Comienza admitiendo que “2014 ha sido un año nefasto, que hay marcar para olvidarlo; lo ha sido, especialmente, para los trabajadores y trabajadoras de este país y también de Castilla-la Mancha; ahora tenemos la oportunidad de lograr que este año 2015 sea distinto, y confío en que sea así”.

El secretario general de CC.OO. en el territorio castellano-manchego afirma que “lucharemos para que así sea, pero es necesario que las fuerzas políticas y también los empresarios entiendan que éste debe ser el año de la apuesta por el empleo, por la protección social y por la negociación colectiva”.

Gil afirma, sin rodeos, que “la recuperación económica solamente será viable cuando se recupere el empleo; de lo contrario, en este país no habrá recuperación económica jamás (y, tal y como están yendo las cosas, no parece que estemos en la buena dirección…)”, señala, “en todo caso pelearemos porque esta reivindicación se abra paso pronto, porque la gente no aguanta más”.

“Perdemos el presente y el futuro si no somos capaces de retener e capital humano, formado y cualificado, que son nuestros jóvenes”

(Desde el minuto 2’25’’)

Siguiendo el hilo temático del desempleo, José Luis Gil apunta que “tenemos, lamentablemente, el honor de ser los primeros en este país en paro juvenil: más del 60% de nuestros jóvenes están en desempleo (de los que están en Castilla-la Mancha -subraya-, porque hay que recordar que en el último año ha habido una salida masiva de jóvenes sin oportunidades aquí hacia otras ciudades del país o hacia el extranjero a buscarlas); todo esto, después de haber hecho un esfuerzo en formación muy importante en Castilla-la Mancha: estamos descapitalizando la región desde el punto de vista de la inteligencia colectiva; como región, perdemos el presente y el futuro si no somos capaces de retener ese capital humano, formado y cualificado, para tirar de nuestra economía”, cuestión por la que asegura que “las expectativas son ciertamente preocupantes, si bien estamos a tiempo de poder virar”.

Considera que los poderes públicos deben “reconocer que se han equivocado: no está mal (aunque sea tarde) que reconozcan que se han equivocado, porque eso es vital para poder rectificar; y, la política económica que se ha seguido hasta ahora ha sido un gravísimo error que ha traído más desempleo, más sufrimiento, y el que mucha gente hoy en Castilla-la Mancha tenga problemas para vivir con cierta dignidad”.

Aporta un dato muy gráfico sobre esa situación que describe: “Cuando la gente se alarma porque (nosotros entre otros) defendemos que en Navidades se mantengan abiertos los comedores escolares -apunta Gil-, es porque hay un problema serio en esta región de que nuestros niños no pueden comer y, cuando los Gobiernos no son sensibles ante ese drama personal y familiar, hace falta una revisión en profundidad de la ética política y de la responsabilidad como gobernante: una región que tiene que apostar porque en el mes de diciembre (Navidades, vacaciones, en general) los comedores se abran para que el niño coma caliente… es que tiene un problema estructural gravísimo, y eso pasa hoy en Castilla-la Mancha, por eso es importante un giro radical en las políticas que atienden a la gente que peor lo está pasando, para que puedan vivir con dignidad (cosas que los Gobiernos de España y de la región le han hurtado con su manera de proceder)”, afirma.

Para José Luis Gil, “la Reforma Laboral, por ejemplo, que ha triturado los salarios es un elemento que influye sobremanera para que esos niños tengan problemas porque sus padres están en el desempleo y quizá no tienen ningún tipo de cobertura… éste es un círculo vicioso que lleva a la gente a la desesperación y, lógicamente, a la indignación (que, espero, convirtamos en reivindicación para cambiar las cosas a muy corto plazo)”, reitera.

“Los trabajadores que se ven abocados un tipo de relación laboral de precariedad absoluta no es que no lleguen a final de mes, es que no llegan al día 15 del mes”

(Desde el minuto 6’15’’)

Hace no mucho tiempo, en otra de sus visitas a Albacete, José Luis Gil pronunciaba una frase que, tanto por su dureza como por su buena dosis de realidad, resultaba impactante: ‘Hoy en día, tener un trabajo no te asegura que no seas pobre, y eso no había pasado nunca en nuestro país’, decía. Analizamos todo lo que rodea a esas palabras a partir de sus conclusiones.

“Hablamos de gente que está inserta en el mercado de trabajo: al computar estadísticas de desempleo, alguien que trabaja a la semana una o dos horas, computa como un empleo; alguien que trabaja a tiempo parcial (no porque lo decida, sino porque no tiene más remedio), que es el caso de la gran mayoría en C-LM donde el número de estos contratos ha crecido más de un 50% en los últimos meses… conforman precariedad absoluta: esos trabajadores que se ven abocados a ese tipo de relación laboral no es que no lleguen a final de mes, es que no llegan al día 15 del mes”, lamenta.

Añade que “esa situación requiere ser planteada con crudeza y con responsabilidad para abordarla y resolverla, no para saber que sucede (porque eso ya se conoce); me preocupa por qué no somos capaces de lograr que el Gobierno entienda que eso no se puede mantener, y forzar ese cambio: si la gente fuera consciente, en general, de la capacidad que tiene uniendo sus esfuerzos (y también esa indignación), eso no ocurriría; nuestro trabajo es convencerles de que uno sólo es vulnerable pero que, juntos, será mucho más sencillo cambiar las cosas porque esto es inaceptable”.

Concluye que “denunciarlo es el primer paso; corregirlo, el segundo pero, para corregirlo, necesitamos y pedimos el apoyo de la gente para que ningún Gobierno se pueda negar a hacer justicia con quien peor lo está pasando”.

“el Gobierno y los empresarios se han pasado de vueltas a la hora de devaluar los salarios, también en nuestra región”

(Desde el minuto 8’48‘’)

El presidente de la Patronal empresarial regional, la , manifestaba en el balance del año pasado que hacía esta misma semana (y en el que además se fijaban sus bases de actuación de cara a este año) que en 2015 se podrían crear en Castilla-la Mancha unos 17.000 puestos de trabajo, pasando por una apuesta por la moderación salarial. Precisamente cuando, desde CC.OO. llevan mucho tiempo reclamando la dignificación de unos salarios que, aseguran, han sido insosteniblemente devaluados. Abordamos este asunto.

Gil comienza apuntando que el presidente de la CEOE “se equivoca, y él lo sabe: sabe que ese tipo de argumentación es un grave error y que, además, si mantienen esa posición, va a haber más problemas esta año en C-LM”. Afirma que “el Gobierno y los empresarios se han pasado de vueltas a la hora de devaluar los salarios, también en nuestra región; es verdad que hoy pagan menos a los trabajadores; es verdad que no venden nada (con lo cual, se arruinan); esa actitud de devaluar los salarios ha significado miles de trabajadores al desempleo y, además, que miles de empresas hayan muerto (en torno a 15.000 en los últimos tiempos), es decir, que ha afectado a los trabajadores (de una manera injusta) y a los empresarios a los que la Patronal dice representar”.

Explica que “en este país ha habido una caída de la demanda interna brutal y, cuando se hunde la demanda interna (que es el consumo) se hunde el país; para recuperarlo, solamente hay un camino, y es vía salarios (de forma razonable, gradual, pero muy intensa) porque, sino, no se recupera el consumo (demanda interna) y, por tanto, por mucho que las empresas produzcan más (y más barato), no tienen a quién vendérselo, y esto lo sabe Ángel Nicolás como lo sé yo, y debería decirle a sus empresarios que el mecanismo para salir de esta burbuja tan perniciosa, es que el Gobierno (entre otros) apuesta por otro tipo de medidas que nosotros compartimos y defendemos conjuntamente con ellos; es decir, es una apuesta conjunta por la gente de C-LM (y la gente es trabajadores y también empresarios); nosotros no queremos que cierren empresas ni que se pierdan trabajadores: queremos que haya actividad económica, con salarios razonables que permitan que el consumo re recupere y que la economía fluya y funcione; y no se hace (a las pruebas me remito) bajando los salarios), repite.

“La negociación colectiva de este año es capital, y el compromiso del Gobierno (éste o el que venga) debe acompañar esa ‘idea fuerza’ y no otra”

(Desde el minuto 10’50‘’)

Incide en la problemática en torno a los sueldos y explica que “en el último cuatrienio hemos perdido 3’2% de poder adquisitivo, gravísimo error, porque la economía no remonta y el empleo se sigue destruyendo: con los datos que da Ángel Nicolás, dando por buena (cosa discutible) esa cifra de 17.000 puestos de trabajo que se crearían en 2015, para llegar a los niveles de empleo del año 2008 necesitamos llega al año 2027, es decir, casi veinte años perdidos para llegar a los niveles de empleo previos a la crisis: esto es un drama que afecta a personas; en este recorrido tan largo y tan dramático va a haber miles de personas que quedarán en la cuneta, y eso no podemos permitirlo, hay que tomar medidas económicas audaces, valientes, responsables, que permitan recuperar la economía, el empleo y los salarios y, en ese sentido, la negociación colectiva de este año es capital, y el compromiso del Gobierno (éste o el que venga) debe acompañar esa idea fuerza y no otra… lo demás es sólo hacer discursos de salón que saben que no se compadecen con la realidad durísima que tenemos en Castilla-la Mancha (de las más duras del país en este momento)”.

Señala su deseo de defensa de justicia para los trabajadores “que están siendo los paganos de la crisis sin merecerlo bajo ningún concepto”, además señala que “es la tabla de salvación de miles de empresarios (sobre todo PYMES y MICROPYMES) porque, como el Gobierno y la Patronal sigan defendiendo esta política, habrá miles de empresas en Castilla-la Mancha que van a desaparecer; si no somos capaces de buscar el equilibrio adecuado para un crecimiento razonable, la economía no se va a recuperar y, si no se recupera la demanda interna, los empresarios no van a vender y, si no venden, por mucho que produzcan, tienen que cerrar; esto ha pasado en los últimos seis años de una manera durísima, y ha pasado porque, a pesar de lo que la gente pueda creer, en este tiempo algunos empresarios han tenido un margen de beneficios importante (por encima de los trabajadores) que, en lugar de haberse reinvertido en la mejora del proceso productivo y la creación de empleo, han sido repartidos: esa irresponsabilidad, propiciada también por la política económica de (también con los Bancos en este país), dio lugar a la segunda recesión en el año 2011 y hoy estamos en serio riesgo (si no se cambia radicalmente de posición) de rozar una tercera recesión, y eso ya no se puede soportar”, señala.

Prosigue afirmando que “este país no aguanta más, las costuras se rompen, y quien está haciendo realmente de red de apoyo es la familia, y la familia no aguanta seis años haciendo ese tipo de papel que le corresponde al Estado, por tanto, o se cambian las maneras de operar, o entramos en una dinámica mucho más perniciosa; yo confío en que este año (además, electoral), nos permita dar cierto sentido y responsabilidad a los gobernantes (los que están o los que vengan) para que encaucemos de manera distinta la situación y tengamos la oportunidad de salir de este pozo que cada vez es más profundo…”, advierte.

”Es vital ampliar el suelo electoral de tal manera que lleguemos a más empresas para fortalecer la posición de los trabajadores y que el convenio sea una herramienta útil en el día a día”

(Desde el minuto 15’56‘’)

Ahondamos en la cuestión de la negociación colectiva, y José Luis Gil manifiesta que “la Reforma Laboral ha debilitado la negociación colectiva pero no la ha destruido; el sindicato se ha empeñado (y creo que lo hemos conseguido) en salvar este instrumento; tenemos vivos los convenios y es un momento para darles mayor utilidad”.

Señala que es verdad que “el esfuerzo en la negociación siempre es muy importante, casi titánico en algunos casos, para que las contrapartes entiendan que esto es un equilibrio en cuanto a reparto de responsabilidades (y también de los beneficios si los hubiera)… se trata de compartir esfuerzos”. Asegura que tenemos un problema añadido en Castilla-la Mancha “que es la dificultad en la aplicación de estos derechos laborales (incluidos los salariales) y, en las empresas donde no hay vida sindical (que son muchas, sobre todo PYMES y MICROPYMES), es muy difícil articular, ‘forzar’, que el convenio sea la referencia y que su cumplimiento sea efectivo cuando no hay un sindicato (en este caso CC.OO.) que vela por ese cumplimiento; es vital ampliar el suelo electoral de tal manera que lleguemos a más empresas para fortalecer la posición de los trabajadores y que el convenio sea una herramienta útil en el día a día dentro del ámbito laboral (y eso requiere afiliación, solidez, capacidad de confrontar con terceros y la capacidad en la empresa de defender tus intereses como trabajador y trabajadora); no habrá nadie que lo haga como nosotros, lo digo con toda rotundidad (igual, seguramente) pero, en todo caso, es imprescindible que el trabajador sepa que en solitario está perdido y que, colectivamente, tenemos una oportunidad de, al menos, pelearlo”.

“Ha sido una legislatura para olvidar”

(Desde el minuto 18’45‘’)

Pasamos ahora a un análisis de los diferentes discursos políticos que, sobre todo en materia laboral, están dándose estos meses por parte de las distintas formaciones políticas. Comenzamos con los del y el líder de Comisiones Obreras en Castilla-la Mancha afirma que “asegurar que han cumplido con lo que los ciudadanos les pidieron, como están haciendo… igual se refieren a los ‘hooligans’ del PP porque yo le aseguro a la presidenta de C-LM que la inmensa mayoría de los ciudadanos que yo conozco (y conozco muchos), no pidió lo que se está haciendo en esta región: recortar Servicios Públicos, austeridad por encima de todo, despreciar a los empleados públicos, restricciones de todo tipo y una situación en la región de retroceso histórico en todos los parámetros que se puedan medir, en todos; yo nunca he pedido eso y jamás lo defenderé, sino que pido justamente lo contrario”.

Añade que espera que “en la propuesta que hagan para los próximos cuatros años, podamos tener ocasión de discutir con ellos; ya que no ha sido posible en estos cuatro años de Gobierno deseo que, previo a la redacción de su programa electoral, poder discutirlo con todo el mundo, y también con el Partido Popular, no hay ninguna razón para no hacerlo; lo haremos, pero con el PSOE, con IU y con todo el mundo para intentar, de alguna manera, conformar un proyecto progresista que dé sentido a la región desde una óptica más solidaria y más social (cosa que no ha pasado en estos cuatro años); el déficit que teníamos con respecto al resto del país (que era muy acusado y que habíamos ido recuperando con dificultad en los últimos años) se ha visto vapuleado por las políticas de recortes sin sentido que el ha hecho en este tiempo: ha sido una legislatura para olvidar, con miles y miles de víctimas que espero lo tengan presente el 24 de mayo”.

“La música que emana del PSOE tiene notas que suenan bien, pero hay que ver la letra cómo se concreta”

(Desde el minuto 21’36‘’)

Cambiando de propuestas y de Partido, hablamos de lo que ha ofrecido al frente del PSOE regional si llega a la Presidencia de C-LM: crear 50.000 empleos en los dos próximos años (y, sino, dejar su responsabilidad de Gobierno) y poner en marcha planes de choque concretos para los jóvenes y los mayores de 55 años.

“La música que emana del PSOE tiene notas que suenan bien -opina Gil-, pero hay que ver la letra cómo se concreta; sobre la propuesta… si es verdad (y no dudo que esto sea así), que tiene la intención de hacer esas cosas, igual era conveniente que hubiera una firma ante notario para comprometer que eso sea realmente efectivo y que, después de las elecciones, tengamos algo incontestable para poder reivindicar: compromiso ante notario de las fuerzas políticas especialmente progresistas, todas, de que esto se va a hacer si le dan la ciudadanía su confianza; nosotros reivindicaríamos que ese cumplimiento fuera efectivo y urgente, porque además lo necesitamos”.

Sobre si es viable esa propuesta de crear 50.000 empleos en dos años, afirma que “es necesario, pero requiere un cambio estructural en la manera de abordar las políticas económicas del Gobierno y también de la Patronal; en una región como ésta, lo que haga el Gobierno a través del presupuesto es determinante, es la locomotora de la economía: no digo que haga todo, digo que si el Gobierno no apuesta por la inversión pública para que se sume la privada, ni hay capacidad de crear empleo en C-LM; somos una región muy dependiente, con un sector industrial muy pequeño y, por tanto, es vital la inversión pública para sumar la privada y multiplicar su efecto en la región, pero eso no se ha hecho así en cuatro años; sería necesario hacerlo para crear empleo pero no me atrevo a decir si 50.000 o cuántos)”, asegura.

“Confío en que ese cambio en sea también un aviso a navegantes de otras zonas de la Unión Europea y nos permita cambiar sus políticas”

(Desde el minuto 25’35‘’)

“En Grecia los ciudadanos no aguantaban más”, comienza exponiendo Gil cuando le planteamos el paralelismo que algunos hacen sobre lo que allí ha sucedido a nivel electoral y lo que puede suceder en España con formaciones como ‘Podemos’; “allí había una situación de hartazgo histórica y un sentimiento muy arraigado de rechazo a las fuerzas políticas tradicionales que han sido las responsables de que la gente en Grecia no pueda vivir y, lógicamente, ha habido una respuesta electoral acorde con este sentimiento generalizado: una fuerza política que hace no mucho tenía una representación parlamentaria escasa, hoy es la fuerza mayoritaria y gobierna; yo confío en que ese cambio en Grecia sea también un aviso a navegantes de otras zonas de la Unión Europea y nos permita cambiar las políticas de la Unión Europea (por cierto, que tienen la base en gobiernos conservadores); hay otra manera de hacer las cosas, también a nivel europeo”, comenta.

Prosigue asegurando que “en cualquier caso, en España es verdad que hay una fuerza política que ha surgido de manera muy potente que yo creo que tiene posibilidades (en función también de lo que está pasando en el país), pero es bueno que seamos respetuosos con la historia que tenemos cada uno de nosotros: antes de llegar esta fuerza política u otras, existía la vida en Castilla-la Mancha y en el país, y la vida que mucha gente ha dado incluso para que hoy nosotros podamos vivir de manera más libre y democrática las cosas, hombres y mujeres de Comisiones Obreras han dado la vida -resalta esa palabra-, porque hoy estemos en Democracia defendiendo todo y a todos; por eso yo creo que hay que respetar el pasado para que podamos tener una relación de futuro: en España había vida, ha habido gente que ha peleado y sigue peleando siempre (nosotros en particular, y habrá muchos más, no digo que no) y creo que hay que reivindicar el papel que el sindicato ha jugado en la transición, ante la transición y en 35 años de Democracia donde hemos estado siempre en el mismo sitio: con nuestra gente, en la calle y en las empresas”.

Mantiene que “por tanto, las propuestas que se hagan desde el punto de vista político (por Izquierda Unida, por Podemos, por el PSOE… por todos los demás Partidos de izquierdas y también la derecha), nosotros siempre las estudiamos con mucho respeto y con mucha educación y planteamos de manera clara nuestra posición sobre ello y, además, tenemos la mala costumbre de elaborar de manera autónoma nuestras reivindicaciones (que también planteamos a las fuerzas políticas), y yo espero que tengamos ocasión de discutir con todos ellos lo que este sindicato plantea para Castilla-la Mancha en los próximos cuatro años”.

“Lo más urgente es que no haya nadie en nuestra región que no pueda vivir con dignidad”

(Desde el minuto 28’40‘’)

Aborda, ahora algunas de esas propuestas que considera fundamentales: “Es vital centrar todos los esfuerzos en el empleo, y en que precisamente los trabajadores que tienen empleo y que son pobres, sigan trabajando y dejen de ser pobres”, plantea.

Además de eso, señala otro elemento que, afirma, es más urgente, “el de que no haya nadie en nuestra región que no pueda vivir con dignidad, eso es hoy lo más apremiante en Castilla-la Mancha, y hay 130.000 personas que están en desempleo y no tienen ningún tipo de prestación: esta gente tiene que ser el objetivo prioritario de cualquier Gobierno para permitir, en tanto que tengan empleo, que vivan con dignidad”.

Apunta que “al hilo de esta iniciativa, tiene que haber un cambio en la política económica, que es todo; recuperación de los Servicios Públicos de manera razonable; y política industrial para que el tejido que vayamos generando aguante cualquier tipo de crisis seria o no seria”. Pone un ejemplo: “En el País Vasco tenemos el 15% de desempleo (o en , o en que hay el 17%), y aquí tenemos el 28%, no porque seamos distintos, sino que es un problema de tejido productivo: la culpa no es del que vive en Albacete o en Ciudad Real o en Cuenca o en Guadalajara o en , la culpa es de la política económica que se hace y del tejido productivo que creamos; por tanto, hay que poner las bases sólidas para cambiar el tejido productivo que nos permite tener una economía que aguante y que, además, suba los salarios de manera razonable, y eso se hace con industria (cosa que este Gobierno ha ignorado desde el primer día que llegó”.

Recuerda que desde CC.OO. llevan planteando cuatro años “la necesidad de abordar de verdad en la región una política industrial seria y la respuesta, hasta hoy, ha sido el silencio; yo creo que es una ocasión perdida, lamentablemente, y espero que podamos recuperarlo a partir del 24 de mayo para darle una solución de futuro a Castilla-la Mancha”.

“Hay miles de casos todos los días en los que el sindicato actúa decididamente y, literalmente, se deja la piel, pero no son noticia”

(Desde el minuto 31’25‘’)

Para terminar, le preguntamos a José Luis Gil cómo está luchando (y cómo quiere seguir haciéndolo) la formación que él representa en nuestra región contra la crisis que también vie el sindicalismo. “Nosotros tenemos que hacer un esfuerzo para ser más visibles -plantea-; no para dejarnos ver más, sino para hacer más visible lo que hacemos; en este momento, hay 5.000 delegados y delegadas en Castilla-la Mancha que están resolviendo problemas de todo tipo en sus empresas: eso no es visible, no será noticia, no se conoce (salvo alguna excepción); no se conoce el trabajo que, todos los días sin excepción, miles de personas (de manera muy comprometida con su gente) hace en las empresas, que es nuestro medio natural”.

En este sentido, Gil lamenta que “a nivel nacional, las noticias del mundo sindical y del mundo del trabajo, hace muchísimo tiempo que han perdido notoriedad; pasan muchísimas cosas en el mundo del trabajo, todos los días, también en Castilla-la Mancha, y yo no recuerdo la última portada que un medio nacional haya dado a ninguna ‘pelea’ sindical (hay casos aquí como el de Elcogas, el de Coca-Cola… miles de casos todos los días en los que el sindicato actúa decididamente y, literalmente, se deja la piel… y no son noticia”.

Asegura que no es que se queje de eso, pero añade que quiere “ser justo, y decir con claridad que el sindicato está siempre, otra cosa es que se le vea menos o que la parrilla informativa no le dé prioridad… pero esto es una cuestión de empresa de comunicación, no es achacable al sindicato; yo me empeño en dar al sindicato visibilidad en todos los ámbitos, es mi obligación pero, lógicamente, si no hay una contrapartida por parte de aquellos que sí que hacéis evidente que estamos ahí, es muy difícil que podamos hacer ‘emerger’ lo que hacemos todos los días y lo que planteamos”.

Da un paso más allá y asegura incluso que “hay ciertas propuestas que hoy tienen cierto tirón mediático (la renta básica de ciudadanía, por ejemplo, que se ha hecho no hace mucho tiempo por parte de alguna fuerza política), que este sindicato lleva años planteando (y de manera articulada, incluso hemos planteado una Iniciativa Legislativa Popular en Andalucía para conseguirla (espero que también tenga alguna traslación nacional), pero ¿quién sabe este tipo de cosas?, no somos capaces de meterlo en la agenda informativa… es un déficit que tenemos serio, espero que podamos superarlo, espero que el trabajo nos permita que la gente vea lo que hacemos, porque queremos que la gente vea lo que hacemos, no tenemos nada que ocultar, al contrario: puertas y ventanas abiertas siempre”, concluye.

Hasta aquí la versión escrita de la entrevista concedida por el secretario general regional de Comisiones Obreras en Castilla-la Mancha. Les invitamos a disfrutar al completo, si lo desean, de esta conversación con José Luis Gil visionando el vídeo que acompaña a este texto.