“Una fatal casualidad” como él mismo lo explica hizo que precisamente el mismo día (7 de abril) que se producía su elección oficial como cabeza visible del sindicato en la región, en las Cortes Autonómicas sucedía lo que, sin duda, ha marcado hasta el momento el año político en esta tierra: el rechazo al Proyecto de Ley de Presupuestos para 2017 que el Gobierno presidido por había presentado y que, en el último momento, recibió el ‘no’ de los dos diputados regionales de Podemos.

de la Rosa es “un hombre optimista por naturaleza”, y de esa faceta sabemos bien quienes tenemos la suerte de conocerle desde hace años; un rasgo, el optimismo, que le ha hecho reflexionar durante este mes sobre el papel que Comisiones Obreras debía adoptar ante este rechazo a los presupuestos persiguiendo aportar su colaboración para intentar desencallar esta coyuntura.

“Me parece una fatalidad, un error muy grave que no haya presupuestos, por eso hemos querido hablar con todos los Grupos políticos; ya lo hemos hecho con el del Gobierno y con Podemos, y tenemos fecha para hacerlo también con el ” señala, sin obviar que “tener unos presupuestos era fundamental para dar un salto cualitativo y cuantitativo en muchas cosas que son fundamentales para los ciudadanos de Castilla-La Mancha; por eso estamos exigiendo y vamos a exigir toda la responsabilidad tanto al presidente regional como al partido Podemos”.

Subraya que “no se trata de buscar culpables, sino soluciones; es posible que haya una parte de razón en los argumentos que cada una de las partes esgrime sobre lo ocurrido, pero creo que es mucho más importante que tener razón el buscar una fórmula de acuerdo y de resolución al problema porque hay que ser capaces de hallar cómo podemos ser eficaces a los ciudadanos”.

Lejos de querer ser puentes, interlocutores o intermediadores, lo que Francisco de la Rosa pretende que Comisiones Obreras sea en este escenario es “exigirle a los partidos que se sienten y que se pongan de acuerdo, porque me parece legítimo y no creo que porque hagamos eso nadie se tenga que sentir ofendido”.

Señala que ese acuerdo debe llegar, “si es posible hoy, si es posible a partir de esos procesos internos de primarias (que yo sé que suponen también un trastorno en la vida cotidiana de los partidos políticos), me daría igual que fuese hoy o en un par de semanas, pero debe haber un acuerdo que permita que haya unos presupuestos que supongan ese ‘salto adelante’ que necesita la gente”.

“Pensar que no va a haber presupuesto sería desde luego una de las peores noticias que podrían tener los castellano-manchegos”

En su faceta como sindicalista, los años y el tesón ha hecho de Paco de la Rosa un ‘especialista’ en el a veces tan complicado (como parece en este caso especialmente) ‘arte’ de la negociación. Tal y como nos cuenta que ha reflexionado recientemente con el presidente de la Patronal regional, Ángel Nicolás, con quien ya ha mantenido un primer (e interesante, como explicaremos más adelante) encuentro de trabajo, De la Rosa incide en que aunque las posiciones de partida en una negociación estén en las antípodas una de la otra (como ocurre entre los intereses de los empresarios y los de los trabajadores), al final ambas partes están “condenadas a entenderse porque son dos partes de una misma moneda; del diálogo social que seamos capaces de culminar dependen muchos trabajadores y muchas empresas en Castilla-La Mancha; nosotros somos conscientes de que se puede romper la baraja pero que habrá que comprar una nueva para ser capaces de llegar acuerdos (en los que somos conscientes que ninguna de las partes se verá satisfecha al cien por cien)”.

Una forma de proceder a la que no está tan acostumbrada todavía la política, pero a la que está ‘obligada’ a someterse dada la nueva aritmética parlamentaria. Quizá lo que menos comparte de lo sucedido con los presupuestos es el hecho de que Podemos manifestara ese ‘no’ en el último momento, impidiendo así la posibilidad de seguir propiciando ese acuerdo y obligando a, llegado el caso, tener que iniciar todo el proceso desde el principio (alargando así nuevamente los plazos y demorando lo que la gente necesita cuanto antes).

Dicho esto (y tras haber contrastado ya las posturas tanto de PSOE como de Podemos), De la Rosa asegura estar “absolutamente convencido” de que los dos quieren un acuerdo: “No creo que ninguna de las partes tenga la mala fe o la mala intención de no querer que haya un presupuesto; yo creo que existe la voluntad, lo que hace falta es poder llegar a ese punto de entendimiento que (como soy optimista) creo que va a ser posible, porque pensar que no va a haber presupuesto sería desde luego una de las peores noticias que podrían tener los castellano-manchegos”.

“En ningún caso tendría nada que ver el hecho de que pueda ser posible llegar a un acuerdo en materia presupuestaria con quién será quien lidere el PSOE a nivel nacional o Podemos en Castilla-La Mancha…”

Sobre si esos procesos internos (de Podemos a nivel regional y de PSOE a nivel nacional) pueden estar influyendo o no en toda esta situación, De la Rosa es claro: “Yo quiero pensar que no porque creo que en ningún caso tendría nada que ver el hecho de que pueda ser posible llegar a un acuerdo en materia presupuestaria con quién será quien lidere el PSOE a nivel nacional o Podemos en Castilla-La Mancha…”.

El hecho de que, de alguna forma, García-Page ligara su futuro a lo que pueda suceder con en las primarias socialistas a la Secretaría General lleva al secretario general de CC.OO. en la región a afirmar que, conociendo a Page, “independientemente a cuál fuera el resultado, estará empeñado a que el presupuesto sea una realidad, porque creo que la acción de un Gobierno no puede paralizarse por un proceso interno en ningún caso; igual que quiero opinar que ni ni tienen en su cabeza resultados distintos al de que haya un presupuesto en esta tierra (al margen de cuál de ellos vaya a ser el que lidere su proyecto)”.

“No entendería que, cuando sea (pero lo antes posible) PSOE y Podemos no se sentaran y hallaran una fórmula de entendimiento”, reitera.

“Yo creo que el adelanto electoral no sería deseable para Castilla-La Mancha (entre otras cosas, porque tampoco sé si aclararía mucho el panorama de correlación de fuerzas en las Cortes y porque, además, sería un fracaso colectivo)”

En esta situación, se abren varias ‘quinielas’ desde diferentes frentes: unos, abogando por alcanzar el acuerdo con Podemos; otros, por intentar hallarlo de la mano del Partido Popular; y otros, abriendo la puerta a un posible adelanto electoral (que desde el propio Grupo Parlamentario del PSOE en las Cortes no descartan si la situación se enquista y otros intereses parecen prevalecer en todo esto).

“Yo creo que el adelanto electoral sería malo, no sería deseable para Castilla-La Mancha (entre otras cosas, porque tampoco sé si aclararía mucho el panorama de correlación de fuerzas en las Cortes y porque, además, sería un fracaso colectivo)”, afirma.

De la Rosa insiste en que el acuerdo ha de llegar, y desearía que lo hiciera desde la izquierda, incidiendo en que aunque las formaciones tengan divergencias, basen el trabajo en las muchas más coincidencias que puedan tener en ellas: “Creo que son los partidos de la izquierda los que tienen la responsabilidad a la hora de hacer un presupuesto mucho más social porque hemos pasado unos cuatro años muy difíciles con el Partido Popular y por lo tanto, yo (desgraciadamente) de un hipotético acuerdo con el PP porque en su día nos llevaron a la peor época de recortes que se ha vivido en Castilla-La Mancha”.

Al margen de que se aprueben o no unas nuevas cuentas para la región, De la que “es deseable que la parte más social del presupuesto de 2017 sea una realidad”

Independientemente de que haya o no presupuestos nuevos este 2017, Francisco de la Rosa recalca (y así se lo ha transmitido ya al propio Gobierno) que hay una serie de cuestiones a las que no se puede renunciar: “Creo que hay que empezar a avanzar porque hay cosas que se pueden ejecutar, que se pueden hacer y que la ley presupuestaria (aunque sea con presupuestos prorrogados) permite; es verdad que no se puede hacer todo (sería un ingenio si lo pidiera sabiendo que habría 300 millones de euros de presupuesto ), pero sí es deseable que la parte más social del presupuesto de 2017 sea una realidad”.

Enumera algunas de esas cuestiones, como “recuperar legítimamente las condiciones de trabajo de los empleados públicos; llegar al mayor grado de Oferta Pública de Empleo posible; eliminar esas ingentes bolsas de interinos; avanzar en políticas sociales; no abandonar el Plan Extraordinario por el Empleo…”.

Precisamente el Plan Extraordinario por el Empleo de C-LM en su segundo año de aplicación, se vería afectado por el rechazo a los presupuestos en la línea destinada a los mayores de 55 años. El secretario general de CC.OO. en la región insiste en la necesidad de buscar la forma de poder dar respuesta a ese colectivo que tanto precisa de una acción como ésa, llegado el caso de los presupuestos prorrogados de 2016 se extiendan a todo este 2017. “Hay que poner en marcha todas aquellas acciones concretas que conlleven el rescate a las personas” subraya, tras citar también las complicadas situaciones que viven muchísimos jóvenes, así como muchísimas mujeres que no pueden romper los ‘techos de cristal’ que hoy día les continúan arrebatando posibilidades.

“Creo que los funcionarios han sido muy maltratados en el tiempo; considero que hoy no se les trata de la misma manera, pero también que es momento de dar un salto importante; la velocidad en la recuperación de todo lo que se les ha arrebatado está siendo muy lenta”

Después de que, por ejemplo, la Junta de Personal de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete denunciara hace unos días que ‘la GAI de Albacete incumple la Resolución de Jornada Laboral, al no planificar la misma, a todos los trabajadores de esta Gerencia en las categorías profesionales que dependen de la Dirección de Enfermería y la Dirección de Gestión y Servicios’, aprovechamos para preguntarle al líder de Comisiones Obreras en la región cómo percibe el sentir de los funcionarios (no sólo del colectivo sanitario, sino en general) en este tiempo.

“Yo creo que a los empleados públicos no se les trata hoy igual que se les trataba hace dos años -señala-; la legislatura pasada a los funcionarios se les despreció en muchas ocasiones y se les criminalizó en otras… creo que han sido muy maltratados en el tiempo; considero que hoy no se les trata de la misma manera, pero también que es momento de dar un salto importante; la velocidad en la recuperación de todo lo que se les ha arrebatado está siendo muy lenta”.

Aprovecha este medio de comunicación para ‘romper una lanza’ en favor de los empleados públicos, subrayando que a pesar de los duros recortes que los servicios sufrieron en años pasados, gracias al trabajo de cada uno de ellos dichos servicios se siguen prestando con unas altas cotas de calidad comparadas con otras Comunidades Autónomas.

“Entiendo su malestar porque entiendo que llega el tiempo en que tienen que recuperar ese 3% que les fue arrebatado, y es importante que este Gobierno se centre en todos ellos porque si no hay empleados públicos (o los que hay están en malas condiciones) eso va a tener una repercusión directa en el servicio público que prestan; habría que dar una marcha más y creo que el Gobierno tiene un compromiso con esos empleados públicos para darla y para tratarlos de mejor manera (porque creo que les toca)”, recalca.

“Hay que cambiar el Estatuto de Autonomía porque la sociedad ha cambiado”

Francisco de la Rosa es rotundo al afirmar que “sin duda toca reformar el Estatuto de Autonomía”, otro de los debates más destacados de los últimos días en la actualidad regional. Aprovecha para defender que “el mercado de trabajo evoluciona y, por lo tanto, las leyes que lo regulan tienen que evolucionar (y lo que han hecho es ‘involucionar’” y que por eso mismo él quiere “un nuevo Estatuto de los Trabajadores que se adapte a la realidad y que busque nuevamente un equilibrio entre empresa y empleados”.

Está convencido de que en el caso del Estatuto de Autonomía pasa absolutamente lo mismo; “hay que cambiarlo porque la sociedad ha cambiado; tenemos que tener un sistema electoral que permita que el voto tenga un valor real; debe ser mucho más democrático, más transparente y con mayor participación de la sociedad… creo que el (aprovechando ese nuevo Estatuto) tiene que abrir sus puertas a los colectivos sociales, y eso es algo que hasta ahora no se concebía pero de lo que los políticos tienen que ser conscientes”.

Evolución en definitiva, que pide también para nuestra Constitución, para el sistema de Autonomías… “Todo eso se hace desde el consenso” dice, como señala que se debe llevar a cabo “un gran Pacto de Estado sobre Educación que permita un modelo único que permita una progresión en el tiempo de más de 20 años porque con eso lograremos que nuestros hijos estén mejor formados y que tengan proyección de futuro (y en ello deben participar no sólo los partidos políticos, también el conjunto de la sociedad)”.

Sobre los casos de becarios que trabajan sin percibir salario alguno, De la Rosa asegura que “detrás de esas situaciones hay ambición, desprecio al ser humano, insolidaridad manifiesta, usura… detrás de todo esto hay una España oscura de la que nos debemos alejar

Pocos días después de la celebración del Día Internacional del Becario y de la Becaria, y aprovechamos para conversar con el líder de Comisiones Obreras en Castilla-La mancha del debate social abierto estos días a nivel nacional después de conocerse varios casos de destacados cocineros que ‘utilizan’ (en el sentido literal de la palabra) jóvenes becarios que, más que formarse, están ocupando puestos de trabajo fuera del amparo y las garantías que ofrece un contrato laboral.

“Detrás de esas situaciones hay ambición, desprecio al ser humano, insolidaridad manifiesta, usura… detrás de todo esto hay una España oscura de la que nos debemos alejar; es absolutamente miserable que alguien pretenda aprovecharse de quien sea para el beneficio propio”, afirma tajantemente.

Partidario de dejar en el pasado el término ‘becario’ y ‘becaria’, aboga por garantizar que esos jóvenes puedan alcanzar esa cualificación práctica que tienen que tener para construir el futuro del propio país, y se muestra radicalmente enfrente de quien “inventa fórmulas para tener a personas en régimen de pseudo-esclavitud con el fin de sacar un trabajo sin tan siquiera preocuparse de la calidad del servicio que presta su empresa”.

Exige que “las leyes laborales sean mucho más contundentes con todo esto porque, si no, estamos matando el futuro de este país; los jóvenes (aunque jóvenes) tienen la misma dignidad que las personas que los explotan, y aquí los políticos tenían que ser mucho más contundentes”.

“Si se incrementaran los salarios habría un crecimiento exponencial en los empresarios y en sus proyectos empresariales, quiero pensar que algún día se darán cuenta de esto y podremos avanzar…”

Al hilo de esto, incide en que “cuando hablamos de ‘salario digno’ no hablamos de meterle la mano al bolsillo al empresario sino que estamos hablando, primero, de lo más importante (que son las personas) y, segundo, del propio progreso del país en el que se desarrollan; no es ni medianamente normal que nosotros tengamos un SMI que sea menos de la mitad del que hay en Francia; al igual que no es ni medianamente normal que aquí los trabajadores sean menos productivos que en Alemania (cuando son simétricamente iguales en capacidad), y eso sucede porque tenemos un sistema de producción que está anclado en el siglo XIX, y así es muy difícil avanzar… los trabajadores en Alemania cobra infinitamente menos que aquí, pero los ricos de Alemania son igual de ricos que los de aquí… de modo que lo que ocurre es que estamos haciendo una distribución de la riqueza desigual”.

Recuerda que nuestro país, por sus características, vive fundamentalmente del consumo interno, “¿pero quién consume si los salarios no alcanzan los 600 euros? nadie -apunta-, si se incrementaran los salarios habría un crecimiento exponencial en los empresarios y en sus proyectos empresariales, quiero pensar que algún día se darán cuenta de esto y podremos avanzar…”.

CC.OO, UGT y CECAM ultiman “un ambicioso documento sobre diálogo social” que puede ser un motor fundamental para cuestiones determinantes en materia laboral

Precisamente y tal y como nos había apuntado anteriormente, Francisco de la Rosa ha mantenido recientemente su primer encuentro de trabajo desde que es secretario general de CC.OO C-LM con el presidente de la Patronal (CECAM, CEOE-CEPYME), Ángel Nicolás.

Un encuentro satisfactorio, porque nos explica que ha servido para ultimar “con UGT, CC.OO. y CECAM (con un peso igual) un documento de diálogo social para Castilla-La Mancha que creo que puede ser un motor para, por ejemplo, avanzar decididamente en cerrar la negociación colectiva en este año en todas las provincias”.

Explica que se trata de “un documento más ambicioso” que aborda cuestiones interesantes, como “que hay que potenciar la negociación colectiva sectorial (tras el callejón sin salida que creó la reforma laboral poniendo por encima de los convenios sectoriales los convenios de empresa, que dinamitan las relaciones laborales); que el escenario laboral ideal es el de la creación de empleo estable con el que gana toda Castilla-La Mancha; que hay que buscar la seguridad y la salud en el trabajo como la mejor fórmula para que las empresas sean viables y los trabajadores vivan con dignidad; que hay que perseguir la igualdad… hay muchos elementos interesantes en ese acuerdo que estamos ultimando” concluye, muy abierto a llevarse bien con Ángel Nicolás “porque somos dos caras de una misma moneda y, a veces, la virtud está en el canto”.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista al secretario general de Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha, Francisco de la Rosa, a través del vídeo que acompaña a esta versión escrita de la misma.