El Pabellón de España ha acogido el encuentro “Abejas, las pequeñas amigas del planeta”, coordinado por el , , cuyo objetivo fundamental ha sido dar a conocer la importancia de la apicultura en la biodiversidad, a través de una doble jornada de divulgación.

La primera parte del encuentro ha sido coordinada por , director del Aula Apícola de Azuqueca de Henares, y ha consistido en la celebración de un taller de apicultura para todos los públicos, donde los asistentes han aprendido cómo es una colmena y han participado en dos talleres, uno de cata de mieles y otro de fabricación de velas.

La jornada de tarde se ha orientado a la divulgación del valor ecológico de la apicultura y la importancia social y cultural que tiene la actividad en España. Los ponentes y coordinadores de esta jornada han sido , Director de A., , y , representante de Bee-Life en España.

Durante su presentación “Abejas, pequeñas/grandes aliadas”, Antonio Gómez ha descrito la relación de las plantas con flor y las abejas, a la que se ha llegado después de un largo proceso de co-evolución que ha durado más de 100 millones de años; qué buscan los insectos en las flores y qué obtienen las plantas de esas visitas: la polinización, imprescindible para la formación de los frutos y las semillas que constituyen un tercio de la dieta de la humanidad. También ha repasado la relación de la humanidad con las abejas, desde hace 9.000 años hasta nuestros días, con especial atención a la actual crisis de supervivencia de las abejas y a la importancia de este insecto para el mantenimiento de nuestras actuales y futuras necesidades de producción agrícola.

Ángel Díaz, a través de su comunicación “Por el futuro de los polinizadores”, ha profundizado en los riesgos a los que la actividad apícola se encuentra sometida en la actualidad, repasando además la labor de concienciación que la asociación Bee-life realiza sobre la importancia de la defensa de los polinizadores. En su intervención, ha repasado las causas de la desaparición de las abejas y el debilitamiento de las colmenas, haciendo especial hincapié en la necesaria convivencia respetuosa entre la agricultura y la apicultura.

El encuentro ha finalizado con una cata de mieles en el que los asistentes han sido partícipes de la variedad sensorial que ofrece este producto.