La (AEMET) del , ha participado, a través del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, en el desarrollo y evaluación de un nuevo fotómetro, que servirá para medir aerosoles atmosféricos y vapor de agua, y que reemplazará a los utilizados en la red global de AERONET (Aerosol RObotic NETwork).

Gracias a los fotómetros de la red AERONET es posible tener una descripción a nivel mundial de la evolución de los diferentes tipos de aerosoles de origen antrópico y natural que juegan un papel muy importante tanto en la salud humana como en el clima. Esta red, además, es la utilizada para evaluar los datos de aerosoles que recibimos de decenas de satélites que orbitan la Tierra cada día, y para validar las predicciones y simulaciones de todos los modelos de aerosoles.

El nuevo instrumento, denominado CE318-T, es capaz de realizar medidas diurnas y nocturnas utilizando el sol y la luna como fuentes de iluminación, lo que permite el estudio de un ciclo diario completo de aerosoles y vapor de agua en la atmósfera con lo que se mejora de forma sustancial la vigilancia atmosférica.

El Centro de Investigación Atmosférica de Izaña ha sido el encargado de desarrollar toda la metodología de calibración y las ecuaciones de procesado de datos, así como la evaluación de este nuevo fotómetro mediante la comparación de las medidas con las de otros fotómetros de referencia del Centro Mundial de Radiación (, Suiza) instalados en de Izaña, y con las de un telescopio estelar de la .

Gracias a esa evaluación el equipo de AERONET ha aceptado este nuevo modelo en la red federada de instrumentos de teledetección para la medida de aerosoles atmosféricos establecida por la y del Espacio de Estados Unidos (NASA), con más de 400 instrumentos en todo el planeta. Más información disponible en: http://goo.gl/my2WtT

UN CENTRO DE REFERENCIA MUNDIAL

El Centro de Investigación Atmosférica de Izaña ( http://izana.aemet.es/ ) se ha convertido en un referente en las actividades de intercomparación de instrumentos y de desarrollo de sistemas de control de calidad de programas de observación atmosférica, tanto en tierra como desde satélite, además de poseer experiencia en el desarrollo de nuevos sistemas de observación, sobre todo en el campo de la radiación y los aerosoles atmosféricos, tanto a nivel instrumental como metodológico.

Todo ello, confirma su condición de Banco de Pruebas para instrumentos de teledetección de aerosoles y vapor de agua asignada por la Comisión para Instrumentos y Métodos de Observación (CIMO) de la (OMM).

El Observatorio Atmosférico de Izaña, donde se realizan todas las pruebas de campo, está situado en la isla de Tenerife, a 2.370 metros de altitud y posee excepcionales condiciones atmosféricas que lo convierten en un enclave privilegiado a nivel mundial para la vigilancia de la radiación solar y los niveles de fondo de las especies químicas y aerosoles que componen la atmósfera. Su misión es fundamental para el estudio de la calidad del aire y la investigación de aquellos componentes capaces de propiciar un cambio en el clima de la Tierra (gases de efecto invernadero y aerosoles) y un deterioro de la capa de ozono.

CIEN AÑOS DE OBSERVACIONES ININTERRUMPIDAS

El Centro de Investigación Atmosférica de Izaña es, además, un observatorio meteorológico, cuyos datos contribuyen de forma relevante a GCOS (Global Climate Observing System) y se remontan a 1916. Así, este año se cumplen 100 años de observaciones ininterrumpidas en Izaña. Para su celebración se ha puesto en marcha un plan de actividades a lo largo de este año que se recoge junto a otra información de interés en la página http://izana100.aemet.es/ .

La realización de estudios e investigaciones en los campos de las ciencias atmosféricas forma parte de la actividad propia de AEMET, así como el desarrollo de técnicas y aplicaciones que permitan avances en el conocimiento del tiempo y el clima y una adecuada adaptación al progreso científico y tecnológico, así como la colaboración con otros organismos nacionales e internacionales en el desarrollo de proyectos de I+D+i.