Después de ocho meses “de tensiones y de trabajos ‘casi forzados’”, Odón Elorza se ha tomado libre “un día impresionante” que está pasando frente al mar, en su tierra, desde donde atiende a La Cerca tres meses después de la anterior conversación que tuvimos oportunidad de compartir.

Desde entonces, han ocurrido muchísimas cosas. Fundamentalmente, que la militancia del Partido Socialista ha manifestado con su voto en las primarias del pasado domingo, 21 de mayo, que desea que su Secretario General sea el que ya en su día eligió y nunca quitó.

¿Qué es para la figura como líder de Pedro Sánchez volver a esta posición pero con la diferencia de no debérselo a ninguno de los ‘barones’ o de las ‘grandes figuras históricas’ del partido, sino únicamente a la militancia?

Odón Elorza asegura que “es una gran satisfacción haber obtenido el apoyo y el reconocimiento en condiciones muy adversas, muy difíciles, con todo en contra: los más importantes medios de comunicación, los poderes económicos y políticos de la derecha, el ‘aparataje’ y la ‘vieja guardia’ del PSOE que yo creo que, en fin… se las prometían muy felices y pensaban que esto de las primarias y el Congreso que han ido retrasando durante muchos meses iba a ser casi un paseo triunfal…”.

Considera que, al final, se ha logrado que “un relato que resulte creíble, coherente, que sintonice y que tenga una carga de sentimiento… ha hecho que la militancia (a veces también en condiciones complicadas de ‘presiones’ que han recibido) votara en libertad este domingo pasado y se decantara por un proyecto, un líder y un equipo que creo que, claramente, nos permite (al conjunto de la ciudadanía y al conjunto de la izquierda y de los progresistas en España) albergar una ilusión de que el Partido Socialista va a poder recuperar una cierta identidad perdida y un espacio natural en la izquierda, una izquierda reformista, transformadora y muy democrática; todo eso es lo que ha obtenido Pedro Sánchez y me consta que está feliz, satisfecho y con muchas ganas de cumplir (porque ahora viene lo importante) los compromisos sin romper más, buscando la cohesión y haciendo un esfuerzo para que la unidad (que es difícil) sea posible a medio plazo”.

“Estamos en el inicio de lo que puede ser un PSOE ‘nuevo’, mucho más democrático internamente y que siente las bases de una nueva socialdemocracia y de un proyecto alternativo (sobre todo en lo económico y en lo fiscal) a la derecha”

Sobre si otra lectura de los resultados de las primarias del pasado domingo puede dejar entrever que quizá ese núcleo de dirigentes que, unánimemente, cerraron filas frente a Sánchez, está muy alejado en este momento del sentir y de las ilusiones de la mayor parte de la militancia de base del PSOE, Elorza entiende que sí.

“Con toda la mejor intención” apunta que dichos dirigentes “no son conscientes de cómo ha cambiado la realidad social en España como consecuencia de la crisis; cómo se ha complejizado la sociedad (también a nivel europeo); cómo vivimos desde los últimos veinte o veinticinco años una crisis profunda de la socialdemocracia en el viejo continente porque no ha sabido adaptarse a la nueva situación y porque no ha sabido construir alternativas sostenibles a las políticas neoliberales que están generando más desigualdad, más injusticia, más exclusión y más incertidumbres en el conjunto de Europa”.

Reitera que “no han sabido ver que la socialdemocracia necesitaba una especie de ‘catarsis’, una renovación seria (empezando por España y acabando por Holanda o por Francia…); como bien decía Pedro Sánchez, no se podía estar haciendo un proyecto para el siglo XXI mirando continuamente a los grandes éxitos, sí, del socialismo del siglo XX con , con Bono y con mucha gente importante… realmente hay que mirar al futuro y, con esa foto de familia en un buen sitio y con mucho cariño, pensar que eso ya no era válido porque (con errores propios los socialistas en España, lo mismo que en otros países de Europa) hemos ido dejando espacios políticos que han ido ocupando otras fuerzas”.

Subrayando que considera que aquellos que con éxito fueron los grandes protagonistas del PSOE en su momento, “han errado en el análisis, no han sido conscientes de la extrema gravedad de un mundo en cambio, de un mundo global que tiene nuevos desafíos y que, desde viejas recetas, no se puede abordar; afortunadamente, la militancia (con sentimiento y con orgullo) lo ha dicho, también porque han leído, se han preocupado y han debatido, y estamos en el inicio de lo que puede ser un PSOE nuevo en el sentido de mucho más democrático internamente (para que no vuelva a ocurrir, por ejemplo, lo de octubre en los ) y un Partido Socialista que siente las bases de una nueva socialdemocracia y de un proyecto alternativo (sobre todo en lo económico y en lo fiscal) a la derecha”.

“Los que hemos ganado tenemos la obligación de tener generosidad, altura de miras, inteligencia y responsabilidad para recuperar un PSOE fuerte que gane a la derecha en España; y, los que han perdido, de aceptar la derrota y de buscar fórmulas de integración; y ambas partes están trabajando en esa dirección”

Tras la llamada a la unidad a la que todos los socialistas se convocaban tras la noche del 21 de mayo (y teniendo en cuenta que muchos señalaban que buena parte de la ‘tranquilidad’ que pueda darse en adelante va a depender de la actitud del que perdiese), Elorza asegura que estos primeras días tras las primarias “las cosas están evolucionando razonablemente bien; leemos y escuchamos declaraciones de representantes que han apoyado claramente a la compañera y que son declaraciones que intentan un acercamiento, que quieren aportar buena voluntad y cohesión, sobre todo, para evitar (y lo vamos a conseguir) que el próximo de junio sea un campo de batalla… seguramente, no será un camino de rosas, pero se parecerá muchísimo más a un camino de rosas donde haya debate sobre cuestiones estratégicas, sobre modelo de partido, sobre modelo territorial, sobre la nueva izquierda, pero no va a haber una crispación como algunos presagiaban hasta el pasado domingo”.

Recuerda, al hilo de esto, que “aquí ha habido tertulianos, medios de comunicación, incluso miembros de otras candidaturas (el propio Patxi López) que han abusado del dramatismo y que han sido muy agoreros: si se hubieran cumplido sus predicciones, a día de hoy (tras haber ganado Pedro Sánchez) España estaría rota, el Partido Socialista estaría roto, la Banca habría caído junto a todos los índices de la Bolsa, estaríamos apoyando ya el derecho de secesión unilateral de Cataluña; se han dicho tamañas barbaridades…”.

Como contrapunto a aquellos vaticinios, habla de una realidad tranquila “que se está viendo hoy en el día a día”, incidiendo en que “todavía faltan días (porque todos tenemos que ‘hacer la digestión’…)”. Apunta la obligación de los que han ganado de “tener generosidad, altura de miras, inteligencia y responsabilidad para recuperar un PSOE fuerte que gane a la derecha en España” y, de los que han perdido, de “aceptar la derrota y de buscar fórmulas de integración”.

Elorza se muestra convencido de que “ambas partes están trabajando en esa dirección, aunque a algunos les podamos dar una mayor carga de credibilidad y a otros de cierto cinismo… pero da igual: lo importante es que las cosas van razonablemente bien, y que nadie se habría imaginado que a día de hoy estuviéramos ya en esta senda; y confío (y así va a ser) en que todos (Patxi López, Susana y más dirigentes…) van a poner de su parte para acabar con esta confrontación que ha sido una confrontación de ideas y de proyectos y, también (evidentemente), de poder”.

“Hay que buscar una Ejecutiva Federal funcional, con capacidad de respuesta, que dedique tiempo a sus cometidos, y eso no significa que estén compañeros y compañeras con altísimas responsabilidades en sus territorios que no les permiten dedicarse realmente a la función de una Ejecutiva Federal; estarán el

Uno de los últimos dirigentes territoriales en pronunciarse tras la victoria de Sánchez en las primarias ha sido . El presidente de Castilla-La Mancha no comparecía públicamente hasta ayer, cuando afirmó que pensará su futuro una vez vista la foto final del Congreso del partido en junio y una vez sabido el proyecto político que se defenderá; además, insistía en que el PSOE necesita la fuerza de los territorios y, apelando a la unidad en torno a Pedro Sánchez, señalaba que hay que aunar sensibilidades que no han desaparecido ¿Qué fórmulas propone, a partir de ahora, el equipo de Sánchez en esa voluntad de ‘aunar sensibilidades’…?

Odón se muestra “de acuerdo, en parte, con esas declaraciones del compañero Page” y subraya que “esa sensibilidad de integrar, de reconocer que hay una diversidad también dentro del mundo socialista en España… todo eso ha sido expresado repetidamente por Pedro Sánchez durante esta larga campaña, y también está recogido literalmente (de una manera magnífica) en el proyecto de Pedro Sánchez y su equipo (pidiendo que se reconozca esa diversidad y esa presencia de minorías de otras candidaturas en los órganos ejecutivos); eso lo ha dicho Pedro Sánchez ayer mismo, y tiene que ser así”.

Explica que eso supone que “hay que buscar una Ejecutiva Federal que sea funcional, que tenga capacidad de respuesta, que dedique tiempo a sus cometidos… y eso no significa que estén compañeros y compañeras que tienen altísimas responsabilidades en sus territorios que no les permiten dedicarse realmente a la función de una Ejecutiva Federal; estarán en esa otra instancia (que es importantísima) que se llama ‘Consejo Territorial’ en la que están representados todos los grandes líderes de los territorios con Pedro Sánchez y donde tienen espacio de debate, de análisis y de determinación de estrategias, eso sí”.

Señales que le llevan a repetir que está convencido de que “se camina en la buena dirección y lo de las sensibilidades está absolutamente reconocido y se está practicando”, poniendo como ejemplo que “estamos llegando a acuerdos importantes en toda España para que la elección de los delegados federales al se haga de modo pactado y siguiendo la proporcionalidad que ha obtenido cada candidatura en las elecciones del domingo, que fueron muy participativas, porque creemos que no es necesario abrir nuevas confrontaciones de listas en las Asambleas Locales de hoy ni en las Asambleas Territoriales o Provinciales del sábado próximo cuando hay un criterio ya establecido el domingo pasado que es el de respetar la proporción”.

“No vamos a seguir el juego que indique Podemos porque queremos ir construyendo un proyecto alternativo propio y autónomo de la derecha y de sus fuerzas económicas; no tenemos por qué seguir la agenda de Podemos porque no tenemos ningún complejo, al contrario: queremos seguir liderando el espacio de la izquierda”

También se han visto ya los primeros movimientos a nivel de Grupo Parlamentario (con José Luis Ábalos sustituyendo temporalmente al dimitido ). El propio Elorza ya nos manifestó en esa otra ocasión en la que conversamos con él que, como oposición, no estaban “crujiendo” a ni a su Gobierno… ¿Cuál ha de ser desde ahora la hoja de ruta a seguir (teniendo en cuenta, además, que Sánchez dijo que lo primero que haría sería pedir la dimisión de Rajoy) y con esa moción de censura de Podemos al presidente aún sobre la mesa (con la petición de hoy por parte de Compromís de que la retiren porque lo que desean es una que salga adelante…)?

“En primer lugar… tiempo al tiempo; tenemos un Congreso y no se pueden tomar decisiones precipitadas hasta que se celebre y se culmine esa cita; mientras tanto, las decisiones son un poco provisionales”, señala.

Después, apunta a la necesidad de “ofrecer alternativas reales y contrastadas al Gobierno de la derecha, y que sean sostenibles en el tiempo desde el punto de vista presupuestario; nuestra oposición a Rajoy es cierta y va a ser fuerte pero democrática, y las iniciativas que presentemos no deben perseguir romper más la izquierda ni jugar de modo oportunista; no vamos a seguir el juego que indique Podemos porque queremos ir construyendo un proyecto alternativo propio y autónomo (por supuesto) de la derecha y de sus fuerzas económicas; no tenemos por qué seguir la agenda de Podemos, no tenemos ningún complejo, al contrario: queremos seguir liderando el espacio de la izquierda; ya Pedro Sánchez consiguió frenar (y creo que con brillantez) el ‘sorpasso’ que pretendió Unidos Podemos en junio del pasado año (cuando, por cierto, perdieron más de un millón de votos)”.

Por tanto, apuesta por “hacer las cosas con tranquilidad, con diálogo y a partir de la celebración del Congreso Federal, partiendo de un proyecto autónomo, coherente y de izquierdas, que sea realmente una alternativa a la derecha”.

ha sido un puntal importantísimo en este movimiento de apoyo y defensa del proyecto de Pedro Sánchez, es un secretario general maravilloso que considero ejemplar”

Quien hace tres meses nos cantase La Yenka simpáticamente en la entrevista que entonces pudimos hacerle también a través del teléfono, hoy nos recuerda el ‘Color Esperanza’ (que ha sido sonido de inicio en cada acto de la campaña de Sánchez) y la Internacional (que solía culminar esas citas); de ésta última recuerda que “tiene una letra que sigue diciendo verdades como puño, sobre lo que desea continuar defendiendo el PSOE: generosidad, valores y no renunciar a un mundo feliz, con menos violencia y con menos exclusión…”.

Odón se despide de nosotros asegurándonos que uno de los actos que más le han marcado de todos aquellos en los que ha tenido oportunidad de participar en estos meses lo vivió precisamente “en la ”, donde afirma que se emocionó por “la pasión socialista” que encontró en quienes abarrotaron el salón y donde agradece especialmente (porque no era lo habitual que encontraba en otros lugares) la presencia del secretario general provincial del partido (y diputado en el Congreso), Manuel González Ramos, “que estuvo fantástico y a la altura, y que ha sido un puntal importantísimo en este movimiento de apoyo y defensa del proyecto de Pedro Sánchez; es un secretario general maravilloso que considero ejemplar”, concluye.

Si lo desean, pueden escuchar al completo esta entrevista con Odón Elorza a través del archivo de audio que acompaña a este texto.