Ya tras saludarnos, lo primero que apunta es que está a la espera de que en nuestro país se conforme un Gobierno, y eso ya dice mucho de sus sensaciones. Conversamos con el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos -ATA-, Lorenzo Amor, quien subraya su deseo de que “la incertidumbre política pase lo antes posible”.

Explica que desde el colectivo al representa, este momento se ve “con una honda preocupación, entre otras cosas, porque nuestra economía está parada: hay parón en la inversión, hay parón en el consumo, hay parón en la demanda, hay parón en la generación de empleo, hay parón en el hecho de que surjan nuevas iniciativas emprendedoras, etc.”.

Asegura que todo esto “lo corroboran los datos” y refiere, entre ellos, que el pasado enero (a pesar de ser “un mes habitualmente malo para el empleo y negro para los autónomos”) era “el tercer peor mes de la historia del RETA --, habiéndose perdido casi la mitad de los autónomos que se ganaron en todo 2015 y 204.000 afiliados a la Seguridad Social (lo que supone el 45% de todo el empleo que se creó el pasado año)”.

Datos “malos” que se suman a la observación que hacen (asegura, “con preocupación”) sobre un febrero en el que no están mejorando “ni hay expectativas de cifras que puedan ser mejores que las del pasado ejercicio en este mes, que parece que también va a ser malo para la afiliación de autónomos”, señala.

Lorenzo Amor reitera que, a pesar de que los meses de enero siempre suelen ser negativos, nada les hacía indicar uno tan malo como éste pasado: “Nadie esperaba esto, se podía prever una caída, pero no que los datos fueran a ser peores que los de 2013 o 2014, más cuando venimos de un crecimiento superior al 3’2%”, incide.

¿Rebajar el ‘IVA Cultural’?: “Eso está muy bien, pero en este país hay multitud de ‘artistas’ (hombres y mujeres) que son peluqueros, peluqueras, veterinarios, veterinarias… a los que les subieron el IVA del 8% al 21%; a lo mejor no tienen la alfombra de los Goya, pero sí en su casa trabajan todos los días dando un servicio espectacular a mucha gente”

Precisamente la pasada semana, el candidato a la investidura, Pedro Sánchez, se reunía en con representantes del colectivo de autónomos (a través de UPTA y la propia ATA) para trasladarles su proyecto de Gobierno. Un encuentro que, como nos cuenta en primera persona Lorenzo Amor, también ambas organizaciones aprovecharon para transmitir al candidato socialista a presidir el Gobierno sus “preocupaciones sobre una serie de propuestas que estaban en esos momentos sobre la mesa y en el ambiente y que temíamos que se hicieran sin el correspondiente clima de consenso, acuerdo y pacto que ha venido siendo habitual con las organizaciones de autónomos”, resalta.

Asegura que trasladaron a Sánchez cuáles son los principales problemas que ahora mismo afectan al colectivo de autónomos y qué medidas consideran “prioritarias” para que sigan generando empleo e influyendo positivamente en la economía.

Sobre esas “preocupaciones sobre cuestiones que estaban sobre la mesa o en el ambiente” y que transmitieron a Pedro Sánchez, Amor refiere que “en estos momentos se habla mucho de autónomos pero sin contar con los autónomos; se habla mucho de empleo, pero precisamente muchos de quienes más hablan, en su vida han generado ni un empleo; hablan mucho de autónomos personas que nunca han arriesgado nada ni han emprendido nada…”, introduce.

Concreta que “cuando se dice que hay que adecuar las cotizaciones de los autónomos a los ingresos reales, suena muy bonito (incluso es hasta muy justo)… pero hay que saber, en primer lugar, cuando se habla de ‘autónomos’, de quién estamos hablando; ‘autónomos’ es un colectivo de 3.100.000 personas de las que, realmente, se conocen los ingresos 1.500.000 (que son los que están en estimación directa); si decimos a ese millón quinientos mil autónomos ahora que vamos a adecuar su cotización a sus ingresos, yo aseguro que el 80% de los autónomos tendría que cotizar más (porque cotizan por una base inferior a los ingresos reales que tiene)”.

Prosigue señalando que “del otro millón y medio, nos encontramos con que hay 400.000 autónomos que están en módulos y entre 150.000 y 200.000 que son familiares-colaboradores (que no tienen unos ingresos) y, en torno a 900.000 son autónomos societarios (que tampoco tienen ingresos propios)”, de ahí que reitere que “eso de adecuar las cotizaciones a los ingresos está muy bien si va a generar una rebaja de cotizaciones pero, muy al contrario, esto puede suponer (si no se hace bien, con consenso y con acuerdos) una subida de cotizaciones”.

En el mismo sentido, que “cuando se habla de que ‘hay que derogar la Reforma Laboral’, se siembra ahora mismo una inseguridad jurídica en aquellas personas que están llamadas a generar empleo, y el peor favor que se le puede hacer a quien quiere generar un empleo (y un empleo indefinido) es decirle que ahora vas a dejar la norma laboral sin efecto”.

Con respecto al IVA (alude a las palabras que piden que se baje el IVA a la Cultura), el presidente de ATA asegura que “eso está muy bien, pero en este país hay multitud de ‘artistas’ (hombres y mujeres) que son peluqueros, peluqueras, veterinarios, veterinarias… a los que les subieron el IVA del 8% al 21%; a lo mejor no tienen la alfombra de los Goya, pero sí en su casa trabajan todos los días dando un servicio espectacular a mucha gente”.

Destaca que el de los autónomos es “un colectivo muy disperso y heterogéneo, donde cada uno tiene sus necesidades” y apunta que “cuando se habla de régimen sancionador a empresas que tardan en pagarle a los autónomos, no solamente son las empresas, porque desgraciadamente hay decenas de miles de autónomos que trabajan con las Administraciones y a los que no son las empresas quienes les pagan tarde, sino que son dichas Administraciones” poniendo, como ejemplo de estas situaciones, “desde periodistas a taxistas rurales (que llevan a los enfermos desde pequeñas localidades a poblaciones donde hay servicio de diálisis)… esta gente está cobrando (en algunos casos) en cuatro o cinco meses”, denuncia.

Repite que “estos son los problemas de los autónomos, y muchas veces los políticos están un poco alejados de ellos”.

“Hoy, 22 de febrero, cualquier autónomo que se da de alta tiene que pagar los 21 días que han pasado del mes y, si un autónomo se da de baja, tiene que pagar los 7 días que restan (sin trabajarlos); éstas son las cosas que vienen pasando desde 1967, y no ha habido todavía ningún político con la gallardía de cambiar el sistema”

En cualquier caso, los autónomos reclamaron a Pedro Sánchez en ese encuentro de la pasada semana ‘un Gobierno fuerte y capaz de legislar’. UPTA y ATA pidieron al líder socialista ‘que abra en el seno del Pacto de un debate sobre la revisión global del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos -RETA-, de modo que no sólo se estudien las cotizaciones sino también las prestaciones y otros aspectos que afectan al colectivo y que se permita pagar las cotizaciones de forma trimestral o semestral, según el caso.

Sobre qué impresiones percibió que captaron en sus interlocutores esas peticiones, Lorenzo Amor explica que “a veces hay un desconocimiento importante de la clase política en general (no voy a decir de uno u otro en concreto) pero, desgraciadamente, ese desconocimiento también lo hay en el día a día por parte de muchas personas y técnicos de la Administración”.

Dicho esto, apunta que “hoy, 22 de febrero, cualquier autónomo que se da de alta tiene que pagar los 21 días que han pasado del mes y, si un autónomo se da de baja, tiene que pagar los 7 días que restan (sin trabajarlos)” y lamenta que “éstas son las cosas que vienen pasando desde 1967, y no ha habido todavía ningún político con la gallardía de cambiar el sistema”.

Señala, en este sentido, que “a veces se vende humo, y lo que hay que hacer es convertir las cosas en ágiles y fáciles; en el siglo XXI, en el mundo de las nuevas tecnologías, debe ser posible que un autónomo se pueda dar de alta inmediatamente en el día y que, cause baja en el preciso momento en que causa baja; el día que los políticos empiecen por cambiar estas cosas, tan ágiles y tan sencillas, pues empezaremos a tener credibilidad en ellos”.

‘Falso Autónomo’: “Se generó una figura que está muy concentrada en el sector del transporte, de los seguros y de los agentes comerciales (que es el TRADE) pero, bajo esa figura, se han ido amparando formas encubiertas de trabajo asalariado; si no se dota a la Inspección de Trabajo de mecanismos para actuar y si se protege a la empresa frente al autónomo… estos son los problemas que hay”

Sobre la figura de los ‘falsos autónomos’ y lacras como el fraude y la economía sumergida, el presidente de ATA manifiesta que “la figura del ‘falso autónomo’ antes se concentraba en el sector de la construcción, y hoy los vemos en sectores profesionales (que es donde se están concentrando), pero está muy concreto dónde se da el ‘falso autónomo’ y, como está muy concreto, lo que hay que hacer es ir a perseguir y castigar ese fraude de ley en esos servicios en los que se sabe que está”, algo que será posible “cuando se permita que la Inspección de Trabajo pueda actuar, en el momento en que se normalice la figura del ‘trabajador autónomo económicamente dependiente’ y no sea necesario un contrato, etc.; el problema es que se generó una figura que está muy concentrada en el sector del transporte, de los seguros y de los agentes comerciales (que es el TRADE) pero, bajo esa figura, se han ido amparando formas encubiertas de trabajo asalariado; si no se dota a la Inspección de Trabajo de mecanismos para actuar y si se protege a la empresa frente al autónomo… estos son los problemas que hay”.

Problema con el que, reitera, es posible acabar “siempre que haya voluntad política, y es tan sencillo como facilitando que actúe la Inspección de Trabajo y permitiendo que no tengan por qué haber un contrato mercantil: cuando se pueda demostrar que hay una relación prácticamente de ‘exclusividad’ donde el 75% depende de una empresa, pues puede acogerse bajo la figura del TRADE; en el momento que eso ocurra, no les interesará a las empresas contratar bajo un contrato mercantil lo que es ésa relación laboral”, explica.

“El fracaso más grande de la política sería tener que ir a unas nuevas Elecciones y que Partidos con el respaldo que han tenido no sepan ponerse de acuerdo por el bien de los ciudadanos”

A día de hoy, y bajo la situación que hay en el país, ¿Lorenzo Amor considera que es mejor para España que se llegue a un pacto que facilite la creación de un Gobierno o que se convoquen nuevas Elecciones Generales?

Recuerda, para contestar, que mañana se cumplen 35 años del Golpe de Estado del ‘23-F’ y refiere que descubrió que en aquel momento “había unos políticos con una capacidad de diálogo y de sacar el país para adelante a pesar de las dificultades y de quien quería imponer su voluntad”.

Dicho esto, subraya que ya le gustaría “que, a día de hoy, recobráramos aquellos momentos, aquella ‘altura de miras’ que había en los Pactos de la Moncloa, la que hubo cuando se redactó la Constitución o la de aquel ‘23-F’, donde políticos de signos antagónicos, fueron capaces de unirse para decir ‘basta’ y para caminar (en un momento muy duro) hacia lo que fue la Transición democrática en nuestro país”.

Para Lorenzo Amor, “el fracaso más grande de la política sería tener que ir a unas nuevas Elecciones y que Partidos con el respaldo que han tenido no sepan ponerse de acuerdo por el bien de los ciudadanos; pero a veces parece que en política se piensa más en los Partidos políticos que en el propio ciudadanos; yo digo que los Partidos, en la política, en ‘máquinas de contratar a gente’, y también de despedir”, concluye.

Pueden escuchar al completo, si lo desean, esta entrevista telefónica protagonizada por Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos -ATA-, mediante el archivo de audio que acompaña a este texto.