“Estamos seguros de que España se juega muchísimo en las próximas Elecciones del 26 de junio, muchísimo, y estamos convencido de que Ciudadanos es absolutamente convencido para que haya acuerdos y un Gobierno; tanto Unidos Podemos como el PP están intentando polarizar el voto, pero ambos saben (como sabemos todos) que nadie podrá gobernar en solitario”, presenta.

“Que el PP diga que votar a Ciudadanos es ‘tirar el voto’, ofende y entristece”

Asegura que lo que desde Ciudadanos nunca dirían, por respeto a los votantes, es “que votar a cualquier Fuerza política es tirar un voto”. Se muestra muy dolido por esa afirmación que estos días vienen lanzando desde el (con su candidato a la presidencia, , a la cabeza) de que ‘en 25 provincias, votar a Ciudadanos es tirar el voto’. Para Onésimo ésa es una afirmación que “ofende y entristece” y ante la que responde que “es una irresponsabilidad tremenda que desde el PP (y Mariano Rajoy) digan estas palabras, precisamente, porque Ciudadanos es el único Grupo político de acuerdos y es el único apoyo que podría tener el Partido Popular para gobernar, el único apoyo –repite-, de hecho, Ciudadanos apoya al PP en Gobiernos de 4 Comunidades Autónomas y en 15 Ayuntamientos (como, por ejemplo, el de Albacete)”, recuerda.

De ahí que defienda que “Ciudadanos es, sin lugar a dudas, el Partido necesario para que España tenga un cambio a mejor (no a peor), e igual que apoyamos al PP en determinados lugares, en otros apoyamos al PSOE (por ejemplo en Andalucía, donde está llevando a cabo medidas de regeneración que no ha conseguido el Partido Popular en 20 años de oposición ni Izquierda Unida cuando ha estado gobernando junto a ellos)”.

Subraya que, si el 26-J Ciudadanos mejorase entre un 1% y un 2% sus resultados, la formación de Rivera lograría llegar a los 50 escaños, lo que según Onésimo “sí que haría posible que España pudiera acometer las reformas necesarias a mejor en regeneración democrática, en empleo, en avances reales (y no ficticios, como algunos quieren vender) de la economía, en Educación, en rescate real (no humo) a la gente menos favorecida por la crisis…”.

Asegura no saber ni entender “a qué juegan” en el Partido Popular, y les recuerda a estos que “los votantes merecen todo el respeto del mundo (voten a quien voten), y Mariano Rajoy (y quienes, tras él, reproducen sus palabras) demuestran una falta de respeto enorme a la voluntad y a la inteligencia de los votantes y, desde luego, lo que demuestra es que no están pensando en España (ni en su Partido), sino en sus egos personales; España necesita un Ciudadanos fuerte”.

“Si Mariano Rajoy pensase de verdad en el bien de España, su enemigo sería la pobreza y la miseria en la que está mucha gente… pero no: pone como enemigo a Ciudadanos”

Con la sinceridad por delante, Onésimo González considera ver el panorama “mucho peor” que tras aquel cercano 20-D (por ejemplo, en lo que a posibles negociaciones futuribles se refiere). Considera que lo que impidió que se formase Gobierno entonces fueron “los personalismos: el personalismo de Mariano Rajoy, el personalismo de (que, desde luego, cometió un fallo tremendo cuando ‘quemó los puentes’ con el PP) y, sobre todo, el personalismo y el egocentrismo enrome que tiene , que busca el poder por el poder; la situación que tenemos tras este 26 de junio la veo bastante más compleja todavía que como estaba el 20 de diciembre”.

Afirma rotundamente que “si Mariano Rajoy pensase de verdad en el bien de España, en el futuro de los españoles y en que España necesita un Gobierno que tire las cosas para adelante, pondría como su enemigo al paro, a la corrupción, a los malos resultados que tenemos en Educación… su enemigo sería la pobreza y la miseria en la que está mucha gente… pero no, pone como enemigo a Ciudadanos; no sé quién dirige las campañas del PP, pero creo que el objetivo que mantiene no está pensando en absoluto en el bien de España, no lo entiendo”, reitera.

“Siempre hemos dicho que somos ‘de centro’, y lo somos: nosotros no damos la vuelta a las cosas, ni nos inventamos nada, ni cambiamos de ideología cada semana”

Defiende que en Ciudadanos siempre han dicho son “de centro” y se reafirma en que “lo son”, poniendo los ejemplos “lo que Ciudadanos hace y lo que Ciudadanos dice, que es exactamente lo mismo (ésa es una característica muy importante nuestra); nosotros no damos la vuelta a las cosas, ni nos inventamos nada, ni cambiamos de ideología cada semana (como hace Pablo Iglesias); nosotros hacemos lo que decimos, y se está comprobando”.

Afirma que le parece “tristísimo” que se intente utilizar (fundamentalmente lo escuchamos estos días desde filas Populares) que el hecho de que en unos lugares Ciudadanos les apoye a ellos (el PP) y en otros al PSOE es algo así como ‘dar bandazos’ o no tener las ideas claras, queriendo señalar como crítica la que posiblemente sea una de las grandes diferencias de Ciudadanos: la capacidad de llegar a acuerdos que considera beneficiosos.

Recuerda que “la postura que en todo momento Rajoy mostró tras el 20-D fue (después de que ya en la mismo noche electoral fuera la propuesta de ) un Gobierno de ‘gran coalición con PP-PSOE- Ciudadanos”, y ahora interpreta las palabras del candidato del Partido Popular con respecto a ‘tirar el voto’ como la muestra de que “ahora el señor Mariano Rajoy se está viendo muy acorralado porque no olvidemos que las encuestas dicen que, de sus propios votante, más del 50% no quiere que él sea el líder”.

Señala que “Albert Rivera ha dicho mucho muy claramente que en el ‘pacto anti-sillones’ vamos a hacer un acuerdo donde se junten los Equipos y negocien y se aparten los líderes de los Partidos”, reclamando así nuevamente la necesidad que PSOE y PP tienen de negociar y entenderse.

“Ha sido la actitud valiente y responsable de Ciudadanos la que ha evitado que hoy el vicepresidente del Gobierno sea Pablo Iglesias”

Al hilo de su análisis de lo sucedido tras ese 20-D, Onésimo subraya que “Ciudadanos, con el acuerdo que firmó con el PSOE en esta XI legislatura, evitó que (con una altísima probabilidad) el negociase con Podemos y con todas las Fuerzas independentistas un Gobierno; ha sido la actitud valiente y responsable de Ciudadanos la que ha evitado que hoy el vicepresidente del Gobierno sea Pablo Iglesias; fue Ciudadanos y no, desde luego, Rajoy con su comportamiento altamente irresponsable al decir que no al Rey”, e insiste en que esto es importante remarcarlo después de que el señor Rajoy haya dicho que “volvería a hacer lo mismo” apunta Onésimo, sorprendido.

Señala que “desde el PP muchas veces se dice que han ganado las Elecciones: sacó el 28% de los votos, y eso significa que el 28% de la gente le apoyó y el 72% no; en un sistema parlamentario está obligado a buscar apoyos, que es lo que el Rey le pidió; pero Rajoy (tras aquella maravillosa rueda de prensa de Iglesias pidiendo sillones) dijo que no porque como ya había un pacto de la izquierda (cosa que se demostró que era absolutamente falsa) él renunciaba a buscar apoyos… Y, evidentemente, Ciudadanos hubiese negociado con él, (como nos hemos puesto de acuerdo en otras regiones y en otras ciudades, no de manera gratuita), igual que con el PSOE, con quien suscribimos un documento de 200 medidas que eran perfectamente asumibles para el PP y al que se podría haber sumado, pero el personalismo de Rajoy impidió que esto fuera así”.

Lejos de aquello de ‘dejar gobernar a la lista más votada’, Onésimo señala que “lo factible en un sistema parlamentario es buscar acuerdos para gobernar, se acabó” y recuerda, por ejemplo, que en Dinamarca gobierna la cuarta Fuerza política; “Rajoy debe saber que tenemos un sistema parlamentario, y en un sistema parlamentario hay que buscar los acuerdos necesarios para gobernar” y determina que ‘dejar gobernar’ no es gratis, sino que hay que sentarse y negociar (en el caso de hacerlo con Ciudadanos, con “unas medidas clarísimas que tendría que afrontar si quiere ese apoyo”).

“¿Qué han conseguido en el PP con sus ’72 medidas anticorrupción’ si tienen a aforada y la han metido en la Diputación Permanente para que se alargue la protección que le da el Supremo…?; eso no es lucha contra la corrupción”

Como ha comentado ya Albert Rivera en reiteradas ocasiones, Onésimo recuerda que “una de sus ‘líneas rojas’ para negociar con cualquier Partido y para gobernar con él sería el tema de la Educación (y un Pacto de Estado en este tema es una cuestión clave); nosotros queremos toda la cercanía a la gente del Partido Popular, toda la cercanía a la del Partido Socialista, y toda la cercanía (y respeto absoluto) a la de Podemos, evidentemente, porque España tiene problemas que tenemos que resolver, pero tenemos que afrontarlo de una manera diligente y sensata y con las manos limpias” dice, hilando con la petición de regeneración que anhela Ciudadanos.

Se muestra muy crítico con la posición del PP en materia de lucha contra la corrupción, donde insta a “quitar los aforamientos” y asegura que esas 72 medidas a las que siempre alude el Partido Popular para justificar sus políticas de lucha contra la corrupción “son de muy corto recorrido” preguntando, además, “qué han conseguido con ellas si tienen a Rita Barberá aforada y la han metido en la Diputación Permanente para que se alargue la protección que le da el Supremo; eso no es lucha contra la corrupción, como tampoco lo es ver a Cospedal dar palmaditas en la espalda al señor y decir que éste había dimitido por un error de comunicación… eso es reírse de los españoles y no tomarse en serio el tema de la corrupción porque todo el mundo sabe que el señor Soria no dimitió por un error de comunicación, sino por mentir y porque un Ministro no puede tener dinero en paraísos fiscales; si no despolitizamos la Justicia es muy difícil que las medidas anticorrupción que se lleven a cabo tengan el efecto deseado, y es un tema primordial (también de ética, de ‘estética’ y de actitudes)” denuncia, prácticamente indignado.

“Ciudadanos nunca va a llegar a un acuerdo de Gobierno con Podemos, es absolutamente imposible mientras Podemos sea Podemos (aunque igual, al paso que va, de aquí para allá, izquierda, transversal,… quizá en unos meses están más a la derecha que el Partido Popular, no lo sé…)”

Por otra parte, explica que de Unidos Podemos les separa algo más que el referéndum de Cataluña de cara a posibles negociaciones: “Podemos es absolutamente antagónico a nosotros, y Ciudadanos es el único Partido que asegura (y hoy por hoy ha logrado) que no esté en el , porque entendemos que las medidas que propone son inviables y perjudicarían mucho a las clases medias y trabajadores de este país: no son lógicas y, además, son inviables; por ejemplo, proponen una subida de 12 céntimos en el precio del gasoil, y creo que cuando vas a una gasolinera a llenar el depósito el gasolinero no te pregunta si eres de clase alta o de clase media…”, ironiza.

Considera que “un aumento del gasto de 60.000 millones de euros sólo puede ser detraído con subidas de impuestos a las clases medias, y lo saben perfectamente; volver al sistema de públicos (que tantísimo nos han costado a los españoles) no creemos que sea lógico; hacer pactos con Partidos abiertamente independentistas (en Cataluña, en el País Vasco, en Galicia…) creemos que es romper España; se trata de un Partido cuyas medidas no son viables y que no se pueden llevar a cabo (entre otras cosas, porque tienen la ideología absolutamente perdida); son una amalgama de Partidos tremenda que dicen tanto que son comunistas, como que son socialdemócratas o que son transversales… Incluso Iglesias decía el otro día ‘yo de corazón me siento comunista pero a la hora de gobernar, soy socialdemócrata…’ ¿de quién se está riendo?¿toma a la gente por tonta o qué es lo que pasa? Ciudadanos nunca va a llegar a un acuerdo de Gobierno con Podemos, es absolutamente imposible mientras Podemos sea Podemos (aunque igual, al paso que va, de aquí para allá, izquierda, transversal,… quizá en unos meses están más a la derecha que el Partido Popular, no lo sé…)” vuelve a ironizar, añadiendo que “no es coherente y no es nada fiable”.

“No hay datos objetivos para decir que no se van a producir unas terceras Elecciones”

Afirma no estar nada convencido de que tras el 26-J vaya a haber acuerdos y, por tanto, un Gobierno (que evite, en consecuencia, unas terceras Elecciones): “No hay datos objetivos para decir que no se van a producir unas terceras Elecciones: el PP ‘juega’ solo, no quiere acuerdos, está contra todo el mundo (y se dedica a meterse con Ciudadanos, el único Partido con el que puede tener acercamiento); Podemos está también radicalizando el mensaje (de hecho ‘juega’ a lo mismo que el PP y ni se meten uno con otro en los debates); y el PSOE no se sabe a qué ‘juega’ pero, seguramente, si suma con la izquierda iría a gobernar con Podemos (lo que sería un poco triste porque Podemos quiere acabar con el Partido Socialista); la única vía posible es que Ciudadanos sea fuerte porque es el único que garantiza que se respete lo que se ha hecho bien y se cambie lo que está mal pero sin radicalismo y sin rupturismos; el único camino que veo de que España tenga un Gobierno estable es que Ciudadanos sea fuerte en el próximo Gobierno”, analiza.

“Se está jugando mucho con la demagogia y con nuestro futuro”

Afirma (y es evidente según se le ha podido ir viendo durante el desarrollo de la entrevista) que está “cabreado”, considera que “se está jugando mucho con la demagogia y con nuestro futuro” y, uno a uno (analizando propuestas y posturas de otros Partidos) que “el 20-D teníamos la sensación de que Ciudadanos sería importante para el devenir del país, pero ahora tenemos la absoluta convicción de que Ciudadanos es muy necesario e imprescindible para que España tenga un Gobierno de progreso y se deje de jugar con la demagogia y la mentira y realmente se piense en el bien de todos: el nuestro, el de nuestros hijos, el de nuestros padres y el de nuestros abuelos (porque, por ejemplo, la ‘caja de las pensiones’ está casi vacía)”.

Añade que “Rajoy vende una falsa recuperación económica que no es tal y hay dos datos incontestables: la deuda púbica ha pasado del 69% al 101%; y cuando Rajoy comenzó la legislatura cada español debíamos 16.000 euros mientras que ahora debemos 23.000”. Señala que “si caemos en manos de los populistas y los rupturistas nos puede pasar lo mismo que a Grecia, y eso no es un camino que esté lejos; allí ante una complicada situación se optó por los populistas y los populistas, y hoy tienen una disminución del 30% en las pensiones y en los salarios de empleados públicos, privatización masiva de muchísimas empresas; estamos jugando con fuego, la economía y la política no es una broma, y sí nos duele la demagogia; nuestras propuestas están avaladas por una memoria económica”, concluye.

Si lo desean, pueden ahondar en esta entrevista de Onésimo González (cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Albacete) a través del vídeo que acompaña a este texto.