Comienza explicándonos que llevan prácticamente todo el año esperando el 2 de abril y esta prueba que califica de “importante” tanto para los alumnos como para el profesorado implicado y que, asegura, viene de alguna manera a dar el “toque de excelencia y de reconocimiento” que una asignatura como la de Economía (que, señala, “está en la vida social, en la vida académica y en la vida cotidiana”) debe tener.

La llegada de esta prueba a la UCLM respondió, tal y como nos explica José Baños, a “la llamada que nos hizo quien a día de hoy sigue siendo la presidenta de la Olimpiada Española de Economía; se puso en contacto, en primer lugar, con la Facultad de Economía de Albacete para ver si estábamos dispuestos a, como Universidad regional, celebrar la Olimpiada de Economía en su fase autonómica; por tanto, comenzamos en aquel momento con Albacete y, posteriormente, se unió la y, desde el año pasado, también las de y Ciudad Real”.

Puntualiza que esta Olimpiada “va dirigida a estudiantes de 2º de Bachiller, a chavales que (por cierto) dentro de dos meses tienen las Pruebas de Acceso a la Universidad, con lo cual, esto les puede servir a muchos de ellos como preparación; significa un aliciente para estos chavales porque, además, los tres primeros clasificados irán a la Fase Nacional”.

José Baños comenta que, hasta el momento, la mejor posición que ha logrado algún representante de la UCLM tuvo lugar en la Fase Nacional que se celebró en , cuando precisamente una ex alumna de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete (siendo, además, Premio Extraordinario), , logró la octava posición. Este sábado 2 de abril, por tanto, comienza la ‘carrera’ para intentar superar ese logro. Será a partir de las 09:15 horas en todos los Campus de la Universidad de Castilla-la Mancha.

El propio coordinador de la prueba nos detalla que “consta de un examen que dura unas dos horas y media y está formado por preguntas cortas, ejercicios prácticos y un comentario de texto de una noticia de actualidad (con preguntas sobre ese texto); el temario es el de Economía de 1º de Bachiller (entero) y el de Economía de la Empresa de 2º de Bachiller (acortado sin los últimos temas, porque a estas alturas de curso aún no los han visto los alumnos, si bien sí entrará completo en la Fase Nacional de junio)”.

“Han tenido que pasar determinadas cosas a nivel económico y social en nuestro país para que, de alguna manera, los Gobiernos (y también la sociedad) se sensibilicen sobre la importancia de tener una buena ‘cultura del emprendimiento’ en las aulas”

Para esta edición, ha sido fundamental la implicación de la Asociación de Profesores de Economía en Secundaria de Castilla-la Mancha (que data de los años 2011-2012); su presidente, Juan Pedro Molina, señala que la Asociación siempre ha mostrado un afán de relación estrecha con la Universidad plasmado, por ejemplo, en la celebración de charlas (relacionadas, sobre todo, con la formación para el profesorado), si bien sí han querido incidir en los últimos tiempos en la vinculación con la Universidad a nivel del “día a día de las aulas”, con lo que han visto una gran oportunidad en estas Olimpiadas de Economía.

Molina señala que este año han formado “un grupo colaborativo de varios profesores de Economía de Castilla-la Mancha que, dentro de una actividad homologada por la Consejería, se plantea tratar esta Olimpiada, conseguir recursos educativos que beneficien al alumnado que participe… y, por ejemplo, hemos puesto en marcha (como novedad) un Concurso de Carteles para esta VII edición de las Olimpiadas (y, sin ir más lejos, los alumnos han presentado una veintena de trabajos entre los que se ha elegido ya ganador y segundo y tercer clasificado); consideramos que es una buena manera de ir dando prestigio a la enseñanza de la Economía”, reitera.

Juan Pedro explica, sobre la materia en sí, que “realmente la enseñanza de la Economía está implantada desde el año 2000, ubicada especialmente en 1º y 2º de Bachillerato; pero han tenido que pasar determinadas cosas (que todos conocemos) a nivel económico y social en nuestro país para que, de alguna manera, los Gobiernos (y también la sociedad) se sensibilicen sobre la importancia de tener una buena ‘cultura del emprendimiento’, de ‘cultura financiera’ y de conocimiento de la Economía (no sólo por parte del alumnado, sino por parte de las familias), y de ahí vino la ‘Ley de Emprendedores’ de 2012 (donde ya se hablaba que en los currículos no solamente de Bachillerato, sino también de la Educación Secundaria Obligatoria, incluso de Educación Primaria, debería tocarse el tema de la ‘cultura financiera’) y es, por tanto, relativamente reciente (mientras que en otros países se lleva haciendo desde hace décadas, en España y particularmente en Castilla-la Mancha, lo venimos tratando desde hace siete u ocho años, no más); ya encontramos algunas materias en el primer tramos de E.S.O. (como puede ser Iniciativa Emprendedora) y, el año que viene (si la LOMCE sigue adelante) habría una materia de Emprendimiento y Economía en 4º de E.S.O.”.

Molina incide en que el profesorado de Economía en Secundaria siempre en las aulas ha tratado de “dar un impulso a la iniciativa emprendedora de los alumnos porque, cuando terminan Bachillerato (con 18 o 20 años) a muchos de ellos les espera el mundo laboral y, por qué no, tener su propia empresa… todos conocemos a grandes emprendedores que lo han sido con muy poca edad (por ejemplo, los chavales que crearon o )… de alguna manera, esos jóvenes emprendedores que han tirado para adelante y han sido ejemplo, han generado también esa ‘inquietud’ en los chavales en las aulas y nosotros, los profesores, hemos aprovechado ‘ese tirón’; y eso empieza ya a calar en la E.S.O. donde, a nivel mucho más sencillo, sí que ya vamos creando proyectos muy interesantes en este sentido”, explica.

Tampoco obvia otras realidades y refiere otros factores como, por ejemplo, que “el Gobierno ha demostrado que es incapaz de crear empleo, y ‘se pasa la pelota’ a las empresas e instituciones privadas, y nuestro papel ahí como docentes de esos chavales que en un futuro próximo tienen que ganarse la vida… es muy importante”.

Carencias detectadas en torno a las enseñanzas de Economía

En este sentido, José baños pone en valor “la labor que están haciendo los profesores de Secundaria” y asegura que si finalmente llegan esas nuevas materias a la E.S.O., “será un paso muy importante”. Considera que se nota mucho en las aulas universitarias que los alumnos que llegan con esos primeros contenidos económicos ya captados de Bachillerato, disponen de “un punto de partida a destacar”.

No obstante, aporta una valoración especial en relación a las matemáticas y explica lo siguiente: “Muchos de los alumnos que nos llegan a la Facultad de Económicas y Empresariales son de la rama de Ciencias Sociales de los Institutos, que tiene Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales; pero en los dos primeros cursos de la Universidad se dan las Matemáticas del Científico-Técnico, por lo que esos alumnos tienen un déficit muy importante… Para mí, ése es uno de los puntos que el Sistema Educativo (desde mi perspectiva) debería corregir”, una opinión que comparte y argumenta también Juan Pedro Molina, quien es partidario de “un mayor nivel en las Matemáticas de las Ciencias Sociales”; no obstante, ambos coinciden también en que, como apunta Molina, “este tipo de ‘dolencias’ se arrastran desde hace mucho tiempo, y estas deficiencias del Sistema no se arreglan de un año para otro, pero quizá los itinerarios deberían cambiarse en algo para mejorar los niveles de los alumnos en ciertas materias”.

Un reto al que José Baños aporta el deseo de que “para afrontarlo, se tenga en cuenta a los profesionales que están en las aulas y que son los que detectan y conocen este tipo de carencias; esto es un largo recorrido que habría que realizar”.

La influencia de la realidad económica del país en el interés del alumnado

¿En qué medida la situación económica que ‘nos ha tocado’ vivir en nuestro país en los últimos tiempos, ha contribuido a interesar más al alumnado por lo que sucede?

“Hay más ‘cultura económica’ y ‘cultura financiera’ en los alumnos y también en las familias; se preocupan más por cómo les afecta lo que, día a día, escuchan al respecto en los medios de comunicación… este tipo de cuestiones van calando y, por ejemplo, nos las preguntan a los profesores de Economía en el aula”, asegura Juan Pedro, quien califica que también es muy positivo que, de alguna forma, esto acabe ‘educando’ al respecto y evite situaciones muy complicadas como las que han acorralado a muchas familias por cuestiones financieras que han rodeado a la crisis (y que, en demasiados casos, han sido víctimas del engaño y el desconocimiento).

Al hilo de esto, José Baños comenta, por ejemplo, la reciente noticia del “incumplimiento con creces” del déficit público por parte del , “aun a pesar de los bruscos recortes que se nos habían producido”, una cuestión por la que, afirma, los alumnos preguntan (y seguirán preguntando) en las aulas, porque asegura que los alumnos tienen una gran sensibilidad hacia todo lo que sucede, lo que agradece y alaba.

Potenciar la relación I.E.S. - Universidad

Como otra de las cuestiones en las que ambos concretan que habría que mejorar es sobre la relación que existe entre la E.S.O. y la Universidad. Sin ir más lejos, para los cerca de 40 chavales que realicen mañana la prueba de la Fase Local de estas Olimpiadas, ésa será la primera vez que, académicamente, tengan relación con la UCLM.

Juan Pablo Molina aporta, al respecto, que la relación entre los centros de Secundaria y los de Formación Profesional es mucho mayor actualmente que la que hay con la Universidad (a pesar de que el porcentaje de alumnos que, acabado el Bachillerato, desean continuar estudiando en la Universidad, es alto); la relación que hemos tenido para hacer actividades como estas Olimpiadas ha sido más bien escasa y no ha sido hasta estos últimos cuatro años cuando realmente nos hemos puesto a trabajar (en ésta y otras iniciativas); estamos contentos porque creemos que ahora se va a potenciar mucho esa relación y se va a beneficiar de ello el alumnado”.

A esto, Molina añade que “los profesores nos sentimos, además, muy responsables porque, ante los altísimos porcentajes de paro juvenil que se manejan en nuestro país y en nuestra región, nuestro papel es determinante por ejemplo, para infundir esa ‘cultura emprendedora’ (tanto para poner en marcha un negocio propio, como para que te contraten, en lo que también es importante ser emprendedor)”.

Unas Olimpiadas con retos… y con premio

Para concluir, José Baños afirma que el objetivo (a nivel nacional) que se plantea en torno a estas Olimpiadas de Economía es que pueda llegar a los niveles que tienen otras de más ‘veteranía’ (de Matemáticas y Física), algo para lo que explica que se está “en conversaciones con el ”; a nivel regional, el reto es potenciar esta cita todo lo que se pueda.

Además, por primera vez la Fase Regional cuenta con el apoyo de Bankia y de Caja Rural Castilla-la Mancha que, como apunta Baños, “colaboran con nosotros para financiar los premios a los tres alumnos que nos representarán en la Fase Nacional” y que, además del viaje y la estancia (con gastos pagados) para esa cita en Valladolid, les reportará a cada uno de ellos un ordenador.

Si lo desean, pueden visionar al completo esta interesante entrevista en torno a las VII Olimpiadas de Economía (y a la Economía en las aulas) a través del vídeo que acompaña a este texto.