Andrés Gómez Mora ha puesto comienzo a su intervención agradeciendo reiteradamente los que ha considerado “un derroche de generosidad hacia su persona” tras la presentación que de él ha hecho el Presidente Nacional de ASAJA, . Después ha añadido que tan sólo es un olivarero que no tiene más en su haber que sus muchos años y, con esa cercanía y sencillez que siempre le caracteriza, ha logrado (como siempre suele lograr) captar la atención de todos los presentes.

Gómez Mora se ha mostrado satisfecho de poder hablar del Aceite “un producto al que muchos dedicamos nuestra vida y del que muchos vivimos”, ha dicho y, entre risas, ha añadido que “quizá hubiera sido Pedro Barato mejor conferenciante y, yo, mejor presentador esta mañana…”.

Ya en materia, el Presidente de Caja Rural Castilla La Mancha ha asegurado que “el Aceite es un producto estrella en la región” y que “el 10% de la producción española, procede de aquí”, si bien ha puesto en evidencia también la circunstancia de que “tengamos el doble de superficie de olivar”. No obstante, ha reiterado que el sector “tiene una gran importancia para la economía de Castilla-la Mancha y, cómo no, para las zonas productoras”.

Andrés Gómez Mora ha manifestado que “no hay Aceite de Oliva malo si se sabe trabajar”, si bien no ha dejado de lado el hecho de que “hay zonas más propicias que otras”, momento en el que ha recordado que, nuestra región “tiene varias zonas para originar el mejor Aceite del mundo”. No obstante, ha asegurado que “nos queda mucho por hacer en varias cuestiones” que ha pasado a analizar durante su discurso para potenciar el Aceite de Oliva como pilar de desarrollo y fuente de riqueza, (tal y como reza el título de su intervención).

Apuesta por la calidad

Tenemos unos de los mejores Aceites de Oliva del mundo, por tanto, y también somos el primer país productor. Ahora bien, Gómez Mora ha destacado que, frente a esto, es destacable (por mala noticia) el hecho de que tengamos “un índice de consumo muy por debajo al que deberíamos tener”. En este sentido, la labor por la difusión de la riqueza y calidad de nuestros Aceites debe correr a cuenta de las Denominaciones de Origen (tal y como ha asegurado el Presidente del Consejo Regulador de la del Aceite de los Montes de Toledo). Sobre ello, ha lamentado que “en estos momentos, esta labor muchas veces no se puede hacer por falta de dinero en las D.O.”.

Concentración de la Oferta

El segundo reto a potenciar es el de concentrar la oferta. Sobre él, Andrés Gómez Mora ha recordado que “es en los mercados internacionales donde tenemos que sacar ese valor añadido que tenemos”, si bien ha recalcado que esto es algo “no se debe ni se puede hacer en solitario” (entre otras cosas porque, tal y como ha explicado, es un sector que depende muchísimo del tiempo y las condiciones meteorológicas y esto hace que, una sola empresa o una sola cooperativa, no pueda salir a ese mercado “con garantías” cada campaña.

En este sentido, Andrés Gómez Mora ha instado a que España lidere el mercado del sector del Aceite de Oliva en el mundo “haciendo para ello imprescindible la concentración, por mucha patria chica que defendamos”, ha manifestado, “concentración de la oferta–ha añadido-, una vez terminado el Aceite, a través de asociaciones con una buena gestión”, con el fin de proteger en este proceso la permanencia de las cooperativas en sus zonas (para las que, ha dicho, “son curciales”).

Conquista de mercados internacionales

“Hoy dependemos de la exportación”, ha asegurado Andrés Gómez Mora, “pero no debemos descuidar que hay que incentivar el consumo interno de Aceite (sobre todo, a través de la información)”. En este punto, ha ligado su intervención a un estudio realizado en la zona del mundo que más Aceite de Oliva consume (situada en el sur de la isla de Creta) y del que Gómez Mora ha explicado que se desprende que “el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares baja allí un 80%”, para poner en valor los importantísimos beneficios para la salud que reporta el Consumo de Aceites de Oliva de calidad, como son los nuestros.

Sobre esa apertura a nuevos horizontes, el también Presidente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Antigua de Mora –Toledo- ha advertido que “muchos países emergentes están empezando a descubrir el consumo del Aceite de Oliva, y esto es fundamental pero, cuando conquistemos esos mercados, se va a ver que, además de consumidores, se pueden convertir en productores (por lo que nunca hay que bajar la guardia)”.

Colaboración entre Cooperativas y sector privado

Como último punto a destacar en su exposición, Andrés Gómez Mora ha manifestado que se ha de contemplar la idea de una más que posible colaboración entre el ámbito privado y el de las cooperativas (una relación que, tal y como él mismo ha explicado, viene de atrás y ha supuesto mucho éxito en muchos lugares).

De este modo, el Presidente de Caja Rural Castilla La Mancha, de la Cooperativa Nuestra Señora de la Antigua de Mora -Toledo- y del , ha puesto fin a su discurso “mostrando –ha dicho- la experiencia de este olivarero que siempre estará al pie de sus olivares, en el tajo mientras Dios le conserve la ilusión y la salud”.