Recta final de una campaña que, asegura, para él está siendo intensa, visitando cada rincón de la provincia pero, añade, le está entusiasmando. Califica estos días como “una locura”, pero afirma que es mucho mayor “la locura de la gente que no tiene nada”. Apunta que en esta provincia “todos nos conocemos, y la ciudadanía sabe bien todo lo que hemos hecho los socialistas”, razón ésta por la que apela “a que miren atrás, porque el pasado es un ejemplo de que no hemos defraudado; hemos hecho cosas mal, sí, pero hemos hecho muchas cosas bien, y apelo a que no les vamos a fallar porque no fallar a la gente es no fallar primero a los más necesitados, y buscar nuevas fórmulas para generar empleo y para que este país y su gente recupere la autoestima, que la tiene por los suelos; y estoy convencido de que es la persona que puede encarnar al líder que necesita este país y poner a España donde se merece y apostar porque Europa sea grande y no se ponga de lado y atienda a los refugiados”, introduce.

Tiene muy claro que “tenemos que recuperar el alma de la política y, sinceramente, creo que el momento lo merece; por eso no cuesta hacer kilómetros para intentar llegar con este mensaje a la gente”.

“Quien ha intentado tirar adelante con este país ha sido el Partido Socialista: Rajoy declinó dijo ‘no’ al Jefe del Estado para intentar formar Gobierno y priorizó el referéndum en Cataluña por encima de las medidas sociales que proponía el PSOE”

Puede que estas sensaciones que él describe sean las que, a pesar del cierto hartazgo (evidente) que la ciudadanía puede sentir ante esta nueva convocatoria de Generales, logre movilizar a la gente, que tiene (fundamentalmente) ganas de que toda esta situación por fin se ‘desbloquee’.

Manuel González asegura estar percibiendo que los ciudadanos “tienen ganas de ir a votar, y conforme pasan los días te las transmiten más; y desde aquí aprovecho para pedirles que no se queden en casa, que voten a quien ellos crean conveniente, a quien crean que pueden confiar más su presente y su futuro”.

De las muchas situaciones con las que se encuentra a todas horas durante esta campaña, recuerda el caso de una mujer que se le acercó a explicarle que votó al PSOE el pasado 20 de diciembre y que sus hijas votaron a Podemos y que ahora ellas dicen que no lo harán de nuevo porque aseguran que ‘las engañan una vez pero dos, no’; y añade que eso mismo se lo está transmitiendo muchísima gente viendo que “quien ha intentado tirar adelante con este país ha sido el Partido Socialista, porque Rajoy declinó la proposición del Jefe del Estado para intentar formar Gobierno y Pablo Iglesias priorizó el referéndum en Cataluña por encima de las medidas sociales que ponía el PSOE, pero es que ‘atrapado’ por los catalanes por el referéndum de autodeterminación, está ‘atrapado’ por los vascos, por los gallegos… ¿Cómo puede alguien decir que es socialdemócrata y que se quiere parecer al Partido Socialista, si el Partido Socialista lo que ha defendido es la igualdad de los españoles estemos donde estemos y vivamos donde vivamos, y la solidaridad entre territorios?”, señala.

“Pablo Iglesias ha tenido ya una oportunidad, pero en la próxima ‘se tiene que retratar’ y, si defiende lo que dice defender, tendrá que apoyar a Pedro Sánchez para que sea presidente del Gobierno”

Le preguntamos qué puede hacernos pensar, como electores, que esas mismas cuestiones que sucedieron tras el 20 de diciembre (y que ya entonces impidieron la formación de un ) no van a volver a suceder tras el 26 de junio a tenor de las posturas que estamos escuchando estos días desde los diferentes Partidos políticos…

“Yo creo que el día que Pablo Iglesias da esa rueda de prensa pidiendo la vicepresidencia y diciendo que el ‘Ministerio de la Plurinacionalidad’, el de Defensa, el CNI… tenían que ser para alguien de Podemos… lo que dijo a la ciudadanía aquel día (y al PSOE y a todas las Fuerzas políticas) fue que él no quería pactar: él esperaba ya otras Elecciones; no pensaba en los ciudadanos ni en mirarles a la cara apostando por sacar adelante el país sino en pactar tácitamente con el PP para que no hubiera un presidente socialista”, reflexiona.

Recuerda el abrazo entre Iglesias y y recuerda el ‘acuerdo’ de éste con Aznar para lograr “que no fuera presidente o tuviera los problemas que intentaron los dos”. Por eso (y de cara a lo que pueda pasar tras el 26-J) subraya que Pablo Iglesias “ha tenido ya una oportunidad pero, en la próxima, (como dicen en mi pueblo) ‘se tiene que retratar’ y, si defiende lo que dice defender, tendrá que apoyar a Pedro Sánchez para que sea presidente del Gobierno”.

Dicho esto, le planteamos qué ocurriría, en ese caso, si Unidos Podemos acaba por encima del PSOE en votos y escaños en las próximas Generales: “No van a estar por encima -responde rápidamente-, en absoluto”. Insistimos en si en ningún momento el PSOE tan siquiera se plantea ese ‘otro escenario’ y reitera que no: “El Partido Socialista pretende adelantar el PP y el Partido Socialista es el que va a marcar el presente y el futuro de este país, estoy convencido”.

“Es cuestión de echarle corazón a esto y cabeza para hacer políticas para la gente, y creo que si hacemos eso, este país saldrá adelante: no puede ser que un país sea competitivo por la vía de devaluar los salarios”

Comentamos con el cabeza de lista del PSOE al Congreso por Albacete si quizá como electorado la ciudadanía está pasando muy por encima de cuestiones que se reflejan en los programas y que pueden tener unas consecuencias que no sopesamos (y a las que, en este caso, no hacen referencia alguna esos mismos programas), caso del tema de referéndum en Cataluña (o ‘derecho a decidir’) que incluye Unidos Podemos (y que ya el pasado 20-D fue una de las claves que impidieron la formación de un Gobierno para el país).

Decimos esto a propósito de que, por ejemplo ayer (y en esta misma casa), el secretario general de la UGT en Castilla-La Mancha () asegurase no tener nada en contra a ese derecho a decidir y a que se incluya en un programa, pero sí a que en ese mismo programa no se diga cómo ese Gobierno haría frente a las consecuencias del referéndum (si se celebrase y los catalanes decidiesen en él salir de España, algo que supondría a la economía de nuestro país perder alrededor del 25% de PIB según él mismo apuntaba y, por tanto, una merma importantísima de los recursos para financiar nuestros Servicios Públicos).

“Efectivamente es así -señala González Ramos-, Iglesias defiende el derecho a un referéndum en Cataluña; pero después vendrá el País Vasco, después los propios gallegos… Iglesias está ‘atrapado en sus mareas’, hay que recordar que Unidos Podemos es una confluencia de muchísimos Partidos entre los que los catalanes, vascos y gallegos que la integran representan ese de derecho a decidir”.

Por eso pregunta a los ciudadanos que le puedan escuchar “¿imaginan que Pablo Iglesias se convirtiese en presidente del país, hubiese referéndum en ésas tres Comunidades Autónomas y en ellas eligiesen ‘sí’ a salir de España?… este país necesita otras cosas, y nos podemos estar cuatro años en a ver qué hace Cataluña, el País Vasco o ; este país necesita ‘las luces cortas’, y eso es: los mayores de 52 años que no tienen trabajo, sus cotizaciones a la Seguridad Social , sus futuras pensiones; el talento de los jóvenes de este país (que nunca ha tenido tanto talento) que se tiene que ir fuera; las oportunidades para que los empresarios puedan acceder al crédito mejor con el fin de crecer y de emprender; los trabajadores que han perdido sus derechos y que necesitan que se derogue la reforma laboral; quienes sufren de pobreza infantil y necesitan un ‘Ingreso Mínimo Vital’… todo eso es lo que hay que afrontar, y de eso… se habla poquito”, critica.

Afirma que “es cuestión de echarle corazón a esto y cabeza para hacer políticas para la gente, y creo que si hacemos eso, este país saldrá adelante: no puede ser que un país sea competitivo por la vía de devaluar los salarios, en absoluto; tiene que ser competitivo apostando por la Investigación, por el Desarrollo, por la Innovación”.

Considera que “el señor Rajoy pasó todas las ‘líneas rojas’ en Sanidad, en Educación, en Bienestar Social, en Servicios Públicos en general, en pensiones… quieren dejar una España dual, de los que tienen y los que no tienen, por eso yo hablo de programa (mientras Pablo Iglesias sólo se ha limitado a decir que es ‘socialdemócrata’)” señala, con cierta indignación en el tono.

“¿Es ‘casta’ , socialista asesinado por que inauguró el , que firmó (junto a Felipe González) la Ley General de 1986? ¿Somos ‘casta’ los socialistas? No, y por eso recordamos nuestro pasado y el de nuestras familias, que pelearon por tener un futuro mejor”

El momento, pues, es inédito (nunca antes nuestra Democracia había vivido una repetición de Elecciones Generales porque no haya sido posible conformar un Gobierno); pero también la campaña está siendo diferente a cualquier otra, atípica y en la que estamos viendo que ‘parece haber para todos’…

“Parece que ‘todo vale’ -apunta-, y no es así; esa parte de mayor dureza me llega a través de vosotros, los medios de comunicación; por mi parte, lo que yo estoy viendo en la provincia es cariño, afecto y cercanía; la gente se nos acerca y nos dice que peleemos y luchemos, y a mí es lo que me da ánimos día a día”.

La vulnerabilidad que aqueja a una buena parte de la ciudadanía es innegable porque ahí están los datos que demuestran que es mucha gente la que lo está pasando mal. ¿Hasta qué punto la política está ‘jugando’ con esa vulnerabilidad y las personas pueden ser confundidas con muchas cuestiones?, planteamos a Manuel.

“Sí es posible, hay mucha demagogia -afirma-, pero por eso yo apelo siempre al pasado y al presente y pongo el ejemplo de lo que está reconstruyendo en Castilla-La Mancha después de los cuatro duros años de Cospedal; hemos sido capaces de hacer muchas cosas en el pasado, las estamos haciendo ahora y estoy convencido de que en el futuro las vamos a hacer”, reitera.

Asegura que hay mucha sensibilidad en la gente, y que chavales de dieciséis años les interpelan pidiéndoles que no olviden que es necesario defender una Educación Pública de calidad, algo que se compromete “a volver a hacer, como siempre hemos hecho”. Defiende la igualdad que siempre ha llevado por bandera el PSOE y sale al paso a las atribuciones de ‘casta’ que se les hacía no hace tanto tiempo: “¿Es ‘casta’ Ernest Lluch, socialista asesinado por ETA que inauguró el Hospital de Albacete, que firmó (junto a Felipe González) la Ley General de Sanidad de 1986? ¿Somos ‘casta’ los socialistas? No, y por eso recordamos nuestro pasado y el de nuestras familias, que pelearon por tener un futuro mejor”.

“Muchos Partidos están intentando llevarnos al discurso de los pactos, pero yo reitero que el pacto es con los ciudadanos, con la gente que peor lo está pasando, con los trabajadores, con las pequeñas y medianas empresas, con los estudiantes, con quienes no pueden dar lo esencial a sus hijos… ése es el pacto”

Sobre si el PSOE está en una ‘encrucijada’ que no sufría desde hace mucho tiempo, González Ramos recuerda que “ya de cara al 20 de diciembre, la mayoría de las encuestas la semana anterior nos daban tercera o cuarta Fuerza política, ya lo intentaron entonces… Creo que hay un poder en España (lo dejo ahí) de gente a la que le interesa que el siga gobernando y que aprovecha para intentar confundir a la gente, pero considero que el Partido Socialista es el único que puede cambiar el presente y el futuro de este país, estoy convencido; Pedro es alguien que ha mantenido el tipo, que ha mantenido la unidad del Partido; estamos todos trabajando en la misma línea, todos, vamos todos a una; yo percibo que la gente quiere seguir confiando en el PSOE y estoy seguro de que el 26-J va a decir ‘sí’ al PSOE”.

A pesar de que hemos visto cómo una y otra vez los diferentes líderes han dicho (por ejemplo, durante la campaña anterior) cosas que luego incumplieron una vez pasado el 20-D, asistimos a ‘estrategias’ de Partidos que dicen (y exigen al resto que digan) antes del 26-J a quién apoyarían o no en unas futuras negociaciones para formar Gobierno. A esto se refiere también Manuel González: “El PP está fomentando la campaña del miedo para movilizar a su electorado; Pablo Iglesias dice que es socialdemócrata y pide que el PSOE le diga si le va a apoyar o no, pero es una incongruencia: si ha tenido hace nada en su mano apoyar al PSOE y a las políticas que él dice defender; cada uno de los Partidos de cara a la cita con las urnas tenemos que defender nuestro ideario político, nuestra hoja de ruta, aquello a lo que nos comprometemos en nuestros programas para con los ciudadanos que van a votar”.

“Parece que estamos en ‘a ver quién mete la pata’, muchos Partidos están intentando llevarnos al discurso de los pactos, pero yo reitero (y no salgo de ahí) que el pacto es con los ciudadanos, con la gente que peor lo está pasando, con los trabajadores, con las pequeñas y medianas empresas, con los estudiantes, con quienes no pueden dar lo esencial a sus hijos… ése es el pacto; tenemos que ser responsables con el voto y con lo que los ciudadanos quieren en este país, escuchar qué políticas queremos llevar a cabo (y, desgraciadamente, en los debates poco se ha hablado de políticas…)”, lamenta.

Mañana, gran acto cierre de campaña a nivel regional, en Albacete con Pedro Sánchez y García-Page (19:00 horas en la Caseta de los Jardinillos)

Desde el PSOE consideran que en esta campaña se ha llegado a tiempo a movilizar a su gente, tal y como cuando estaba próxima arrancar, Pedro Sánchez manifestaba como el gran objetivo que se marcaba. “Sí, la movilización de los socialistas se está produciendo”, asegura sin dudar.

Avanza que, de hecho, “mañana mismo tenemos el gran acto de cierre (el único de Castilla-La Mancha) que se hace en Albacete, con Pedro Sánchez -que será la séptima vez en muy poco tiempo que viene a la ciudad- y Emiliano García-Page -además del propio Manuel González-, en la Caseta de los Jardinillos a partir de las 19:00 horas; el termómetro de mañana (lo van a ver ustedes, los medios de comunicación) es lo que se palpa en la calle; todo el mundo está respondiendo con ganas, la gente se ha movilizado, claro que hemos llegado a tiempo”.

Gonzáles Ramos fue uno de los primeros que aseguró ya hace tiempo que “no habría terceras Elecciones” y que “esta vez, habría Gobierno”. Le planteamos si sigue tan convencido de eso… “Objetivamente, creo que los culpables de estas nuevas Elecciones han sido el PP y Podemos; dicho esto, que decirle ahora que ‘sí’ al PSOE y a las políticas del Partido Socialista; Ciudadanos ya demostró que es coherente y que intentó pactar cosas y Pablo Iglesias tendrá que decir algo al PSOE…”

¿Y si es el PSOE quien tiene que decir algo a Pablo Iglesias? (insistimos): “Es que estoy convencido de que va a ser el Partido Socialista el que va a ‘arbitrar’ y el que va a conformar el Gobierno, estoy convencido de ello, y no va a haber terceras Elecciones, por responsabilidad, porque si no posiblemente (y lo digo así coloquialmente) nos tendremos que ir todos a nuestra casa; creo que la responsabilidad del momento es que ha habido unas segundas Elecciones pero no puede haber unas terceras”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar íntegramente esta entrevista con el cabeza de lista del PSOE al Congreso por Albacete, Manuel González, mediante el vídeo que acompaña a este texto.