En lo que respecta a la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos del Campus albaceteño, su decana comienza avanzándonos que en este curso académico 2017/2018, “sorprendentemente”, se ha incrementado el número de alumnos matriculados. A pesar de asegurar que muchas veces esta titulación “pasa desapercibida”, señala que “entre el Grado de Relaciones Laborales y los postgrados” se ha alcanzado una “matrícula récord de unos 140 alumnos interesados”.

Mª José Romero pone en valor que son “una Facultad ‘motorizada’” que, desde que arrancó el presente curso el pasado septiembre hasta ahora, ha logrado que pasen por sus aulas “más de 1.600 personas” que han acudido “a formarse en aspectos de relevancia en el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social”; todo ello, gracias a un ‘aula-empresa’ dedicada en exclusiva “a analizar y estudiar las Reformas Laborales y de Seguridad Social acaecidas en este marco normativo”, un aula que ha sido posible “gracias a la colaboración económica de Comisiones Obreras” y que permite que esta Facultad “sea el ‘centro neurálgico’ de las Relaciones Laborales en Castilla-La Mancha y, me aventuro a decir (y no exageradamente) que también en el plano nacional”, afirma.

Romero da el valor que merece al hecho de que el compromiso del colectivo de trabajadores al que representa es “formar el capital humano indispensable en la vanguardia del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y también en la Estrategia Empresarial; son dos caras de una misma moneda que tiene una actualización en el plano económico, político, social, sindical, empresarial… de primera magnitud”.

Señalaba la ‘sorpresa’ ante el incremento de matriculaciones de cara al presente curso porque Mª José nos cuenta que hasta ahora los alumnos procedentes de 2º de Bachiller que acudían interesados de cursar estos estudios “eran menos”; Romero relata que “en general, había bajado el índice de matriculación de alumnos de Grado” y que también influye mucho “la competencia por parte de otras Universidades del país que pueden quizá ofertar Títulos que, bajo la apariencia de la modernidad, de la tecnología, de la moda… puedan ser más ‘atractivos’ que el nuestro”; frente a eso, subraya que desde la se viene desempeñando “una apuesta clara y permanente en la información de lo que hacemos y de lo que somos, de manera constante, a través de los Planes de Estudios y hemos tenido una respuesta positiva subiendo en matrícula (y no lo hacíamos desde algunos cursos académicos)”, reitera.

“Las Relaciones Laborales y los Recursos Humanos están de moda, sobre todo, porque las Relaciones Laborales se han visto modificadas enormemente y supone una ‘jungla’ normativa lo que existe en el ámbito…”

Romero es consciente de que “las Relaciones Laborales y los Recursos Humanos están de moda, sobre todo, porque las Relaciones Laborales se han visto modificadas enormemente y supone una ‘jungla’ normativa lo que existe en el ámbito… y las empresas demandan profesionales que conozcan las Relaciones Laborales, que conozcan la Seguridad Social y que, además, combinen la Estrategia Empresarial; nuestra Titulación percibe las Relaciones Laborales de forma interdisciplinar (se estudia Sociología, Economía, Historia, Recursos Humanos, Ecología…), de modo que da una apreciación de conjunto muy amplia”.

A todo eso, la decana de la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos del Campus de Albacete añade que estos estudios, además, “tienen una profesión reglada que está desempeñando un papel muy importante de cara al asesoramiento legal, técnico, fiscal, administrativo, de Seguridad Social… Es la profesión de Graduados Sociales, que data de 1925 y que, dados los últimos acontecimientos (tanto del como del de Trabajo), están incorporando nuevas competencias a esta Titulación, lo que sirve de base para que muchos alumnos se decanten por ella”.

En este sentido, ahonda en que estos jóvenes “tienen la posibilidad de ser emprendedores del Derecho del Trabajo y la Seguridad Social: pueden crear su propia empresa, su propia asesoría de Seguridad Social o incluso de selección de personal atendiendo al marco competencial de la Titulación; además, pueden crear sus propias empresas sin tener que pedir asesoramiento externo porque todas estas cuestiones se estudian profundamente”.

“Hay una regresión de derechos sociales producidos por la primera crisis económica que luego se ha convertido en financiera llevando a multitud de reformas…”

Mª José Romero no vacila ni un segundo al asegurar que “sin ninguna duda” ha habido regresión en materia de Relaciones Laborales en nuestro país: “Hay una regresión de derechos sociales producidos por la primera crisis económica que luego se ha convertido en financiera llevando a multitud de reformas (como la Reforma Laboral de 2012, o como la Reforma de la Asistencia Sanitaria, o la de las Pensiones, o la Laboral en materia de contratación y de negociación colectiva…); todas esas reformas forman parte de los contenidos docentes de cada una de nuestras asignaturas; la vanguardia del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social se produce en esta Titulación y los primeros que tenemos que ponernos al día somos los profesores para impartir esta docencia con el conocimiento de las reformas acaecidas”.

Sobre si es posible saber aproximadamente el tiempo que podría llevarnos recuperar todo lo perdido durante esa ‘regresión’ de derechos en la realidad laboral española, Romero desea que “ojalá fuera breve”, si bien no obvia que “los derechos conquistados y perdidos (la historia lo dice) son muy difíciles de recuperar, pero no es imposible”; dicho esto, señala que “es la ciudadanía la que puede, de forma conjunta y participativa, provocar ese cambio”.

La Facultad prepara la segunda edición del Título de Experto en Gestión de la Incapacidad Temporal e Incapacidad Permanente, “dos prestaciones que provocan muchísimos problemas y muchísima conflictividad en la actualidad”

La Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos del Campus Universitario albaceteño de la UCLM está perfilando la segunda edición del Título de Experto en Gestión de la Incapacidad Temporal e Incapacidad Permanente. El plazo de preinscripción está abierto hasta este próximo 28 de febrero y será un postgrado de modalidad on-line que se estructurará en cinco módulos a lo largo de los cuales se estudiará el concepto de incapacidad temporal, así como sus elementos; el origen común o profesional de la prestación; los requisitos de acceso al subsidio económico; el contenido de la prestación y su cálculo; y los aspectos relativos al nacimiento y extinción de dicha incapacidad, con especial tratamiento en las destacadas reformas legales sobre la materia.

Mª José nos cuenta que el curso se enfoca en la gestión de esas “dos prestaciones que provocan muchísimos problemas y muchísima conflictividad en la actualidad: la incapacidad temporal es una de las prestaciones de la Seguridad Social que más se produce en los trabajadores ante enfermedades, ante accidentes de trabajo… sin embargo, las últimas modificaciones legales han hecho difícil la comprensión y la gestión de ese tipo de prestación, por tanto, una de las ideas que nos llevaba como Facultad a poner en marcha este Tíulo de Experto (que fue el primero en España) era la de explicar los problemas normativos de gestión y jurisprudenciales en torno a estas prestaciones”.

Sobre la incapacidad permanente, señala que “es una de las prestaciones más conflictivas en los Tribunales del orden social” y, en términos generales sobre este Título, Mª José subraya que en la primera edición llamó la atención la destacada presencia entre los asistentes de “alumnos vinculados al sector sanitario (médicos, enfermeros, asistentes sociales, personal del SESCAM) atendiendo precisamente a esa panoplia de reformas a través de diferentes módulos de las incapacidades temporales en función de la duración, porque tanto el enfermo como el médico de Atención Primaria tienen que saber cuáles son sus competencias o cuáles son sus obligaciones respecto a la gestión de esa incapacidad temporal al haberse trasladado una parte de la gestión de la incapacidad al médico de Atención Primaria en los primeros doce meses (en los siguientes meses, aparecen ya en la gestión los Servicios de la Inspección Médica, y es muy complejo…)”. Una cita de la que también avanza que han tenido (y desde todos los lugares de España) “una aceptación de casi 50 personas, cifra importante para ser un Título de Experto”.

Romero señala que las normativas que afectan a estas ‘complejas’ prestaciones proceden “del propio Ejecutivo y del propio Legislativo atendiendo, en el caso de la incapacidad temporal, a que consideran que hay muchos trabajadores en esta situación y que, por tanto, hay una cierta sospecha de fraude… pero el fraude se puede combatir de otras formas, no incrementando los requisitos ni obstaculizando la gestión de una prestación que hasta el momento no había tenido ningún tipo de lagunas o de problemas interpretativos; no es competencia de nosotros establecer cambios normativos, pero sí que desde el punto de vista de la docencia intentamos reflexionar para determinar cuáles son los elementos objetivos indispensables para gestionar este tipo de prestaciones”, apunta.

“Es necesaria una Ley que determine en todos los sectores y ámbitos de producción la consideración de que la brecha salarial (que está en torno al 23%) se elimine como una práctica discriminatoria”

Conversando sobre otro problema social al que se están dirigiendo en los últimos meses buena parte de los discursos, el de la brecha salarial, Romero ahonda en que esto es algo que se puede atajar desde varios puntos de vista: “Hay una propuesta legislativa sobre una Ley que permita la igualdad salarial entre mujeres y hombres; se pueden establecer mecanismos a través de la negociación colectiva que establezcan con carácter general y específico que trabajo de igual valor conlleva igual retribución entre hombres y mujeres; igualmente cabe la posibilidad de que ante situaciones que se produzcan en la empresa, la representación sindical y los delegados sindicales sean claves para denunciar este tipo de discriminaciones; y también está la Inspección de Trabajo”, indica.

En este sentido, Mª José Romero ve necesaria “una Ley que determine en todos los sectores y ámbitos de producción la consideración de que la brecha salarial (que está en torno al 23%) se elimine como una práctica discriminatoria”. En cualquier caso, este 2018 es un año previsiblemente “de gran sensibilidad social hacia la igualdad, el empoderamiento de la mujer, el feminismo…” pero, como bien recuerda la decana de la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos del Campus de Albacete, los Planes de Igualdad sólo son obligatorios “para aquellas empresas de más de 250 trabajadores y trabajadoras (o bien para las de menos de esa cifra pero que hayan sido ya sancionadas expresamente y hayan sido obligadas a realizar un Plan de Igualdad).

La cuestión es, ¿qué ocurre en las empresas pequeñas (la enorme mayoría -el 98%- de las que componen nuestro tejido productivo)? “Debe haber una mayor sensibilidad social, ya que es una voluntad por parte del empresario y por parte de los trabajadores; no es un coste adicional a la empresa el tener un Plan de Igualdad, un Protocolo de Igualdad o algún tipo de acuerdo que permita incorporar medidas de igualdad, no es un coste”, reitera.

“La austeridad de la crisis conlleva a un alto grado de precariedad en las mujeres en la salida de la crisis”

En torno a otras cuestiones de gran calado social como medidas de conciliación y corresponsabilidad de la vida familiar, laboral y personal, Romero señala que “todos los años nuestra planificación docente se completa con jornadas en temas de igualdad”, hecho que aprovecha para avanzar que precisamente “la Facultad acaba de cerrar una jornada para el día 8 de marzo amparada en el aula de estudios ‘Igualdad y Género: Lola Martínez‘ que se ha constituido recientemente en la Facultad y que versará sobre la discriminación salarial de la mujer, con Mª Luisa Segoviano como ponente (Magistrada del )”.

Junto a esto, nos cuenta que se abordará en otra Mesa Redonda “cómo afectan las políticas de austeridad y los recortes a la mujer, una ponencia transversal que impartirá la eurodiputada Paloma López el 8 de marzo”. En este sentido, Romero profundiza en que “hay profesiones y servicios fuertemente feminizados (en la Educación, la Sanidad, la Dependencia…); todo el anclaje de los cuidados siempre (desgraciadamente) va en femenino, lo que ha hecho que sean las mujeres las más afectadas por los recortes y que, cuando se sale de la crisis, las mujeres sean más demandadas para insertarse en el mercado laboral con contratos a tiempo parcial: a consecuencia de esto, cotizan menos, cobran menos y sus pensiones son menores… de modo que la austeridad de la crisis conlleva a un alto grado de precariedad en las mujeres en la salida de la crisis”, explica.

Realidades sociales que han llegado de la mano de la época económica y financieramente complicada y que no siempre afectan de manera desigual a las mujeres con respecto a los hombres; por ejemplo, también se han sufrido muchas privatizaciones o externalizaciones de Servicios por parte de las diferentes Administraciones Públicas que han derivado en el abaratamiento de costes por parte de las contratas y subcontratas que, en la mayor parte de los casos, son a costa de los derechos y de las condiciones de los trabajadores: “Si no existe un convenio colectivo que haga Ley sus condiciones de trabajo, efectivamente, esas condiciones laborales de los trabajadores se ven mermadas (pero por igual, hombres y mujeres)”, señala la decana.

“La Seguridad Social es universal y no se puede privatizar”; la decana de la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos llama a la tranquilidad sobre las pensiones en nuestro país y alerta de mensajes de economistas que pueden resultar interesados y que carecen de los conocimientos necesarios en Seguridad Social

También reflexionamos con Mª José Romero sobre una de esas preocupaciones que, no por reiterativa, deja de ser importante a nivel social (y cada vez más) entre los ciudadanos: el tema de las pensiones.

Sobre el aspecto académico, ahonda en que “precisamente en nuestros estudios es en los que más Derecho de Seguridad Social se imparte” conocimientos que, por tanto, permiten el correcto análisis y estudio de estas situaciones. Alude, por ejemplo, a “la noticia de que la ha manifestado públicamente la necesidad de incorporar planes privados inmediatamente en las empresas ante el problema de que no va a haber dinero para las pensiones… pero ése es un razonamiento totalmente falso: esa noticia la explicaba un economista, y los Planes de Estudio de Economía (de A.D.E. en algunas Universidades) no estudian Seguridad Social: la Seguridad Social con mayor capacidad de créditos se estudia en Relaciones Laborales” pone en valor justamente porque, además, es una de las asignaturas que ella misma imparte.

Mª José avanza que “el tema de las pensiones va a ser objeto de análisis en unas jornadas que estamos organizando en la Facultad para establecer jurídicamente y con argumentos y principios de la Seguridad Social, que la Seguridad Social es universal y que no se puede privatizar”, manifestándose “totalmente en contra” de esos grandes titulares que apuntan a la necesidad de hacer planes privados de pensiones porque éstas se van a acabar…

“Los alumnos de Relaciones Laborales salen de la Facultad sabiendo que la Seguridad Social es una institución constitucional que debe ser garantizada por los poderes públicos y que existen otras fuentes de financiación (que es lo que habrá que analizar…)” indica, señalando la necesidad de “establecer el Pacto de que es a través del cual se debe resolver todo este tipo de cuestiones, y analizar una reforma sobre la base de mejorar las prestaciones y hacerlas más sostenibles, no sobre la base de dejar las pensiones públicas como mínimas: la Constitución española dice que los poderes públicos garantizarán unas pensiones suficientes, no mínimas; sin embargo, instituciones y determinados colectivos (como la OCDE) vienen a señalar que la Seguridad Social no va a poder garantizar las pensiones… pero si eso ocurre, los poderes públicos están obligados a financiar las pensiones con otras fuentes”.

Romero afirma que, ante esto, “hay un problema político, hay un problema económico y hay un problema de conocimiento” y recuerda que “la última reforma acaecida en materia de pensiones va a tener sus consecuencias a partir del 1 de enero de 2019 porque todavía no ha entrado en vigor el factor de sostenibilidad de las pensiones, sino tan sólo el elemento de revalorización que ya no es según el IPC sino por el 0’25%, con lo que estamos viendo cómo nuestros pensionistas (con las pensiones más bajas de toda Europa) están perdiendo poder adquisitivo varios años consecutivos”, explica ante un problema, sin duda, complejo, fundamental e interesante.

El Plan de Estrategia de la UCLM ya trabaja para conseguir una financiación “adecuada y suficiente”

Para finalizar, abordamos la situación general que atraviesa la , inmersa desde hace tiempo en complicadas realidades económicas tras los enormes ajustes y recortes sufridos a raíz de la crisis.

Mª José Romero nos cuenta que forma parte del equipo de docentes que ya trabajan en la definición de la Estrategia que podría dar lugar al contrato-programa demandando entre la UCLM y el para dotar a la la financiación suficiente para ser viable.

“Todavía no tenemos las conclusiones definitivas que, probablemente, se den a conocer a la población a finales de febrero con los diferentes Órganos que tienen que pasar por el control y la aprobación; lo que se está intentando es hacer el diseño de una Universidad competitiva, innovadora y que pueda ser financiada por el Gobierno de la región” explica.

Romero ahonda que el problema no de la UCLM con el Gobierno actual, sino que “es un problema que data del año 2012 cuando, con la crisis económica y la crisis financiera, se producen unos recortes a nivel nacional en todas las Universidades del país pero que, en el caso de la UCLM, son mayores que en el resto de las Universidades públicas vecinas (un 38% más); la asfixia fue tremenda y permanente durante años consecutivos y cuesta remontar una situación generalizada a nivel nacional que obliga (con independencia a lo que salga de este Plan de Estrategia) a tener un pacto nacional con el para poder sentar las bases de una financiación pública suficiente y adecuada”.

A través de este Plan de Estrategia, Romero nos explica que se está haciendo “una baraja completa con muchísimas cartas y, cuando se presente a la Junta de Comunidades, ésta (atendiendo a sus criterios objetivos, presupuestos o ideas) puede coger la baraja entera o tomar las cartas que más le gusten…”. En todo caso, subraya que “esto es necesario, urgente, porque de ello depende nuestra financiación y, unido al Plan de Estrategia, va un contrato-programa que urge porque, por ejemplo, en lo que respecta a mi Facultad puedo decir que tiene muchísima actividad académica y que el presupuesto se ha visto reducido en los últimos años un 40%…”.

Situaciones muy límites que, nos cuenta, han podido ir solventándose “buscando vías de financiación externas: hemos constituido ese aula-empresa de Comisiones Obreras por lo que el sindicato ingresa a la Universidad una cantidad de dinero y, recientemente, hemos constituido un aula-empresa Igualdad y Género: , con la empresa y con una editorial (Bomarzo)… son fuentes de financiación que nos permiten seguir trabajando y retener el talento que es lo que a la larga se persigue”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista a la decana de la Facultad de Relaciones Laborales y Recursos Humanos del Campus Universitario albaceteño de la UCLM, M José Romero, a través del vídeo que acompaña a este texto.