A pocas horas del comienzo de una nueva Semana Santa, Albacete se prepara para recibirla y vivirla, de dentro a fuera, y viceversa. Muestra de ello encontramos en la , donde aguardan muchas de las imágenes que en los próximos días veremos desfilar por la ciudad, a hombros de quienes cargan, orgullosos, con ‘el peso’ de una Semana Santa que ha llegado con las mejores noticias a este 2017.

: “El por la tarde tendremos ya la Procesión de Las Palmas a partir de las 18:00 h.; partirá de la parroquia de Fátima, pero este viernes ya tendremos actos procesionales y mañana sábado también estará la Procesión de la Coronación de Espinas en los alrededores de la parroquia del Buen Pastor; la Semana Santa previa al Domingo de Ramos también está muy trabajada.

La Catedral ya está llena de imágenes; a mi espalda está Nuestro Padre Jesús Nazareno (que es la imagen titular de esta Semana Santa 2017); una Semana Santa que llega, si cabe, con más responsabilidad y con mucho más trabajo por esta Declaración de Interés Turístico Nacional. Esperemos que se desarrolle bien; está casi todo ya preparado”.

La Semana Santa de Albacete, poco a poco, ha sabido crecer logrando ir mucho más allá de los siete días de Pasión, Muerte y Resurrección que arrancan con Los Ramos de su primer Domingo.

José Manuel Hernández: “Sí que lo venimos notando ya desde hace cinco o seis años; también venía siendo ‘culpa’ de la Junta de Cofradías, que limitábamos mucho los actos a lo que era la Semana Santa propiamente dicha; pero sobre todo desde hace cuatro o cinco años se hacen muchos certámenes de Bandas de Cornetas y Tambores; se hacen muchos triduos, besamanos, actos previos a Semana Santa, coloquios de nazarenos… y es algo que a la gente va motivando, ayudándole a descubrir que la Semana Santa va mucho más allá de esa sola semana; siempre dije que eso era algo que teníamos que empezar a trabajar nosotros, y así lo hemos hecho; yo creo que la gente lo agradece mucho”.

El boletín Oficial del Estado publicaba, el viernes 31 de marzo de este 2017, la Declaración de Interés Turístico Nacional para la Semana Santa de Albacete. El trabajo de muchos y la creencia de que era posible (y de que había razones para alcanzarla) han demostrado hasta a los más incrédulos con el deseo, que la Semana Santa de Albacete no sólo es capaz de conquistar algo así, sino que puede estar a la altura de lo que supone.

José Manuel Hernández: “Llevábamos cinco años trabajando sobre esta ansiada Declaración que todo el mundo estaba esperando; yo siempre he dicho que no teníamos prisa por recibirla donde tanto tiempo ya la llevábamos esperando, pero sí que nos ha hecho mucha ilusión que dos días antes del Pregón de Semana Santa que dio vuestro compañero, , llegara el que era el mejor regalo para anunciar la Semana Santa y para comenzarla pero, aunque hubiera habido que esperar un año más, yo siempre he dicho que siempre prefería que las cosas se hicieran bien y con rigor y seriedad.

Yo recibo la llamada un día antes que mis compañeros, en ella se me dice que se nos va a hacer esa concesión; y lo recibimos con gran alegría, con gran entusiasmo, todos juntos (porque soy yo quien está recibiendo todas las felicitaciones pero por ser el actual representante de la Semana Santa porque, en realidad, es un trabajo de mucha gente, de todos mis antecesores en el cargo.

Esto no hace sino que sumar responsabilidad y un poquito más de nervios y de tensión a esta Semana Santa; pero se va a desarrollar exactamente igual: vamos a intentar que no haya ningún problema (porque sabemos que vamos a tener muchos más ojos mirándonos), y sí que esperamos que la ciudad de Albacete (que es por quien trabajamos) y todos sus sectores de actividad, se puedan beneficiar también de esta Declaración de Interés Turístico Nacional”.

Para el actual presidente de la Junta de Cofradías de Albacete, José Manuel Hernández, la clave de esta Declaración ha sido la propia historia de la Semana Santa de Albacete (incluso para muchos de quienes forman parte de ella, desconocida) y, sobre todo, la capacidad de saber pulirse y sacar de sus a veces chocantes normalidades de antaño, todo aquello que no reflejaba la solemnidad de unos días como estos.

José Manuel Hernández: “Algo clave que resultó cuando nosotros empezamos con este proceso fue que se nos dijo que la Semana Santa tenía que cambiar su estructura, tenía que mejorarla dotándola de seriedad, de rigor… Creo que eso se ha hecho; yo recuerdo cuando era chaval, hace 26 Semana Santas, eran otra cosa totalmente diferente; gracias a Dios eso ha cambiado, se ha dotado de seriedad.

También nos hemos basado en tres puntos más importantes que tiene Albacete y que la propia gente de la Semana Santa de Albacete llegaba a desconocer: la historia que tiene nuestra Semana Santa, hemos sacado documentos de 1784 (el más antiguo que tenemos); la Procesión Infantil (que celebra este año su XV aniversario) que es una de las más antiguas de España, y que ha sido casi el eje de esta Declaración; tenemos una gran Procesión del Silencio y Santo Vía Crucis en la que Albacete está totalmente apagado y tan sólo se escucha el ruido de las cadenas; y tenemos imaginería muy importante (hay obras de Zamoranos, de José Díez…). Sobre todo eso hemos estructurado un gran documento (que ha sido muy laborioso) que fue presentado para la Declaración”.

Y José Manuel mejor que nadie sabe que lo más complicado de lograr es a veces lo que parece más evidente y sencillo, aquello que entra en la lógica del más común de los sentidos pero que, como todo, con perseverancia, se consigue.

José Manuel Hernández: “Lo más complicado (aunque parezca lo más sencillo) fue el evitar que la gente se cambiara de fila, que corriera por ellas, que tirara caramelos a los tronos que tenemos… que todos vieran que la Semana Santa no es otra fiesta popular, sino que es algo que tiene que dotarse de mucha seriedad porque estamos representando siglos de historia. Eso es lo que más ha costado, todo lo que decirlo es sencillo pero que llevarlo a la práctica resulta más dificultoso.Pero creo que era un cambio muy necesario para la Semana Santa de Albacete.

Y una mejora grande que se hizo hace ocho o diez años fue la transformación que se produjo cuando los pasos dejaron de llevarse empujados a ruedas para ser portados a hombros (bien por fuera o por dentro de los tronos)… eso hizo que la Semana Santa ganara mucho en plasticidad y en la vistosidad que la Semana Santa de Albacete ha ido teniendo.

También hay que destacar a las Bandas de Cornetas y Tambores; Albacete tiene 14, y eso no es algo típico en toda España; tenemos más de 1.100 músicos que están saliendo a tocar por todas las provincias de España, y eso es importante porque quiere decir que lo están haciendo muy bien”.

El programa de la Semana Santa de Albacete nos cita con multitud de momentos, generalmente, en forma de las distintas procesiones. Pero de los años ha ido incorporando muchos otros instantes especiales que, aunque no queden reflejados en los programas, son de aquellos que cuesta olvidar y no sentir a quien tiene la oportunidad de presenciarlos.

José Manuel Hernández: “Son momentos que, como yo digo, no aparecen en el programa de mano de Semana Santa, pero que la gente nos va solicitando cada vez más; por ejemplo, ver cómo preparan una Virgen, cómo la visten las camareras; ver cómo se sube una imagen a su trono; ver cómo se adorna floralmente… todo eso la gente nos pregunta cuándo se hace porque quiere verlo; ver cómo preparamos en nuestras Hermandades los palios, las túnicas, los mantos… todo eso la gente lo va demandando más.

Luego tenemos pequeños encuentros de Cofradías (que, como digo, no aparecen en el programa), como el que se hace en la calle Carcelén (detrás del Teatro Circo) el Jueves Santo en la mañana con haciendo una reverencia al Nazareno; este viernes anterior al Domingo de Ramos tenemos la oración que los costaleros hacen antes de sacar a la calle a Nuestra Señora de la Amargura… Son momentos muy personales que los costaleros y los nazarenos vivimos muy intensamente y que a la gente le gusta ver”.

Detrás de cada uno de esos momentos y de esas procesiones, hay mucho esfuerzo y esmero por parte de quienes conforman ‘el corazón’ de cada Semana Santa. Cofrades, músicos y costaleros que viven todo el año no sólo esperando estos días, sino preparándose para que luzcan a ojos de todos como merecen.

José Manuel Hernández: “Llevamos unos años (y la gente de Albacete así lo constata) que las Bandas de Cornetas y Tambores no paran de ensayar: antes terminaba la Semana Santa y paraban unos meses, ahora no, ahora acaba la Semana Santa y apenas descansan tres o cuatro días y vuelven a arrancar, a inventar nuevas marchas a tocas nuevos sones… y es algo que se agradece porque las Bandas de Cornetas y Tambores suenan como no han sonado nunca en Albacete, pero es un trabajo que se hace durante todo el año.

Los costaleros empiezan a ensayar en noviembre o diciembre para poder portar estos tronos, y hay tronos que pesan más de 1.00 y 1.500 kilos; es un trabajo que hacemos y que incluso la gente sale a ver; en el Paso de la Feria ahora están todas las Bandas ensayando y también allí podemos ver algunos tronos, y la gente lo va buscando.

Yo siempre digo lo mismo: tengo que agradecer a quienes nos sigue, y pedir disculpas al que no le guste tanto el problema o el lío que podamos montar estos días previos a Semana Santa; pero creo que es una gran fiesta, la segunda más importante de la ciudad, y trabajamos para que Albacete se luzca y salga en toda España”.

La de 2017 será la primera Semana Santa en la que Albacete verá al fin portadas a hombros todas las imágenes titulares que la forman. Detalles indispensables para embellecerla y llevarla a su esencia, y que están entre las novedades previstas para este año.

José Manuel Hernández: “Tenemos, por ejemplo, la Procesión del Martes Santo que sale desde Fátima: tradicionalmente volvía a esta Santa Iglesia Catedral pero, este año, vamos a abrirla un poco más por el barrio de Fátima para que la gente pueda disfrutarla y verla más, porque queremos llevar la Semana Santa a todo el pueblo de Albacete.

Luego tenemos a Nuestra Señora Reina de la y a la Virgen de que, este año, irán portadas por dentro de los tronos (que es una novedad que en Albacete nunca se había hecho). Tenemos a Nuestra Señora de Los Dolores y a La Oración en el Huerto que, por primera vez, irán portadas a hombros (eran las dos únicas imágenes titulares que faltaban para que toda la Semana Santa de Albacete sea portada a hombros).

Y tenemos una novedad que a mí me hace mucha ilusión: La Coronación de Espinas (una Cofradía que es la única que hay exclusivamente infantil), este año saldrá con su Banda de Música completa (con tambores, con cornetas…); yo anoche los estaba escuchando y me era muy grato hacerlo, y verles la ilusión que tenían (y lo bien que tocan, que sorprenderán a la gente de Albacete)”.

La Semana Santa de Albacete tiene futuro. Los niños y niñas que desde hace quince años le han dado fuerzas renovadas desde la Procesión Infantil que ha sabido ganarse un protagonismo merecido en el programa, son la esperanza de que habrá quien sepa (llegado su momento), mantener merecidamente este reconocimiento Nacional que, seguro, ayudará a que también los propios albaceteños ahonden en la belleza de esta Semana Santa que vive en sus calles.

José Manuel Hernández: “Nos da esa esperanza y nos da la certeza. Ya llevamos seis o siete años viendo que la gente que empezó muy pequeña, al ir creciendo se ha ido incorporando a las filas de los mayores; muchos están esperando a tener los 18 años para poder meterse de costaleros, también se están incorporando a las Bandas de Cornetas y Tambores… Creo que es un trabajo que, desgraciadamente, entre todos olvidamos un poquito y que hace quince años la Cofradía de Nuestra Señora de Las Angustias retomó y luego asumió la Junta de Cofradías.

La Semana Santa de Albacete está más viva que nunca, tiene cantera, tenemos una Procesión Infantil que cada año se nos desborda en número de niños… y eso es el futuro, es por lo que tenemos que apostar y así se está haciendo, yo creo que se está empezando a ver en las Cofradías.

Es cierto que en las filas hay menos gente (después del auge que tuvimos en los años ’90 y que creo que incluso era excesivo) pero también hay que recordarle a la gente que las Bandas de Cornetas y Tambores entonces tenían entre 30 y 40 componentes (ahora estamos entre 70, 80 y 90 componentes), que todos los tronos iban empujados a ruedas ayudados de unas seis o siete personas (hoy en día, van portados por 40, 50 y 60 personas)… Mucha gente de las filas se sale de ellas para participar en eso, aunque sí es cierto que hay menos nazarenos que hace unos años; esperemos que eso vuelva a sufrir un auge con la Procesión Infantil pero, al mismo tiempo que digo eso, afirmo que en la cantidad no está la calidad: se hacían cosas mal hechas que no se tenían que hacer, y yo prefiero una Semana Santa con algo menos de gente pero mucho más solemne y más seria, como es ahora”.

Si lo desean, les invitamos a visionar al completo este reportaje sobre la Semana Santa 2017 de Albacete, de la mano del presidente de su Junta de Cofradías (José Manuel Hernández), a través del vídeo que acompaña a este versión escrita del mismo.