Tenemos ocasión de hablar con en esta breve entrevista apenas unos minutos después de hacerse públicos los resultados de esa consulta realizada este pasado fin de semana por Podemos Castilla-La Mancha; asegura estar “muy contento” con el deseo expresado por las bases de la formación porque “era la opción que habíamos defendido cuando, en nuestro proyecto de cara al pasado proceso de primarias, aseguramos que queríamos madurar como organización sin envejecer y que queríamos estar preparados para gobernar, y éste era el momento; creemos que la gente de Podemos así lo ha entendido y por eso nos ha dado esa confianza, por lo tanto, estoy muy contento”.

“Es una buena noticia que Podemos pase de ser vista como una oposición más o menos permanente a ser vista como una fuerza de Gobierno”

Sobre el calendario que se abre a partir de ahora, el secretario general de Podemos apunta que “hoy mismo” se tendrán que reunir con el Gobierno “para ir avanzando”. Ahora, con ese contundente “sí al acuerdo”, que se tendrán que sentar con el Gobierno “para ver tanto el procedimiento de los presupuestos como el cómo nos hacemos cargo de, en principio, esa Vicepresidencia y esa Consejería para llevar adelante políticas que son esencialmente de Podemos”.

Considera que es “una buena noticia” que Podemos pase de ser vista como una oposición más o menos permanente a ser vista como “una fuerza de Gobierno” porque se muestra convencido de que demostrarán que pueden gobernar “bien y de otra manera”. Sin fechas aún establecidas en ese ‘calendario’, reitera que “a partir de hoy, cuando ya conocemos los resultados, se van a ir sucediendo los acontecimientos de manera más o menos rápida”.

“No se trata tanto de que nosotros entremos en un , se trata de compartir la acción de Gobierno con el PSOE”

Sobre la nueva ‘hoja de ruta’ compartida, en adelante, dentro del Gobierno regional con este acuerdo que garantiza la puesta en marcha y el control de políticas propias como la Renta Garantizada o el Plan de Garantías Ciudadanas, García Molina recuerda que cuando surgió el ofrecimiento por parte del presidente, en Podemos lo estuvieron reflexionando y que no tenían “una intención de generar una crisis clásica de Gobierno donde nuestro partido se hiciera cargo de alguna Consejería que ya estuviera funcionando”, señalando que quisieron “innovar y hacer una ampliación de Gobierno, sobre todo, para que esas políticas que son esencialmente nuestras y que se han refrendado en cuestiones legislativas (como la Ley de Transparencia que ya tenemos aprobada o la Ley de Participación que aprobaremos próximamente, que son propuestas de Podemos) pudieran ser nuestra responsabilidad y las pudiésemos gestionar directamente”.

Miran con “mayores ganas” si cabe “el Plan de Garantías Ciudadanas o ‘Plan Podemos’ donde está incluida la implementación de la Renta Garantizada en Castilla-La Mancha para el año que viene”.

Indica que ‘la hoja de ruta’ desde ahora se basa en “ir viendo en qué cuestiones somos capaces de ponernos de acuerdo con el , que sean políticas que todos entendamos que son buenas para la gente de esta región y para el desarrollo de la región, y habrá que minimizar las diferencias, que seguro que las hay; somos dos partidos políticos distintos que vamos a ejercer de manera (espero) colaborativa tareas de Gobierno pero, como he dicho en otras ocasiones, no se trata tanto de que nosotros entremos en un Gobierno del PSOE, se trata de compartir la acción de Gobierno con el PSOE, por lo tanto, habrá cosas en las que (seguro) nos vamos a poner de acuerdo y habrá otras donde sigamos manteniendo nuestras diferencias; hay que ir viendo cómo somos capaces de hacer ese camino y de armonizar unas cosas y las otras”.

“Estamos pensando, sobre todo, en la conformación de un equipo que sepa arropar a las personas que finalmente van a ser las más visibles”

En torno a si tienen ya pensado quiénes serán los o las que entren a formar parte de esta nueva andadura de Podemos en el Gobierno castellano-manchego, García Molina explica que están pensando esta cuestión “de una manera muy colectiva y muy en global y, más allá de las personas que ocupen ese puesto de consejero o consejera y la Vicepresidencia (y que, es verdad, serán las caras más visibles) lo que nos preocupa y nos ocupa es pensar en equipos de confianza, responsables y competentes para llevar a cabo esas políticas”.

Desde esa ‘visión’, señala que “las personas se sabrán seguramente en los próximos días porque estamos en el y con el Grupo Parlamentario pensando, sobre todo, en la conformación de un equipo que sepa arropar a las personas que finalmente van a ser las más visibles”.

“Creo que este acuerdo era la solución más positiva o más adecuada a una situación que durante meses se había estancado de manera más que evidente”

Le preguntamos a José García Molina cuál fue el ‘detonante’ de ese encuentro con el presidente García-Page para que, después de varios meses en los que (como el propio secretario general regional de Podemos nos contó en varias ocasiones) no existió ningún contacto entre ambos, en una primera reunión de algunas horas todo lograra desestancarse de la forma en que lo hizo y si le sorprendió la postura del presidente de Castilla-La Mancha en ese encuentro.

“Sí, de alguna manera me sorprendió, pero también era cierto que se había llegado a un callejón sin salida donde la inestabilidad y la falta de confianza necesitaban un giro; ese escenario lo teníamos todos en la cabeza” dice García Molina apuntando las tres únicas salidas posibles que había para esa situación: o el PSOE negociaba con el PP los presupuestos (a los que el líder regional de Podemos hubiera considerado unos “presupuestos ‘Frankenstein’ combinando medidas que quieren ser progresistas como medidas que siguen recortando derechos”); o el PSOE negociaba con Podemos (que deseaba unas características distintas a las del acuerdo de investidura al que se llegó en su momento y que acabó roto); o había elecciones.

Por eso considera que “dentro de los escenarios posibles, si el acuerdo tenía que ser con nosotros, debía ser un acuerdo que generara confianza, garantía y estabilidad; la ‘sorpresa’ vino quizá por el giro rápido, pero creo que era la solución más positiva o más adecuada a una situación que durante meses se había estancado de manera más que evidente”.

“Queremos demostrar que se puede hacer política y se puede gobernar de otras maneras”

En cuanto a qué supondrá (o qué desean que suponga) la entrada de Podemos en un Ejecutivo autonómico por primera vez en nuestro país teniendo, ahora sí, una clara responsabilidad institucional de Gobierno, el secretario general regional de la formación señala que están demostrando lo que ya han demostrado en las Cortes: “A la sede parlamentaria regional han llegado nueve o diez proposiciones de ley; ocho de ellas han sido de Podemos; somos los que, a la hora de pensar en legislativo, en leyes o en modificaciones de leyes que sirvan para que a la gente le vaya mejor, más hemos trabajado y yo tengo mucha confianza en que las cosas que hacemos las hacemos bien y en que cuando estemos en el Ejecutivo gobernando vamos a seguir demostrando la misma competencia y las mismas ganas de cambiar las formas en las que a veces se ha hecho la política en nuestra región y la forma en la que en muchas ocasiones la ciudadanía percibe a sus gobiernos”, explica.

Quieren demostrar, por tanto, que son competentes en lo que hacen “y que se puede hacer política y se puede gobernar de otras maneras”; un reto que marca el camino que García Molina asegura que les toca recorrer en esta próxima andadura.

“Creo que el tiene problemas propios muy graves como para andar dando lecciones de moralidad e incluso de democracia política”

Desde el han criticado mucho estos días (lo acaban de volver a hacer, de hecho) tanto la pregunta que en Podemos C-LM han formulado a sus bases para esta consulta como, sobre todo, “el que no vayan a renunciar a privilegios” o el que consideren que ‘la Venezuela de España ya está en Castilla-La Mancha’… ¿Qué lectura hace este tipo de argumentos que se lanzan a la ciudadanía?

“Creo que el Partido Popular tiene problemas propios muy, muy, muy graves, muy graves -insiste-, como para andar dando lecciones de moralidad e incluso de democracia política” señala, recordando que él siempre dice que “el Partido Popular no hace política, hace negocios, que es otra cosa”.

No entra a contestarles a esas afirmaciones lanzadas en las últimas jornadas, pero sí desea aclarar algo: “En el momento en el que nosotros entremos en el Gobierno no vamos a cambiar ninguna de nuestras ‘ideas clave’ y vamos a renunciar a todo privilegio, empezando por el coche oficial y los seguros de vida privados, como ya hicimos cuando entramos en las Cortes de C-LM (ellos no lo han hecho); está muy bien hablar pero las cosas se demuestran con los hechos y en Podemos nadie tiene coche oficial y cuando entremos al Gobierno seguiremos sin tenerlo; no queremos ninguna prebenda que no disfrute cualquier otro trabajador público (que, al fin y al cabo, es lo que somos)”, señala.

Les aconseja a los Populares “que hagan autoanálisis, que dejen de fijarse en lo que hace Podemos y que empiecen a hacerlo en lo que hacen ellos (que, por cierto, en estos dos años no han traído ninguna proposición de ley a las Cortes de Castilla-La Mancha)”.

“Sé que habrá dificultades y riesgos (la vida en sí misma es un riesgo) pero nosotros estamos dispuestos a asumirlos y a trabajar con ellos asumiendo, a la vez, que las cosas pueden ser de otra manera”

En la parte más personal ligada a este ‘giro político’, García Molina es claro: “Lo que hizo que algunos dejáramos nuestros trabajos (en mi caso, la la educación, que es mi vocación desde que tengo 18 años) ha sido la ilusión de que, efectivamente, las cosas se pueden hacer de otra manera; sé que no se puede hacer todo lo que uno quiere y que hay límites, pero si no estuviéramos convencidos de lo que nos trajo aquí y de que sí se pueden hacer las cosas de otra manera, no tendría ningún sentido que estuviésemos; sé que habrá dificultades y riesgos (la vida en sí misma es un riesgo) pero nosotros estamos dispuestos a asumirlos y a trabajar con ellos sintiendo, a la vez, que las cosas pueden ser de otra manera y, por lo tanto, que pueden ser mejores”, concluye.

Si lo desean, pueden escuchar la entrevista telefónica al completo a través del archivo de audio que acompaña a este resumen por escrito de la misma.