El secretario general de ASAJA C-LM ha afirmado a La Cerca estar “muy orgulloso de la organización” de la jornada reivindicativa que habían preparado para este jueves, 6 de abril, en las capitales de provincia de la región.

considera que “se ha hecho un trabajo exquisito y el resultado ha sido muy bueno, así como que “dadas las circunstancias, que 7.000 agricultores y ganaderos y en torno a 400 tractores hayan estado en la calle, que el mensaje trasladado haya sido el mismo, que la tabla reivindicativa se haya respetado… nos da pie para pensar algo que para mí es fundamental: que las movilizaciones acaban de empezar”.

Afirma que esa tabla reivindicativa para ASAJA “es incuestionable” y apunta que “las Administraciones han mirado a todo ello de perfil, sin quererse mojar a pesar de que a todo el mundo le afectaba, y eso nos indica que estamos en el buen camino”.

ASAJA C-LM ha solicitado, vía carta, reuniones con el delegado del en la región y con el consejero de , y Desarrollo Rural

Fresneda nos ha comunicado que esta misma mañana se han cursado sendas cartas al delegado del así como al consejero de Agricultura en la región solicitándoles reuniones urgentes en las que afrontar las medidas que se incluyen en esa tabla de peticiones en torno al sector, y avanza que “volverán a convocarse actuaciones reivindicativas en toda la región porque tenemos claro que no podemos seguir como estamos”.

El secretario general de la de Castilla-La Mancha asegura que están muy satisfechos por el resultado de esta jornada de movilizaciones, y explica que “el seguimiento ha sido bastante homogéneo en todas las provincias”.

Subraya que “los agricultores profesionales -enfatiza esta última palabra- han secundado mayoritariamente el llamamiento; porque el que haya 140.000 perceptores de ayudas comunitarias en la región no significa que haya esos agricultores, de hecho, hay muy pocos agricultores en relación con los que había hace años”.

Una tabla de reivindicaciones repleta de necesidades “urgentes”

La tabla reivindicativa que ha sido eje de esta jornada reivindicativa (y que lo será de las que lleguen próximamente) consta de 8 puntos diferentes que, a su vez, incluyen diferentes medidas en cada uno de ellos.

José María Fresneda destaca la importancia de todos ellos, pero sí hace hincapié en la necesidad urgente de trabajar, por ejemplo, en “el cambio de cómo se está haciendo la gestión de las ayudas comunitarias (entre otras cosas, para darle tranquilidad y seguridad a los agricultores que tienen una explotación; es vital tener un calendario de pagos para que puedan tirar para adelante)”.

También subraya la necesidad de “modificar el modelo de política conservacionista, porque no se puede querer conservar todo lo que se mueve o todo lo que respira a costa del agricultor… eso hay que cambiarlo, y un ejemplo palpable son las Zonas ZEPA: ¿por qué aquí no puede haber unos Planes de Gestión como los que hay en Comunidades Autónomas que lindan con la nuestra? No sé qué compromiso tendrá el y con quién los tendrá, pero si el compromiso pasa por atentar contra el sistema productivo de un chaval de 30 años… pues eso no lo podemos permitir y no lo vamos a permitir”.

Igualmente, lamenta que el problema de las plagas que afecta a la región no sea acometido conjuntamente por los Gobiernos de España y de Castilla-La Mancha “porque les es más rentable políticamente destrozarse la cara en sus debates en los medios de comunicación o en distintos parlamentos antes que intentar ponerse de acuerdo para parar la sangría que están sufriendo las explotaciones, me parece una locura”, ha concluido.