“El cambio de año es un punto y seguido y en 2018 (igual que a finales de 2017) siguen cometiéndose los mismos abusos en contra de los derechos de los consumidores: temas de telefonía, eléctricos, financieros (entre otros muchos) con incumplimientos de leyes que siempre van en perjuicio de los consumidores” introduce el presidente de la UCE de Albacete.

Roncero es claro y contundente al afirmar lo siguiente: “Las organizaciones seguimos siendo ignoradas por las instituciones correspondientes; cuando el entró en el Gobierno desaparecieron las comisiones de participación de Sanidad y ahora llevamos dos o tres años de Gobierno socialista y, pese a nuestras reivindicaciones y a las promesas que se nos han hecho, seguimos sin que funcionen esas comisiones; parece ser que no interesa que nos enteremos de que podemos acceder a los contratos de comisión de servicio que se están incumpliendo y que sí que estamos pagando…”.

Además de este desinterés de las instituciones que el presidente de la UCE de Albacete denuncia por parte de las instituciones, José María también explica que, en general, los consumidores conocemos nuestros derechos “bastante más que en tiempos pasados”, pero apunta que “la información está circulando bastante a través de las Redes Sociales y, en muchas ocasiones, se trata de cosas que carecen de veracidad (de ahí que paradójicamente haya bastante desinformación en ese sentido”.

Por otro lado, sobre quienes sí ofrecen (o deberían hacerlo) de manera profesional la información (los medios de comunicación como tal), Roncero lamenta que han desaparecido mucho, que se han perdido profesionales cualificados y que, muchos de los medios que quedan, están lamentablemente “un poco mediatizados por los órganos políticos”.

Como resumen a todo esto, apunta que “la gente tiene conciencia de cuáles son sus derechos pero si tenemos en cuenta el incumplimiento… en estos momentos hay un retroceso altísimo en protección al consumidor”. Lamenta las numerosas organizaciones de consumidores que existían en la región que se han visto abocadas a la desaparición por falta de apoyo institucional porque “parece ser que no interesa que se defienda a los consumidores: hay dinero para todo, pero no para apoyar a unas organizaciones que están prestando servicio a personas que no tienen la capacidad económica de poder acudir a un gabinete de abogados para defender sus derechos; si a esto la unimos la ausencia de órganos de participación… pues tenemos la situación que tenemos”.

“Hay que tomar ya conciencia y decirles a esos políticos que no están en el sillón para ver cómo se pueden beneficiar ellos, sino para defender a los ciudadanos y para que no se permita que en un país como España estemos pagando la luz a los precios más altos de Europa…”

A José María Roncero, las imágenes que hace unas semanas todos pudimos ver por televisión de miles de conductores atrapados en la AP-6 durante una nevada han provocado las mismas sensaciones que esa mujer que hace pocos días cuenta que se aceró a llevarle a la sede de la UCE la carta en la que la ministra de Empleo, , le hablaba “de las grandezas de la recuperación económica” y le decía que gracias a los esfuerzos de toda la sociedad, su pensión va a subir 0’62 céntimos este año…

“Ambas cosas me llevan a preguntarme qué país estamos haciendo y quién es el responsable… parece que el responsable no es nadie y que todos han cumplido muy bien con su función, pero quien sufre las consecuencias de las negligencias de los servicios de la atención al ciudadano somos los propios ciudadanos (que somos los que pagamos para que haya esos servicios); somos civilizados pero te quedan ganas de decir que es el momento de pedir responsabilidades, de exigir a nuestros políticos que dejen ya de mirarse el ombligo y que sepan que tienen unas responsabilidades que han asumido y que están donde están porque les hemos votado para que defiendan los intereses de los ciudadanos no para que estén a ver cómo ser reparten el poder y cómo pueden tener más financiación y defraudar de alguna manera a los ciudadanos (mientras escuchamos de casos como los de , la Gürtel, etc…); los políticos no están para eso, y creo que esto nos tiene que servir para decir de manera pacífica ‘ya está bien, hasta aquí hemos llegado’; hay que tomar ya conciencia y decirles a esos políticos que no están en el sillón para ver cómo se pueden beneficiar ellos, sino para defender a los ciudadanos y para que no se permita que en un país como España estemos pagando la luz a los precios más altos de Europa…” dice, con la indignación clara en su discurso.

“A pesar de los partidos nuevos y de los viejos, no se pone freno a las puertas giratorias que son las que están permitiendo que hagan a su antojo lo que quieren las grandes empresas eléctricas”

Precisamente sobre el asunto de las tarifas eléctricas y las continuas subidas (en muchos casos, coincidiendo con días especialmente fríos y, por ende, de mayor consumo), Roncero confiesa que viniendo a esta entrevista, en el trayecto de su casa a nuestras instalaciones hasta cinco personas le han parado haciéndole la gran pregunta: ‘¿qué pasa con la luz’?

“¿Por qué nuestros gobernantes permiten lo que sucede? Las energías son un servicio básico y fundamental (como lo es la Sanidad o la Educación) y no pueden estar en manos privadas: tiene que regularse y han de fomentarse sobre todo las energías renovables (que aquí estaban funcionando estupendamente y ahora resulta que está todo eso paralizado…)”, manifiesta.

Recuerda que España es un país “con muchos más recursos naturales para obtener energía mucho más económica que otros y, a nivel europeo, donde más políticos tenemos por habitante pero ¿a qué se dedican?… A pesar de los partidos nuevos y de los viejos, no se pone freno a las puertas giratorias que son las que están permitiendo que hagan a su antojo lo que quieren las grandes empresas eléctricas”, preguntándose también si el sol es de alguna empresa particular para exista el ‘impuesto al sol’ y que alguien que ponga placas solares tenga que pagar ese impuesto…

En los conflictos de consumo con entidades financieras, Roncero señala que “hay que darle un abrazo muy grande a los jueces que están siendo muy sensibles en los temas y que afortunadamente, hacen que se estén ganando casi todas las demandas”

También muchos problemas a nivel de consumo son los que llegan a la UCE con relación a las entidades bancarias. La Unión de Consumidores de España de Albacete lleva tiempo luchando por obtener éxitos judiciales en su trabajo sin descanso en la defensa de los derechos y legítimos intereses de sus asociados contra las entidades de crédito, tanto por acciones, participaciones preferentes, obligaciones subordinadas, así como por las cláusulas suelo en los préstamos hipotecarios. ¿Qué ha sido de estas cuestiones en este último año? ¿Predomina la sensibilidad entre los Magistrados a la hora de dictar sentencias en favor de los perjudicados que acuden en busca de amparo a los Tribunales para estos asuntos?

“Hay que darle un abrazo muy grande a los jueces que están siendo muy sensibles en los temas y que afortunadamente, hacen que se estén ganando casi todas las demandas (tanto antes con las preferentes y subordinadas como ahora con las cláusulas suelo y los gastos hipotecarios); están teniendo una evolución muy importante” dice, comentándonos que, sin ir más lejos, un asociado de la UCE de Albacete lograba que su familia pudiese percibir 166.000 euros que le ha tenido que devolver un banco.

Cláusulas suelo: continúan las sentencias favorables a los consumidores

Sobre las cláusulas suelo, Roncero relata que “en el año 2017 ha habido más de 150 sentencias favorables y hay unas 60 pendientes de resolución, y está habiendo también desde algunas entidades algún indicio (a la vista de que lo están perdiendo todo) de llegar a acuerdos y de empezar a devolver sin necesidad de tener que llegar a los tribunales”.

Y es que en este sentido precisamente, el pasado año el aprobaba un decreto que tenía el objetivo de evitar llegar a los juzgados para conseguir recuperar el dinero que los bancos habían cobrado indebidamente (según señaló, además, la sentencia del tribunal de Estrasburgo) en concepto de cláusulas suelo de préstamos hipotecarios. Con ese decreto, las reclamaciones debían hacerse directamente a los bancos. Una medida a la que se refiere el presidente de la UCE de Albacete:

“Aquel decreto fue de alguna manera seguir favoreciendo a las entidades de crédito porque eso les dio la posibilidad de que la gente, obligatoriamente, tuviese que acudir a ellos y han estado haciendo ofertas auténticamente ridículas, con lo cual no ha habido más remedio que seguir acudiendo a los tribunales en la mayoría de los casos; de modo que ese decreto no fue tanto pensando en los usuarios como en las entidades de crédito (a mi modo de ver)”, señala.

Sobre lo que ha supuesto, en estos ámbitos, la creación por parte del de seis Oficinas de Intermediación Hipotecaria (una en cada capital de provincia y otra en Talavera de la Reina), José María Roncero aplaude el gesto porque siempre es positivo todo lo que se cree para ayudar a los ciudadanos a impedir que los echen a la calle; no obstante, reitera sus críticas al hecho de que se hayan establecido convenios (por ejemplo con los notarios y registradores de la propiedad) para trabajar de forma coordinada con estas oficinas y que en ningún momento haya habido ni un intento de contactar con ese mismo fin a esta organización de consumidores, que lleva tantos años de trabajo en este sentido en defensa de los ciudadanos.

Quejas en materia sanitaria, donde el presidente de la UCE de Albacete resalta “el buen trabajo de los profesionales”

Al igual que en este caso, José María Roncero pone de manifiesta el desinterés que a nivel institucional existe sobre la posibilidad de contar con la UCE para diferentes cuestiones en defensa de los derechos de los ciudadanos; recuerda nuevamente que en el área de Sanidad los contactos no han pasado de meras fotos que se han quedado ahí.

Precisamente en este ámbito de la salud, el presidente de la UCE resalta las quejas que han recibido en cuanto al transporte sanitario de pacientes, y relata cómo en primera persona él tuvo que ser testigo de cómo un paciente que estaba en un dramático estado de salud (de hecho, falleció días después), tuvo que esperar siete horas en una camilla en urgencias esperando ser trasladado al Socorro de Albacete y cómo una vez allí, el propio Roncero pudo ver hasta siete ambulancias estacionadas en las inmediaciones del centro hospitalario, aunque sin personal disponible. Un caso que la UCE denunció directamente a la Delegación de Sanidad: “Sé que se le ha contestado directamente al familiar diciendo que es un tema al que han dado traslado a y que para cualquier otra duda, se dirija a Toledo; a la UCE (que fuimos quienes lo tramitamos), ni siquiera nos han contestado”, lamenta.

También explica Roncero que la gente se queja “del tiempo que lleva esperando para una intervención o para unas pruebas diagnósticas” pero, al margen de esas cuestiones puntuales, el presidente de la UCE de Albacete es claro: “Creo que gracias a los profesionales, creo que tenemos una Sanidad que funciona bastante bien y es de bastante calidad; pero hay responsables políticos que deben mediar para que esos temas que dan la mala imagen (como el de las ambulancias) de un servicio buenísimo, no ocurran”, reitera.

“Con la liberalización de las rebajas ya no se puede controlar si lo que se está vendiendo como tal son productos de temporada, y esto hace que ahora sea el propio consumidor el que de alguna manera tenga que ser inspector”

Sobre de qué sector llega el mayor volumen de quejas a nivel de consumo, el presidente de la UCE de Albacete señala que la proporción es similar en muchos de ellos; si bien la telefonía sigue con grandes niveles, las entidades financieras continúan a la alza en este sentido.

Pero es inevitable cerrar esta entrevista basada en los consumidores y usuarios sin abordar las ‘rebajas’. ¿Qué balance se puede hacer de las rebajas liberalizadas durante todo el año, del hecho de que los comercios ya puedan ofrecer descuentos en el momento que quieran… tiene algún tipo de consecuencia directa?

“Tiene la ventaja de que ya es posible que en cualquier época del año podamos encontrar algún descuento que nos interese -explica Roncero-; como inconveniente tiene que ahora mismo nadie somos capaces de controlar si lo que se está vendiendo como rebajas son productos de temporada (como cuando había una regulación), esto hace que ahora sea el propio consumidor el que de alguna manera tenga que ser inspector; lo mejor ahora por eso es comprar en los establecimientos que nos merezcan confianza donde habitualmente hemos comprado toda la vida y que sabemos que no nos va a engañar porque, de lo contrario, no hay ningún control para saber si estás comprando rebaja o no” concluye, aconsejándonos también abrir mucho los ojos cuando vemos grandes carteles de grandes tantos por ciento de descuento pero no nos muestran más precios por ningún lado y, ya en el interior de los establecimientos, el precio originario no se muestre claramente en los productos rebajados.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista a José María Roncero, presidente de la Unión de Consumidores de España (UCE) de Albacete, a través del vídeo que acompaña a esta versión por escrito de la misma.