El director territorial de Vodafone en Castilla-La Mancha comienza haciéndonos una ‘fotografía’ de nuestra región en materia de infraestructuras de telecomunicaciones: “Nos encontramos en una que tiene una dispersión geográfica enorme, pese a la que estamos haciendo muchos progresos en infraestructura de banda ancha (tanto móvil como fija)”.

Incide en el “compromiso muy fuerte” que Vodafone tiene en este sentido, sobre todo en banda ancha móvil, al resaltar que “durante el último año hemos hecho (y seguimos haciendo) un esfuerzo muy fuerte en despliegue y llevamos la cobertura de 4G a más de 250 municipios (que, más o menos, es el 90% de la población); cuando tienes una dispersión geográfica tan grande, lo importante no es tanto que llegues con móvil o con fibra, sino que llegues, que la gente tenga acceso (tanto en el medio rural como en las grandes ciudades) a banda ancha y a poder estar conectados para ser parte de un ‘mundo digital’…”.

Mariano Galán nos asegura que “el último año y medio o dos años han sido muy intensos en despliegue porque, por un lado, el mercado ha explosionado en la convergencia y cada vez más el vídeo, la banda ancha, la televisión a través de la fibra, el móvil de banda ancha… han triplicado la media al año del volumen de tráfico; por ejemplo, ahora mismo, el 80% del contenido que va en nuestras redes es vídeo (, Facebook… sobre todo vídeo), el crecimiento ha sido exponencial y eso nos ha hecho tener que invertir mucho”.

Al hilo de esto, concreta que desde Vodafone la contribución para Castilla-La Mancha en inversión y gasto local para lograr todo ese despliegue llegó el pasado año prácticamente a los 200 millones de euros (tanto en móvil como en fija), llegando ya con fibra a casi 270.000 hogares en la región. Galán detalla que “con banda ancha en general, ya se llega a más del 90% de los hogares (muy concentrado, si hablamos de fibra, en las grandes capitales de provincia precisamente por la dificultad que da la dispersión geográfica)” y subraya un reciente estudio elaborado por una consultora independiente llamada P3 que sitúa a la de Vodafone “como la mejor red de banda ancha en toda España y, en concreto, en Castilla-La Mancha”.

Las adversidades que supone la dispersión geográfica en el despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones

Deteniéndonos un poco más en esas problemáticas a las que se refería en relación a la enorme dispersión geográfica que tiene esta Comunidad , el director territorial de Vodafone en Castilla-La Mancha explica que “nos encontramos con núcleos de población de 8, de 22 personas… zonas rurales muy alejadas unas de otras, incluso hay zonas con menos densidad de población que Siberia; llevar la infraestructura a esas zonas encierra problemas para los que la colaboración público-privada es importante, y en ese sentido estamos trabajando”.

De cara a esas zonas, que Vodafone está intentando llegar a ellas “con tecnología móvil, porque es más factible y, en ese sentido, acabamos de terminar la segunda fase de lo que llamamos el Plan Sprint de despliegue (que, básicamente, consiste en llevar 3G y 4G a esos núcleos) que nos ha permitido alcanzar esos niveles del 90%; y, a partir de aquí, estamos mirando posibles colaboraciones también con la propia Junta de Comunidades (que está muy comprometida a llevar la banda ancha a todos los núcleos de población de la región y ha anunciado planes para hacerlo, como el Plan Adelante o un proyecto de ley para cerrar la ‘brecha digital’); por todo eso nosotros vamos a apostar fuerte de la mano de la Junta”.

“Llevar la cultura de transformación digital a todos los empresarios, sensibilizarlos, es fundamental para que comprendan la importancia que tiene el que transformen sus negocios y se den cuenta que ahora vivimos en un mundo digital”

También Vodafone se ha implicado mucho en Castilla-La Mancha en otro tipo de cuestiones que resultan fundamentales para nuestro propio desarrollo como región, por ejemplo, de cara a las PYMES y los autónomos (y teniendo en cuenta el peso económico que aquí tienen sectores clave como el agrario).

“Llevar la cultura de transformación digital a todos los empresarios, sensibilizarlos, es fundamental para que comprendan la importancia que tiene el que transformen sus negocios y se den cuenta que ahora vivimos en un mundo digital” manifiesta; un objetivo que, sin ir más lejos, acaba de llevar a Vodafone a celebrar, junto con la y , su primer gran foro de transformación digital de la región, reuniendo a más de 550 empresarios y emprendedores de la Comunidad Autónoma en torno a ponentes de las empresas más prestigiosas “para sensibilizar acerca de oportunidad que supone entrar fuerte en un mundo digital como el que vivimos”.

Galán asegura que esta cultura parte del momento en el que la empresa es consciente de que su cliente ha cambiado: “Todos ahora ya vivimos en un mundo digital y, por primera vez en la historia, usamos más tecnología los empleados y los clientes que las propias empresas; el que las empresas sean conscientes de eso y den pasos con urgencia para transformar la manera en la que entienden el negocio, es fundamental” reitera, poniendo en valor el trabajo de ‘evangelización’ que Vodafone se está volcando en realizar también en este sentido.

No obstante, Galán señala que en ocasiones se hace complicado el camino hasta lograr que los empresarios (ciertos empresarios) se den cuenta de esas cuestiones “primero, porque es vital la necesidad de ‘urgencia’: el día a día de su negocio va funcionando (en muchos casos, en ‘modo supervivencia) y le cuesta priorizar este tipo de reflexión; y, segundo, por un tema de formación: se trata de un mundo desconocido que no se les pone fácil”. Y, precisamente para atajar esta última adversidad, Vodafone trabaja “para intentar hacerles fácil comprender el tipo de cosas que tienen que hacer y ‘paquetizar’ soluciones que les sean muy sencillas”.

En este sentido, pone un ejemplo nacido de la fusión de Vodafone y y del que están muy orgullosos: Vodafone One Profesional, que se ha convertido “en una manera muy sencilla de dotar de tecnología a una PYME o MICROPYME para este proceso de transformación (dotándoles de una manera muy sencilla de tener comunicaciones, de tener una tienda Online, de abrirse al E-Commerce…), todo eso viene ‘paquetizado’ y de forma muy sencilla, lo que ayuda tremendamente a que las empresas lo puedan abordar (porque, por sí solas, no tienen acceso a formación ni a tecnología)”.

Comprometidos con acercar las nuevas tecnologías a nuestros mayores

También Mariano Galán nos explica cómo desde la están siendo igualmente activos a la hora de ‘formar’ e informar a los clientes (entendidos ahora como usuarios individuales), sobre todo a los de mayor edad, de las posibilidades que les abren las nuevas tecnologías.

“Vodafone entiende esto casi como una ‘labor social’ -nos dice-; nosotros tenemos varias iniciativas para este fin, como la de un autobús equipado con el que recorremos pueblos para formar a personas mayores (ya llevamos más de 1.500) en el uso de la tecnología y, una vez que la descubren… no se la quita nadie -sonríe-; saben usar esta tecnología para lo que quieren y se convierte en aquello que les da la libertad que buscan (les permite estar en contacto con los que quieren, hacer y consultar lo que les gusta…), y es una labor tremendamente agradecida”.

En la cercanía al cliente, “tienes que ser capaz de ser digital pero con un toque humano que lo arrope”

Sobre la presencia (también física, con establecimientos y empleados) de Vodafone en Castilla-La Mancha, tiene una visión muy clara: “Yo creo que gozamos de una red bastante potente para llegar a todo el mundo pero, ahora mismo, uno de cada tres clientes de Castilla-La Mancha es cliente nuestro, por lo que aún nos queda mucha ‘evangelización’ que hacer, y la verdad es que estamos con mucho empeño (y, ahí, las tecnologías también ayudan)”.

En este sentido, señala que Vodafone ha descubierto que “la gente no sólo quiere tener un trato Online”, de ahí que ponga en valor la opción que ofrecen “a quienes entran en la web a navegar, a buscar información, o a comprar algo… de, en cualquier momento, pinchar un botón y entrar en contacto (a través de vídeo) con asesores de Vodafone mediante una ‘tienda virtual’ que ha multiplicado la satisfacción de los clientes por cinco”.

También subraya la fuerte inversión (de más de 105 millones de euros) que se hizo durante el último año y medio o dos años “para transformar la experiencia en las tiendas físicas; por ejemplo, nuestras tiendas ya no tienen mostradores, ya no tienes gente detrás de ‘una barrera’, no tienes maquetas de las cosas… sino que entras en nuestras tiendas y éstas son un espacio abierto en el que se puede andar, se puede ver todo lo que hay mientras se espera el turno de atención, y todo lo que tienes a tu alcance es tecnología real que puedes tocar y asesores que están contigo (y que hacen incluso que salgas de las tiendas con tus dispositivos configurados), expertos que te ayudan… además, el 60% de las interacciones que tenemos en las tiendas ya son más de servicio que de compra, es decir, que la gente demanda más un interfaz humano con el que hacer las cosas en un mundo digital, de modo que tienes que ser capaz de ser digital pero con un toque humano que lo arrope”, resalta.

El proceso de fusión con ONO y las posibilidades que ha abierto esa convergencia

Sobre el reciente proceso de fusión con ONO, Galán califica el esfuerzo realizado en él de “titánico”; explica que “tras la adquisición de ONO hubo que fundir dos compañías con miles de empleados, con mucha tecnología muy complementaria… Vodafone traía una fantástica red móvil con parte de red fija pero ONO nos aportó 9 millones de hogares cableados en España (más de 200.000 en Castilla-La Mancha); lo primero que ha habido que hacer es unificar las organizaciones y, posteriormente, las redes, el producto de cara al cliente y los centros de atención y venta al cliente”.

Un proceso que, desde abril, está finalizado y que “ha permitido que saquemos propuestas convergentes, como ese Vodafone One al que antes me refería, o la que me atrevo a decir que es la mejor plataforma de televisión (con Vodafone Televisión, con , la Champions, dentro de poco con HBO…todo eso para los clientes, que ya son más de 2 millones)”.

Igualmente, nos explica que “son más de 2 millones de clientes también los que se benefician de la plataforma de comunicaciones unificadas de One Net Profesional (que son comunicaciones convergentes para la empresa que unifican toda la telefonía, herramientas de colaboración como Office 365, Apps… y lo integra todo de una manera transparente); ésas cosas básicas, que tienen un impacto muy fuerte en la vida de muchos es lo que de verdad nos destaca como punteros permitiendo, por ejemplo, que una MICROPYME tenga una tienda Oline (y eso, que para una empresa de tres empleados es un mundo, está teniendo un éxito tremendo al ofrecérselo de una manera ‘paquetizada’)…”.

Un mercado que tiende a la convergencia

Hablando del papel que la competencia ha tenido a lo largo de los últimos años en el sector de las telecomunicaciones, Mariano Galán señala que “partíamos de un escenario muy fragmentado en España: tras la liberalización del mercado y algunas leyes que han fomentado la aparición de operadores virtuales, ha llegado a haber más de 40 operadores (muchos de nicho) pero, en general, estaba muy disperso; ahora, el mercado ha virado hacia la convergencia, y eso significa que para competir de manera eficaz, tienes que tener una red de banda ancha móvil y una red de fibra muy potentes, lo que ha reducido el número de ‘jugadores’ relevantes en el mercado pero también ha intensificado las inversiones de los que nos quedamos”.

Sin ir más lejos, señala cómo el año pasado Vodafone contribuyó a la economía del país “en más de 5.200 millones de euros, de los cuales más de 1.100 han sido de manera directa en despliegue de redes”. Todo, por tanto, gira ahora en torno a la convergencia haciendo incluso que, a diferencia de lo que venía sucediendo, “la entrada de los contenidos de televisión (Champions, las series, Netflix… todo eso) forme parte ahora de la competencia en el mundo de las comunicaciones, lo que nos demanda mucha inversión pero también impulsa el mercado”.

Culminar el despliegue de infraestructuras y concienciar al tejido empresarial, los retos de Castilla-La Mancha en materia de comunicaciones

Como retos en Castilla-La Mancha, Galán señala “por un lado, terminar el despliegue de infraestructuras para que llegue a más gente y alcanzar a ese 10% que apuntábamos que está más disperso geográficamente (y en el que no podemos dejar de seguir esforzándonos); por otro lado, motivar a nuestros empresarios para que se suban al carro del uso de las nuevas tecnologías (pero siempre del uso para un fin)”.

En este sentido, recuerda que “la transformación digital ahora mismo tiene tanto de transformación como de digital, y los clientes ahora mismo están muy bien informados; un cliente ahora mismo sabe mucho más que tú de la oferta que hay en el mercado de aquello que tú vendes, por lo que tienes que transformar la manera en la que te ofreces para que te elijan y tienes que ofrecer una experiencia diferente; ahí hay un reto de concienciación fuerte de todo nuestro tejido empresarial, y eso arrastra luego a la sociedad porque el ciudadano final… ya es digital”, subraya.

El papel de la Junta de Comunidades en el reto de atacar la ‘brecha digital’

Volviendo, para terminar, a la implicación que el Gobierno regional está teniendo (y desea tener) en el desarrollo de este sector (y de sus posibilidades) en nuestra Comunidad Autónoma, Mariano Galán pone de manifiesto que “para atacar esa brecha que todavía existe en el mundo rural (ése 10% que nos queda y que en términos de territorio es muy amplio), es muy importante una labor activa de fomento de la inversión y facilidades por parte de la Junta y, sinceramente, vemos un entorno receptivo y se están dando pasos en la línea adecuada; lo que pasa es que es un proceso largo que implicará también acceder a fondos europeos y fomentar la competencia y la inversión desde la propia Junta”.

Además, considera que “también hay programas adecuados en la línea de fomentar el acceso de las PYMES a las nuevas tecnologías (como el Plan Adelante, que será un buen entorno para fomentar ese acceso)… creo que la actitud es la adecuada y que los pasos son largos pero sólidos”, concluye.

Si lo desean, les invitamos a visionar al completo esta interesante conversación con el director territorial de Vodafone en Castilla-La Mancha, Mariano Galán, mediante el vídeo que acompaña a este texto.