ASAJA de Castilla-La Mancha ha recibido un comunicado de la Consejería de Agricultura, y Desarrollo Rural informando de que el presupuesto para la convocatoria de ayudas a las inversiones en explotaciones agrícolas y ganaderas y la incorporación de jóvenes a la actividad agraria de 2018, se ha consumido muy por encima de las estimaciones iniciales.

Esto supone que más de mil agricultores y ganaderos de la región no van a poder acceder a estas ayudas, a pesar de que el Gobierno regional anunciase desde que saliese la convocatoria, que quería “seguir apoyando la modernización de nuestras explotaciones”.

De hecho, a principios de febrero, el Consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, , explicaba en un programa radiofónico que los profesionales de la agricultura que solicitaron esta ayuda iban a tener que esperar un poco más, indicando que “en marzo vamos a resolver todos los expedientes. Los de jóvenes son los más urgentes, son prioritarios”.

Sin embargo, no advirtió de que el crédito no alcanza para hacer frente prácticamente a ninguna de las solicitudes de los expedientes de inversiones a las explotaciones que no estén ligadas a la incorporación.

Es decir, las inversiones, o planes de mejora como se denominaban con anterioridad, de titulares que no son jóvenes, y que no alcancen los 50 puntos, no superarán la puntuación de corte, por lo que no podrán recibir la ayuda.

Por este motivo, ASAJA CLM ha criticado duramente que se generaran falsas expectativas en un sector inmerso en un proceso de movilizaciones por la falta rentabilidad en sus explotaciones.

Igualmente, la organización agraria ha reprochado que, mientras los responsables del Gobierno regional anuncian reiteradamente las bonanzas de las ayudas para el campo, después comuniquen el grave error a través de los servicios técnicos de la Consejería, quienes indicaron a través de un mail a las Entidades Agrarias de Gestión, que “debe facilitarse esta información a los titulares porque la tramitación de la solicitud es compleja y consume mucho tiempo y tenemos que, tanto las Entidades como la Administración centrar los esfuerzos en los expedientes con oportunidades para agilizar la resolución de los mismos”.

Igualmente, ASAJA de Castilla-La Mancha ha recordado que muchos de los beneficiarios de la convocatoria de 2016 de estas ayudas están aún sin cobrar, pues las oficinas comarcales agrarias todavía no han certificado ni grabado los expedientes, obviando la grave situación por la que están atravesando.

Así, mientras sigue habiendo retrasos en las gestiones de las ayudas de 2016, el Consejero de Agricultura ya ha anunciado que están trabajando en una nueva línea de ayuda de incorporación con la mejora paralela de explotaciones para los jóvenes, sin tener si quiera unas estimaciones de presupuesto cuando asegura que “entiendo que vamos a poder rebañar recursos del programa de Desarrollo Rural para, en este mismo año, sacar una última convocatoria dentro de esta programación”.

En este sentido, ASAJA CLM se pregunta si crear expectativas a costa de los fondos del Programa de Desarrollo Rural y no cumplirlas no es otro motivo más para que los agricultores y ganaderos sigan movilizándose. Mientras Martínez Arroyo indicaba el pasado año que con estas ayudas públicas el Gobierno regional quiere garantizar que “todos los agricultores y ganaderos profesionales, los que de verdad se juegan su dinero, los que realmente están en los pueblos de Castilla-La Mancha, puedan hacer sus inversiones” en sus explotaciones, la realidad es que no podrá cumplir sus compromisos.

Por ello, la organización agraria pide a la Consejería de Agricultura que evite incrementar el malestar de los agricultores y ganaderos utilizando las ayudas europeas en el discurso político, y recuerda que el campo está en pie de guerra por la falta de compromiso real de todas y cada una de las administraciones públicas.

Comparte: