Comienza valorando los datos de la última EPA, conocidos apenas un par de horas antes del comienzo de esta entrevista. Según la Encuesta de Población Activa, el paro en Castilla-La Mancha bajó en 4.200 personas (un 1,88% menos) respecto al trimestre anterior, situándose actualmente la tasa de desempleo en la región se situó en el 22,24% y el número de desempleados en 219.300.

“A priori, si a la gente le decimos que hay 4.200 desempleados menos, le parece una buena noticia –apunta Crespo-; pero en Izquierda Unida nos gustaría celebrar los datos de la EPA cuando sean realmente buenos, pero es que este descenso en 4.200 desempleados no significan que se haya creado empleo, es que ya no están en las listas del paro”.

Puntualiza que “no se ha creado empleo” porque señala que “el trabajo que han encontrado no es un trabajo digno, bien retribuido, con derechos, sino un trabajo de enorme temporalidad; hablamos de contratos por meses, semanas, incluso horas”.

Analiza también a partir de esa EPA que “además, ese ‘empleo precario’ que se está creando, lo está haciendo mucho más despacio en Castilla-La Mancha (porque la media de descenso del paro en todo el Estado es del 8% mientras que en nuestra región ha bajado un 1’88%): estamos quedándonos a la cola incluso de la creación de ese empleo precario que se está generando; y, otro dato: no podremos felicitarnos nunca cuando la tasa de desempleo en Castilla-La Mancha sea de 22’24%… por lo tanto, no son datos halagüeños, son datos malos”, señala.

Crespo considera que esa ‘ralentización’ en la generación de empleo en esta Comunidad Autónoma se debe a que “no hay un proyecto de región en Castilla-La Mancha y lo lleva sin haber desde hace mucho tiempo; no hay un proyecto de Gobierno decidido de hacia dónde queremos dirigir nuestra Comunidad Autónoma”.

Considera que “eso es achacable al que, en sus cuatro años de Gobierno, sólo se dedicó a llevar a cabo políticas de recortes y de adelgazar la Comunidad Autónoma y la Administración; pero también lo estamos comprobando ahora con el Gobierno socialista donde vemos que sigue sin haber un proyecto de Castilla-La Mancha donde lo único que hace es pasearse por la región diciendo en cada sitio lo que la gente quiere escuchar”.

“Estos presupuestos, aparte que son una copia muy similar a los , son peores que los de 2016 porque se preocupan menos de los temas que deben preocupar a la mayoría social de Castilla-La Mancha”

Al margen ya de esa ‘fotografía’ que deja la última EPA, Juan Ramón analiza la situación que durante estos meses ha afrontado la política castellano-manchega, fundamentalmente, tras el rechazo en abril al primer Proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta de Comunidades para 2017 y, sobre todo, tras el nuevo acuerdo alcanzado entre el Grupo Parlamentario Socialista y el de Podemos para sacar adelante un nuevo proyecto de cuentas pero, ahora, acompañado de la entrada en el Gobierno de la región de la formación morada.

Un tiempo durante el que Crespo afirma que “la única que han hablado de números ha sido Izquierda Unida; la única que han dicho qué queremos hacer con esos presupuestos ha sido Izquierda Unida y la única que ha dicho la forma de desbloquear los presupuestos ha sido Izquierda Unida; nadie más ha hablado de números (tampoco el Partido Popular que a lo único que se ha dedicado es a quedarse sentado comiendo pipas e insultando a PSOE y Podemos en cuanta ocasión ha tenido y no ha ofrecido ninguna alternativa)”.

Considera que eso es “política en minúsculas” que va destinada únicamente “al reparto del poder” y que “es así como se ha desbloqueado al final el asunto”.

La situación lleva a una pregunta clara: “¿Por qué se han desbloqueado los presupuestos? ¿En qué han cambiado con respecto a los que fueron rechazados” dice. Y es que desde el propio han explicado que se trata del mismo texto que fue rechazado el pasado 7 de abril por PP y Podemos, excepto algunos cambios que se encargará de explicar el consejero, , en una única comparecencia.

Crespo señala que eso es algo que han de explicar “los protagonistas que han dicho que al final lo van a votar a favor, pero mi sensación es que ha habido un ‘pacto palaciego’ porque ha habido un reparto de poder tras una crisis de Gobierno que se ha saldado con incorporar a Podemos en dos sillones, pero no ha habido una explicación sobre los presupuestos ni sobre en qué han cambiado…”.

“¿Se acuerda alguno de la Fundación Impulsa? ¿Se acuerdan de que los 4’6 millones que se le asignaban fueron un motivo principal para que se rechazaran los presupuestos, los mismos 4’6 millones que están en estos nuevos presupuestos…? parece que lo que anteriormente era un problema irresoluble, ahora se ha solucionado”, apunta.

Más allá de todo esto, Crespo es contundente al asegurar que “tanto los presupuestos de abril como estos son malos, socialmente malos” dice, señalando “los números” e indicando, por ejemplo, “la evolución de los gastos absolutos de los presupuestos, en constante crecimiento (lo que llevaría a pensar que si hay más gastos se vaya a gastar más en todo); pues, analizando los presupuestos, desciende lo que se va a destinar a Personal, a Sanidad, y (en menor medida, pero también) en Educación, y en Protección Social” apunta, mientras muestra a las cámaras unos gráficos con esas cifras.

“Estos presupuestos, aparte que son una copia muy similar a los de Cospedal, son peores que los de 2016 porque se preocupan menos de los temas que deben preocupar a la mayoría social de Castilla-La Mancha; por lo tanto, tendrán que ser otros los que nos expliquen las virtudes para que ahora merezca la pena que sean votados a favor”, añade.

“Criticamos un proyecto de presupuestos que no cambia absolutamente nada y en lo que sólo hay un acuerdo de Gobierno del que lo único que sabemos es que ha habido un reparto de poderes”

Poniendo por delante que Izquierda Unida ha llegado con el PSOE a acuerdos importantes cuando ha creído conveniente y han considerado que iba en beneficio de los vecinos y vecinas en muchas ciudades y municipios, sí que Crespo aclara que “siempre se han hecho los acuerdos con un programa; lo importante siempre es que Izquierda Unida cuando ha negociado con el PSOE un acuerdo de Gobierno lo ha hecho sobre un programa a partir del que establecer qué íbamos a hacer de forma conjunta para sacar adelante el Ayuntamiento que sea”.

Dicho esto, añade que habría sido “difícil, en este caso concreto, haber llegado a un acuerdo con el PSOE de Emiliano García-Page” porque reitera que sigue viendo “tendencia de Cospedal” en las políticas del partido socialista en la región.

Por ello, reitera, su posición crítica frente a “un proyecto de presupuestos que no cambia absolutamente nada y en lo que sólo hay un acuerdo de Gobierno del que lo único que sabemos es que ha habido un reparto de poderes; eso es lo que hay que explicar porque el ‘Plan Podemos’ ya estaba incluido en el primer borrador, por tanto no hay nada nuevo”.

“Si en su día (en 2011) los votos de Izquierda Unida hubieran valido lo mismo que los del PP y el PSOE, Mª no hubiera tenido mayoría absoluta”

Crespo recuerda que otras medidas, como “la reforma del Estatuto de Autonomía y de la Ley Electoral fue un compromiso de investidura que adquirió el PSOE con Podemos, y han pasado dos años y fue hace pocos meses cuando nos reunimos con el vicepresidente de C-LM para empezar a dar unos pasos hacia la reforma del Estatuto de C-LM y de la Ley Electoral, pero todo eso ha quedado paralizado por un debate en torno a los presupuestos en el que lo único que ha trascendido de cara a la sociedad es quién llamaba a quién”.

Recuerda que para IU es “importantísimo” el asunto de la Ley Electoral: “Tan importante como que, si en su día (en 2011) los votos de Izquierda Unida hubieran valido lo mismo que los del PP y el PSOE, Mª Dolores Cospedal no hubiera tenido mayoría absoluta, porque no la tuvo en votos sino en escaños y, si hubieran valido lo mismo nuestros votos, no hubiera alcanzado Cospedal esa mayoría y tal vez esta región no habría sufrido las medidas austericidas que puso en marcha”, apunta.

“Si durante estos dos años nuestros afiliados están encontrándose en ese tipo de inquietudes y están haciendo propuestas conjuntas, al final llegaremos a la confluencia con Podemos de forma natural”

Ya en varias ocasiones, Juan Ramón Crespo ha señalado estos días que este acuerdo PSOE-Podemos no tiene que suponer un problema en una posible confluencia entre IU y Podemos Castilla-La Mancha de cara a las elecciones autonómicas de 2019.

Crespo habla que ya existe una coalición que trabaja a nivel nacional, Unidos Podemos, con grupo en el y en el , con cada formación política trabajando de forma conjunta pero manteniendo cada una su identidad.

Explica que en el caso de Castilla-La Mancha, ya se han mantenido reuniones con Podemos y que siempre se ha ido “en la misma dirección” y señala que entienden la confluencia “como el producto de un trabajo durante, en este caso dos años que nos quedan, en los temas concretos: no es tan importante que nos repartamos los sillones como lo es qué hacemos con la Sanidad, qué hacemos con la Educación, qué hacemos con ese proyecto de región que queremos… si nuestros respectivos afiliados se encuentran en ese tipo de inquietudes, ahí se está produciendo una convergencia sobre lo concreto, sobre aquello a lo que creemos que hay que dar respuesta, porque estamos en el conflicto y estamos en la respuesta”.

De ahí que tenga claro que “si durante estos dos años nuestros afiliados están encontrándose en ese tipo de inquietudes y están haciendo propuestas conjuntas, al final llegaremos a la confluencia de forma natural, tendremos poco que hablar las Direcciones porque se ha producido un proceso natural en el que nuestras bases no van a permitir que no nos pongamos de acuerdo por un reparto de sillones”.

Y por eso se ratifica en que lo haya acordado ahora la Dirección de Podemos con respecto a su entrada en el Gobierno “no tendrá que distorsionar” nada de esto pero, en cualquier caso, apunta que cualquier tipo de confluencia que se pudiera plantear con Podemos, Izquierda Unida la supeditará “a un programa y a la opinión de sus afilados y afiliadas”.

“Si los datos le daban favorables en las encuestas, Emiliano García-Page no hubiera dudado ni un segundo en convocar elecciones…”

Y precisamente siguiendo ‘el hilo’ electoral, pedimos a Juan Ramón Crespo que valore los datos de la encuesta de ‘Noxa Consulting’ que hace escasas horas se hacía pública y según los cuales, si hoy se celebrasen elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha, el PSOE las ganaría. La encuesta se realizó a finales de mayo entre castellano-manchegos mayores de 18 años y con derecho a voto.

Según dicho sondeo, el Partido Socialista obtendría el 37,9% votos frente al Partido Popular que lograría el 34,3%. Los socialistas subirían 1,8 puntos respecto a las elecciones de 2015 y el PP perdería 3,2. Podemos reuniría el 9% de los votos (7 décimas menos que en 2015), Ciudadanos obtendría el 12,5% del escrutinio (frente al 8,6% de 2015) e Izquierda Unida se quedaría con el 2,2 por ciento de los votos (9 décimas menos que en las pasadas elecciones regionales).

Juan Ramón Crespo prefiere no entrar en la valoración de la encuesta en profundidad porque asegura desconocer toda la información y los detalles de su realización y pone en duda, por ejemplo, curiosidades que se desprenden de esa misma encuesta (como que suban los votos al PSOE y, al mismo tiempo, suba el nivel de descontento con el Gobierno).

Al hilo de esto, asegura que “si los datos le daban favorables en las encuestas, Emiliano García-Page no hubiera dudado ni un segundo en convocar elecciones… por lo tanto, pongo ‘en el congelador’ esa encuesta, la vamos a estudiar y a valorar y cuando veamos la ficha técnica valoraremos sobre ella”, indica.

Finalmente, como análisis a los titulares que estos días han ido protagonizando numerosos dirigentes del Partido Popular afirmando que con este acuerdo ‘Page ha hecho de Castilla-La Mancha la Venezuela de España’, Crespo señala que ese tipo de manifestaciones públicas “es tomarnos por tontos, es no tener propuesta política, es mentir”.

Asegura que lo que le parece llamativo es “que Venezuela sea el tema de preocupación de los españoles y las españolas y que no nos preocupemos de otras cosas”… y a aquellos (medios de comunicación, dirigentes, colectivos…) que les preocupa ese asunto, les indica que “a lo mejor tendrían que mirar también a la frontera sur de España: en Marruecos tenemos una dictadura y recientemente ha habido una sentencia en la que condenan a 23 activistas saharauis a penas de entre 15 años y cadena perpetua por haber protestado por la situación que se está viviendo en su país, que está ocupado, el Sáhara Occidental… todos esos defensores de los derechos humanos ¿dónde estaban?…”.

Pone otros ejemplos que considera “intentos de desviar la atención” de lo que verdaderamente interesa a la gente y se debe hablar, algo que considera hacer “política zafia”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo la entrevista a Juan Ramón Crespo, coordinador regional de IU en C-LM, mediante el vídeo que acompaña a este texto.