La cita del 17 de diciembre (en este caso, para la renovación del PSOE provincial en Albacete) se integra en todo un proceso de cambio a nivel orgánico en el seno del que comenzó hace ya mucho tiempo en el panorama federal y que sigue acometiéndose a niveles territoriales menores hasta que se llegue a lo local; un tiempo extenso que, en ocasiones, la militancia puede apreciar como demasiado largo (sobre todo, por el desgaste que suele conllevar a muchos niveles).

“Puede ser que sea mucho tiempo, pero nuestro Partido se ha dotado de este instrumento de democracia interna que son las primarias, y hay que hacerlo con todas las garantías y con todo el tiempo necesario”, apunta Ruiz Santos. “Son muchos meses pero, en cualquier caso, hay que tomarse esto como lo que es: un proceso de democracia interna y de debate sobre nuestros modelos para conseguir el objetivo final: que donde gobernamos, sigamos gobernando y que, donde no gobernamos, podamos conseguir llegar a esa Gobierno que haga más fácil la vida de las personas” añade, afirmando que aunque haya quien se estresa mucho con esto, él no lo hace tanto.

Si bien el nombre de Pedro Antonio Ruiz Santos ‘sonó en las quinielas’ como candidato a la Secretaría General Provincial del PSOE de Albacete desde el principio, él mismo ha estado esquivando pronunciarse claramente al respecto hasta hace poco tiempo, momento en el que dice que tomó la decisión (si bien confiesa que lo venía pensando desde hace mucho aunque no lo tenía decidido): “Lo que sí tenía decidido era que no iba a generar polémicas que en aquellos momentos eran estériles porque estábamos hablando de procesos federales y regionales y, aunque sopesaba la posibilidad, la decisión siempre tiene que ser final”, asegura.

Pedro Antonio es firme al apuntar que “había una posibilidad de que esto no ocurriera, ojalá nunca hubiésemos tenido dos alternativas, dos candidaturas para liderar el PSOE en la provincia de Albacete, porque era tan fácil entenderse…” y, apuntando que él siempre ha optado por sentarse, al ver que finalmente no era posible fue cuando tomó la decisión “para unir” frente a quienes considera que desean “justo lo contrario”.

“No se puede ayudar a dirigir un barco desde fuera del barco, desde la orilla, y en el barco entramos todos”

Reitera que, si gana, invita a trabajar en su proyecto al otro candidato y a quien quiera de su equipo y que desea que, si gana Cabañero, acoja a Ruiz Santos y su equipo para trabajar “porque ése es el camino”, y lamenta “profundamente” que su ‘rival’ por la Secretaría General del PSOE de la provincia “dijera públicamente que no se integraría con nadie ni integraría a nadie y que el que ganase liderara su respectivo proyecto”, algo que Ruiz Santos asegura no entender porque “su modelo y el mío es el mismo: es el PSOE, yo no entiendo que tengamos dos PSOE’s”.

Considera que en el Partido hay fractura y que existe la amenaza de que ésta continúe si no existe esa “integración y unidad como sea” y reitera no entender la postura de Cabañero “porque no se puede ayudar a dirigir un barco desde fuera del barco, desde la orilla, y en el barco entramos todos: el capitán, el ayudante del capitán, hasta el último marinero… y yo seré marinero suyo si él finalmente es el capitán de este barco y querré estar dentro de la Organización y espero que me acoja como yo haría”.

Defiende que “aquí sólo hay un modelo, que es el modelo socialista, el modelo de izquierdas, un espacio socio-político de participación y de modernidad, que asume quién ha ganado los procesos anteriores (como es , a quien yo no voté pero por quien ahora me dejo y me dejaré la piel; y como es por quien estoy convencido que Santiago se dejará la piel aunque estuviera un poco de perfil anteriormente)” y huye de quienes “arengan diferenciando entre ‘buenos socialistas’ y ‘malos socialistas’…”.

“El PP desearía primarias, debates y controversia en el PSOE cada semana porque a ellos (que tanto tienen que ocultar) les viene esto muy bien”

Para Pedro Antonio Ruiz Santos la posibilidad de que hubiera una única candidatura de cara a estas primarias desapareció “el 8 de junio” cuando asegura que el actual secretario general provincial del PSOE de Albacete, al ver que los nuevos Estatutos del Partido impedían que optase a la reelección tras haber entrado en la Ejecutiva Federal, señaló a Cabañero como la persona que mejor podría continuar con el proyecto: “Designa a su sucesor y eso me parece no ser consecuente con las ideas que uno tiene”, señala. Del discurso de Pedro Antonio se desprende que lo ideal hubiera sido una única candidatura integradora, pero también la posibilidad de debatir y de elegir que conllevan unas primaras…

“Cuando hay dos modelos que no convergen (como es el caso) porque alguien entiende un modelo distinto (que yo no lo entiendo), pues hay que discutirlo en primarias; pero lo primero es intentar que no haya primarias aunque, si las hay, no hay que tenerles miedo bajo ningún concepto”, explica, “no se entiende que vayamos por dos caminos distintos, pero cuando no hay posibilidad, las primarias son un ejercicio democrático para discutir las formas de hacer las cosas sin que pase absolutamente nada”.

Un modelo que, por cierto, señala que “no conoce el , que elige ‘a dedo’”, un Partido Popular que asegura que desearía “primarias, debates y controversia en el PSOE cada semana porque a ellos (que tanto tienen que ocultar) les viene esto muy bien, distraer la atención sobre la corrupción, sobre su inacción, sobre sus recortes… les viene extraordinario, y eso es lo que no queremos nosotros; nosotros queremos al PSOE más fuerte posible para combatir al PP, no a ningún compañero”.

“El actual modelo nunca ha funcionado”

A pesar de repetir una y otra vez que no se está hablando de dos modelos distintos, Pedro Antonio públicamente se ha mostrado y se muestra muy crítico con el modelo actual del Partido y con la gestión de los últimos cinco años que dice que encarna su ‘rival’, a lo que él presenta una alternativa que no entiende, sin embargo, como otro modelo…

Recuerda que votó a González Ramos y a Cabañero hace cinco años “porque creía en su modelo” y añade: “El problema es que el modelo nunca ha funcionado; no se ha atendido a las peticiones de los grupos municipales que están en la oposición -cita como ejemplo, entre otros, la moción de censura en Caudete-; yo soy miembro nato de la Ejecutiva, no porque me eligieran, pero también tengo mi parte de culpa y he intentado que esto no fuera así, y tuve que firmar un documento para exigir que se convocara una Ejecutiva porque no se convocaban más que cuando así lo obligaban nuestras normas”, indica.

“Ese modelo nunca ha funcionado, y yo lo que reclamo no es otro modelo, es un modelo que se llama ‘PSOE’ que hay que modernizar, adaptar al nuevo espacio socio-político para encontrarnos con la ciudadanía a través de los militantes (no con 3.000 sino con más, porque se puede), utilizar las nuevas tecnologías y los instrumentos que tenemos (como nuestra web, o nuestros periodistas que no sólo deben seguir la sombra de la dirección), emplear con fuerza nuestros grupos sectoriales (que apenas se reunían o no se tenía en cuenta); también necesitamos un plan de trabajo con el que rendir cuentas a la Organización y a la ciudadanía… está claro que este modelo ha fracaso y yo puedo venir a proponer otro o a mejorar éste, pero quien no puede venir (con todos los respetos lo digo) es quien ha llevado todo el peso de ese modelo en los últimos cinco años sin que funcionase” señala, apuntando al otro candidato.

Ejes del ‘Proyecto PARS’

Sea, por tanto, como ‘mejora’ del modelo actual o como un modelo distinto, el proyecto que encabeza Pedro Antonio Ruiz Santos en su objetivo de liderar el PSOE provincial de Albacete propone algunas cuestiones dirigidas a todo eso que acaba de enumerar.

Por ejemplo, ofrece Comisiones Sectoriales en cada área de la próxima Comisión Ejecutiva Provincial, abiertas a militantes y simpatizantes además de a expertos de cada materia, cuyas conclusiones serán parte de los planes de trabajo de la Dirección del PSOE albaceteño.

Propone que las Asambleas Comarcales sean órganos territorializados para el fomento y la atención de las Agrupaciones Locales y podrán beneficiarse de los recursos (técnicos y humanos) del Partido; podrán elegir de manera directa un representante de la Ejecutiva provincial (siendo ésta una de las grandes novedades).

Habrá Unidades de Asesoramiento para los Grupos del PSOE que estén tanto en gobiernos como en la oposición, para que dispongan de asesoramiento técnico, jurídico, presupuestario, así como en materia de recursos sociales, prensa y medios de comunicación.

Con respecto a las Juventudes Socialistas, el proyecto de Ruiz Santos recoge que, además de que el secretario general de éstas esté en la Comisión Ejecutiva Provincial como miembro nato, se elija en su Congreso (de manera directa) otro miembro para la Dirección del Partido.

En materia de Feminismo, apunta que “el PSOE tendrá una acción feminista interna y en la sociedad; la composición de los Congresos y el será paritaria, de tal forma que en las listas de titulares y suplentes a los mismos, hombre sustituirá a hombre y mujer a mujer”.

Apunta la creación de un que “cumplirá funciones de asesoramiento y consulta para la actividad de la Ejecutiva provincial del partido, y estará formado por ex alcaldes, presidentes de la Diputación y compañeras y compañeros con dilatada experiencia política y de gestión”.

Además, señala que “la nueva Ejecutiva provincial emprenderá campañas de afiliación tras su traslado al Comité Provincial como objetivo prioritario y permanente, y los nuevos afiliados y afiliadas tendrán toda la información necesaria del partido y serán recibidos en cada Agrupación Local”.

Ruiz Santos reprocha a Cabañero no haber ido al mitin de Gª-Page en como aspirante a la Secretaría General del PSOE en C-LM “porque le podía provocar problemas con las personas que le apoyan a él”

Regresando a las posibles divisiones que hayan podido ir generando procesos renovadores previos en el PSOE (a nivel federal, Sánchez y Díaz; a nivel regional, entre García-Page y Blanco…), Ruiz Santos asegura que en su equipo no se tiene en cuenta quién voto a quién en el pasado porque todos tienen claro quiénes son sus líderes actualmente y que los van a defender, y apunta que dar vueltas sobre cualquier otra cosa sólo siembra división.

Dicho esto, muestra una fotografía donde aparecen militantes socialistas que no apoyaron a García-Page y sí a Blanco y asegura que todos ellos son quienes ahora apoyan a Santiago, a quien vuelve a reprochar haber estado “de perfil” en torno a la elección de García-Page e incluso no haber ido al mitin que éste dio en Hellín “porque le podía provocar problemas con estas personas de la foto que son los que le iban a apoyar a él”, lo cual califica como “un problema de raíz que genera división”.

Frente a este ‘escenario’, le apuntamos que en éste ‘juego’ han entrado en algún momento ambas partes y que, de igual manera, el propio Ruiz Santos no acudió al último mitin de Pedro Sánchez en Albacete… “No es igual, yo dije claramente que no apoyaba a Pedro Sánchez y no fui a su mitin (además, no me invitaron), pero Santi dijo que apoyaba a García-Page y no fue a su mitin para no generarse problemas…” reitera, añadiendo que “se confunde Santiago pensando que el ejercicio de división le va a hacer presidente de Diputación de nuevo aunque sea secretario general del PSOE”.

Minutos antes de esta entrevista, Ruiz Santos ha ofrecido un desayuno informativo en el que ha trasladado a los periodistas de los medios de comunicación los ejes de su proyecto. En ese encuentro, ha manifestado algo que aquí sacamos a colación y que reitera y amplía en esta conversación: “la candidatura que representa Cabañero no representa una integración real con el proyecto de Castilla-La Mancha, nosotros no podemos permitir que se corra un riesgo de que haya una distancia entre lo que diga nuestro Secretario Regional y el Provincial… ahí no nos van a encontrar’, había manifestado.

Lo argumenta así: “Hay que superar las cosas, y a Santiago Cabañero no le interesa que se supere una cosa, y es que él cree que necesita un grupo de gente muy determinada que le apoye y que es esa militancia ‘cabreada’, ‘la militancia frente a las élites’, ‘los buenos frente a los malos’… las necesita porque, si no las tiene, no ganaría la Secretaría” señala, apuntando que por esto se mantuvo “de perfil” (repite) en torno a su apoyo a García-Page.

“Aquí ha ganado García-Page, que es nuestro secretario general en C-LM -apunta Ruiz Santos-, y no puede ser que Albacete vaya por un camino distinto y divergente al del conjunto del PSOE de la región (porque aquí hay gente que ha escrito que García-Page tenía que haber dimitido, etc…); ése es el camino incorrecto, así no nos unimos (y unir no es uniformidad, es diversidad, cada uno puede pensar una cosa con matices diferentes, todos socialistas)”, apunta.

“Lo importante no son los avales, lo importante son los votos”

Con respecto a la presentación de avales, y a pesar de haber afirmado públicamente hace una semana que los 1.407 avales de la candidatura de Cabañero eran “mentira”, hoy no asegura categóricamente algo así, aunque no lo cree ni lo deja de creer. Frente a eso, viene a la entrevista con los suyos (1.406) y señala algo que es incuestionable: “Lo importante no son los avales, lo importante son los votos”.

Y precisamente para conseguir esos votos, avanza que durante estas semanas visitará todas las Agrupaciones Socialistas que pueda para escuchar y para ser escuchado: “Hemos ido ya a unos 25 puntos de provincia, también intentando no hacer dejación de funciones como delegado provincial de la Junta de Comunidades y con buen talante; yo nunca he estado de perfil en ningún proceso político en mi vida y es la primera vez que me presento a un proceso así, y concurro porque si queremos que la derecha no esté en el Gobierno tenemos que tener el PSOE fuerte, del siglo XXI, que precisan los ciudadanos”, concluye.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista mediante el vídeo que acompaña a este texto.