayores niveles de renta pagan proporcionalmente más que aquellas que tienen menos”.

Según explicaba, en tiempos de bonanza el pago de impuestos se deja sentir de otro modo, con importantes niveles de recaudación, sobre todo los que están relacionados con las actividades económicas, sin embargo, en épocas de crisis, donde la actividad económica no es tan importante, la recaudación se resiente.

Por este motivo, el Gobierno de España se ha marcado como prioridad incrementar los impuestos para poder seguir prestando los mismos servicios públicos a los ciudadanos. “Hacen falta impuestos para asegurar una financiación suficiente capaz de garantizar los servicios esenciales a todos los ciudadanos”, añadía.

En el caso del Gobierno de Castilla-La Mancha Araújo señalaba que “no vamos a ejercer nuestra capacidad normativa en relación a los impuestos que gestionamos porque hemos decidido no subir ninguno de los impuestos ni modificar los beneficios fiscales que hemos puesto en marcha en el pasado más inmediato porque la gran mayoría tienen un componente social que hacen conveniente que se mantengan”. En este sentido señalaba las deducciones del Impuesto sobre la Renta que benefician a las familias o bien las medidas encaminadas a dinamizar la actividad economica como por ejemplo las que están relacionadas con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, tan importante para las empresas familiares.

Los Presupuestos más participativos y sociales

En relación a los Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2010, María Luisa Araújo señalaba que “serán los más participativos de la historia de la región porque las cifras principales se negociarán con los firmantes del Pacto por Castilla-La Mancha”.

Según explicaba, las prioridades de las próximas cuentas del Ejecutivo regional estarán relacionadas con el gasto social y con un nivel que garantice que la financiación de la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales es suficiente para cumplir con los compromisos adoptados. El poco crecimiento presupuestario que se genere en 2010 irá destinado a estos ámbitos.

Por otro lado, los Presupuestos se utilizarán para dinamizar la economía regional y poner en marcha las medidas enmarcadas dentro del Pacto por Castilla-La Mancha que persiguen este objetivo.
De este modo, en 2010, las iniciativas que ya están cuantificadas tendrán un reflejo presupuestario mínimo de 1.330 millones de euros.

Entre las propuestas contempladas, Araújo hacía referencia a las las actuaciones en obra pública, dotadas con 1.093 millones de euros; en materia de vivienda, con 150 millones de euros; o en desempleo, con 20 millones de euros, dentro del Plan de Choque por el Empleo de Castilla-La Mancha, entre otras.

María Luisa Araújo señalaba que “en tiempos de crisis, los Presupuestos del Gobierno de Castilla-La Mancha estarán marcados por la austeridad”.

Por este motivo, el Ejecutivo regional llevará a cabo planes de ahorro y recortes para que puedan existir otras partidas presupuestarias con una dotación suficiente, incluso superior a la del pasado ejercicio, reduciendo el presupuesto de las consejerías que no estén directamente vinculadas con la ejecución del Pacto por C-LM entre un 3 y un 5% o congelando de nuevo el sueldo de los altos cargos de la Junta.

En Castilla-La Mancha hay acuerdo y entendimiento

La vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda destacaba “la voluntad de acuerdo y entendimiento, el clima de estabilidad y la capacidad de diálogo social que existe en Castilla-La Mancha para firmar acuerdos tan importantes como el Pacto por Castilla-La Mancha”.

Una cualidad que, en su opinión, nos diferencia del resto de comunidades autónomas y resulta muy útil a la hora de intentar atraer empresas a la región, ya que la voluntad de entendimiento entre empresarios y sindicatos está más que demostrada.

Araújo hacía referencia además al compromiso del presidente regional, José María Barreda, de poner en marcha todas las medidas que sindicatos y empresarios consideren interesantes para redundar en el beneficio de Castilla-La Mancha.

“La voluntad de acuerdo y el compromiso de Barreda explican que el Pacto por C-LM sea posible en nuestra región”, apuntaba Araújo.

CCM bajo la mirada de un “optimismo razonable”

La titular de Economía y Hacienda se ha referido al futuro de Caja Castilla-La Mancha señalando que “lo veo con un optimismo razonable”.

En su opinión, “el ruido mediático no beneficia nunca a una entidad financiera que vive de la confianza de sus clientes”. Por este motivo, Araújo ha pedido al Partido Popular un ejercicio de responsabilidad hacia “una entidad financiera que ha contribuido de manera positiva al desarrollo de la región”.

Según explicaba, el sistema financiero mundial atraviesa momentos de gran dificultad. La crisis ha nacido en el seno de este sistema y luego se ha trasladado a la economía real, afectando al conjunto de bancos y cajas de España y poniendo sobre la mesa la necesidad de hacerse más fuertes.

En la actualidad existen en España 45 Cajas de Ahorros que necesitan de un proceso de integración y fusión entre ellas para fortalecerse.

En su opinión, la CCM está en las mejores manos, superando la situación de dificultad en la que se encontraba para poder jugar como un actor más en este escenario en el que todos están pensando en un futuro de integración y de fusiones.

Según manifestaba, el Gobierno regional apoyará a la Caja en esta dirección siempre y cuando se cumplan unos requisitos. De este modo, “la CCM debe seguir siendo útil a la región, a los pequeños y medianos empresarios y a los ciudadanos en general, estando presentes en los proyectos estratégicos de C-LM, ofreciendo confianza a los clientes y garantizando el empleo de los 3.000 trabajadores que prestan sus servicios en las distintas sucursales”, manifestaba la titular de Economía de C-LM.

El compromiso del Gobierno regional con la austeridad quedará plasmado en los Presupuestos

La austeridad del Gobierno regional se dejará notar en el apartado de gastos de los Presupuestos de Castilla-La Mancha para 2010.

En este sentido, la consejera de Economía y Hacienda señalaba que, por segundo año consecutivo, se van a congelar los sueldos de los altos cargos de la Administración regional.

Además, se va a llevar a cabo una gestión más eficaz de los recursos públicos para contener el gasto corriente de la Administración en un 2%, exceptuando los gastos relacionados con servicios esenciales como la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales. En la misma línea de austeridad, María Luisa Araújo ha anunciado que los órganos consultivos, la vicepresidencia y Consejería de Economía y Hacienda, así como el propio ente público de Radio y Televisión de Castilla-La Mancha se someterán en 2010 a una reducción de su presupuesto en un intervalo que oscilará entre un 3 y un 5%. Una reducción presupuestaria que también se dejará notar en aquellas consejerías que no estén vinculadas con la ejecución del Pacto por Castilla-La Mancha. En lo que respecta a los ingresos, María Luisa Araújo recordaba la decisión adoptada por el Gobierno regional de mantener la misma política fiscal para no abordar ninguna subida de impuestos dentro del margen fiscal del que dispone la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ni modificar ninguna de las decisiones adoptadas en el pasado más inmediato en materia de beneficios fiscales para no perjudicar los intereses de los castellano-manchegos en tiempos de crisis.