Desde finales de octubre de 2016 es el coordinador regional de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha; a punto de cumplirse seis meses bajo esa responsabilidad, Crespo resalta lo “interesante” de los tiempos que atravesamos, en los que subraya que “el bipartidismo deja de tener sentido y otras voces se comienzan a escuchar”.

Y también durante este primer semestre al frente de IU C-LM señala haber intentado “que la voz de la tercera fuerza política de la región en número de concejales, de alcaldes y de diputados provinciales, se escuchara”.

Sorprendidos ‘a medias’ por el rechazo al proyecto de presupuestos regionales para 2017

Al preguntarla hasta qué punto ha sido para él una sorpresa el hecho de que el pasado viernes los votos en contra de y de Podemos echaran para atrás el proyecto de presupuestos autonómicos para 2017 que había presentado el , Crespo explica que “la sorpresa radica en que esos presupuestos habían contado en un primer momento con el beneplácito de Podemos (que había presentado enmiendas por 40 millones de euros en un presupuesto de cerca de 9.000 millones de euros), por tanto esa parte de sorpresa sí que ha existido…”.

No obstante, explica que sí ha sorprendido en el seno de IU C-LM el presupuesto en sí para 2017, al manifestar que “eran unos presupuestos absolutamente decepcionantes y antisociales, que no se diferenciaban de los de 2016 ni de los que estaba presentando Mª en 2015 o 2014… por lo tanto, para nosotros no ha sido una sorpresa que una formación política como Podemos haya optado por una postura de unos presupuestos más sociales”.

Dicho esto, sí reitera sorpresa ante el hecho de que “hasta estos momentos Podemos no hubiera demostrado su disconformidad con las grandes cuentas”.

“Este Gobierno no ha sido capaz de negociar con el partido que lo aupó al poder unos presupuestos para la buena marcha de Castilla-La Mancha”

En cuanto a la situación en la que este movimiento deja a Castilla-La Mancha, el coordinador regional de Izquierda Unida recuerda que “el Gobierno autonómico ya había prorrogado el 30 de diciembre las cuentas, de modo que los presupuestos que tenemos son la prórroga de los de 2016; en aquel momento desde el Ejecutivo Autonómico manifestaron que esa prórroga era debida ‘a los problemas que había habido en el Gobierno Central’, pero ahora parece que la culpa es de Podemos por no haberle aprobado los presupuestos regionales”.

Al margen de esto, afirma que en Izquierda Unida consideran que esa culpa es “del Gobierno regional, del y de su incapacidad para poder negociar su minoría; este Gobierno no ha sido capaz de negociar con el partido que lo aupó al poder unos presupuestos para la buena marcha de Castilla-La Mancha”.

En cualquier caso, Crespo deja muy claro que en Izquierda Unida no preocupa el que no se hayan aprobado los presupuestos presentados para 2017 porque los consideraban (reitera) “decepcionantes y antisociales”.

“Parece que el Partido Socialista hubiese buscado ese ‘divorcio’ con Podemos”

Sobre las razones que el coordinador regional de IU en la región cree pueden estar tras este evidente desencuentro entre el Grupo Socialista y Podemos en Castilla-La Mancha (después de aquel primer divorcio que se escenificó con la ruptura del pacto de investidura que había hecho a García-Page presidente), Crespo apunta a que “son los ex cónyuges los que deben comentar los motivos de su divorcio” pero sí subraya que el aquel primer desencuentro llegase “apenas dos días después de que Podemos hubiera aprobado al PSOE el techo de gasto” y que éste segundo se haya producido “después de que, en cierta forma, desde Podemos hubieran dado el visto bueno a las grandes cuentas de los presupuestos”.

Juan Ramón señala que “parece que el Partido Socialista hubiese buscado ese divorcio, no sólo votando en contra de las enmiendas que proponía Podemos sino escenificando ese desencuentro de forma evidente (como, por ejemplo, echando a los trabajadores de la Fundación Impulsa en contra de Podemos)… Parece que lo que buscaba el PSOE era este escenario para ahora no sé qué… pero si ese ‘no sé qué’ lo hilamos con que hace unos días unía su futuro al de , y Susana Díaz ha sido el personaje que ha facilitado el acceso al Gobierno a Mariano Rajoy… a lo mejor vamos encontrando algún tipo de coincidencia…”.

Y prosigue Crespo subrayando esa posibilidad de coincidencias “sobre todo, si esto lo unimos a que justamente ayer la portavoz del Grupo Socialista en las Cortes regionales, , decía que iban a hablar con todas las formaciones políticas para poder aprobar los presupuestos; si Podemos no se los aprueba, la única formación política que queda para aprobar los presupuestos es el Partido Popular… tal vez eso nos dé algunas claves de ese mantenimiento del bipartidismo que busca Emiliano García-Page”.

“En el terreno de Castilla-La Mancha se están jugando otras batallas que mucho nos tememos que no tienen nada que ver con Castilla-La Mancha y sí con la sucesión en el PSOE”

El presidente regional ya ha anunciado que habrá nuevas reuniones urgentes con todos los agentes sociales para abordar lo sucedido y que van a seguir trabajando por cumplir lo que había prometido en Castilla-La Mancha. Algo que Crespo considera “palabras huecas” de García-Page, a quien dice que “esas reuniones, esos encuentros y esas conversaciones las tenían que haber tenido antes de presentar los presupuestos, no con posterioridad; con izquierda Unida, que es la tercera fuerza política, no ha tenido ninguna reunión para hablar de los presupuestos, por lo tanto parece más política de postureo que política que pueda beneficiar a los ciudadanos”.

Y considera que esta política refleja que “en el terreno de Castilla-La Mancha se están jugando otras batallas que mucho nos tememos que no tienen nada que ver con Castilla-La Mancha y sí con la sucesión en el Partido Socialista Obrero Español”.

Al hilo de esta última reflexión, planteamos a Juan hasta qué punto cree que las Comunidades Autónomas pueden estar siendo ‘piezas clave’ en el ‘juego’ político nacional.

Afirma que “en el PSOE tienen una fuerza importante los ‘barones’ de las diferentes Comunidades Autónomas, y hay que tener en cuenta que Emiliano García-Page ya hiló su futuro al de Susana Díaz no sólo porque lo manifestó él sino porque, a través de su voto, consiguió dar un ‘golpe de estado’ a quien hasta ese momento era su secretario general y consiguió aupar a al poder”, una situación que el coordinador regional de IU considera que puede derivar en que García-Page pretenda ahora “una compensación de aquello, con la aprobación de los presupuestos autonómicos por parte del PP en Castilla-La Mancha” .

“Ahora lo que Castilla-La Mancha necesita es empleo de calidad”

Partiendo del análisis de la realidad autonómica en la actualidad, Juan Ramón Crespo considera que “ahora lo que Castilla-La Mancha necesita es empleo de calidad”, algo que asegura que no se potenciaba con el proyecto de presupuestos rechazado; “la región lo que viene ofertando son unos Planes de Empleo en los que no hay empleo de calidad sino más bien un ‘plan de beneficencia’; creemos que hay que apostar por el empleo de calidad, y eso pasa porque los servicios que están ahora prestándose no sean privados”.

Y eso sería, por tanto, lo que Izquierda Unida estaría dispuesta a negociar en esas cuentas regionales que, hasta la fecha, no se han podido aprobar.

“En esta situación de desconcierto el único que tiene algo que ganar sería el Partido Popular y no creo que Emiliano García-Page sea tan torpe como para facilitarle el poder al PP”

Al plantearle si en su cabeza ahora mismo cabe un escenario de Elecciones autonómicas anticipadas en Castilla-La Mancha, Crespo asegura no concebir ahora tal situación, “entre otras cuestiones, porque lo que hace falta es que el Gobierno regional sea consciente de que gobierna en minoría y que ha de ser capaz de llegar a acuerdos con el partido que lo aupó al poder”.

Insiste en que “en esta situación de desconcierto el único que tiene algo que ganar sería el Partido Popular y no creo que Emiliano García-Page sea tan torpe como para facilitarle el poder al Partido Popular (y facilitárselo, sencillamente, por su incapacidad)… me parecería una irresponsabilidad tremenda”.

Subraya que “Castilla-La Mancha ha apostado por la renovación de las políticas antisociales que puso en práctica Mª Dolores de Cospedal y ha apostado eso votando mayoritariamente a las formaciones de izquierdas, lo que pasa es que la ley electoral que se mantiene en la región (y que es profundamente injusta) no ha permitido (por ejemplo, a Izquierda Unida) tener la representación que le correspondería en cualquier otra Comunidad Autónoma”.

Recalca, por lo tanto, que “esa mayoría en escaños que tiene el Partido Popular, si llega a ser la nuestra una ley electoral justa, no la tendría, ni tampoco el número de diputados en Castilla-La Mancha, y sería más fácil gobernar desde la izquierda; por eso no encuentro lógico de ninguna forma en este escenario que el PSOE le facilite el acceso al poder al PP en Castilla-La Mancha por su ineficacia para poder llegar a acuerdos”.

“Echando mano a las encuestas, se ve que claramente Izquierda Unida es la tercera formación política con más representación municipal (muy por delante de Ciudadanos y de Podemos)”

Finalmente, sobre si está siendo complicado o no precisamente lograr que la voz de Izquierda Unida sea escuchada, su coordinador regional nos cuenta que “es difícil porque muchas veces se toma como referente las Cortes Regionales y no los Ayuntamientos; si la sociedad en general y los medios de comunicación tuvieran en consideración la representación municipal en los Consistorios y las alcaldías que se sostienen, se daría cuenta todo el mundo de que Izquierda Unida es una voz importante, arraigada justamente en la municipalidad”.

Concluye que “con la propuesta política, con la coherencia, con la capacidad de negociación y, sobre todo, con la capacidad de movilización (como hemos demostrado los pasados 7 y 8 en defensa de la Sanidad Pública con más de 50 concentraciones han dicho al Gobierno regional que hay que cambiar cosas), estamos encontrando un cauce de posibilidad de que nuestra voz se escuche; no obstante, echando mano a las encuestas, se ve que claramente Izquierda Unida es la tercera formación política con más representación municipal (muy por delante de Ciudadanos y de Podemos)”.

Si lo desean, pueden escuchar al completo esta entrevista telefónica al coordinador regional de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, a través del archivo de audio que acompaña a esta versión por escrito de la misma.