Apenas le queda “un mes de trabajo intensivo” para acabar lo que le resta de carrera universitaria, el Trabajo Fin de Grado, pero Jesús está implicado al cien por cien en esta otra faceta de máximo representante de la voz de los estudiantes de nuestra universidad regional. Asegura que poder estar en todos esos sitios en lo que se le requiere es cuestión “de ordenarse bien la agenda” y, sobre todo, disfrutar con lo que se hace (como se percibe que él hace con esta experiencia que maneja de manera paralela a sus quehaceres estudiantiles personales).

Jesús Ruiz nos relata que la UCLM “tiene un sistema un tanto complejo pero muy estructurado en cuanto a la representación de los estudiantes”; nos explica que habría dos tipos de perfiles; el primero, el conformado por “aquellos estudiantes que representan a sus compañeros en los órganos oficiales o colegiados de la universidad”, desde las Juntas de Facultad al , pasando por el Claustro Universitario, el Consejo de Gobierno y los Consejos de Departamento. El segundo, sería el conformado por los órganos de los propios estudiantes (regulados por el pertinente reglamento de representación), y que estarían “encuadrados en el órgano máximo, que sería el Consejo de Representantes”, a través del cual el delegado general de Estudiantes es el presidente y se elige una Comisión Ejecutiva que, a su vez, proviene de las Delegaciones de Campus, derivadas de los centros y las clases.

“En todos los órganos de la UCLM existen representantes de estudiantes que son escuchados con bastante interés; es más, con respecto a ciertas decisiones que se han tomado (por ejemplo, con respecto a algunas nuevas titulaciones), nuestra voz ha sido la decisiva a la hora de colocarla de una manera o de otra o de darle ciertos matices”

Jesús admite que “cada año cuesta más” encontrar estudiantes dispuestos a esta tarea de representación de sus compañeros y compañeras, puede que influida esta circunstancia por el hecho de que las titulaciones cada año ganen también en nivel de exigencia para ellos. “La gente cada vez demuestra menos interés en dedicarle un tiempo (que, evidentemente, no está remunerado en forma alguna) y quitárselo a sus estudios para esto”.

Ante eso, aprovecha su paso de hoy por La Cerca para “animar a todo el mundo a que en el curso que viene dé el paso de ejercer algún cargo de representación porque, verdaderamente, luego aunque esto no se paga con dinero, se paga con la satisfacción de poder ayudar a tus compañeros y poder participar en cosas tan importantes como son temas de estrategia y planificación (y en las que siempre te queda el recuerdo de haber contribuido al futuro de la universidad, una tarea que creo que es también muy importante)”.

Tanto en su etapa previa como secretario (y ahora, como delegado), Jesús ha experimentado que “en el Equipo de Gobierno (y, en general, en todos los órganos de la universidad) existen representantes de estudiantes que son escuchados con bastante interés; es más, con respecto a ciertas decisiones que se han tomado (por ejemplo, con respecto a algunas nuevas titulaciones), nuestra voz ha sido la decisiva a la hora de colocarla de una manera o de otra o de darle ciertos matices”.

Afirma que “los estudiantes tienen una voz muy importante porque, efectivamente, son los que viven el día a día de esas titulaciones, lógicamente, en conjunto con el profesorado, pero no desde la misma perspectiva”.

Jesús Ruiz recuerda la situación en la UCLM cuando ésta sufrió su mayor descenso a nivel presupuestario: “Ese recorte fue tan grande que ya llegaba incluso a que los alumnos se traían el papel higiénico a las aulas… cosas así, era algo ya dantesco; fue muy grave la consecuencia económica de aquello”

Mucho se ha hablado (y se continúa haciéndolo) sobre las dificultades que la UCLM ha sufrido en los últimos años; especialmente, cuando el presupuesto por parte del cayó a sus mínimos históricos, cifrándose apenas en 98 millones de euros. Una situación muy complicada por la que preguntamos a Jesús cómo se vivió desde el ámbito de los alumnos.

“Los estudiantes lo notaron (no sé si los que más pero, desde luego, en un altísimo porcentaje) porque se recortaron absolutamente todos los servicios de la universidad: un recorte de ese tamaño en una universidad pública que depende de la cuantía que nos dé (en este caso, la Junta de Comunidades) nos afecta muy directamente”, explica. Nos cuenta que eso se pudo percibir “en servicios como la biblioteca” donde no se podía atender toda la demanda de los estudiantes porque no había posibilidad de pagar a los trabajadores en las época de ampliación de horarios… “Ese recorte fue tan grande que ya llegaba incluso a que los alumnos se traían el papel higiénico a las aulas… cosas así, era algo ya dantesco; fue muy grave la consecuencia económica de aquello”, asegura.

Recuerda que también “se apagaban las luces cuando no eran estrictamente necesarias por las tardes (lo cual perjudicaba para el estudio de la gente que se queda a estudiar en la Facultad…)” y diversidad situaciones que ratifican que “desde luego que los estudiantes sufrieron” aquella época sin precedentes.

“Puedo asegurar que nuestra universidad ha hecho los deberes en materia económica y en materia de planificación, no me cabe la menor duda”

No obstante, aunque la situación mejoró notablemente en ese sentido, el presupuesto a destinar a la UCLM ha seguido siendo en los últimos meses el gran ‘caballo de batalla’ entre ésta (que sigue considerando insuficiente lo que se le ofrece) y el Gobierno autonómico. Una relación que no ha acabado de ser todo lo fluida y tranquila que se hubiera deseado por parte de ninguna de las dos instituciones y cuyos mensajes no terminan de cerrarse del todo en pleno proceso de confección de la estrategia que la UCLM se marcará para su desarrollo futuro a varios niveles.

Jesús se refiere a ésta etapa más reciente, que conocen “de muy primera mano porque la hemos sufrido los representantes que hemos estado este año; este año en ese sentido diría que me ha tocado ‘lo peor’ porque ha sido cuando se han presentado estos problemas que yo creo que no están resueltos del todo (con lo cual, ya veremos si no tenemos que pasar otro mal trago)…”.

Los estudiantes han participado en esto “a través de la Comisión de Estrategia (que proviene del Vicerrectorado de Economía y Planificación) en la que se ha ido preparando el Plan Estratégico que se conoce y que ha sido enviado a la Junta de Comunidades y también el -Programa; hemos participado directamente ahí, por supuesto, enterándonos los primeros de todo lo que allí se planteaba y aportando nosotros también nuestra visión en algunos aspectos (aunque, lógicamente, en la parte más técnica tampoco tenemos mucho que aportar…), sobre todo, en algunos matices en cuanto a la forma o al fondo de ciertos asuntos; desde luego que hemos tenido una gran participación”, señala.

Jesús asegura que los estudiantes tienen que mostrar su “preocupación grave” ante esta situación “porque, aunque es evidente que ha mejorado un poco de esos extremos que antes decíamos, la situación es mejor en todos los ámbitos de la sociedad y la economía va mejor en general, por lo tanto, no puede ser que sigamos siendo de las universidades que continúan con estos problemas económicos; somos de las últimas universidades (la segunda o la tercera por la cola) hablando de la inversión que la Comunidad Autónoma hace en ella, y en temas de Investigación y demás… eso hace mucho daño (al igual que es clave para tema de servicios a los estudiantes)”.

En julio “arranca el periodo de matriculación de estudiantes, y se supone que nosotros ahora tenemos que hacer una tarea de marketing para decirle a la gente que la nuestra es una universidad muy buena (que es la realidad), pero tendremos que poder demostrarlo también sin que la gente, cuando se meta en las noticias, vea la UCLM con problemas económicos… etc.”.

Y al respecto de esto, Jesús es tajante: “Yo te puedo asegurar que nuestra universidad ha hecho los deberes en materia económica y en materia de planificación, no me cabe la menor duda; nuestra universidad pasa todos los años una auditoría voluntaria que se hace a fin de demostrar una mayor transparencia (y que se supera sin ningún problema); ahora el Gobierno tiene interés en hacer otra auditoría… nunca estará de más que la hagan; yo creo que ni el rector, ni el equipo rectoral, ni nosotros nos hemos negado nunca a que se haga, lógicamente, pero sin perjudicar a que la firma del Contrato-programa se produzca cuanto antes para solucionar esa falta del dinero que es necesario para poder terminar el ejercicio”.

Sobre el Mapa de Nuevas Titulaciones asociado a la Estrategia UCLM 2020 que ha planteado la universidad, Jesús asegura que es “bastante bueno porque es muy técnico y se ha basado en datos objetivos”

Uno de los objetivos a futuro para por el hecho de que la UCLM oferte el próximo curso académico 2018-19 unos 7 de los 15 nuevos grados incluidos en el ‘Mapa de Nuevas Titulaciones asociado a la Estrategia UCLM 2020’, tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno regional en materia de oferta académica dirigido a completar las oportunidades de educación superior de los jóvenes preuniversitarios de C-LM. Ambas instituciones han decidido seguir estudiando la implantación del resto de nuevas titulaciones para próximos cursos académicos, incluyendo las que se propusieron en 2008, siempre en el marco del convenio de financiación 2018-2021.

Así, los jóvenes preuniversitarios de nuestra región podrían cursar a partir de septiembre los nuevos grados de Biotecnología, Comunicación Audiovisual, Criminología, Enología, Estudios Internacionales, Ingeniería Aeroespacial y Podología en sus distintos campus y sedes universitarias.

En ese primer curso académico de implantación, Gobierno y Universidad habrían seleccionado los 5 nuevos grados que podrían implantarse en forma de doble titulación por tener los primeros cursos comunes con las titulaciones existentes a las que se vinculan, como son Biotecnología asociada a Ingeniería Agrícola y Agroalimentaria en Albacete; Enología asociada a Ingeniería Agrícola y Agroalimentaria en Ciudad Real; Comunicación Audiovisual asociada a Periodismo en Cuenca; Podología asociada a Enfermería en Talavera; e Ingeniería Aeroespacial asociada a Ingeniería Eléctrica en .

Sobre este Mapa de Titulaciones presentado, Jesús explica que “se ha preparado contando con miembros de toda la comunidad universitaria, de todas las ramas y de todos los Campus, creando un debate que en ningún caso es malo sino que engrandece todo para que este Mapa pueda salir todavía mejor”.

Asegura que es “bastante bueno porque es un Mapa muy técnico que se ha basado en datos objetivos; por ejemplo, la implantación del grado de Criminología (que se va a implantar en la Facultad de Derecho de Albacete, en la que yo estudio): es un grado que contaba con un número de peticiones por parte de los alumnos nuestros que no la podían cursar aquí; en función de las peticiones de traslados de expedientes podemos ver la cantidad de alumnos que se van a otras universidades demandando estudios que no teníamos aquí, y la tercera era Criminología (con un alto número de estudiantes), con lo cual, creo que esta titulación satisface esa necesidad; e igualmente se ha hecho con las otras”.

Jesús señala como punto en común de esas siete nuevas titulaciones que todas “son de muy bajo coste (que es también una característica muy buena a la hora de poder comentarlo con la Junta, que es la que tiene la última palabra en cuanto a las titulaciones, y esto es muy importante recordarlo), y esto es así porque tienen su base en otros grados que ya existen (por ejemplo, Criminología y Estudios Internacionales, en Derecho; Comunicación Audiovisual, en Periodismo…), es decir, que se tendría que gastar menos dinero en profesorado y en materiales”.

Puede ser que el hecho de que 2019 sea año electoral a nivel autonómico (y municipal) puede resultar determinante a la hora de la toma de algún tipo de decisión relacionada con estas cuestiones: “Yo espero que así sea, que aprovechemos que son las elecciones el año que viene y que se acuerden de la Universidad y de que se merece estar en una situación presupuestaria estable y que se puedan poner todas esas titulaciones o el máximo posible (porque antes tienen que pasar por el trámite de verificación por parte de la ANECA, y a los centros tiene que darles tiempo a organizarse y estamos ya en junio…) y que se haga correctamente y con los fondos necesarios”, refiere el delegado de Estudiantes de la UCLM.

“La gente debe saber que aquí tiene una universidad muy buena, de excelencia, y que no necesita irse a otras universidades”

Con la UCLM cada vez presente en más ranking que hablan del excelente nivel que va adquiriendo en diferentes ámbito, Jesús subraya que le sigue faltando “la tarea de venderlo”, cuestión importante también para evitar que prosiga el descenso de matriculaciones y que cada vez sean más los estudiantes que deciden quedarse en su universidad o que vengan a ella desde otras regiones.

El delegado de Estudiantes asegura que se ha mejorado este año en iniciativas de marketing (por ejemplo, a través de algunos patrocinios deportivos que llevan la imagen de la UCLM más allá de nuestro territorio) pero, sobre todo, afirma que lo más importante es hacerle llegar el mensaje de la calidad de la universidad y de sus servicios a los alumnos y a sus propios padres.. Con ese objetivo, “se han hecho jornadas de bienvenida en los cuatro Campus, a las que han venido alumnos de los Institutos, y los propios estudiantes de la UCLM hemos contado nuestra visión; también se han hecho presentaciones con las familias (también alumnos, profesores, decanos) en algunos Campus, así como visitas del profesorado y de los estudiantes de la Universidad de Castilla-La Mancha a Institutos de los pueblos de la región para hablarles acerca de nuestra universidad…”; importantes tareas de marketing, en palabras del propio Jesús que, no obstante, no obvia que “aún tendríamos que hacer más”.

“La gente debe saber que aquí tiene una universidad muy buena, de excelencia, y que no necesita irse a otras universidades (y, sobre todo, irse fuera de su casa)”; si bien precisamente lo de irse fuera de casa es lo que motiva a un importante número de alumnos que comienzan su periplo universitario, Jesús recuerda que es posible disfrutar de experiencias como la de estar un curso entero (o medio, si lo desean) en universidades europeas (gracias el Programa Erasmus) o de otros puntos de España, por lo que no es necesario que salgan de la UCLM para disfrutar de ese otro tipo de formación que incluye otras vivencias (también personales) que pueden atraer a los estudiantes.

“Creo que es una decisión muy acertada tener un Ministerio muy al estilo canadiense de Ciencia y Universidad juntos”

A nivel de actualidad, es interesante conocer la opinión del máximo representante de los estudiantes de la UCLM sobre la reciente creación en España del , (con Pedro Duque al frente).

“Personalmente (y como ha dicho también nuestro vicerrector de Investigación, experto en esta materia) creo que es una decisión muy acertada tener un Ministerio muy al estilo canadiense de Ciencia y Universidad juntos; creo que eso es importante, sobre todo, para fomentar el tema de la Investigación; aparentemente, en la forma es muy bueno, pero ahora hay que ver qué decisiones toma y qué es lo que hace al frente de este Ministerio el tiempo que le corresponda; yo espero que nos tenga muy en cuenta a la Universidad como eje principal del Ministerio, lógicamente, en conjunto con la Ciencia y la Investigación (que, a su vez, es el pilar fundamental de la universidad)”, expone.

“La universidad es un espacio en el que aprender no sólo lo que se da en las aulas, sino también en otra serie de millones de actividades que se proponen”

Del futuro más inmediato de la Universidad de Castilla-La Mancha, Jesús es muy claro: “Como delegado de Estudiantes y como estudiante, espero (que el año que viene empiezo un máster) que se firme el Contrato-Programa cuanto antes y que por lo menos este año esté solucionado ese problema… y, sobre todo, que de cara a los siguientes años este conflicto se aborde de otra manera en el sentido de que la universidad no pide más de lo que necesita y, cuando pide, es por mejorar los servicios (que, al final, van a revertir en la propia región); no podemos olvidar que la UCLM es el motor principal de sostenimiento económico de esta región porque luego la mayoría de sus estudiantes revierte sus estudios en trabajar aquí, con lo cual, creo que invertir en universidad siempre es invertir en futuro (y una inversión, desde luego, con acierto)”.

Por eso reitera que desea que en lo sucesivo “se negocie este tema de otra manera y que no tengamos que dar lugar a estar en situaciones económicas como la que hemos tenido este año”.

A nivel de participación de los alumnos, también Jesús lanza un deseo en forma de mensaje: “Diría a los estudiantes que se animen a participar; la universidad no es un Instituto (al que venimos a charlar con los amigos, vamos a clase y nos vamos, la universidad es otra cosa… es un espacio en el que aprender no sólo lo que se da en las aulas, sino también en otra serie de millones de actividades que se proponen (deportivas, culturales, de aprendizaje en charlas y talleres, en aulas de empleo…); es un centro de aprendizaje a nivel máximo en el que yo creo que los alumnos tienen que aprovechar todas las oportunidades que la universidad les ofrece, y una de ellas es aprender y tener unas experiencias grandísimas (como la que yo me voy a llevar cuando termine de esto) como es la representación de estudiantes; representar a tus compañeros te pone a veces en situaciones en las que tienes que aprender para saber resolverlas; de modo que el nivel de aprendizaje que adquieres sobre la universidad, sobre su funcionamiento y sobre el desarrollo de tareas de gestión yo creo que es único y tiene un beneficio de aprendizaje que recomiendo a todos”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista a Jesús Ruiz Poveda, delegado de Estudiantes de la UCLM, a través del vídeo que acompaña a esta versión por escrito de sus impresiones.