La pretensión de la FAVA es, como bien apunta su presidente (José Reina) “intentar mejorar lo que tenemos en la ciudad”, por eso asegura que conforme se van logrando retos (que pueden ser más o menos ‘mediáticos’ pero siempre son importantes), no reparan demasiado en ellos, sino que se marcan otros por los que trabajar. Un método de trabajo que también han puesto en marcha en este 2016 próximo a concluir y del que viene a hacernos un balance desde la óptica vecinal.

Con ese objetivo, nos cuenta Reina que muy recientemente han celebrado un “en el que poner en común y hacer propuestas con la representación de todos los barrios de la ciudad y que sirve para actualizar aquellas cuestiones que preocupan a los vecinos y no se han resuelto” y que eso sirva de ‘herramienta’ para lo que pueda derivarse de los presupuestos municipales de 2017 que en estos momentos negocian los diferentes Grupos políticos.

Además, José Reina apunta que esa cita ha servido para el estudio de posibles formas de permitir que existan proyectos o servicios (caso de una ludoteca, una escuela de verano o un programa de refuerzo escolar) que se puedan poner en marcha de manera puntual y asequible por alguna de un barrio en el que esa prestación se vea necesaria, al margen de que de manera paralela haya iniciativas de este tipo que corran a cargo de la Administración.

“El papel de la FAVA ahora es más relevante y se cuenta con nosotros para todo”

Sobre si ha habido cambios en la forma de trabajar ‘codo con codo’ con el Ayuntamiento en los últimos tiempos, Reina explica que desde 2013 (es decir, desde que la FAVA tiene en él a su presidente) ha percibido claramente “dos etapas: la primera etapa tuvo lugar cuando el Ayuntamiento estaba mandatado por la alcaldesa , y la relación era fluida pero sin que hubiera propuestas de acuerdo negociadas con nosotros o sin que la Federación tuviese un acuerdo importante; la segunda etapa vino tras las Elecciones municipales de 2015 y, bien porque la situación política lo ha permitido, bien porque la propia realidad socio-cultural ha obligado a ello (o por ambas cosas), la realidad ha sido diferente, y nuestra capacidad de contactar con el Ayuntamiento y de poder defender los intereses de los ciudadanos de Albacete es mucho más importante; el papel de la FAVA ahora es más relevante y se cuenta con nosotros para todo”, explica.

Una situación que, añade, ahora obliga a quienes conforman la a ser mucho más responsables y rigurosos con sus propuestas y decisiones. Reitera que el cambio ha sido muy notable entre ésta y la legislatura inmediatamente anterior en la ciudad, y pone el ejemplo del logro (en este 2016) del Plan de Inversiones (con 300.000 euros de asignación) que se ha contemplado en el presupuesto municipal de este año; así como del incremento sustancial del convenio con la FAVA o el aumento de la partida destinada a convocatorias. “Creo que el papel de la actualmente es mucho más importante y más determinante para los vecinos y vecinas de Albacete”.

De cara a 2017, el reto de agilizar el Plan de Inversiones que el Ayuntamiento destina a la FAVA

Según lo contemplado en el borrador de proyecto de presupuestos municipales para 2017 en la ciudad que presentó recientemente el alcalde, , y que ahora mismo está en negociación con el resto de Grupos políticos de la corporación, para el próximo ejercicio el Ayuntamiento mantendría la partida de 300.000 euros en el nuevo Plan de Inversiones que la FAVA se encargará de consignar a los proyectos que estime necesarios en la ciudad (tal y como ha sucedido este año).

La cifra, por tanto, no varía y, aunque Reina asegura que les hubiera gustado que creciese algo, apunta también que en la FAVA son realistas. Señala que lo importante de este Plan es que la FAVA tenga un poder importante en la toma de decisiones respecto a las acciones que de forma urgente se tengan que acometer en los barrios de Albacete por cualquier necesidad, y explica que, con ese objetivo, la experiencia de este año ha servido para trabajar en mejorar el ‘proceso’ y agilizar los trámites que conlleva.

“Estamos elaborando una especie de ‘reglamento’ que compatibilice nuestras demandas con los condicionantes que regulen la situación de la ley de bases de régimen local (y que, por ejemplo, impiden llevar a cabo actuaciones en materia de inversión que sean superiores a una cantidad de dinero)”; esto, por otra parte, facilitaría mucho el trabajo a la propia FAVA porque esas cuestiones ‘mayores’ serían susceptibles de acometerse por parte del propio Ayuntamiento en otro apartado presupuestario ajeno a ese Plan de Inversiones que, así, quedaría para esas cosas que un barrio plantease como necesidad urgente e imperiosa por cualquier circunstancia, tal y como nos explica José Reina.

“De cara a 2017, lo procedente sería llevar a cabo un sistema que permitiese, por un lado, que los barrios tengan capacidad de maniobra e iniciativa casi inmediata y, por otro, que el Ayuntamiento (en virtud de este convenio) pudiera llevar a cabo una actuación casi instantánea en el barrio en cuestión (hasta una cifra económica que fuese coherente porque, si fuese de mayor envergadura, hablaríamos de otro tipo de inversión ajena al Plan)”, detalla.

“Para nosotros el problema de las terrazas el del ruido de la ‘Zona’ creemos que es un tema muy importante a solucionar”

Al margen de ese Plan de Inversiones, la valoración general que José Reina hace del borrador de proyecto de presupuestos municipales presentado en su día por Javier Cuenca pasa por la sensación de que existen temas en los que la ciudad vive inmersa casi de manera recurrente, temas también muy ambiciosos, y temas que (aunque no estén conseguidos aún) sí hacen ver que ya se dan pasos hacia algún sentido, tal y como nos explica el presidente de la FAVA.

Entre los “temas sin resolver”, Reina recuerda algunos como “el tema de los refugios antiaéreos del Altozano o el de los depósitos de la Fiesta del Árbol “, asuntos que (a ojos de la FAVA) sería “ideal que se materializasen” y para los que incluso desde la Asociación se han hecho algunas propuestas (como, por ejemplo, la de “instalar en los bajos del depósito de la Fiesta del Árbol el Centro Socio-cultural del barrio San Pablo, que sufrió importantes daños en su techo”).

Como “problema grave a resolver”, Reina destaca el de “los ruidos en la conocida como ‘Zona’ de Albacete; para nosotros el problema de las terrazas y del ruido de la ‘Zona’ creemos que es un tema muy importante que el Ayuntamiento creo que tiene disposición favorable para abordar, y espero que más pronto que tarde se dé algún paso para mejorar las condiciones de las personas que viven ahí, creemos que no se puede estar permanentemente creando alarmismo en torno a este tema (porque no conduce a nada) y tenemos que ver con buenos ojos la disposición favorable del Equipo de Gobierno a la hora de trabajar en este asunto”.

El presidente de la FAVA apunta que, de cara a la solución de este conflicto (sin perjudicar a ninguna de las partes afectadas: los vecinos que allí viven y los hosteleros que allí desarrollan sus negocios), “lo más sencillo es aplicar la ordenanza; hay que buscar un punto de equilibrio de tal forma que el Ayuntamiento pueda aplicarla correctamente y que, por tanto, los vecinos vean reconocidos los derechos que en ella se reflejan; el problema es que en muchos casos no se cumple (desde el punto de vista restrictivo) por parte de que la policía (o los servicios municipales que correspondan) actúen; no obstante, espero que en breve podamos decir que en este tema se pueda avanzar; no puede haber una contradicción entre los vecinos y los hosteleros porque todos nos necesitamos”.

“Sobre la futura peatonalización del centro, lo más importante es que se inicie el proceso, que se vayan dando pasos”

Sobre el gran proyecto de rehabilitar y reformar íntegramente el centro urbano de Albacete durante lo que resta de legislatura, José Reina recuerda “el proyecto marco con propuestas para cinco años que, en su día, presentó la FAVA que recogía la peatonalización del centro de Albacete; y nosotros hablábamos de ‘peatonalización’ con mayúsculas”; no considera que el proyecto que se ha presentado se hable ‘con mayúsculas’ de peatonalizar, pero sí acepta que quizá los vecinos también debamos “adaptar nuestra manera de intervenir”.

“Nosotros seguiremos apostando por peatonalizar el centro de Albacete, lo que ocurre es que (como ocurre con el problema del ruido que antes mencionábamos) tenemos que compatibilizar nuestros intereses con otros intereses y, por tanto, cuando hablemos en cualquier espacio de debate debemos utilizar criterios racionales (pero que han de plantear los técnicos, porque nosotros desconocemos cuáles pueden ser los criterios técnicos que permiten compatibilizar los intereses de los vecinos y vecinas con los de los comerciantes, por ejemplo)”, señala.

A falta de recopilar las alegaciones o propuestas que se puedan hacer al proyecto que, con el respaldo de todas las Fuerzas políticas, hizo público el alcalde y entregó a la Mesa de la Movilidad (que también hará llegar la FAVA, tal y como asegura su presidente), Reina subraya de todo esto que lo que le parece más importante de esta cuestión es “que se inicie el proceso, que se vayan dando pasos, en cualquier proyecto lo importante es dar pasos y, si te equivocas, corriges; pero si nos quedamos apelando siempre a la reflexión, estamos en una reflexión permanente que no resuelve nada”.

Sobre si sería apropiado o no que la quinta y última fase de ese proyecto (que es la que afectaría a la conocida como ‘calle Ancha’) se dejase para un futuro ajeno a esta legislatura como indicó el alcalde que sería, José Reina no ve mal que sea así: “Creo que no es necesario dejar todo encauzado ahora y que se vaya haciendo poco a poco, porque esto conlleva también que los ciudadanos cambiemos hábitos y conductas a la hora de acercarnos al centro, y eso necesita un proceso”, considera.

Con la mirada puesta en un 2017 que viene con varios retos para la ciudad

También recientemente el Boletín Oficial del Estado publicaba lo relativo a otra reforma vital que tendrá lugar en nuestra ciudad, concretamente, la del Recinto Ferial (con fondos procedentes de la Administración central). Sobre este otro ambicioso proyecto vital para algo tan fundamental para Albacete como su Feria, José Reina señala que más que a la reforma puntual del edificio en sí (“porque tiene carencias evidentes”), desde la Federación se quiere mirar el futuro de la Feria atendiendo otras cuestiones que también se hacían esenciales y que, por ejemplo, van a pasar por el nuevo reglamento para su gestión (que, sin ir más lejos, comenzará a funcionar de cara a la edición de 2017 de ‘la Septembrina’).

“Se decidió que la Federación de Asociaciones de Vecinos de Albacete formase parte de la comisión que de alguna manera va a gestionar el reglamento de Feria para 2017 y allí haremos llegar nuestras propuestas, y nuestro gran objetivo es que la Feria sea abierta a la ciudadanía, que permita un paseo mucho más amable, que los vecinos tengan espacios donde poder descansar sin tener que consumir, que los espacios hosteleros puedan ser mucho más atractivos (por ejemplo, incluyendo reclamos culturales)…” avanza, entre otras variables.

También de cara a este próximo año, José Reina advierte otra cuestión a la que la FAVA estará muy atenta: la gestión que se haga de la importante cantidad económica que llegará a la ciudad procedente de Europa. “Hay muchas inversiones que se pueden reconducir en base a ellos para mejorar diferentes aspectos y servicios de la ciudad -explica el presidente de la FAVA-; hay que estar atentos a esa parcela de dinero porque son muchos millones de euros para invertir en la ciudad de Albacete y aprovechar, por ejemplo, para mejorar nuestra gran red de caminos rurales y vías verdes”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista al presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Albacete, José Reina, a través del vídeo que acompaña a este texto.