A falta de menos de dos jornadas para que, oficialmente, concluya esta campaña electoral que nos convoca a todos a votar nuevamente este próximo domingo, 26 de junio, la cabeza de lista de Unidos Podemos al , Teresa Arévalo, señala que están muy satisfechos de cómo se ha venido desarrollando esta campaña que, fundamentalmente, le ha permitido llegara a muchos lugares de la provincia y compartir momentos con mucha gente que, asegura, les ha trasladado “entusiasmo, fuerzas e ilusión; creemos que el domingo vamos a ganar por fin el país ese que llevamos tanto tiempo imaginando”.

Considera que también en esta campaña “ha quedado claro que sólo hay dos opciones: continuar con un Gobierno del donde digan los recortes y la corrupción; o apostar por un Gobierno progresista y de cambio donde es condición necesaria que esté Unidos Podemos, creo que somos la única alternativa a ese continuismo”.

Señala que ya “casi todas las Fuerzas políticas han dejado claro durante esta campaña qué es lo que quieren”, si bien cree que “el no termina de decir de qué lado va a estar el día 27 de junio, pero nosotros vamos a estar con la mano tendida y supongo que el PSOE va a hacer caso al Partido Socialista ‘de abajo’, a los socialistas de corazón, que quieren que esté con un Gobierno de cambio y progresista”.

Tras el 26-J ¿habrá ‘secuelas’ de lo que sucedió después del 20-D?

Le planteamos hasta qué punto puede convertirse en un problema tras el 26 de junio (de ser en esta ocasión Unidos Podemos quien necesitase el apoyo del PSOE) el hecho de que tras el 20 de diciembre, fuese Podemos quien dijo ‘no’ al Partido Socialista y a la investidura de Pedro Sánchez como Presidente.

“No creo que sea ésa la postura del PSOE, considero que el Partido Socialista tiene como interés el bien de la ciudadanía…”, dice, explicando que “Podemos no dijo ‘no’ al PSOE por llevarle la contraria: nosotros dijimos ‘no’ porque entendíamos que el acuerdo con Ciudadanos no sólo contradecía nuestro programa, sino casi todo el programa socialista, fundamentalmente en materia económica”. No obstante, señala que “da igual, eso es pasado; el domingo 26 de junio toca hablar de nuevo y nosotros ya hemos dicho que, igual que la otra vez, vamos sin ‘líneas rojas’; la ciudadanía de este país se merece que haya un acuerdo ya porque hay que solucionar muchas cosas, como la situación de emergencia social que vive mucha gente”.

Expone así por qué votaron ‘no’ a la investidura de Sánchez; pero el PSOE también dejó claro entonces que no podría sumar con Podemos por dos motivos principales que señaló el propio : llegar acuerdos con Fuerzas independentistas y el referéndum de autodeterminación en Cataluña, País Vasco y eran cuestiones que no asumirían. ¿Serían (sobre todo ésta última) un problema nuevamente tras este 26-J ante una hipotética negociación?

Teresa manifiesta que “el tema de la consulta ciudadana en ningún momento fue una ‘línea roja’ ni por nuestra parte ni por parte del PSOE (de hecho, los respectivos equipos negociadores antes de sentarse llegaron al acuerdo de que ese tema lo trataran y )… lo único es que, como todos sabéis, ese acuerdo se paró porque el PSOE en secreto y a escondidas estaba llegando a un acuerdo con Ciudadanos…”.

Dicho esto, añade que ese tema es una cuestión que llevan en su programa al entender que “es una prioridad porque en Cataluña se está dando una situación que necesita una solución y buscar una alternativa”, si bien pide “que no dude nadie que nuestra prioridad el lunes 27 de junio es darle solución a la situación de emergencia social que vive este país”.

“Nosotros creemos que hay más Ministerios importantes aparte de los que tienen que ver con el ámbito de lo social”

También le preguntamos por algo que ha sido (y es) muy criticado a Unidos Podemos: si ésta última es ‘la prioridad’, ¿por qué cuando protagonizó (junto a parte de su equipo) aquella rueda de prensa en la que pidió la vicepresidencia de un hipotético Gobierno que presidiría Pedro Sánchez, sus otras peticiones fueran en áreas que no están relacionadas con esa ‘situación de emergencia’ que exponía Arévalo hace unos instantes?

“Cuando Podemos hizo esa rueda de prensa, creo que lo que hizo fue coger una responsabilidad que ninguno de los Partidos ‘tradicionales’ se había atrevido a coger hasta esos días porque a Rajoy no se le encontraba (y, de hecho, cuando el Jefe del Estado le propuso que formase Gobierno, él dijo que no podía) y Pedro Sánchez no sabía muy bien lo que tenía que hacer… Yo creo que lo que hicimos fue dar un paso adelante y gracias a nosotros Pedro Sánchez se pone a trabajar y a hablar con el resto de Fuerzas políticas…”, dice.

Sobre “lo que se dijo o no se dijo en esa rueda de prensa… por ejemplo, es cierto que la diferencia en número de escaños era importante, pero en votos el PSOE tan sólo obtuvo 300.000 más que nosotros, y creo que dos Fuerzas separadas por esa cifra de votantes pueden negociar en igualdad de condiciones; es cierto que se dijo que se estaban pidiendo responsabilidades que no se relacionaban con lo social (que es importante porque hay muchas cosas que hacer en lo social, de retoques y de ajustes constitucionales…) pero nosotros creemos que hay más Ministerios importantes aparte de los que tienen que ver con el ámbito de lo social”.

Le quita importancia y reitera que “lo que se hizo ese día fue, de alguna manera, darle un empujón al PSOE para hacerle reaccionar, decirle que la gente estaba esperando, que había que conformar un Gobierno y que era necesario ponerse a hablar y, efectivamente, cuando uno va a una negociación lo hace con unos máximos para poder ceder, ésa era nuestra idea”.

Ésa rueda de prensa se producía mientras el Jefe del Estado mantenía su reunión con el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y algunas horas antes de que le tocase el turno del encuentro al presidente del Gobierno en funciones, , un momento (y una forma) que mucha gente consideró poco apropiado por parte de Podemos y frente a lo que Teresa Arévalo reitera que “fue todo lo contrario, esa rueda de prensa la intención que tenía era hacer reaccionar al PSOE y a Pedro Sánchez diciendo que aquí tenía un aliado para formar Gobierno y dejar ‘fuera de juego’ a quien nosotros consideramos que está asfixiando a la ciudadanía e impidiendo que este país salga adelante; yo creo que era el momento adecuado, claro que sí”.

“Creo que la coalición con Izquierda Unida ha sido un acierto y que esa suma va a tener un efecto multiplicador el domingo en las urnas”

Sobre la coalición con Izquierda Unida de cara a esta nueva convocatoria de Elecciones, Teresa afirma que está “encantada” y recuerda que “Podemos lleva la confluencia en su ADN: ya el 20-D nos presentamos con compañeros de Cataluña, de Galicia, de , de , con Equo… y ya en las municipales nos presentamos en candidaturas de unidad popular; nos faltaba unirnos con los compañeros de Izquierda Unida, y la consulta que se hizo en ambas formaciones dio un resultado positivo casi abrumador (y, por ejemplo cuando vamos a los pueblos, la gente una de las cosas que más nos remarca es que está encantada de que vayamos juntos); creo que ha sido un acierto y que esa suma va a tener un efecto multiplicador el domingo en las urnas”.

La confluencia supone, también, mezcla de varias cuestiones (por ejemplo, ideológicas) y esta campaña ha servido (en muchos momentos) para tener como uno de sus ejes centrales el debate en torno a términos como la ‘socialdemocracia’ y a cómo Unidos Podemos dice haber derivado en ella a pesar de integrar a formaciones que se declaran abiertamente comunistas. Sobre la polémica que se ha originado ante este ‘debate’, también opina la cabeza de lista de Unidos Podemos al Congreso por Albacete.

“Nosotros, desde que aparecimos, nos hemos querido salir siempre de ese tablero y de esa dicotomía de ‘izquierda’, ‘derecha’ porque creo que hay una situación de emergencia social y a la gente cuando la desahucian o le cortan la luz no le preguntan si es de izquierdas o de derechas… nosotros queremos ser un mismo reflejo de la sociedad, donde hay personas de todo tipo y creo que lo importante no es la ideología que nos mueve porque considero que lo que nos mueve es ayudar y proteger a ese 99% de la población que lo está pasando mal frente al 1% que está saliendo reforzada de esta crisis”.

“Es importante, por respeto a los ciudadanos, que el ministro de Interior dimita”

En torno al asunto que ayer irrumpía en la campaña electoral en torno a la conversación grabada entre el ministro de Interior en funciones () y el director de la catalana, Teresa no se aventura a afirmar si este hecho va a influir o no en lo que la gente vote el domingo, si bien sí analiza que se trata “de una muestra más del poco respeto que el Partido Popular tiene por el Estado de Derecho; cuando uno utiliza las instituciones que son de todos para beneficiar a su propio Partido, ‘se retrata’; el no está gobernando para la gente, sino para ellos y para sus amigos; su interés es permanecer en el poder sea como sea y si para eso tienen que utilizar (y de manera bastante mafiosa) las instituciones del Estado, vemos que lo hacen (y nosotros también lo hemos sufrido)”.

Cerrando este tema, considera que “sí que es importante, por respeto a los ciudadanos, que el ministro de Interior dimita”.

“Hay que contar con otros países que están en nuestra misma situación (como Portugal, Italia, incluso Francia) y actuar casi como ‘un bloque’ para pedir a que hay que ocuparse primero de la gente”

Comentando ahora la parte económica del programa de Unidos Podemos, abordamos con su cabeza de lista al Congreso por Albacete las dudas que despierta en ciertos ámbitos (por ejemplo, el empresarial, tal y como nos han ido destacando en diferentes entrevistas protagonistas de dicho colectivo) que, por ejemplo, Unidos Podemos proponga aumentar el gasto en 60.000 millones de euros en un país que ha alcanzado ya una deuda de casi el 101% del PIB…

“En nuestro programa las propuestas cuadran con los números porque hemos acompañado el programa con una memoria económica; además, tenemos la legitimidad de que más de 180 economistas han aprobado nuestro programa económico, y yo siempre pongo como ejemplo lo que está pasando en los ‘Ayuntamientos del cambio’ donde se está reduciendo la deuda a pesar de haber aumentado el gasto social, y eso no es magia sino voluntad política, querer ocuparse de la gente quitando dinero de un lado para ponerlo en otro”, explica.

¿Es posible convencer de esto a Europa (sobre todo, cuando ésta advierte que el nuevo Gobierno tendría que hacer una reducción de unos 8.000 millones de euros en el gasto)? “Es importante solicitarle a la Unión Europea que hay que ralentizar el pago del déficit (que, además, es algo que han hecho otros países: tanto Francia como Alemania han incumplido el pacto de estabilidad hasta en 16 ocasiones); es importante dialogar y negociar eso con la Unión Europea y creo que hay que contar con otros países que están en nuestra misma situación (como Portugal, Italia, incluso Francia) y actuar casi como ‘un bloque’ para pedir que hay que ocuparse primero de la gente aunque hay que pagar, claro que sí”.

¿Habrá terceras Elecciones?

Ante la que hoy es una de las ‘preguntas del millón’, Teresa Arévalo lo tiene claro: “Estoy segura de que no va a haber nuevas Elecciones, creo que todas las cartas están boca arriba y que el 27 todas las Fuerzas políticas tenemos la responsabilidad de llegar a acuerdos; todos sabemos que desde el 20 de diciembre el mapa político de este país cambió, que se acabó el turnismo y el bipartidismo, que no va a haber mayorías absolutas y que toca entenderse, y es responsabilidad de todos nosotros hacerlo)” dice, antes de concluir esta conversación invitando a quien quiera acompañarles a acudir mañana (viernes, 24 de junio) al cierre de campaña que Unidos Podemos celebrará desde las 11:00 horas en ‘La Fiesta del Árbol’ con la presencia de y .

SI lo desean, pueden visionar al completo esta entrevista con Teresa Arévalo, cabeza de lista de Unidos Podemos al Congreso por Albacete mediante el vídeo que acompaña a este tiempo.