Presupuestos del para 2011

Durante la entrevista concedida al Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, se ha referido al Proyecto de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2011, señalando que las cuentas públicas del próximo año serán todavía más austeros que las del ejercicio anterior con el objetivo de conseguir una mayor estabilidad presupuestaria, crear puestos de trabajo y reactivar la economía.

En este sentido, apuntaba que el Gobierno regional gestionará un presupuesto que asciende a 8.616 millones de euros, lo que supone un 5 por ciento menos que en 2010, (excluyendo ya la participación en los Impuestos del Estado de los Ayuntamientos).

María Luisa Araújo explicaba que en los primeros años de la crisis, el esfuerzo presupuestario fue encaminado a paliar el impacto de la crisis y dinamizar la economía, impulsando para ello las inversiones en el área social y en las inversiones públicas, apoyando además a las y (PYMES) para que generen riqueza y puestos de trabajo. “Una situación justificada que nos podíamos permitir”, añadía.

En estos momentos, la situación económica es diferente, con sectores en los que ya se aprecia un buen comportamiento como es el caso del exterior, con un año en el que las exportaciones ofrecen datos positivos para C-LM, así como los sectores industrial, servicio o comercio, donde se han producido importantes mejoras. “La economía está empezando a tomar el relevo y la obligación del es intentar contribuir a generar confianza”, añadía.

Además señalaba que es necesario reducir el déficit presupuestario de los próximos años para conseguir una mayor estabilidad. Un objetivo en el que, según apuntaba, ya está trabajando el Ejecutivo castellano-manchego.

Para conseguir este reto, la consejera de Economía y Hacienda explicaba que el Gobierno regional llevará a cabo un esfuerzo de contención en 2011, reduciendo el déficit del 2,4 por ciento de 2010 a un 1,3 por ciento el próximo año, tal y como se ha acordado por el conjunto de las Comunidades Autónomas en el seno del Fiscal y Financiera.

De este modo, en 2011 se conseguirá un déficit de 470 millones de euros cuando en el presente año es de más de 1.100, lo que se traduce en una disminución de más del 57 por ciento respecto al presupuestado en el ejercicio anterior.

En relación a la financiación de la deuda pública del , la Consejera apuntaba que a pesar de las dificultades que presenta la situación económica actual, lo cierto es que existen mejores condiciones para las Administraciones públicas en cuanto a tipos de interés se refiere.

En el caso de la región, María Luisa Araújo recordaba que en este ejercicio se ha ofrecido una emisión de deuda pública en el mercado internacional con un resultado más que positivo, ya que en dos horas tenían el doble de peticiones de la cantidad ofertada, “por lo que podríamos decir que el mercado financiero internacional sigue confiando en Castilla-La Mancha”.

Un hecho sin duda importante a la hora de salir fortalecidos de la actual crisis económica.

Servicios esenciales de calidad

El Gobierno de C-LM realizará “un gran esfuerzo de contención, de ahorro y de austeridad” en los Presupuestos del próximo año, sin que esto suponga ninguna merma en las partidas relacionadas con los Servicios Sociales, la Educación pública y la Sanidad.

Para cumplir este objetivo, en 2011 se destinarán 5.527 millones de euros a estos servicios esenciales, destacando un incremento del 78 por ciento en el presupuesto dedicado a Sanidad, Educación y Protección Social. Unos servicios que se convertirán en un derecho ciudadano a través de la aprobación del proyecto de Ley de Servicios Sociales de Castilla-La Mancha.

En cuanto a los gastos, todas las Consejerías y Organismos Autónomos reducen su presupuesto alrededor del 10 por ciento, excepto algunas áreas prioritarias como Salud y Bienestar Social, que lo reduce en algo más de un 2 por ciento; el SESCAM, en casi el 4 por ciento; Educación, sólo un 4,7 por ciento y el SEPECAM un 1,8 por ciento.

También se contempla contención en los gastos de personal, que disminuyen en más de un 6 por ciento, así como en las inversiones y transferencias de capital, que descienden un 9,6 por ciento.

En relación a la utilidad de estos Presupuestos como motor para el crecimiento económico de la región, Araújo explicaba que han tenido que ajustar el marco de ayudas, subvenciones e inversiones públicas. A pesar de ello, sostiene que en 2011 la inversión será un 11 por ciento superior a la realizada al inicio de la legislatura, situándose en los 2.906 millones de euros, lo que equivale al 8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la región. De este modo, se garantizará la puesta en marcha de todos aquellos proyectos que garanticen una mejor posición de la región en el futuro.

En lo que respecta a los ingresos, la Vicepresidenta señalaba que previsiblemente seguirá registrándose una disminución en la recaudación.

En los tributos propios, la caída será cercana al 4 por ciento sobre el presupuesto de 2010, destacando un descenso de las entregas a cuenta del sistema de financiación.

A pesar de ello, Araújo confirmaba que no se subirán los impuestos ni se suprimirán ninguno de los beneficios fiscales puestos en marcha esta legislatura, produciéndose un ahorro de 190 millones de euros en 2011.

En definitiva, los Presupuestos de la Junta para 2011 reflejan las prioridades y actuaciones que se contemplan en el Pacto por Castilla-La Mancha articulándose en torno a tres principios: el impulso a la actividad económica para contrarrestar los efectos de las perturbaciones exteriores y reforzar la economía a medio y largo plazo; la profundización en la solidaridad social de la región; y la contención del gasto en su aspecto de funcionamiento, sin que se vean afectados los servicios que se prestan al ciudadano.

“Los PGE contribuyen y están pensados para generar confianza en los mercados financieros”

La consejera de Economía y Hacienda se ha referido además a la confección de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año. En relación a la reducción del déficit público en un 6 por ciento del Producto Interior Bruto y a la creación de 40.000 puestos de trabajo que se ha marcado como objetivos prioritarios el , María Luisa Araújo señalaba que el Presupuesto no puede generar empleos pero sí ayudar a crear las condiciones más favorables para que los empresarios puedan crear puestos de trabajo y riqueza en este País.

En este sentido apuntaba que los PGE contribuyen a conseguir este objetivo porque “están pensados para generar confianza en los mercados financieros, presentando unas cuentas públicas muy austeras y ajustadas en materia de déficit y de endeudamiento”.

Prueba de ello es la valoración tan positiva realizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la gestión que España está llevando a cabo en plena crisis financiera, ayudando de este modo a las diferentes Administraciones Públicas a conseguir financiación de un modo más fácil y en mejores condiciones.

Como responsable de la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Castilla-La Mancha, señalaba que “a mí me gustaría que los PGE fueran un instrumento más útil para el desarrollo de nuestra región, en la medida en la que tuvieran un mayor volumen de inversiones públicas”. Para conseguir este objetivo, María Luisa Araújo aseguraba que los diputados y senadores del PSOE trabajarán para que en el proceso de enmiendas se contemple un reflejo presupuestario adecuado para la puesta en marcha de aquellos proyectos estratégicos para el desarrollo de la región.

Principales ejes presupuestarios y políticos

En lo que respecta a las diferentes áreas, las de carácter social disminuyen por debajo de la media, un 4,5 por ciento, produciéndose la menor reducción en el apartado de Familia y Asuntos Sociales, con un 1,26 por ciento.

También las menores caídas se registrarán en Empleo, Mujer y Juventud (un 4 por ciento), y en I+D, un 5,2 por ciento menos. Los programas de “Protección y Promoción social” descienden un 1,6 por ciento; “Medio Ambiente y Agua”, un 1,7 por ciento; mientras que “Sanidad” y “Promoción Empresarial y Empleo”, se reducen respectivamente un 4,3 y un 4,6 por ciento.

En 2011, el Gobierno regional dedicará más de 1.963 millones de euros a Educación, finalizando esta Legislatura con 315 millones de euros más, lo que supone un incremento del 19 por ciento en el presupuesto.

En Sanidad, la partida se ha incrementado desde 2007 en 335 millones de euros, destinándose en 2011 un total de 2.693 millones de euros, por lo que en esta legislatura habrá crecido más de un 14 por ciento. Los Servicios Sociales tendrán un presupuesto de 871 millones de euros, aumentandose en un 35,5 por ciento desde 2007. Un hecho que permite a C-LM ser la región que más porcentaje dedica a la atención a personas mayores en relación a su PIB.

Las políticas de lucha contra la crisis están orientadas a la atención al empleo, dedicando 316 millones de euros en 2011 a estas políticas, lo que implica un crecimiento a lo largo de la legislatura de más de 48 millones de euros, lo que supone un incremento del 18 por ciento.

En materia de internacionalización, a través del Instituto de Promoción Exterior, se pasará de los 5 a los 7 millones de euros en estos cuatro años, mientras que los recursos destinados a la I+D+i se incrementarán en un 27 por ciento.

Plan Excepcional de Apoyo a PYMES

La vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, María Luisa Araújo, señalaba que para que los empresarios puedan generar puestos de trabajo y riqueza en la región, es necesario crear un clima de confianza y estabilidad, recordando que el principal problema de las PYMES, sobre todo en tiempos de crisis, es la financiación.

Por este motivo, desde el Gobierno regional, dentro del pequeño margen de actuación que tienen en este sentido, están trabajando para ayudar a los empresarios con la puesta en marcha de un Plan Excepcional de Apoyo a Pequeñas y Medianas Empresas, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM), dotado presupuestariamente con casi 150 millones de euros.

Entre las medidas que incorpora, destaca la línea ICO-Liquidez para conseguir que les sea más interesante a las entidades financieras conceder préstamos a los emprendedores de Castilla-La Mancha, poniendo además en marcha nuevas fórmulas de financiación y concediendo préstamos participativos de hasta 30 millones de euros, reforzando la posibilidad de dar avales de la , Aval Castilla-La Mancha. Además, la consejera de Economía señalaba que para ayudar al tejido empresarial a mejorar su situación, a lo largo de esta legislatura la Junta transferirá 6.444 millones de euros, permitiendo a 7.100 empresas invertir, innovar, mejorar su competitividad y apostar por la calidad.

150 millones de euros para infraestructuras

En relación a las inversiones productivas que el Gobierno regional destinará a la provincia de Albacete el próximo año, la Vicepresidenta señalaba que ascienden a 255 millones de euros, lo que significa un 2,8 por ciento más que en el ejercicio anterior.

En este sentido apuntaba que la partida que cuenta con una mayor dotación presupuestaria es la de infraestructuras, con una inversión cercana a los 150 millones de euros: algo más de 95 a carreteras y autovías (un 35,4 por ciento más que en el ejercicio 2010); 45 millones de euros a infraestructura hidráulica; y 9 a vivienda.

En materia de carreteras, Araújo destacaba algunos de los proyectos más importantes que se contemplan.

Entre ellos, la Autovía de los Llanos, con 2 millones de euros, la Carretera Villarrobledo-Ossa de Montiel con 2 millones de euros, así como el acondicionamiento de la CM 3210 Pozohondo-Pozocañada.

Además, se van invertir 37,7 millones de euros para la redacción del proyecto y la obra de la autovía del Júcar (Tramo II-Subtr.6 Madrigueras-Albacete), así como inversiones en el refuerzo de 17 carreteras, entre las que se encuentran la CM 3126 Vianos-Paterna, con 5,3 millones de euros, o la CM-3206 Elche-Yeste, con más de 4 millones de euros.

En infraestructura hidráulica, se realizarán actuaciones en materia de abastecimiento y depuración en todas las comarcas de la provincia, con una dotación de 45 millones de euros, destacando además las actuaciones que se van a llevar a cabo en 15 nuevas vías de comunicación, a lo largo de 250 kilómetros de la red regional de la provincia de Albacete por valor de 37 millones de euros.

En vivienda se invertirán 9 millones de euros, destacando la ejecución de una promoción de 213 Viviendas de Protección Oficial en Albacete y otras 13 más en Liétor.

Por lo que se refiere a los servicios esenciales, en Salud y Bienestar Social se destinarán casi 46 millones de euros.

En esta área destacan las inversiones del SESCAM con 15,5 millones de euros para la redacción y las obras del plan director del Hospital de Albacete, y 1,46 millones para las obras de ampliación del Hospital de Hellín. En relación a los Consultorios Locales y Centros de Salud, se realizarán actuaciones por importe de 23,5 millones destacando el proyecto y construcción del Centro de Salud de Balazote y Caudete, así como el Centro de Salud y Gerencia de Atención Primaria y Oficina Principal de Prestación de Albacete, el Centro de Salud Albacete 9 y el 10. También en Hellín se destinarán 500.000 euros al Centro de discapacitados psíquicos.

Araújo señalaba que se van a invertir más de 26,5 millones de euros en infraestructura educativa, cultural y deportiva, destacando la construcción de 50 alojamientos protegidos universitarios en Albacete, sin olvidar los 13 millones que irán a parar a distintos Colegios e Institutos de Educación Secundaria de la provincia. También se invertirán 2,6 millones en la construcción de la venta en la vía Verde Las Alamedas y más de 9 millones de euros en el aparcadero de Hellín.

En inversiones industriales, se destinarán 18,2 millones de euros a los polígonos industriales de Tarazona de la Mancha, Fuente Álamo, Villarrobledo y Casas Ibáñez.

Más de 92.000 empleos perdidos en C-LM por la crisis

La consejera de Economía y Hacienda se ha referido además al problema del desempleo que registra la región, teniendo en cuenta que desde que comenzó la crisis económica hasta el pasado mes de septiembre de 2010, en Castilla-La Mancha se han perdido 92.518 puestos de trabajo, la mayoría procedentes del sector de la construcción, pasando de 95.955 parados a 187.473 en sólo tres años.

Para recuperar los niveles de empleo que existían en 2007, María Luisa Araújo señalaba que “plantearse como objetivo llegar a ese nivel es muy ambicioso”, ya que en ese año se registraron cotas históricas de empleo.

Al margen de estos datos, destacaba que en el pasado mes de septiembre, la región se ha convertido en referente nacional por haber descendido el número de desempleados en cerca de 6.000 personas.

Evolución económica

Además de descender el porcentaje de desempleados, Araújo señalaba que la situación económica de C-LM durante 2010 presenta signos de mejoría en otros indicadores tan significativos como son la natalidad empresarial (aumentando la creación de empresas en junio de este año un 10,2 por ciento con respecto al mismo mes de 2009), así como la cifra de negocios, la inversión extranjera o el índice de producción industrial, gracias a los mecanismos puestos en marcha desde el Pacto por Castilla-La Mancha, hace hace ya un año.

“El empleo no lo puede crear una Reforma Laboral ni el Presupuesto de ningún gobierno”

En relación a la Reforma Laboral propuesta por el Gobierno de Zapatero, la consejera de Economía y Hacienda, señalaba que le habría gustado que este texto contara con un gran consenso social y político, y aunque no ha sido así sostiene que “el Gobierno ha actuado responsablemente poniendo en marcha una de las grandes reformas que tenía pendiente el País”.

En su opinión, “a España le faltaba un impulso en esta materia”, aclarando que “los puestos de trabajo no se crean por Ley, por lo que ni ésta ni ninguna otra reforma laboral iba a crear empleo, eso lo harán los empresarios, y si hay un consenso sobre el desarrollo de la reforma contribuiremos a crear el clima de confianza que a su vez permita crear puestos de trabajo”.

Según explicaba, aunque la Ley está aprobada todavía falta articularla. Un proceso que aún no está agotado donde “debe haber un margen de diálogo con los sindicatos, empresarios y con el resto de partidos políticos para conseguir el mayor consenso posible”. En este sentido, Araújo ponía en valor el esfuerzo realizado por el presidente Barreda en materia económica y social para conseguir una cohesión social en la región, como demuestra el Pacto por Castilla-La Mancha. La Consejera señalaba que mantener un clima de diálogo social es complicado, porque los intereses suelen ser contrarios, pero “en la región hemos comprobado que cuando trabajamos de la mano, nos va mejor a todos, por lo que hay que hacer un esfuerzo de cesión de intereses personales en beneficio de los colectivos”.

En cuanto a la posible reforma de las pensiones, Araújo apuesta por acercar la edad real de jubilación a la edad legal, antes que alargar la vida laboral hasta los 67 años, al considerar que no deberían producirse prejubilaciones en algunos ámbitos.

El futuro de los sectores estratégicos de C-LM

La Consejera apuntaba que el sector de la construcción y la industria auxiliar de la construcción han sido tradicionalmente muy importantes para Castilla-La Mancha, al tiempo que reconocía que han estado muy sobredimensionado en los últimos años, construyéndose más de lo que la demanda era capaz de absorber. A pesar de ello, sostiene que “una parte de los desempleados que han salido de este sector, volverán a la construcción”, gracias al equilibrio que debe imperar en este ámbito.

Desde el Gobierno regional están trabajando, vía Presupuestos, para suplir la falta de actividad de la iniciativa privada dentro del sector de la construcción, licitando para ello un elevado volumen de obra pública, tanto en carreteras y autovías como en infraestructuras sanitarias, educativas y sociales.

Un esfuerzo que ha llevado a la patronal de las empresas constructoras a señalar que en el primer semestre de este año “hemos sido la Comunidad Autónoma en la que más ha crecido el esfuerzo de licitación de todo el País, procurando que se quede en C-LM, ya que dos de cada tres euros presupuestados se adjudican a una empresa de la región”.

Para conseguir que los desempleados del sector de la construcción consigan un puesto de trabajo, María Luisa Araújo apostaba una vez más por la formación y la cualificación. En este sentido apuntaba que la consejería de Empleo y el Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha están desarrollando todos los años acciones encaminadas a formar a 45.000 personas con el objetivo de favorecer su acceso al mercado laboral en otros sectores.

Con el resto de desempleados procedentes del sector servicios, Araújo señalaba que tiene un amplio recorrido en Castilla-La Mancha ya que engloba a diferentes subsectores considerados como estratégicos para el desarrollo de la región.

Entre ellos, la Consejera destacaba el empuje que el turismo está teniendo en provincias como la de Albacete, donde el crecimiento del turismo hotelero tradicional en el primer semestre del año ha sido espectacular, al igual que en el turismo rural.

En este sentido cabe destacar el Plan Estratégico de Turismo 2010-2014, aprobado por unanimidad en las Cortes regionales, con un presupuesto total de más de 235 millones de euros.

Una herramienta que ha contado con la colaboración de la Universidad de Castilla-La Mancha, la aportación de 48 asociaciones relacionadas con el sector turístico de las cinco provincias y la participación de las administraciones locales.

Entre los objetivos de este Plan, los cuales se llevarán a cabo a través de nueve programas y más de 60 acciones, se encuentra el posicionamiento, la competitividad y la sostenibilidad para intentar fortalecer la economía de la región a través del turismo.

Otro de los sectores estratégicos para la región es el de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), contando con una dotación presupuestaria que ha crecido en la presente legislatura en un 24 por ciento, al considerar que ofrece nuevas posibilidades de empleo y de desarrollo al territorio. En la misma línea se encuentra la innovación, con un aumento del 20 por ciento en la partida destinada a este concepto en los presupuestos de los últimos años.