Comienza apuntando Márquez una gran verdad: “Cada día hablamos más de violencia de género, pero no con la importancia con la que deberíamos hacerlo” dice, justo coincidiendo con la jornada en la que, en los Juzgados de , se ha reanudado la vista que investiga lo ocurrido en torno a la denuncia que una joven de 18 años interpuso durante las fiestas de San Fermín de 2016 contra cinco chicos que se autodenominan ‘La Manada’ y a los que acusa de haberla violado.

La directora provincial del la Mujer lamenta que se esté ‘revictimizando’ a la víctima con una especie de ‘juicio paralelo’ en el que se está analizando con lupa los pasos de la joven tras los hechos denunciados, como si se quisiera justificar de algún modo la terrible experiencia que pudo sufrir: “Esta chica va a estar marcada y dolida toda la vida, su dignidad ha sido violada, su integridad como mujer y como persona han sido violados; y que los culpables busquen justificación ante una víctima y la quieran culpabilizar… es muy grave”, remarca.

Señala al importante papel que tienen los medios de comunicación en este sentido, hablando de la verdad y con la verdad: “no hablemos de consumidores de prostitución, hablemos de puteros, sin eufemismos”, pone como ejemplo de esa labor de claridad que han de trasladar los medios, “huyendo de las consecuencias y el amarillismo” para atajar las causas y ayudar a atajarlas.

Alude “al patriarcado que sustenta al machismo que está produciendo todas estas situaciones” y subraya que “el machismo es el que mata, el que asesina a las tantas y tantas víctimas de violencia de género”.

Castilla-La Mancha, pionera

Aplaude “el Pacto de Estado que al fin se ha llevado a cabo en España, acorde con el Convenio de que se firmó en 2011 y que nuestro país ratificó en 2014 pero que hasta ahora no se había puesto en marcha”; un pacto necesario y fundamental como base desde la que seguir avanzando y en el que se incluyen finalmente cuestiones que en Castilla-La Mancha ya se vienen aplicando y que la propia Márquez recuerda: “En nuestra región para ser atendida tanto en los Centros de la Mujer como en los Recursos de Acogida no hace falta poner una denuncia (que ha de llegar cuando ella quiera que llegue, si lo quiere, si se siente preparada y psicológicamente fuerte)” subraya, junto a la inclusión en el pacto de las diversas formas de violencia de género que existen.

Mercedes pone en valor las tremendas herramientas que son, en sí, los 84 Centros de la Mujer que hay en Castilla-La Mancha (14 de ellos, en la provincia de Albacete) y los Recursos de Acogida que asisten a las víctimas y a sus hijos e hijas. En este sentido, detalla las cifras más destacadas del territorio albaceteño donde, hasta la fecha, “3.310 mujeres se han acercado a un a pedir información (455 por casos de violencia de género) y han sido más de 13.212 las consultas realizadas. 66 mujeres han pasado por los recursos de acogida (con sus hijas e hijos: 78 menores hasta el 15 de noviembre)”, apunta.

Centros y recursos donde se da atención, protección e información desde las diferentes áreas (psicológica, jurídica, social y laboral) mediante estas Unidades de Igualdad de Género donde la máxima prioridad son las víctimas de la violencia de género pero que está abierto a todas las mujeres para las consultas que precisen.

Márquez pone énfasis también a la hora de señalar lo importante que es dotar de posibilidades de futuro a las mujeres que acuden a esos Centros y recursos porque sufren violencia de género, hacerlas independientes económicamente, facilitarles formación y acceso al mercado laboral… en definitiva, poner en práctica el lema escogido con motivo del 25 de noviembre este año: ‘Ponle fin para tener un principio’.

Rubricado ya ese importantísimo Pacto de Estado, es necesario implementar todas sus medidas, desarrollarlo, mejorarlo y, sobre todo, dotarlo económicamente de manera suficiente porque, de ese modo, se podrá lograr aminorar o erradicar los fallos del sistema (que se producen, por desgracia, como es posible ver cuando siguen muriendo asesinadas mujeres que habían denunciado).

Márquez subraya que el momento de mayor peligro para una mujer que ha sufrido violencia machista llega cuando su agresor sale de la cárcel, momento en el que destaca que la situación de esa mujer ha de estar evaluada con ‘riesgo alto’ para, de esa forma, evitar desenlaces fatales: “Ella debe sentirse protegida, ese hombre (no ella) debe estar vigilado”, incide, “ahí nos tenemos que coordinar mucho mejor y este Pacto tiene que estar dotado económicamente para ello”.

A raíz de la puesta en marcha que se pretende agilizar de ese Pacto, el Grupo Municipal Socialista avanzaba hace unos días que propondrá que en la se cree una Unidad Específica de Violencia de Género (actualmente, esas competencias las tiene la y, por tanto, deberían traspasarse mediante la firma de un convenio con el para hacerlo posible); defiende que así se aligeraría en la capital la carga de trabajo que los agentes de la Policía Nacional tienen en toda la provincia a la hora de proteger a las víctimas, iniciativa que aplaude Mercedes Márquez si se habla de Unidades formadas por personas que estén específica y convenientemente formadas y sensibilizadas para trabajar en el ámbito de la violencia de género: “Todos los esfuerzos son pocos” dice, felicitando al Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Albacete por la iniciativa.

“La clave para prevenir la violencia de género es la educación; necesitamos concienciación, sensibilización y formación”

En el marco de este Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres la provincia va a vivir (extendiéndose hasta diciembre, en muchos casos) unas 300 actividades organizadas de la mano de los Centros de la Mujer; de entre todas ellas, cerca de dos centenas está participada por alumnado de toda la provincia, incidiendo en uno de los ‘públicos objetivo’ de esta lacra social (sobre todo ante las denominadas ‘nuevas violencias machistas’): los jóvenes que, en demasiadas ocasiones, ven como ‘normales’ situaciones de violencia implícita que en ningún caso son normales.

Al hilo de una controvertida encuesta que hace unas jornadas aparecía en el portal web de la UCLM y en la que se preguntaba por situaciones de ‘acoso’ pero excluyendo ‘situaciones enmarcadas en el ámbito de la broma’ (encuesta que fue ya modificada tras el malestar que manifestaron ante ella numerosos colectivos, como Juventudes Socialistas), Márquez es rotunda: “Cuando hablamos de acoso, no hay lugar para la broma; nada de broma, esa ‘coletilla’ no tiene lugar”, recalca, “no puede ser que te agobien, te toquen, te besuqueen, te persigan… amparándose en una broma: no valen bromas, en la violencia contra las mujeres no hay bromas, y en esto nos tenemos que poner muy serios”.

Considera “erróneo” el planteamiento de esa pregunta, si bien la encuesta estaba hecha sin esa intención que pronto se rectificó desde la propia Universidad.

Mercedes se muestra muy molesta ante una realidad que muestra que una horquilla de población juvenil amplia parece haber retrocedido en lugar de avanzado en materia de igualdad: hoy en día se justifican muchas situaciones de control de uno sobre otro en una pareja bajo el amplio espectro de las Redes Sociales, problema que la propia Mercedes asegura haber podido detectar directamente en muchas aulas a las que ha tenido oportunidad de acudir a ofrecer charlas sobre igualdad de género.

Señala, por eso, la importancia de la nueva asignatura con contenidos troncales que tiene Castilla-La Mancha: Educación para la Igualdad, la Tolerancia y la Diversidad. “Nadie puede discutir que si hay igualdad no habrá violencia de género, eso está claro; es fundamental que esta asignatura esté presente, trabajándose ya más de un año y comenzando a dar sus primeros frutos; la clave para prevenir la violencia de género es la educación; necesitamos concienciación, sensibilización y formación (no sólo de los alumnos y las alumnas, también del profesorado y de los padres y madres)” concluye, no sin antes invitar a todos los albaceteños a acudir el próximo domingo, 26 de noviembre, a la manifestación que saldrá a las 12:00 horas desde la Subdelegación y llegará a la Plaza del Altozano y en la que participarán numerosas asociaciones y un gran número de colectivos sociales que se han sumado a la Plataforma Albacete Contra las Violencias Machistas.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista a Mercedes Márquez, directora provincial del Instituto de la Mujer en Albacete, mediante el vídeo que acompaña a este resumen por escrito de la misma.