-El de la organización agraria tomará decisiones en la reunión del próximo jueves ante un posible acuerdo unilateral del sector industrial que incumpla las normativas de buenas prácticas comerciales y competencia desleal

La organización agraria ASAJA CLM ha explicado que resulta sospecho que las tablillas que recogen los precios de las uvas en las puertas de las bodegas compradoras se hayan publicado al mismo tiempo y con cantidades semejantes en las distintas zonas de la región.

ASAJA CLM ha denunciado públicamente que la información de los precios se ha dado con la vendimia ya iniciada, a pesar de que la Ley de la Cadena Agroalimentaria establece la obligación de los operadores de dar a conocer al viticultor los precios de su producto antes de entregar la cosecha. Incluso, ha asegurado, algunas industrias aún no han facilitado las cantidades, y otras, han podido firmar contratos previos con precios referenciados a los de las tablillas y/o con primas sin especificar.

Por estos motivos, el Comité Ejecutivo Regional de la organización agraria, que se reunirá el jueves en , valorará la posibilidad de presentar una demanda o denuncia para que se investiguen posibles prácticas irregulares ante las Administraciones competentes, como la Agencia de Información y (AICA), la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) o la Consejería de Agricultura.

La posibilidad de unos precios de la uva alterados, según ASAJA CLM, perjudica seriamente a los agricultores y a la clarificación del mercado y pide a las Administraciones que no miren a otro lado y actúen con urgencia. Además, ha asegurado que los precios publicados no se ajustan a las circunstancias del mercado y de producción actuales, puesto que las existencias de vino en bodegas y cooperativas son prácticamente nulas y las exportaciones están siendo favorables, y una alteración puede suponer insuperables pérdidas económicas para los viticultores.

Finalmente, la organización agraria decidirá el jueves las actuaciones a seguir con el fin de proteger los derechos e intereses de los viticultores y ha insistido en que cualquier deficiencia o anomalía que detecte en las operaciones de compraventa de uva, mosto y vino, serán trasladadas a las Administraciones competentes para que tomen las medidas oportunas.

Comparte: