Más de 253.000 hombres y mujeres de Castilla-La Mancha, con edades comprendidas entre 50 y 69 años, han participado ya en el Programa de Cribado de Cáncer de Colon y Recto del desde que se puso en marcha en julio de 2016, y si te encuentras en esa franja de edad y todavía no te has realizado la prueba, no dudes en pedir cita en tu centro de salud para hacértela.

Detección con una prueba sencilla

El Programa de Cribado de Cáncer de Colon está dirigido a hombres y mujeres de entre 50 y 69 años y se realiza a través de un Test de Sangre Oculta en Heces, una prueba sencilla e indolora, que es el primer paso del proceso para detectar un tumor en sus etapas iniciales o las lesiones premalignas que lo originan.

La captación de la población diana se realiza a través de una carta que se envía al domicilio, en la que se explica qué es el programa y qué beneficios tiene. En esta carta se invita a la población de riesgo a acudir a su centro de salud para recoger un kit que incluye el test. Si el test da positivo, se aconseja la realización de una colonoscopia.

La población diana objetivo del programa es de 480.357 personas: hombres y mujeres de entre 50 y 69 años. Hasta el pasado mes de enero se había invitado a participar a 252.582, lo que supone el 52,58 por ciento de la cobertura del programa en el momento actual. Más del 92 por ciento de los usuarios invitados no ha rechazado el cribado y en los 80.839 test válidos se ha registrado un porcentaje de positividad del 8,48 por ciento.

A los pacientes cuyo test resulta positivo se les recomienda la realización de una colonoscopia. Hasta el momento se han realizado un total de 6.169 colonoscopias correspondientes al programa de cribado. En relación con las lesiones reportadas en estas pruebas, ha habido un 53,66 por ciento en las que ha sido detectada alguna lesión adenomatosa o cancerosa. En total, 423 cánceres detectados en ciudadanos castellano-manchegos asintomáticos.

Por lo tanto, desde aquí hacemos un llamamiento a la participación en éste y en los distintos programas de detección precoz y de cribado de Castilla-La Mancha, ya que constituyen una gran arma para hacer frente al cáncer, junto a la práctica de ejercicio físico y la ingesta de nuestra dieta mediterránea que protegen de padecerlo, que de detectarlo a tiempo, la supervivencia a los cinco años es superior al 90 por ciento

El Gobierno regional implantó este programa en toda la Comunidad en julio de 2016

El Gobierno de Castilla-La Manca ha realizado un gran esfuerzo pasa sacar adelante este Programa de Cribado de Cáncer de Colon, diseñando una nueva estrategia de implantación, invirtiendo en nuevos equipos para el diagnóstico y en más profesionales, además de dotarlo de una herramienta que permite mejorar la gestión y el trabajo del proceso.

El desarrollo de este programa se enmarca dentro del compromiso del por fomentar las políticas de prevención y promoción de la salud. En este caso, va destinado a detectar el cáncer colorrectal en sus etapas iniciales en las que tiene un mejor pronóstico, un tratamiento mucho menos agresivo y una supervivencia a los cinco años superior al 90 por ciento.

Desde la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de , y el SESCAM, a través de la Dirección General de Asistencia Sanitaria, y con la participación en comisiones técnicas de profesionales de los diferentes servicios implicados, se ha elaborado una completa estrategia que, además del calendario de actuaciones, ha incluido el análisis y cálculo de los recursos humanos, técnicos y tecnológicos necesarios para llevarlo a cabo.

En los tres últimos ejercicios presupuestarios, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado más de un millón de euros a la adquisición de aparataje relacionado con el programa de cribado de cáncer colorrectal. Igualmente se ha dotado de más personal a aquellos servicios implicados en su desarrollo, de tal manera que a día de hoy, por ejemplo, hay doce especialistas más de Aparato Digestivo, o cinco anatomopatólogos más, entre otros.

Por otra parte, para mejorar el control de los resultados que va arrojando el programa -uno de los aspectos cruciales en todo cribado poblacional—, se ha creado una plataforma que integra todos los datos de las bases clínicas institucionales y abre una nueva forma de trabajo para este proceso integrado.

Esta nueva herramienta permite el seguimiento, la evaluación y la trazabilidad de todo el flujo de trabajo definido en el programa, como el dar cuenta y razón de en qué situación se encuentra cada usuario durante los 20 años de su seguimiento.

Así que repetimos, si te encuentras en la franja de edad de 50 a 69 años, no lo dudes, merece la pena acercarte a tu centro de salud para realizarte la prueba, puede salvarte la vida.