Sobre el estado general de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de Albacete, Bernabéu comienza explicando que “desde el punto de vista del alumnado, con la proliferación de Escuelas y Facultades, de lo que éramos antes a lo que somos ahora… ha disminuido el alumnado; este año cumplimos el XL aniversario de la Escuela (que nació en 1978, aún siendo de la Universidad de hasta que nos integramos en la UCLM al nacer, de modo que tenemos más años que la propia Universidad regional)”.

Desde el punto de vista de la Investigación, apunta que “somos un referente en el sector agrario en general; contribuimos a incrementar los índices en los rankings de la UCLM y, en ese sentido, estamos bien”. Finalmente, desde el punto de vista de “notoriedad en la sociedad”, señala que “al tener pocos alumnos, lo bueno es que las empresas se dirigen a nosotros en la búsqueda de ingenieros agrónomos y de montes (sobre todo, del sector agroalimentario); un alto porcentaje de los alumnos que terminan, encuentran trabajo antes de concluir y, para la sociedad y para todos nosotros, esto es muy positivo” comenta, aludiendo también a la “enorme satisfacción” que esto, a su vez, produce a los propios docentes que forman durante años a esos y esas estudiantes.

“La Universidad es una Universidad joven, y la Escuela también tiene mucha gente joven, dinámica; y eso permite métodos de enseñanza que, por ejemplo, tengan en cuenta cuestiones como el reciclaje del profesorado”

La disminución del número de alumnados se puede comprender si tenemos en cuenta la diversificación de la oferta formativa con el paso de los años pero no es tan asumible si partimos de la realidad de que el agroalimentario es, sin duda, uno de los sectores referentes en esta región (a tenor también, como Rodolfo explicaba, del alto porcentaje de colocación que tienen quienes se forman en estos estudios). ¿Cómo se explica esta situación?

“La verdad es que no lo llego a entender mucho… -afirma-; somos una región muy amplia, de 80.000 kilómetros cuadrados y 2 millones de habitantes, y es cierto que el PIB del sector agrario es uno de los que más contribuye a la economía en Castilla-La Mancha dentro del conjunto nacional… Tampoco lo entiendo desde el punto de vista de las amplias posibilidades que los alumnos que se forman en la Escuela tienen de terminar encontrando un trabajo, por lo que no comprendo que eso no haga de ‘efecto llamada’ importante…”.

Poner en valor esas cuestiones es algo que, considera, “nos compete a todos: al estudiante, a su familia y también a los docentes”.

La Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de Albacete se ha ido adaptando a los nuevos en múltiples facetas gracias a varias cuestiones: primero, partiendo del hecho de que “la Universidad es una Universidad joven, y la Escuela también tiene mucha gente joven, dinámica; y eso permite métodos de enseñanza que, por ejemplo, tengan en cuenta cuestiones como el reciclaje del profesorado (mediante cursos de innovación educativa), el uso de nuevas tecnologías, de infraestructuras adecuadas… los profesores se están adaptando (incluso nos gustaría hacerlo más, y poner en marcha iniciativas cada vez más prácticas)”, alude.

“Explotar el campo está bien, pero su industrialización es lo que aporta el mayor valor añadido”

Sobre si, en términos generales, considera que Castilla-La Mancha en su conjunto está sabiendo aprovechar todas las potencialidades que tiene el campo en nuestra región, Rodolfo Bernabéu admite que le gustaría “que se potenciara más la industria agroalimentaria porque es donde se puede encontrar el mayor valor añadido: en la industrialización de los productos obtenidos en el campo; explotar el campo está bien, pero su industrialización es lo que aporta el mayor valor añadido”.

Además, señala que “hacer una mayor comercialización (tanto dentro como fuera pero, fundamentalmente, fuera de nuestra región) sería mejor”. Bernabéu asegura que tenemos industria agroalimentaria (“en cada pueblo, por ejemplo, tenemos una bodega, y eso es industria”, indica), pero advierte de la necesidad de fomentar también “otro tipo de industria” (poniendo como ejemplo la de cereales, cerveza, etc.) que se puede encontrar en la Comunidad de , lindando con la nuestra, y que “luego son las que comercializan sus productos en Castilla-La Mancha”, por lo que subraya lo interesante de tenerlas aquí también donde, además, “contamos con grandes profesionales, ingenieros, para estar en ellas”.

“La Investigación no es un gasto, es una inversión y todo lo que destina a Investigación se recupera”

En todo esto, la Investigación es fundamental como el ‘arma’ más importante con la que abrir esas potencialidades que esperan ser exploradas. “La Investigación no es un gasto, es una inversión y todo lo que destina a Investigación se recupera (con nuevas patentes, nuevos procesos de fabricación, nuevos productos… o bien con la formación de personal que se está instruyendo dentro del ámbito de los ingenieros agrónomos)”, explica.

Rodolfo comenta que la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes “lee multitud de tesis a lo largo del año, en todos los ámbitos (agroalimentario, del agua, la comercialización…); somos un centro de referencia del sector agroalimentario en Castilla-La Mancha (lo cual no quiere decir que no haya otros Centros que también lo sean…), pero en la complementamos razonablemente bien docencia e investigación”, subraya.

Los alumnos piden prácticas en las empresas “para acercarse a la realidad de ellas y por el hecho de que, al conocerlos, tienen más posibilidades de que puedan contratarlos”

Sobre la importancia de que la Escuela mantenga buenas y estrechas relaciones con las empresas, Rodolfo Bernabéu explica que “hay Planes de Estudios (por ejemplo, los de Máster) que establecen que los alumnos tienen que pasar obligatoriamente un periodo en empresas; en la Escuela tenemos un catálogo de empresas del ámbito agroalimentario y forestal por las que pasan los alumnos (o bien porque su Plan de Estudios lo marca de manera obligatoria, o bien voluntariamente)”.

Y el deseo de ir a esas empresas, por parte de quienes se están formando, es alto por dos motivos: “para acercarse a la realidad de las empresas y por el hecho de que, al conocerlos, tienen más posibilidades de que esas empresas puedan contratarlos”, apunta.

El director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de Albacete considera que “es un modo de que la Universidad y el sector empresarial miren en la misma dirección, y eso se traduce también en que cuando esos alumnos terminan su estudios, son directamente contratados por las empresas y en que éstas incluso nos explican el perfil de ingeniero que quieren”.

“Ayudamos a que los alumnos formen su espíritu crítico para analizar todas y cada una de las cuestiones candentes que se dan en la realidad: temas de trasvases de agua, temas de comercialización del vino, qué hay que hacer, dónde fallamos, cuáles son las estrategias que deberíamos de acometer…”

El agrario es un tema sensible que, precisamente por la importancia que tiene para tantos factores en Castilla-La Mancha, pone sobre la mesa y en la calle de alguna forma el debate en torno a las cuestiones que le puedan afectar (sobre agua, sequía, ámbito vitivinícola, cooperativismo…). Temas que, además de a debate en la calle a nivel social, también llegan a las aulas de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes.

“Por supuesto y, además, organizamos Jornadas; la formación universitaria no es solamente un trasvase de conocimientos del profesor al alumno o desde las propias empresas… es algo también muy importante e intangible (como puede ser el espíritu crítico)”.

Ahonda en esto Bernabéu y afirma que “la comunicación con distintos profesores con distintos pareceres sobre lo que se escucha es algo muy bueno para tener unos alumnos formados que tengan capacidad de decisión; en la Escuela tenemos profesores que llevan a cabo estudios de todo tipo que luego revierten en las clases y ayudan a que los alumnos formen su espíritu crítico para analizar todas y cada una de las cuestiones candentes que se dan en la realidad: temas de trasvases de agua, temas de comercialización del vino, qué hay que hacer, dónde fallamos, cuáles son las estrategias que deberíamos de acometer… los alumnos cada vez tienen un mayor espíritu crítico y van a ir demandando más soluciones”.

“La nos une a todos y todo lo que se ponga en duda es como si un padre pusiera en duda a un hijo”

Por último, aprovechamos el paso por nuestras instalaciones del director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de Albacete para escuchar también su valoración (al igual que hemos venido haciendo ya con otros protagonistas de la UCLM) sobre la situación de ‘tensión’ que se vive entre la propia Universidad de Castilla-La Mancha y el Gobierno regional a cuenta de presupuestos y planes de futuro.

“Yo no tengo conocimiento de que la Universidad dilapide, yo creo que invierte sus recursos y los invierte bien (desde luego, en la Escuela también se hace así); todos los organismos públicos se someten a auditorías de cuentas, siempre ha sido así”.

Asegura que todo esto “causa incertidumbre” y teme que quizá “pueda frenar las posibilidades de tener más alumnos, porque puede haber familias que piensen que quizá no se dé dinero suficiente para la docencia o que ésta no tenga calidad y acaben enviando a sus hijos e hijas a otros sitios a estudiar…”.

Habiendo pasado por todas las etapas desde alumno a director de esta Escuela, defiende que “no hay elemento vertebrador mayor en Castilla-La Mancha que la Universidad de Castilla-La Mancha; ahí estamos incluidos todos, de cualquier tendencia política, religiosa… la Universidad de Castilla-La Mancha nos une a todos y todo lo que se ponga en duda es como si un padre pusiera en duda a un hijo; no vamos bien por ahí… es bueno para la región las inversiones, la formación de capital humano es verdaderamente lo que cambia la competitividad de las regiones: si podemos retener al capital humano formado en nuestra región, nuestra región va a ir para adelante”, concluye.

Pueden visionar al completo, si lo desean, esta entrevista al director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Técnicos Agrónomos y de Montes de Albacete, Rodolfo Bernabéu, a través del vídeo que acompaña a esta versión por escrito de la misma.