Comienza explicándonos que esta nueva etapa que acaba de comenzar para él, como presidente de la , la está llevando bien porque, a pesar de estar él a la cabeza, “es un equipo lo que funciona, los demás compañeros de la directiva son importantísimos, y lo estamos llevando con mucha ilusión porque, aunque estábamos antes, es un reto nuevo y tenemos proyectos que hay que desarrollar”.

“Cualquier demora o retraso en la constitución de un Gobierno provoca que los empresarios atrasen sus inversiones… creo que los políticos tienen que esforzarse un poco, dejar atrás algunas ideologías e intentar buscar un camino común”

Preguntado por cómo ven, desde la óptica empresarial, este momento político que se ha abierto en nuestro país tras las Generales del 20 de diciembre, Santos Prieto explica que “lo que tenemos que tener ahora mismo es un poquito de tranquilidad a la hora de poder desarrollar nuestros proyectos en las empresas, por lo que cualquier demora o retraso en la constitución de un Gobierno provoca que los empresarios atrasen sus inversiones… y al final eso redunda siempre en la evolución del propio país; desde la industria, lo que tenemos es una necesidad imperiosa de que se vaya solucionando ya el tema y se pongan de acuerdo porque, si lo retrasamos demasiado, al final sí que afecta al Producto Interior Bruto de la Nación”.

Sobre si, entre todos, seremos capaces de ‘forzar’ a la clase política a dialogar y a que se sienten a consensuar, Prieto explica que “son políticos, tienen que acordar, para eso están elegidos por el pueblo español, son nuestros representantes y eso es la Democracia… creo que tienen que esforzarse un poco, dejar atrás algunas ideologías e intentar buscar un camino común (como ha hecho, por ejemplo, el Ayuntamiento de Albacete, que al principio parecía que iba a ser ‘ingobernable’ y, sin embargo, vemos que están evolucionando y que se están haciendo cosas por el bien de la ciudad, eso es muy importante y ahí tienen el mérito todos los Partidos)”, señala.

Tras sus múltiples reuniones con Partidos políticos en campaña asegura que su sensación es que “hay un trabajo común y piensas, de verdad, que los políticos tienen que existir porque si no existieran no conseguiríamos muchas cosas”

Venimos de una campaña electoral que ha sido larga e intensa y en la que los medios de comunicación de la ciudad hemos ser testigos directos de múltiples encuentros entre la Directiva de ADECA y representantes de los diferentes Partidos políticos con el fin de intercambiar impresiones y presentarse mutuamente prioridades o ejes de acción.

¿Cuáles son las predisposiciones que Santos Prieto encontró en cada uno de esos encuentros con respecto a las demandas (algunas de ellas, históricas) que trasladó en nombre de los empresarios del ?

“Buenas -sonríe-; puedo decir que con todos los Partidos políticos con los que yo me he entrevistado la relación ha sido muy cordial y he terminado francamente ilusionado porque veo que hay un proyecto común que es levantar a España de una crisis de la que estamos intentando salir”, introduce.

Reitera que “todos tienen muy buenas intenciones (tanto a nivel local y regional como nacional), entienden la problemática que les exponemos, tienen proyectos paralelos que ellos ya están desarrollando; sinceramente, ves que hay un trabajo común y piensas, de verdad, que los políticos tienen que existir porque si no existieran no conseguiríamos muchas cosas… el problema es cuando ves que eso que tú has hablado con ellos no redunda inmediatamente en la economía, que se paraliza porque no hay un entendimiento y porque pueden prevalecer ciertos intereses de Partido (que yo puedo entender), pero siempre ha de prevalecer una cosa: la Nación, el bienestar de la sociedad, y eso ha de estar antes de nada más”.

“La mayoría de los empresarios, lo que buscamos es la bonanza en la ciudad; entonces, cuando ves que eso no funciona (por causas ajenas, la mayoría de las veces, a lo que es tu propio esfuerzo) llega un punto en que te duele”

El Parque Empresarial de Campollano, con más de cuarenta años de existencia es, sin duda, uno de los de más referencia (si no el que más) en Castilla-la Mancha. ¿Cómo ha sido para sus protagonistas ser testigos tanto de sus épocas de mayor esplendor como de los duros momentos que conllevó la crisis (con el cierre, por ejemplo, del 30% de sus empresas y la consiguiente pérdida de unos 4.000 puestos de trabajo)?

“Ha sido triste; la crisis ha hecho mucha mella porque, para un empresario, su vida es la empresa: arriesga el patrimonio y, cuando ves que una empresa cierra, los empresarios nos solidarizamos mucho porque no solamente es el cierre de esa empresa sino que es la ruina de la familia la mayoría de las veces (aparte de la pérdida de trabajadores)”, confiesa.

Prosigue señalando que “duele… duele ver que ya no hay atascos en las salidas del Parque Empresarial; duele ver que tienen que cerrar cafeterías que antes estaban llenas… te das cuenta de que todo eso, al final es economía que no llega al pueblo, porque el empresario no solamente busca ganar dinero, sino crear empleo, riqueza y oportunidades; la mayoría de los empresarios, lo que buscamos es la bonanza en la ciudad; entonces, cuando ves que eso no funciona (por causas ajenas, la mayoría de las veces, a lo que es tu propio esfuerzo) llega un punto en que te duele”.

Santos Prieto ni duda ni un segundo al afirmar que “Albacete es una ciudad emprendedora; quizá porque las personas aquí siempre nos hemos tenido que ‘buscar la vida’ y porque la agricultura está en esta zona algo más limitada, al final nos hemos tenido que volcar en la industria y llevamos muchos años dedicándonos a producir; por eso, cuando ves que esa producción se merma y que no se llega… ves que algo no estás haciendo bien o que alguien no está haciendo bien las cosas y es cuando percibes que tú, por tus medios, no puedes salir para adelante”.

Añade que “para colmo, cayeron las subvenciones, cayó el apoyo en general a la empresa… y llega un momento en el que sí que te ves solo”.

Las seis grandes reivindicaciones que ADECA señala en el Parque Empresarial Campollano

ADECA ha resumido en seis sus necesidades más urgentes; cuestiones que se han convertido en las protagonistas en todos y cada uno de esos encuentros con diferentes Partidos políticos que, como apuntaba Santos Prieto, han tenido lugar en los últimos meses.

Así, demandan que se impulse una Ley Nacional de Gestión de Zonas Industriales, entendiendo éstas como ‘zonas de interés económico a proteger e impulsar’; que se favorezcan las conexiones entre las administraciones locales, autonómicas y nacionales con las áreas industriales para evitar localismos y criterios arbitrarios que no son sostenibles en el tiempo; que se impulsen entidades mixtas de gestión industrial en el ámbito nacional, teniendo como referencia los modelos de éxito de la Comunidad de y la Comunidad Valenciana; que se apoye la I+D+i dirigida a las PYMES, estableciendo mecanismos para que el apoyo de las inversiones de llegue a la pequeña empresa; que se rebajen la presión fiscal a la PYME y las cargas sociales; y que se luche contra la competencia desleal, el intrusismo y la economía sumergida con medidas antidumping.

Santos Prieto (que se autodefine como “una persona muy optimista”) asegura que “todas esas medidas son factibles”, si bien es consciente de que “las primeras son más difíciles porque hay que cambiar cierta legislación a nivel nacional con la implicación de varios Ministerios, si bien estamos teniendo reuniones con políticos de ámbito nacional, a través de la Federación de Parques Empresariales de España, y entienden lógica nuestra petición porque es tan sencillo como intentar hacer una normativa igual que está la Ley de Propiedad Horizontal, porque los Parques Empresariales dependemos únicamente del Ayuntamiento ‘de turno’: cada vez que hay cambios de políticos tendríamos que negociar con ellos, ver qué beneficios tenemos, hacerles comprender que el Parque Empresarial tiene que estar bien cuidado para atraer empresas (y para que las que están, trabajen mejor)… y todo eso es ‘una lucha’ que se debería evitar, simplemente, con una normativa”, explica.

Sobre la demanda de ‘favorecer conexiones entre Administraciones’ señala que “está claro que es fundamental porque, cuando pasa como actualmente (que en el Gobierno regional hay un Partido político y en el Ayuntamiento hay otro) quizá entre ellos pueden intentar ‘frenarse’ o utilicen sus medios para hacerlo, y eso perjudica a cualquiera… nosotros tenemos que intentar que eviten eso, y se está llegando: quizá la propia crisis, quizá las propias necesidades hayan hecho que los propios políticos hayan aprendido esto, tal y como he dicho sobre el Ayuntamiento de Albacete (que es un ejemplo muy bueno de que se puede hacer, de modo que esa conexión no puede fallar)”, reitera.

En cuanto al ‘I+D+i’, Prieto señala que “hasta ahora, no ha podido llegar a la empresa pequeña”, si bien indica que “la Junta de Comunidades está desarrollando proyectos que van a realizarse inminentemente porque tenemos que hacer que eso llegue a las empresas pequeñas para que se conviertan en grandes, hay que generar riqueza”.

En este punto, aprovecha para subrayar que “la riqueza se genera aprovechando a los que están (aparte de a los emprendedores); yo entiendo que un empresario es un emprendedor con experiencia, por eso creo que las nuevas ayudas del llamado ‘Plan Adelante’ (que ya si están mirando al empresario, para que el negocio que hay, crezca) van a convertirse más en trabajo que en apoyo a un emprendedor”.

Con respecto a la creación de esas ‘entidades mixtas de gestión industrial en el ámbito nacional’, el presidente de ADECA concreta que “entendemos que quienes más conocen la problemática y la gestión del Parque Empresarial Campollano son los propios habitantes (así lo digo, porque estamos más tiempo allí que en casa, somos ‘habitantes’) -sonríe-, por eso creemos que nuestra experiencia, nuestros contactos, nuestra manera de trabajar puede ser mucho más productiva si hay un entre mixto conformado por una parte privada y una pública; nosotros no queremos gestionar todo, pero sí tener ‘voz y parte’ en esa gestión para que al final sea mucho más rentable y mejore antes que sólo con la exclusividad pública”.

Sobre la petición de ‘rebaja de la presión fiscal y de las cargas sociales a la PYME’, Santos Prieto afirma que es algo que “resulta muy fácil de entender” pero que “a los políticos les cuesta llevarlo a la práctica, no saben que crea empleo”. Al hilo de esto, señala que “lo empresarios nos sentimos ‘sableados’, sobre todo los pequeños empresarios porque, al final, las grandes empresas tienen unos beneficios que las pequeñas nunca consiguen (y, además, logran pagar menos que las PYMES); eso repercute hasta en la competencia, porque es muy posible que a las grandes empresas les salga más caro todo que a las grandes”, expone.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Campollano manifiesta que “la competencia desleal se puede atajar con una inspección mucho más contundente, que vaya donde se sabe que está”. Lo explica relatando que “es muy fácil llamar a la puerta de las empresas que están regularizadas (que llevan un control y tienen cierto número de trabajadores), y mirar si han cometido algún fallo en una contratación o si tienen algo mal en la prevención de riesgos laborales para sancionarlas o abrirles un expediente… es muy fácil porque están ahí; lo más difícil es conseguir en aquellas empresas que no tienen letrero en la puerta, que a lo mejor tienen dentro cinco empleados trabajando ilegalmente… pero es la Administración la que tiene que luchar por sacar esa economía sumergida a la luz, porque afecta a la competencia”.

Incide, sobre esto, que “si una persona, en la estructura de su empresa, evita gastos de Seguridad Social, evita impuestos, etc. al final puede ser un 15% o un 20% más barato que tú en el producto; el cliente al final no sabe que está ayudando a destruir la economía nacional, creo que hay que luchar por convencer a la gente (al cliente, al usuario) que, comprar sin IVA, indirectamente está perjudicando a muchísima gente”.

Los emprendedores

Regresando al tema de los emprendedores, preguntamos a Santos Prieto si quizá, en los últimos tiempos, los esfuerzos se han podido centrar más en apoyar a ese colectivo que a los empresarios que ya estaban. Aunque tímidamente, confirma que sí, y añade que comprende que haya que ayudar a los que emprenden: “Con todo el paro que se ha ocasionado por esta crisis, el Gobierno lógicamente se preocupa por encontrar algo para esa gente; pero, cuando una empresa con quince trabajadores cierra, es muy difícil que al día siguiente salga otra con otros quince trabajadores para hacer lo mismo (porque si ha cerrado, es por un motivo), entonces lo fácil es que, de esos quince trabajadores, cinco o seis quieran volver a hacer lo que saben hacer y, por tanto, que emprendan; hay que ayudarles, sí, pero solamente estás creando cinco puestos de trabajo… ¿por qué no mantenemos la empresa de quince trabajadores para evitar que haya que crear emprendedores? Ése es el tema y como yo creo que había que haber afrontado la crisis: se hubieran mantenido más empresas en marcha y no hubiera habido ese 30% de empresas cerradas”, explica.

“Está claro que, una vez hecho ‘el daño’, una vez ahí el problema, tienes que apoyar a los que tienen que salir para adelante y que la única manera que tienen para hacerlo es creando una empresa y creando riqueza”, añade.

“No voy a pensar en lo que hay en el pasado, pero que sí en que tengo que trabajar por el futuro que hay en Campollano”

En el seno de Campollano, ¿se ha tenido la sensación en algún momento pasado de que quizá se estaba apostando más por Parques Empresariales incipientes en la ciudad que por el apoyo claro a éste?

“Todos tenemos derecho a todo -sonríe Prieto-; la situación es distinta: el Parque Empresarial Campollano está consolidado, tiene cuarenta años, cuatro millones de metros cuadrados, más de 8.000 trabajadores en este momento… sí hemos notado que a nosotros nos han dejado un poquito de lado, pero no porque hayan hecho más caso a otros… yo creo que ha sido algo común; es cierto que, a la hora de las ayudas, creo que proporcionalmente tenían que haberse volcado un poquito más con nosotros (simplemente, por volumen); eso tenemos que intentar ir solventándolo, pero entra dentro de nuestra ‘lucha’ diaria con el Ayuntamiento ahora en cuestión”, señala.

Dicho esto, apunta que no va a pensar en lo que hay en el pasado, pero que sí tiene que trabajar “por el futuro que hay en Campollano, el Parque Empresarial más importante de Castilla-la Mancha, con empresas representativas a nivel mundial; Albacete es un cruce de caminos y tiene un potencial enorme, su mano de obra está muy cualificada (en otras razones, gracias a los cursos que hacemos en ADECA); todo eso hay que explotarlo, y donde creo que mejor se puede explotar es dentro del Parque Empresarial Campollano (porque está dotado de todo tipo de servicios y tiene unas infraestructuras que son las envidia de otros Parques de España)”.

Al hilo de esto, aprovecha para decir a nuestros representantes políticos “que no olviden que el Parque Empresarial Campollano, lo que está dando ahora mismo a la ciudad de Albacete es el 40% del PIB de la ciudad (y casi un 20% del provincial); tienen que valorar más el Parque Empresarial de lo que lo hacen”.

Sobre el Plan Extraordinario por el Empleo de C-LM y el Plan Adelante

Sobre el ‘Plan Extraordinario por el Empleo de Castilla-la Mancha’ y el más reciente ‘Plan Adelante’ puestos en marcha por el Gobierno regional, el presidente de la Asociación de Empresarios de Campollano valora que “sobre el Plan de Empleo… hay que ser solidario; yo entiendo que no es la solución el crear empleo por esta vía, pero hay gente que lo ha pasado muy mal en esta crisis y que necesita trabajar (por desarrollarse, por sentirse útil…); no todo el mundo quiere estar en el pero (hay gente que sí, pero no todos), de modo que entiendo que había que hacer algo, es una solución, es lo que han visto y en lo que se han puesto de acuerdo las Administraciones (que eso es importante también); el Ayuntamiento de Albacete ha colaborado (además, generosamente), con lo cual… entiendo que es una manera de llegar al pueblo directamente, que es con la nómina a fin de mes, con el trabajo: había que hacer algo y se ha hecho, aunque no es la solución”, repite.

No obstante sí ve esa ‘solución’ en ‘la segunda parte’, ese ‘Plan Adelante’ del que valora que “supondrá que llegue dinero a la empresa, pero dinero para que repercuta; si alguien sabe ‘duplicar’ el dinero, es el empresario, es el que hace que ese dinero al final llegue otra vez al Estado (a través de las obligaciones y los impuestos con los que cumplimos); esto no es que te den un dinero ‘a fondo perdido’, hay que justificar mucho, hay que crear proyectos en serio; lo que pretendemos es que, esa empresa que se ha quedado descapitalizada durante estos 7 u 8 años de crisis consiga tener liquidez para poder competir con el resto de las empresas externas, y esas ayudas a las exportación también van a venir bien porque las empresas que han estado exportando y que han hecho los deberes en este sentido son las que han notado un poquito menos la crisis”.

Como parte de este ‘Plan Adelante’, el presidente autonómico, , hablaba del objetivo de simplificación administrativa se traducirá en dos iniciativas legislativas: por un lado, la Ley de Trámite Único y, por otro, la Ley de Preferencia de Promoción Empresarial en Zonas Prioritarias.

“Todo eso son ventajas porque, está claro, cuanto menos papeleo hay que hacer, más rápidas son las cosas; son cuestiones que, a la hora de la verdad, te facilitan el trabajo”, opina. Al hilo de esto (y en cuanto al apoyo), Prieto señala que ellos tienen el gran objetivo en Campollano de “crear un vivero de empresas y, para ello, tenemos que llegar a acuerdos con Administraciones y demás y, si se facilita la constitución y todo el funcionamiento a esas empresas… pues mucho mejor”.

“El Parque Empresarial tiene 40 años y no se trata de ‘poner parches’ (que es lo que estamos haciendo ahora), se trata de hacer un plan a muchos años y de destinar una cantidad fija a ese plan”

Antes de despedirnos, le preguntamos por aquel gran objetivo que desea lograr para ADECA, ese logro con el que le gustaría que su paso por la presidencia de la Asociación fuese recordado en el futuro. “Hay muchos -asegura-; yo (con mi Directiva) lo que quiero conseguir es un acuerdo con el Ayuntamiento, de manera que no haya que estar negociando todos los años lo que se va a hacer; simplemente, que haya un dinero previsto y que nosotros no tengamos que estar ‘perdiendo el tiempo luchando’ con el Ayuntamiento ‘de turno’ el político ‘de turno’ o el alcalde ‘de turno’, en explicarle cuáles son las necesidades para ese año… Si se hace un proyecto a largo plazo, al final consigues que la estructura se vaya mejorando, no se trata de ‘cambiar bombillas’, se trata de ‘cambiar las farolas’, ése es el gran problema, y hay que hacerlo con tiempo”.

Así, reitera que “consiguiendo eso, todo lo demás quizá venga por añadidura porque lo que se consigue es una mejora ‘a la larga’ y un mantenimiento del Parque Empresarial: tiene 40 años y no se trata de ‘poner parches’ (que es lo que estamos haciendo ahora), se trata de hacer un plan a muchos años y de destinar una cantidad fija a ese plan; con eso me conformo”, concluye.

Hasta aquí la versión escrita de la entrevista realizada en La Cerca al presidente de la Asociación de Empresarios de Campollano (ADECA), Santos Prieto. Pueden visionarla al completo, si lo desean, a través del vídeo que acompaña a este texto.