En fechas como éstas, desde la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, toca “apoyar esos productos nuestros que son típicamente navideños”, tal y como nos adelanta el protagonista de esta entrevista, Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Castilla-la Mancha.

Afirma, además, que, “en los tiempos que corren, los desperdicios alimentarios son un problema realmente y quizá, desde el punto de vista ético, más acuciante que en otros momentos (por la crisis económica y las dificultades que viven muchas familias); tenemos que ser conscientes de la importancia de no tirar alimentos, de comprar de forma responsable y de consumir de igual modo (particularmente en estas fechas”, tal y como subraya una campaña que con este objetivo de sensibilizar sobre el consumo responsable en Navidad se ha lanzado a la opinión pública desde la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha.

El consejero aprovecha, además, para “animar a consumir productos nuestros, de nuestra tierra; tenemos productores aquí cerquita a los que de ese modo generamos actividad si somos responsables comprando productos de la región”.

“Si no somos capaces de reconocer el valor de lo nuestro aquí, nos costará más transmitirle a los demás la importancia o el valor de lo que tenemos”

Martínez Arroyo subraya que “las exportaciones son una parte muy importante de nuestro sector agroalimentario, es lo que equilibra nuestra balanza a nivel de país (y, particularmente en Castilla-la Mancha, es muy trascendente: es la industria más importante y la que más exporta)”; cita, como ejemplo, que “el 74% del producto que se elabora en la Denominación de Origen del Queso Manchego, se exporta, sirve como ‘tarjeta de presentación’ de nuestra región fuera de ella, y eso es muy bueno”.

Dicho esto, señala que “también es verdad que tenemos que ser capaces de consumir dentro porque si no somos capaces de reconocer el valor de lo nuestro aquí, nos costará más transmitirle a los demás la importancia o el valor de lo que tenemos… particularmente, en el sector del vino sucede esto: nos cuesta mucho valorar lo que tenemos, y eso nos hace que sea más difícil vender ese producto fuera”.

“Tenemos el consumo per cápita de vino más bajo de España, y eso no puede ser; el Gobierno se va a esforzar mucho para que eso cambie”

Para combatir ese factor precisamente en el sector del vino, el consejero señala que “lo primero que hay que hacer es planificarlo”. Apunta que, para ello, “ya hemos tenido reuniones en estos meses que nos han sido de mucha utilidad para tener consciencia de que es necesario contar con todos los que tienen algo que decir en este ‘mundo’ del vino (no solamente las bodegas, sino también los viticultores, los que elaboran y comercializan el mosto, los que hacen el alcohol de uso de boca o quienes comercializan los subproductos), todo es importante, y ésa es nuestra gran ‘arma’ en nuestro sector del vino, pero requiere planificación”, reitera.

Explica que “dentro de esa planificación hay que guardar una parte de esa estrategia para fomentar el consumo moderado del vino en Castilla-la Mancha; tenemos un problema real de problema del vino en este país porque, siendo muy productor, consumimos muy poquito vino (y eso es particularmente importante en nuestra región: tenemos el consumo per cápita más bajo de España, y eso no puede ser)”.

Añade que “el Gobierno se va a esforzar mucho para que eso cambie y, para ello, tenemos que hacer mucha concienciación y mucha difusión; ante el primer planteamiento que en ese sentido hemos hecho al sector, hemos tenido una muy buena respuesta, y estoy convencido de que a lo largo de estos años vamos a poder hacer mucha campaña de promoción del consumo interno en Castilla-la Mancha que va a ayudar al sector del vino”.

No obstante, Martínez Arroyo es consciente de la complejidad que supone ese intento de poner de acuerdo a todos esos ‘actores’ que forman parte del sector del vino en la región: “No resulta nada sencillo -expone-, es muy complejo y, de hecho, no se ha podido conseguir”. Sobre esto señala ser “muy crítico con lo que ha sucedido en Castilla-la Mancha en los últimos cuatro años a este respecto, considero que la Administración no ha adoptado el papel que debía adoptar (independientemente del color político de quien la dirija); la Administración tiene que implicarse en la planificación del sector del vino porque el sector del vino es muy importante, económicamente (lo dicen las cifras de facturación) y, sobre todo, socialmente (porque genera actividad allí donde no hay otra posibilidad de actividad); no nos podemos quedar viendo qué sucede (como ha pasado estos últimos cuatro años), sino que hay que implicarse; desde luego que fácil no es, pero estamos empeñados en conseguir una verdadera planificación sectorial a medio y largo plazo porque Castilla-la Mancha tiene mucha calidad y suficiente cantidad, y tenemos que ser capaces de controlar los mercados desde aquí, no puede ser que otros nos impongan las reglas (como está sucediendo)”.

Los grandes objetivos de cara a los Presupuestos para 2016 en Agricultura

El consejero nos adelanta, sobre los presupuestos de 2016 para su área de trabajo, que tienen “una gran apuesta, en primer lugar, por la cofinanciación de los fondos de la Unión Europea: hay fondos de la UE que gestiona la Consejería (particularmente los de Desarrollo Rural) que necesitan de la aportación de fondos de la Junta para que lleguen a sus destinatarios (porque, si no, esos fondos se perderían); se trata del Programa de Desarrollo Rural de los 1.500 millones de euros para los próximos años, cantidad que incluye esa aportación de la Junta, que es lo que vamos a priorizar para que no haya ningún problema y sea lo primero, el principal objetivo de la Consejería”, avanza.

Por destacar una medida “de fondos propios directamente”, Martínez Arroyo se refiere a “la política de seguros agrarios, en la que vamos a hacer un esfuerzo grande incrementando la aportación un 11% con respecto a la que había para el presente año; creemos que los seguros agrarios son una excelente herramienta para la planificación de las explotaciones (y los agricultores son conscientes también de la importancia de estos seguros); en la medida en que apoyemos estos seguros, estamos apoyando a los agricultores profesionales (que, insisto, se juegan su dinero en la agricultura)”, explica.

PAC: “Hemos sido capaces de pagar antes que ninguna otra Comunidad Autónoma, y eso es un éxito”

En torno al pago de la PAC, Francisco Martínez Arroyo interpreta que “se ha intentado crear confusión en las últimas semanas (y, lamentablemente, en un momento en el que no se debía, que era la campaña electoral…yo creo que esto no es adecuado); cuando se habla de si la PAC se paga antes o después se habla, en definitiva, de una buena gestión o una mala gestión, y aquí se ha hecho una muy buena gestión: los funcionarios de la Consejería han hecho muy buen trabajo, hay que valorarlo muy positivamente porque hemos sido capaces de pagar antes que ninguna otra Comunidad Autónoma, y eso es un éxito (sobre todo teniendo en cuenta que se trataba de una nueva reforma de la PAC y su primer año de aplicación, que ha habido problemas con la aplicación informática, que han surgido inconvenientes para generar los ficheros del ‘Pago Verde’… es decir, muchas cuestiones técnicas que nos han dificultado la labor); lo que está claro es que, a fecha de hoy, los agricultores de Castilla-la Mancha han cobrado el 90% del ‘Pago Verde’ y del ‘Pago Básico’ (425 millones de euros en total), y eso sólo lo puede decir en este momento otra Comunidad Autónoma (Andalucía); es muy exitoso”.

Señala que “se ha intentado originar mucha confusión diciendo que si nos estábamos intentando quedar con los intereses, etc. Cuestiones que no sé a qué se deben pero, desde luego, el Ministerio conoce muy bien cómo funciona el procedimiento, la ministra lo conoce: los fondos se piden al Ministerio, el Ministerio los transfiere y nosotros los derivamos a las cuentas automáticamente (y si se generaran intereses, los intereses van al Tesoro Público), de modo que toda esa confusión me parece que ha sido muy interesada, no ayuda para nada y, además, dificulta la explicación que todos debemos hacer a los ciudadanos de que la PAC no es un pago que se les hace a los agricultores ‘por nada’, sino que se les paga porque estamos compensando a los agricultores por aquello que no estamos dispuestos a pagar en los supermercados como consumidores”.

Trabajo en torno al PDR a partir de un Comité de Seguimiento: “Vamos a tener mucha interlocución y mucha transparencia con el sector”

Concretando en torno al Programa de Desarrollo Rural, el consejero apunta que “la constitución de un Comité de Seguimiento es ya una declaración de intenciones por nuestra parte; es un Comité muy plural en el que están representados todos los que tienen algo que decir en el Medio Rural de Castilla-la Mancha”.

Martínez Arroyo subraya que “el Programa está ya disponible en la página web de la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha (algo que no había sucedido anteriormente) y vamos a tener mucha interlocución y mucha transparencia con el sector”.

Adelanta que “una vez constituido ese Comité, estamos trabajando ya en convocatorias de ayuda para jóvenes agricultores, para mejora de explotaciones, para formación… que van a ver la luz en las próximas semanas (apoyadas ya en el nuevo PDR) y, paralelamente, estamos trabajando en la modificación del propio PDR como hemos comprometido de cara al 2016 para poder hacer una apuesta de verdad por los jóvenes agricultores y por los agricultores profesionales; vamos bien en cuanto a plazos y lo vamos a hacer de la mano de todos los interlocutores que intervienen en este ámbito”.

También se incluye como prioridad en ese PDR “la integración comercial de las empresas cooperativas y la promoción de las figuras de calidad”, punto (éste último) sobre el que avanza que “ya se ha publicado una convocatoria: las Denominaciones de Origen, las Indicaciones Geográficas Protegidas, las Marcas Colectivas… ya pueden solicitar esa línea de ayuda”.

Añade, sobre ello, que “hay mucho interés en el sector (y nosotros lo estamos fomentando, desde luego) porque consideramos esta cuestión prioritaria; estamos trabajando ‘mano a mano’ con las Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas para que se aprovechen bien los fondos porque, lamentablemente, no se utilizaban los fondos para promoción estos últimos años y no queremos que esto ocurra, sino que queremos poner más fondos aquí”.

“Entre incorporación de jóvenes y mejora de explotaciones, desde el mes de julio hemos hecho frente a alrededor de 1.700 expedientes en la Comunidad Autónoma”

En cuanto a otro de los grandes objetivos de ese PDR, Francisco Martínez Arroyo subraya que “entre incorporación de jóvenes y mejora de explotaciones, desde el mes de julio hemos hecho frente a alrededor de 1.700 expedientes en la Comunidad Autónoma; es una cifra muy respetable (teniendo en cuenta las dificultades que estos agricultores han tenido para poder hacer las inversiones porque estas convocatorias salieron absolutamente fuera de plazo y dándoles unos periodos para justificarlas que eran inasumibles desde el punto de vista agronómico)”.

Señala que, para ello, ampliaron los plazos “a demanda del propio sector, y hemos conseguido (aun ampliando los plazos) pagarlo todo; desde el mes de julio, hemos abonado 42 millones de euros en este concepto (hablamos de inversiones que los agricultores y ganaderos hacen en sus explotaciones y que, de media, rondan los 300.000-400.000 euros), y es un dinero muy bien invertido porque estos agricultores son los que realmente hacen que la agricultura de Castilla-la Mancha avance (y en esa medida, avanza la ‘otra pata’, que es la industria agroalimentaria)”, explica.

“La reciente reunión que ha promovido el Gobierno regional del Consejo Asesor de Medio Ambiente es otra declaración de intenciones, porque no se reunía en la legislatura anterior”

Conversando, ahora, sobre una cuestión trascendental (y que ha sido portada informativa a nivel mundial gracias a la Convención sobre Cambio Climático que hace algunos días acogió París), el consejero apunta que “la reciente reunión que ha promovido el Gobierno regional del Consejo Asesor de Medio Ambiente es otra declaración de intenciones, porque no se reunía en la legislatura anterior”.

Explica que ya en ese primer encuentro “se trataron todos los temas en los que está implicada la Consejería en materia de Medio Ambiente (que no son pocos, al contrario) y, además, aprovechamos las circunstancias para hacer una declaración específica y propia respecto al cambio climático (apoyada y respaldada por el Gobierno regional, cosa que no se había hecho antes), y nuestro compromiso en esta materia es grande: de hecho, hemos puesto en marcha la Oficina de Cambio Climático y toda la normativa que salga de la Junta tiene que tener un análisis desde el punto de vista del cambio climático (era una cuestión que era obligatoria antes, que no se estaba cumpliendo y por cuyo cumplimiento ahora vamos a velar a través de esa Oficina)”.

Dicho esto, el consejero señala que “es necesario que evaluemos el impacto que en el cambio climático tiene todo lo que hacemos (no solamente la agricultura, sino la industria, el sector servicios… cosas que no son competencia directa de nuestra Consejería pero que sí tienen que tener el análisis ambiental desde el punto de vista del cambio climático)”.

Martínez Arroyo lamenta que, de algún modo, a nivel general la sociedad vaya siempre ‘a remolque’ en cuanto a las cuestiones medioambientales y asume que “hemos ‘llegado tarde’ al impacto ambiental o a considerar el medio ambiente en todas las políticas (España y el resto de países industrializados y, por supuesto, los emergentes), pero sí es verdad que estamos en la zona del mundo que más conciencia tiene desde el punto de vista ambiental: tenemos una enorme suerte porque la Unión Europea es el bloque de países que más ha peleado en París y que más está defendiendo la lucha contra el cambio climático”.

Al hilo de esto, apunta hablar siempre (en materia de Agricultura) “del modelo de producción europeo, que es muy exigente (en ningún sitio del mundo se exige lo que se exige aquí a los agricultores y ganaderos desde el punto de vista ambiental, del bienestar de los animales, de condiciones laborales de los empleados, de derechos sociales, etc.), y no podemos renunciar a eso: tenemos que ser ‘los primeros de la clase’ en Medio Ambiente y Agricultura en todas sus cuestiones; eso es bueno, nos ‘complica’ la vida (y los agricultores, los ganaderos, la industria… se quejan muchas veces de lo que estas exigencias representan desde el punto de vista de la rentabilidad de sus negocios y explotaciones) pero es también un valor añadido: tenemos que ser capaces de vender esto que hacemos y que en otros sitios no se hace, y en el cambio climático lo mismo: nosotros hacemos más esfuerzos, seguro que vamos a ir ‘más allá’, de modo que hay que ser capaces de venderlo; tenemos la posibilidad de hacerlo en muchos sectores (y, particularmente la Agricultura, es uno muy interesante porque los cultivos leñosas además absorben dióxido de carbono generando efecto sumidero, por lo que tienen una parte positiva…)”, argumenta.

Situación meteorológica “adversa” para el campo

Ante un otoño extraordinariamente seco y cálido, el consejero explica que “la situación no es la mejor; muchos cultivos están en un estado fenológico como si estuviéramos en primavera prácticamente, lo cual nos va a generar muchos problemas si hay heladas (y, evidentemente, heladas habrá porque así lo dice la estadística de la climatología histórica que tenemos en España y, particularmente en Castilla-la Mancha, siempre hay heladas muy grandes en el mes de enero); esto nos va a dificultar, sin duda, el año agronómico”.

Asegura que “lo que tenemos que pensar (de cara a futuro), independientemente de las temperaturas, es también el uso que hacemos del agua; estamos en un ciclo difícil, con una situación de sequía que probablemente se va a prorrogar los próximos meses (incluso años, como ha ocurrido otras veces en este país), y lo que tenemos que hacer es trabajar para que en esos momentos de sequía podamos tener acceso al agua (por el que estamos peleando desde el Gobierno regional y, particularmente, desde la Consejería) y, por otra parte, hacer que los agricultores sean conscientes de la conveniencia de contratar seguros agrarios (por eso la política de este Gobierno en materia de seguros y esa apuesta por ellos)”, incide.

“Sin agua no creceremos y, si no crecemos, tendremos problemas de todo tipo”

Después de unos meses intenso en la lucha por los derechos del agua para Castilla-la Mancha desde la toma de posesión del nuevo Gobierno regional, Francisco Martínez Arroyo vaticina un 2016 en la misma línea “porque el compromiso del presidente y de sus consejeros (como, por otra parte, no puede ser de otra manera porque prometimos o juramos en su día defender los intereses de Castilla-la Mancha) es defender los intereses de la región y de sus ciudadanos (y, particularmente en este tema, cuando hablamos de ciudadanos hablamos de agricultores porque el uso del agua, fundamentalmente, es agrario); sin agua no podemos crecer, ésa es la realidad, que no hay mayor factor limitante que el agua (y en nuestra región, especialmente)”.

El consejero señala que “el sector agrario necesita agua y también la industria agroalimentaria; sin agua no creceremos y, si no crecemos, tendremos problemas de todo tipo; en esto hay que ser solidario con otros: todo el mundo tiene derecho al acceso al agua para el consumo, pero somos tajantes en el uso del agua para agricultura (para el regadío, particularmente) y para el desarrollo económico; en el levante hay desaladoras que se construyeron para ser usadas; y, en el caso de Castilla-la Mancha (que es por donde pasan las cuencas altas de los ríos más importantes) tiene que generarse actividad económica, y para ello hay que guardar una parte del agua para Castilla-la Mancha; es una cosa razonable y estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo (independientemente de cuál sea el Gobierno que haya en Madrid después de las Elecciones del domingo)”, pronostica.

Les invitamos a visionar al completo, si lo desean, la entrevista con el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-la Mancha (Francisco Martínez Arroyo), mediante el vídeo que acompaña a este texto y conocer así los principales objetivos en la región de cara a 2016 en esta materia.