ASAJA Castilla-La Mancha ha recomendado a la sociedad que consuma productos elaborados con aceite de girasol nacional frente a los fabricados con aceites vegetales importados. El vicepresidente de ASAJA nacional y presidente del grupo de trabajo de oleaginosas y proteaginosas del Copa-Cogeca, Pedro Gallardo, ha hecho un llamamiento a los consumidores para que tomen conciencia del asunto, advirtiéndoles de que otros aceites vegetales son producidos con sustancias no permitidas en .

Acompañado del secretario general y la vicepresidenta de ASAJA Castilla-La Mancha, y , respectivamente, Pedro Gallardo ha explicado en rueda de prensa que “el aceite de girasol español es el más sostenible del mundo, pues es el único lugar donde no se permite el uso de neonicotinoides”, unos insecticidas similares a la nicotina que afectan al sistema nervioso central de los insectos.

Sin embargo, “no se está cuidando el producto español mientras se importa masivamente aceite de girasol de Canadá, Ucrania, Argentina o Brasil que no cumple con las mismas exigencias que nosotros”, ha explicado el vicepresidente de ASAJA nacional. A ello hay que sumar que, “en los últimos años, se está sustituyendo el uso de aceite de girasol por el de palma para la elaboración de galletas, helados o chocolates, aunque ello suponga arrasar con miles de hectáreas de selva en países como Malasia o Indonesia. De hecho, en 2010 se importaban 400.000 toneladas de aceite de palma y ahora 2 millones, es decir, en nueve años hemos multiplicado por cinco las importaciones, según los datos que ofrece la propia Comisión Europea”.

Por su parte, el secretario general de ASAJA Castilla-La Mancha ha alertado del grave riesgo que corre el cultivo del girasol por la falta de rentabilidad y los bajos precios, a pesar de que las previsiones apuntan a una cosecha un 50% menor que la de un año normal en la región. Sin embargo, en provincias como Cuenca, con ausencia de regadíos, climatología muy seca y nula posibilidad de incluir nuevos cultivos, el girasol es, en muchas zonas, la mejor opción de rotación.

Ante este escenario que se plantea de cara al futuro, Gallardo y Fresneda han pedido un mayor compromiso con este sector. En este sentido, desde la organización agraria impulsarán la creación de una interprofesional, “una herramienta para consensuar intereses y unificar objetivos a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, desde el productor hasta el consumidor, pasando por la industria y la distribución”.

Por último, los representantes de los agricultores han subrayado el papel de los medios de comunicación, pues “necesitamos poner en valor lo que hacemos, como en Francia, donde los consumidores están muy concienciados y demandan producciones nacionales. De hecho, mientras Francia importa 200.000 toneladas de aceite de palma, España 2 millones, poniendo en peligro un cultivo tan tradicional como el girasol”.