La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel , ha asegurado que el Gobierno seguirá trabajando para conseguir una mayor presencia empresarial femenina en el medio rural, que aporte toda su vitalidad a su desarrollo y progreso.

ha participado hoy en el encuentro-coloquio organizado por la , , Profesionales y Empresarias (FEDEPE), una organización dedicada desde hace 30 años a dar visibilidad y poner de manifiesto el papel de la mujer en la sociedad.

SECTOR AGROALIMENTARIO

En su intervención, García Tejerina ha recalcado la relevancia del sector agroalimentario para la economía española que, a su vez, hace de España una potencia alimentaria de orden mundial, como suministradora de alimentos saludables a las poblaciones de cada vez más países. Además, la Ministra ha asegurado que el sector agroalimentario juega un papel determinante en la ordenación del territorio, ya que se trata de un sector distribuido por toda la geografía nacional.

Para la García Tejerina, se trata de un sector que ha desempeñado un papel fundamental en la recuperación económica y constituye uno de los activos más importantes de la Marca España. En concreto, aporta cerca del 11% del PIB nacional y genera más de 2,4 millones de empleos.

A este respecto, la Ministra ha puesto el acento en el papel productor y abastecedor de España, a nivel mundial, de productos mediterráneos (aceite de oliva, vino, cítricos, frutas y hortalizas), además de carne de porcino. Se trata de productos cuya calidad está refrendada por , mediante el reconocimiento de figuras como las Denominaciones de Origen.

Asimismo, García Tejerina ha señalado que España sitúa la cuarta parte de la producción agroalimentaria en los mercados internacionales, con exportaciones que han superado los 46.000 millones de euros, en 2016, y un saldo comercial positivo de más de 11.000 millones de euros. Así, España es el octavo país del mundo como exportador de productos agroalimentarios y el cuarto de la UE.

En este contexto, la Ministra ha asegurado que el Ministerio trabaja para lograr que esta actividad sea más atractiva económicamente y goce de un mejor reconocimiento social. Se trata de promover una distribución de beneficios de la cadena alimentaria en proporción al valor que añade cada eslabón.

En este sentido, García Tejerina ha recordado los esfuerzos desplegados por el Gobierno para traer a España 47.000 millones de euros de ayudas comunitarias para el sector agroalimentario, para el periodo 2014-2020. También ha apuntado que se negoció una Política Pesquera Común acorde a las necesidades de España, gracias al cumplimiento de nuestros compromisos, lo que se ha traducido en una mejora de las posibilidades de pesca y de comercialización.

En el ámbito nacional, la Ministra ha puesto en valor iniciativas como la Ley de mejora de la cadena alimentaria, una norma pionera en la Unión Europea destinada a mejorar el equilibrio y la transparencia en las relaciones comerciales entre los operadores de la cadena. Al mismo tiempo, se han impulsado medidas para promover la innovación, la internacionalización del sector, y los seguros agrarios.

MEDIO AMBIENTE

En este ámbito, García Tejerina ha afirmado que una de las principales líneas de trabajo de su Departamento es concienciar sobre la importancia que tiene para los ciudadanos un mejor medio ambiente y de la necesidad de su implicación para lograrlo. Todo ello con el objetivo de impulsar políticas realistas, constructivas y eficaces.

De esta forma, la Ministra ha apuntado las principales líneas de actuación desarrolladas por el Gobierno, como la Ley de Evaluación Ambiental, los Planes Hidrológicos, las medidas para mejorar la calidad del aire, la ordenación de los procesos generadores de residuos perjudiciales para el medio ambiente, las normas de protección de ecosistemas de alto valor y el impulso de medidas para luchar contra el cambio climático.

De cara al futuro, García Tejerina se ha referido al inicio de un proceso político, inclusivo y participativo, para plantear un gran Pacto Nacional del Agua, basado en el consenso. El Ministerio también centrará su atención en la mejora de la calidad del aire, y desarrollará una Estrategia de Economía Circular española para la reducción de la generación de residuos y la preparación para su reutilización.

De igual forma, se impulsará el emprendimiento y la generación de empleo verde, además de diversas iniciativas como la ampliación de la Red de Parques, el incremento de la protección de nuestros mares y otras medidas para la conservación de la flora y la fauna.

ha mencionado las actuaciones previstas para dar cumplimiento a los compromisos adquiridos en el Acuerdo de , donde destaca el impulso de una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, a través de un proceso abierto y participativo.

PAPEL DE LAS MUJERES

Por otra parte, García Tejerina ha calificado de “trascendental” el papel que juegan las mujeres en los ámbitos de la alimentación y el medio ambiente. De hecho, la Ministra entiende que el sector agroalimentario correría peligro sin la presencia de las mujeres.

Por eso, García Tejerina entiende que trabajar para mejorar las rentas de agricultores, ganaderos y pescadores significa mejorar el bienestar de las mujeres del medio rural.

Además, el Ministerio dedica una atención particular a los programas de promoción y formación para el fomento del empleo. Se trata, ha añadido, de favorecer que las mujeres desplieguen su talento y hacer realidad el potencial diverso que contiene el ámbito rural. Como ejemplo, la Ministra ha citado el caso de las emprendedoras que están al frente de explotaciones modernas e innovadoras, pymes agroalimentarias o empresas de turismo rural.

Por último, García Tejerina se ha mostrado convencida de que las mujeres del medio rural tienen mucho que aportar para asegurar su futuro, el de sus familias y el de sus pueblos.